La crítica despiadada

Por: | 30 de abril de 2008

Las cartas que Octavio Paz escribió a Tomás Segovia entre 1957 y 1985, y que ahora ha publicado Fondo de Cultura Económica, tocan muchas cuestiones y revelan la multitud de registros que puede darse en la relación entre dos hombres. Muestran el trato entre un maestro y su discípulo, las complicidades y proyectos de dos amigos, el ruido que existe entre el poeta ya consagrado y el que todavía está de camino, hablan del escritor colocado en el vertiginoso centro en el que se agitan las ambiciones de literatos y artistas y del que se ha situado voluntariamente en los márgenes. Son cartas en las que abundan las reflexiones sobre la historia y la política, sobre el poder, sobre el amor, sobre la poesía, sobre la condición del hombre. Hay ternura y generosidad, y hay reproches y tristeza. Hay belleza, y mucha: como cuando Octavio Paz describe un gran aguacero en Nueva Delhi. “Somos permanentes huérfanos en busca de reconocimiento”, le dice el autor de El laberinto de la soledad a su amigo Segovia. En muchas de las cartas aparece un apasionante proyecto que comparten: fundar una revista. Terminó por llamarse Plural, y existió entre 1971 y 1976.

Muchas de las cartas que se publican de las que se escribieron algunos célebres escritores tienen un punto de excesivo narcisismo que a veces repele. Parecen escritas para la galería. No ocurre tal cosa con éstas: hay una urgencia en el trato, una sinceridad a ratos descarnada y un afán de comunicación que impiden cualquier afán de coquetería con la posteridad. El oficio del poeta es seguramente su gran tema. Un tema que son muchos temas: qué decir, cómo decirlo, cómo hacerlo llegar a los demás, cómo tratar con el mundo, cómo definirse frente a él, cómo influir. México está también ahí como una gran obsesión.

En esas coordenadas se inscribe el proyecto de hacer una revista. “No basta oír a los otros, es necesaria una crítica despiadada de nosotros mismos”, le escribe Paz a Segovia en 1966. Un año antes le había explicado, refiriéndose al proyecto: “Una literatura es un sistema de circulación espiritual, un flujo y reflujo de influencias —una sensibilidad y una crítica. No tanto un público —consumidor pasivo— como una respuesta. Lo malo no es que los lectores hispanoamericanos sean pocos —aunque eso sea lamentable— sino que sean pasivos”.

Resultan fascinantes las reflexiones que Paz pone en marcha al hablar de lo que sería Plural. Tan fascinantes que uno se pregunta si, en estos tiempos, hay detrás de las iniciativas que se ponen en marcha algo semejante. Ideas, concepto, proyecto, visión política, pasión, compromiso con tu propio tiempo, con tu gente. En 1975, cuando los amigos están ya más distanciados, Paz le recuerda a Segovia que Plural nació para hacer una crítica seria de la Mentira (el PRI) y extender esa crítica al Dogma (marxista). ¿Qué mentira y qué dogma habría que cuestionar hoy? ¿Y hay alguien ahí que quiera hacer una crítica despiadada de nosotros mismos, de la mentira de una democracia bobalicona y de una globalidad desnortada y del dogma del espectáculo y el mercado?

Hay 4 Comentarios

Hoy he descubierto tu blog en El Pais y me siento gratamente sorprendida de que todavia existan ventanas (hechas por gente como tu), que nos den la oportunidad de mirar hacia un mundo creador que afortunadamente nos queda como herencia socio-historico-cultural, para que la revivamos cada vez que reflexionamos sobre ella o simplemente cuando la disfrutamos. Es este blog un oasis efimero en el desierto intelecto-cultural mediatico? Espero que no. Enhorabuena.

En cuanto a su comentario de ayer, "La lentitud de la larga batalla" me viene a la memoria , todo esa gente que se mofa de las manifestaciones del día de hoy 1º de Mayo, yo les he oído . Y sin embargo a mí se me ponen los pelos de punta cuando los oigo en mi calle y los veo en la tv, con sus banderas, contentos. Gracias a ellos, y a gente como esta, que se manifiesta en democracia como si fueran de fiesta, hoy hay vacaciones, hay pagas extras, hay paro, las mujeres votamos, etc... así que la batalla está ganada y sigue quedando mucho por hacer.

En este día del trabajador, me ha gustado oir su reflexión sobre el dialogo epistolar entre Paz y Segovia , qué maravilla si ahora encontraramos gente con ideas, pasión, visión política, visión social... etc... yo me apunto a cualquier proyecto que tenga esas premisas, sea un periodico , un revista o una tertulia... en fin... letras mañaneras de un día de ocio. Voy a empezar a frecuentar este blog, aunque soy seguidora del de Juan Cruz, me interesa todo lo que escribes. Felicidades

Les paso la dirección de este BLOG … la mayoría ya lo ha visitado, para quienes aun no lo vieron, es de los más recomendados … muy bueno el diseño, la info muy confiable y actualizado. Pasales a tus contactos el link de este BLOG … http://nutri-notas.blogspot.com/ Míralo y vas a saber de qué hablamos ¡!

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

TrackBack

URL del Trackback para esta entrada:
https://www.typepad.com/services/trackback/6a00d8341bfb1653ef00e5521c21b88834

Listed below are links to weblogs that reference La crítica despiadada:

El rincón del distraído

Sobre el blog

El rincón del distraído es un blog cultural que quiere contar lo que pasa un poco más allá o un poco antes de lo que es estrictamente noticiable. Quiere acercarse a lo que ocurre en la cultura con el espíritu y la pasión del viajero que descubre nuevos mundos y que, sorprendido e inquieto, intenta dar cuenta de ellos.

Sobre el autor

José Andrés Rojo

(La Paz, Bolivia, 1958) entró en El PAÍS en 1992 en Babelia. Entre 1997 y 2001 fue coordinador de sus páginas de libros y entre 2001 y 2006 ha sido jefe de la sección de Cultura del diario. Licenciado en Sociología, su último libro publicado es Vicente Rojo. Retrato de un general republicano (Tusquets, 2006), XVIII Premio Comillas. Correo: @elpais.es.

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal