Enamorados del dinero

Por: | 20 de mayo de 2008

“En Rusia reconocieron muy pronto que en el pasado y en el presente rusos no hay nada original. El lugar histórico de Rusia, por tanto, sólo puede ser el futuro: Rusia no es una realidad devenida históricamente, sino un proyecto, una promesa, un nuevo comienzo. Rusia es algo que no está allí aún”, cuenta Boris Groys, un caballero que nació en Berlín Oriental en 1947 y que, antes de cumplir los veinte años, se trasladó a la antigua Leningrado a estudiar matemáticas y filosofía. Vivió allí y en Moscú, trabajando como investigador, hasta 1981. Entonces salió de regreso a Alemania. Sabe por tanto de lo que habla. Y dice: “La Rusia de hoy —al menos en su propia imaginación— se ha vuelto más capitalista que el capitalismo occidental”.

Boris Groys estuvo próximo en Rusia a un grupo de artistas y escritores que trabajaban al margen de los criterios de la cultura oficial y sobre los que más adelante se ocupó en un ensayo: Ilia Kabakov, Vitali Homar, Alexander Melamid, Vladimir Sorokin, Dimitri Prigov. Ha escrito varios libros, pero sólo uno de ellos se ha publicado en España: Sobre lo nuevo (PreTextos). Como comisario de exposiciones, ha montado muestras de Guy Debord, Andy Warhol, Tracy Moffatt y Gary Hillberg, Derek Jarman…

La editorial Katz ha publicado hace poco Política de la inmortalidad (traducción de Graciela Calderón), un pequeño volumen que reúne cuatro conversaciones que Thomas Knoefel sostuvo con Boris Groys entre 1997 y 2000. Hablan allí de todo, siempre con una vocación filosófica, pero con unas maneras, y unos términos, que agradece el profano. Groys reconoce en Kierkegaard, Husserl y Wittgenstein a sus grandes maestros, habla de la filosofía como de una competencia con los muertos (hablar con ellos, habitar con sus interrogantes y sus respuestas), desentraña el concepto de identidad (“Todas las imágenes producidas por mí son imágenes de mí mismo, me cubren, me ocultan. Pero lo que ocultan no es una imagen ‘verdadera’, sino una pura ausencia de imagen”, explica), trata del fracaso y la banalidad, reflexiona sobre el lugar de los artistas y el arte y los museos, analiza el momento actual de la cultura y, entre otras muchas cuestiones, comenta del comunismo y el capitalismo y las cosas de Rusia.

Cuán lejano y remoto resulta ya el que fuera uno de los imperios que batallaron en la guerra fría. Cuando se ha desinflado el comunismo y la Unión Soviética ha desaparecido, Boris Groys nos devuelve ese mundo de una manera diferente. Es sorprendente la frescura de sus ideas, su radical pesimismo que tiene algo de optimista, su propia terminología (seguramente no sean más que nuevas palabras para hablar de lo siempre, pero eso ya es bastante), su manera de dar cuenta del carácter ruinoso de su oficio en estos tiempos en que manda la cultura de masas. Merece la pena escucharlo. Y cuando uno ve en la prensa las extravagancias del multimillonario Roman Abramóvich, por Groys ya sabemos que la Rusia de hoy está enamorada del dinero: “Rusia vive en estos momentos un romanticismo del capitalismo”.

Hay 1 Comentarios

http://www.youtube.com/watch?v=CgwiIVmKiWk

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

TrackBack

URL del Trackback para esta entrada:
https://www.typepad.com/services/trackback/6a00d8341bfb1653ef00e5525de8398834

Listed below are links to weblogs that reference Enamorados del dinero:

El rincón del distraído

Sobre el blog

El rincón del distraído es un blog cultural que quiere contar lo que pasa un poco más allá o un poco antes de lo que es estrictamente noticiable. Quiere acercarse a lo que ocurre en la cultura con el espíritu y la pasión del viajero que descubre nuevos mundos y que, sorprendido e inquieto, intenta dar cuenta de ellos.

Sobre el autor

José Andrés Rojo

(La Paz, Bolivia, 1958) entró en El PAÍS en 1992 en Babelia. Entre 1997 y 2001 fue coordinador de sus páginas de libros y entre 2001 y 2006 ha sido jefe de la sección de Cultura del diario. Licenciado en Sociología, su último libro publicado es Vicente Rojo. Retrato de un general republicano (Tusquets, 2006), XVIII Premio Comillas. Correo: @elpais.es.

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal