‘Revolution’

Por: | 11 de agosto de 2008

En 1968 los Beatles se fueron a la India a meditar con el Maharishi Mahesh Yogi, en Rishikesh, ahí al pie del Himalaya. Eran tiempos de arrebatos espirituales. Fue un montón de gente. Estaba, por ejemplo, Prudence, la hermana de Mia Farrow. “Quería encontrar a Dios antes que nadie”, cuenta John Lennon en The Beatles. Antología (Ediciones B), y se había encerrado en una cabaña de la que no salió en tres semanas. Tenía un ataque de pánico, estaba ida. “Querida Prudence, ¿no quieres salir a jugar?”, le preguntaba Lennon en la canción que le escribió. Y le pedía que abriera los ojos, que mirara el cielo despejado, azul, radiante. Los pájaros cantaban en aquella remota zona. En este lado del mundo, los ánimos no estaban con esas vainas. Los jóvenes querían hacer la revolución.

Del mismo modo que Lennon no dudo en enredarse para escribirle Dear Prudence a aquella jovencita que quería alcanzar cuanto antes el estado cósmico, tampoco se complicó mucho la vida para componer Revolution. “Dices que quieres una revolución / bueno, ya sabes / todos queremos cambiar el mundo”. Así empezaba. “Eso les decía siempre a Jerry Rubin y Abbie Hoffman. No contéis conmigo si la cosa va de violencia”, explicaba Lennon en aquellos días.

El caso es que los Beatles estuvieron con el Maharishi. Ringo se volvió rápido porque le sentaba mal la The_beatles_white_album comida india y a su mujer le molestaban las moscas. Poco a poco regresaron todos y, salvo George, bastante desencantados con el gurú. En Sexy Sadie, Lennon lo acusaba de estar volviendo bobo al personal. Pero algo salió bien de todo aquello: los Beatles llegaron con tantas canciones nuevas que su nuevo disco, The White Album, fue doble. Un año antes habían publicado el Sgt. Peppers Lonely Heart’s Club Band y habían sacudido las entrañas de la música pop. El listón estaba muy alto. “El Sgt. Peper se convirtió en el álbum de la década”, contaba Ringo Starr. Y añadía, “pero creo que el álbum blanco es mejor”.

Paul Mc Cartney expresaba a berridos en una canción una profunda duda: “¿Por qué no lo hicimos en la carretera?”, y observaba: “Nadie nos hubiera mirado”. Acaso fuera más oportuno (y urgente) responder a esa pregunta, y no tanto sumergirse en los laberintos espirituales o responder a las exigencias revolucionarias. Pero había de todo, y mucho bueno, en The White Album. El mundo cambiaba, los jóvenes exigían la revolución. “Yo os diré qué anda mal”, comentó Lennon. “La gente. ¿Queréis destruirlos? ¿Sin compasión? Hasta que vosotros y nosotros no hayamos cambiado de mentalidad, no habrá nada que hacer”.         

Hay 1 Comentarios

Con diez años no se piensa ni en cambiar el mundo ni en cualquier otro tipo de revolución y en 1968 a los del piso de abajo nos entretenían con la tararara, la jota aragonesa y la leche en polvo americana .
Pero en 1970 todo cambió . Dos años no son nada en la vida de una persona pero en música pueden pasar.. . Mira cosas como que un " The long and winding road" con un Paul con barbita y un Georges señalando con el dedito llamaran la atención de una nena con rubias trenzas . Sin entender mucho de lo que aquellos tipos cantaban lo que más le llamó la atención era la música y se quedaba como extasiada mirando el giro de aquel viejo tocadiscos . Y de lejos vinieron el " Hey Jude The Beatles revolution " o el "The Beatles I Am the walrus HELLO, GOODBYE " o "The Beatles The Lady Madonna " o" GET BACK" .... y la niña no supo si el mundo cambió, pero aquello la enganchó.

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

TrackBack

URL del Trackback para esta entrada:
https://www.typepad.com/services/trackback/6a00d8341bfb1653ef00e553dd4b6c8833

Listed below are links to weblogs that reference ‘Revolution’:

El rincón del distraído

Sobre el blog

El rincón del distraído es un blog cultural que quiere contar lo que pasa un poco más allá o un poco antes de lo que es estrictamente noticiable. Quiere acercarse a lo que ocurre en la cultura con el espíritu y la pasión del viajero que descubre nuevos mundos y que, sorprendido e inquieto, intenta dar cuenta de ellos.

Sobre el autor

José Andrés Rojo

(La Paz, Bolivia, 1958) entró en El PAÍS en 1992 en Babelia. Entre 1997 y 2001 fue coordinador de sus páginas de libros y entre 2001 y 2006 ha sido jefe de la sección de Cultura del diario. Licenciado en Sociología, su último libro publicado es Vicente Rojo. Retrato de un general republicano (Tusquets, 2006), XVIII Premio Comillas. Correo: @elpais.es.

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal