Patriotismo y religión

Por: | 22 de octubre de 2008

God & Gun. Apuntes de polemología (Destino), la última entrega de Rafael Sánchez Ferlosio, está dividido en nueve libros. Cada uno de ellos, a su vez, está compuesto por diferentes entradas, todas ellas numeradas, del 1 al 59. En uno de estos fragmentos, menos de quince páginas, cuenta de refilón la historia de los patinadores de El Bosco. En otro, no llega a diez páginas, alude a la tesis de Walter Benjamin sobre la filosofía de la Historia en la que se refiere al ángel que pintó Paul Klee. Cada recodo del camino, cada una de las tentativas que despliega para cercar y analizar y desmontar la materia que lo ocupa, cada excusa y broma, cada una de las historias que recoge, todo, está orientado a entender y analizar esa explosiva mezcla que resumen las dos palabras de su título, Dios y las armas. Ferlosio se va muy lejos (al remoto pueblo de Israel, a Roma, a la Edad Media), pero todo el rato está señalando el presente. Un presente de guerras y bombas y lleno de víctimas.

Ferlosio (la foto es de Uly Martín) escribe ya casi al final, como de pasada: "Por mi parte, siempre he Ferlosio_2 comentado cómo se equivocaba aquel personaje de Dostoievski que decía: 'Si Dios no existe, todo está permitido'. Es cuando hay Dios cuando todo está permitido. Así que nadie tan ferozmente peligroso como el justo, cargado de razón". Todas las páginas anteriores ha ido contando lo que pasó para que se produjera ese prodigio: que Dios se convirtiera en la excusa y la justificación y el argumento de la destrucción y el horror. Y los hombres, gracias a ello, tan contentos. Tan encantados de haberse conocido al esgrimir la bandera de Dios como la firma que da lustre a su dominación.

El Quijote. Las guerras púnicas. La batalla de Lepanto. El rey Favila con el oso. Calcas y Agamenón, en un episodio de la Ilíada. Una frase: “El potro que ha de ir a la guerra ni lo come el lobo ni lo aborta la yegua”. El arrojo de Carnéades cuando pregunta: “¿Puede el conquistador ser justo?”. Frases hechas como “un merecido descanso”, “una sana alegría”, “un honesto esparcimiento”. Las historias de Abraham y de Job. La Batalla de Siffín… No hago más que una arbitraria relación de momentos en los que se detiene el libro, y los explora y les saca punta. De pronto irrumpe Humpty Dumpty y afirma: “No importa el significado de las palabras, lo que importa es saber quién manda”.

El humor de Ferlosio recorre todo el libro de manera subterránea y su escritura, que no hace concesiones, va taladrando con extrema lucidez todo el follaje de razones tras las que se ocultan algunas incómodas verdades. Como ésta: "La moral y la virtud son la coartada de los que quieren cargarse de razón para legitimar su derecho de mantener el pie sobre la cerviz de los vencidos". Al final, lo que Ferlosio está contando no es sino la asombrada (e iracunda) perplejidad de un hombre que observa lo que está pasando, lo que sigue pasando, y se pregunta: "¿No era demasiado ambicioso pretender que los bombardeos cargados de bombas fuesen al mismo tiempo recibidos como cargados de razón?".

Hay 12 Comentarios

Interesante esntrada en un no menos interesante blog que acabo de descubrir. Habrá que seguirlo más a menudo.

Os invito también a visitar mi blog, contando mis peripecias en busca de poder publicar mi primera novela.

vivenciasdeunescritornovel.blogspot.com

Gracias y un saludo

Desde que leí a mis 20 añitos Alfanhui, y después Jarama, he seguido las letras de este caballero que me ha ido regalando, con sus reflexiones, un poco de sensatez y sabiduría. Ese placer esforzado que ha significado su lectura, siempre ha sido una balanza inclinada a mi favor; yo recibía muchisimo más de lo que pagaba.
Muchas gracias D. Rafael.

J'existe, quand la mort disparaît.....

Les premières
lueurs du matin
me donnent
un sourire désolé,
l'eau des couleurs
et une blanche
émotion où la
neige me rappelle:
j'existe, quand
la mort disparaît.....

Francesco Sinibaldi

La verdad es que en tiempos de crisis el mas listo es el que menos marrones se come, eso esta claro.

Me quedo con el gato de Cheshire, el más listo de todos.El primero que desaparece cuando la cosa se pone fea.
Su ambiguedad es su mejor arma para sobrevivir bajo el reinado de una déspota, de un cacique o de un dictador.
La sinceridad juega malas pasadas.

No importa lo que significan las palabras. Lo que importa es quién manda...Aunque tanta gente lo sitúa en ALICIA EN EL PAIS DE LAS MARAVILLAS, el texto es de ALICIA A TRAVÉS DEL ESPEJ0, y ha pasado a ser recomendación impagable para comprender la política en la época de los discursos a las multitudes. Poco lo suponía aquel matemático enamorado de Alicia Lydell, que realizó fotografías de aquella adolescente que llegan a turbar por la atmósfera de deseo que densifica el entorno de la muchacha, alejada de la inocencia por la mirada del observador.

Las palabras y quien manda. Las razones y las coartadas. Las grandes causas y los héroes amaestrados. La línea de la historia, la línea del progreso. Los ojos de Benjamin achicándose tras los cristales, contemplando cómo atruenan los sueños de la razón en marcha, y tomando la decisión de retirarse a la oscuridad. Mejor un gesto, no más palabras, si lo que importa es sólo quién manda.

I
Con que arrogancia
escenifican la amenaza
mivilizando un ejército
de miradas y oenegizando
el capital humanitario:
nuevas armas de guerra
y acomodaticio pesar
por las desgracias ajenas,
mientras las propias se cubren
de aquiescencia y costumbre.

II
Sobre ciudades y pueblos
su tecnología despliegan,
proyectando en el cielo
el brillo de su "conquista"
y colocando entre bastidores
la sangre y podredumbre
de su mortifera estela.
Allí donde las víctimas
de un nuevo experimento
se acumulan como desechos.

III
Los artífices de la distorsión
con su bocerío mediatico
proporcionan las escenas
que avivan la propaganda:
esa litúrgica banalidad
de la vana democratización
que en la complacencia y el miedo
sume a los hombres atenazados
por la ilusoria contraposición
de miseria y progreso.

IV
Así crecen las audiencias
deslumbradas por la hoguera
que las reduce a sombras,
así siguen las matanzas
y devastaciones mientras,
con obscena normalidad,
fluyen las imágenes
y se diluye la tragedia
en un tiempo vacío,
en un espacio sin relación.

Hace unos años estaba dando una vuelta cerca de Burgos. Entre a una pqueña iglesia , la puerta estaba abierta, allíhabía una señora limpiando unas sillas.
Estaba muy contenta, hacía poco que la habían restaurado.
Durante la guerra....
Yo pensé que iba decir que la destrozaron los rojos, lo típico, pero no fue así.
Durante la guerra fue utilizada como deposito de bombas de los nacionales, bombas de avión que lanzaban los aviones de Hitler.
Pensé por unos momentos:
" Póbre Dios "

Interesante artñiculo e interesante blog. Me resulta increíble que alguien pueda escribir nueve libros, y que además traten de temas tan densos, desde luego una puesta segura para regalar en Navidad.

Interesante artñiculo e interesante blog. Me resulta increíble que alguien pueda escribir nueve libros, y que además traten de temas tan densos, desde luego una puesta segura para regalar en Navidad.

Interesante artñiculo e interesante blog. Me resulta increíble que alguien pueda escribir nueve libros, y que además traten de temas tan densos, desde luego una puesta segura para regalar en Navidad.

Tras la muerte de Dios dictada por Nietzsche, la Wehrmacht llevaba en las hebillas de sus cinturones: "Gott mit uns". Dios con nosotros. Sin embargo, creo que la realidad consiste en la desaparición de algo superior a una forma de racionalismo que acaba en lo que un alarmado Weber llamaba razón instrumental frente a la Wertvernunft (la razón de valor). Sin caer en la forma en que Maeztu atacaba al humanismo en 1916, considerando que la pérdida de ese principio sobrehumano había acabado por cerrar la vía a la moral, dejando paso libre a la técnica, lo que puede considerarse es la deificación de los principios, eso que Steiner llamaba la Nostalgia del Absoluto. Esos nuevos dioses, encarnados en el sacerdocio de una colérica casta de vanguardistas amaestrando al pueblo, han hecho posible que todo esté permitido. Incluso ser dios para considerar qué ser humano no merece tal nombre. Ser historia para decidir qué ser humano es un obstáculo al progreso. Ser razón para decidir que ser humano es un fragmento absurdo y liquidable.

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

TrackBack

URL del Trackback para esta entrada:
https://www.typepad.com/services/trackback/6a00d8341bfb1653ef010535a6455d970b

Listed below are links to weblogs that reference Patriotismo y religión:

El rincón del distraído

Sobre el blog

El rincón del distraído es un blog cultural que quiere contar lo que pasa un poco más allá o un poco antes de lo que es estrictamente noticiable. Quiere acercarse a lo que ocurre en la cultura con el espíritu y la pasión del viajero que descubre nuevos mundos y que, sorprendido e inquieto, intenta dar cuenta de ellos.

Sobre el autor

José Andrés Rojo

(La Paz, Bolivia, 1958) entró en El PAÍS en 1992 en Babelia. Entre 1997 y 2001 fue coordinador de sus páginas de libros y entre 2001 y 2006 ha sido jefe de la sección de Cultura del diario. Licenciado en Sociología, su último libro publicado es Vicente Rojo. Retrato de un general republicano (Tusquets, 2006), XVIII Premio Comillas. Correo: @elpais.es.

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal