“La muerte es la madre de la belleza”

Por: | 03 de julio de 2008

Esas palabras forman parte de un poema de Wallace Stevens. Del poema favorito de la madre de la narradora de Fun Home. Una familia tragicómica (Mondadori, traducción de Rocío de la Maya), de Alison Bechdel, una novela gráfica aparecida hace unos meses y de la que se dice, en la contraportada, que ha sido seleccionada por The New York Times “como uno de los 100 mejores libros del año” (el 2006). Cuenta la historia de una peculiar familia estadounidense y cubre unos cuantos años que van de finales de los sesenta a principios de los setenta. El núcleo central es la muerte del padre, pero de lo que se está hablando en realidad es de la complicación de vivir ocultando los propios deseos, disimulándolos, mandándolos al cuarto trastero donde se guardan las cosas que de verdad nos importan.

De Alison Bechdel (Pennsylvania, 1960) se dice que es, desde que publicó su primera tira cómica en 1983,  una “institución contracultural”, y se cita la opinión de una revista, Comics Journal, que sostiene que su arte “destila los placeres de Friends y The Nation; reconocemos nuestro mundo en ella, con sus penas y alegrías”. Doy estas referencias porque el  mundo de la novela gráfica me resulta totalmente ajeno y seguramente me hubiera perdido esta historia si un compañero del periódico (Javier Rodríguez Marcos) no me la hubiera recomendado con insistencia.

La muerte es la madre de la belleza, eso decía Wallace Stevens, y lo que cuenta Alison Bechdel es la muerte (¿el suicidio?) de su padre, un profesor de inglés que es a la vez un apasionado de la jardinería y de las antigüedades y al que se nos presenta, al comienzo del libro, en la titánica labor de reformar la casa victoriana en la que viven en Beech Creek, y en la que está localizada la funeraria de la que también se ocupan. La muerte es, pues, una presencia próxima, habitual: “me sorprendió el amasijo de sus genitales”, cuenta la joven narradora al referirse a una vez en que irrumpió allí donde su padre trabajaba adecentando el cadáver de un tipo barbudo y corpulento.

Hay mucha sencillez en los dibujos de Alison Bechdel, y también son sencillos, y directos, los textos que Alison_bechdelacompañan (o es al revés) a las ilustraciones. “Era como si mis padres se sintieran casi avergonzados de su propio matrimonio”, dice la narradora. Cuenta también que la suya podría ser una familia de autistas, cada uno en lo suyo, absorbidos en sus respectivas soledades. Poco a poco se revelan algunos secretos (la homosexualidad del padre) y Alison descubre que es lesbiana. Como quien va leyendo la película de una vida, pasan ahí las cosas. Una excursión, un viaje, la rutina cotidiana, las lecturas (“Si alguna vez ha habido un marica mayor que mi padre, ese fue Marcel Proust”), las peleas domésticas, los apuntes en un diario, y de pronto pasa un camión y arrolla al padre…

Hay 4 Comentarios

darme ganas de leer un comic sólo lo podía hacer Ud

Le sourire persuasif de la modernité.

Ici il y a une
grande couleur qui
me prend doucement
dans l'aube de
mes rêves, comme
une frele harmonie
qui rappelle la jeunesse;
et quand le vent
disparaît en donnant
cette poésie, là-bas,
dans mon coeur,
un sourire corporel
invente la tempête.

Francesco Sinibaldi

Una persona sugirió que tenías pocos comentaristas, comparativamente con otros bloggers y que eras buen escritor.
Supongo que te había confundido con un tal Alex Rojo que dejaba pesados ladrillos en el blog de Azúa.
Saludos y en efecto, la familia Prisa es tragicómica.

Lu.

…/…
¿Qué es la divinidad si sólo acude
En sigilosas sombras y en el sueño?
…/…
Wallace Stevens, “Mañana de domingo”

Ocultar, disimular es dejar de ser humano para ser dios—y así ser humano, intentando transcender—; pero qué es más complejo: ¿ser hombre o ser dios?

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

TrackBack

URL del Trackback para esta entrada:
https://www.typepad.com/services/trackback/6a00d8341bfb1653ef00e5538437a88833

Listed below are links to weblogs that reference “La muerte es la madre de la belleza”:

El rincón del distraído

Sobre el blog

El rincón del distraído es un blog cultural que quiere contar lo que pasa un poco más allá o un poco antes de lo que es estrictamente noticiable. Quiere acercarse a lo que ocurre en la cultura con el espíritu y la pasión del viajero que descubre nuevos mundos y que, sorprendido e inquieto, intenta dar cuenta de ellos.

Sobre el autor

José Andrés Rojo

(La Paz, Bolivia, 1958) entró en El PAÍS en 1992 en Babelia. Entre 1997 y 2001 fue coordinador de sus páginas de libros y entre 2001 y 2006 ha sido jefe de la sección de Cultura del diario. Licenciado en Sociología, su último libro publicado es Vicente Rojo. Retrato de un general republicano (Tusquets, 2006), XVIII Premio Comillas. Correo: @elpais.es.

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal