Seis personajes y la traición

Por: | 16 de septiembre de 2009

El libro de Javier Cercas sobre el golpe de Estado del 23-F puede leerse como un capítulo más de la larga bibliografía sobre la Guerra Civil. Lo que entonces pasa a primer plano como gran tema es el de la traición. Y otra cuestión más: lo que Anatomía de un instante (Mondadori) hace es llevar la crisis política más grave que ha padecido España en los últimos años al ámbito familiar. Cuando ocurre algo verdaderamente importante en el espacio público siempre tiene una traducción en el ámbito privado. Así que Cercas vuelve al golpe para retomar una vieja conversación pendiente con su padre. Y seguramente es el de la traición uno de los poco temas en los que un padre y un hijo tienen algo que decirse. Al fin y al cabo, sin la hipótesis de algún tipo de lealtad (a los valores, a los afectos, a la memoria), por ligera y superflua que sea, la familia carece de todo sentido. No existe como tal.

Javier cercas cristobal manuel 
Lo que hace una Guerra Civil es encender la mecha para que en el ámbito íntimo explote la dinamita que el tiempo ha ido acumulando allí sin que nadie se hubiera cerciorado del polvorín sobre el que sostienen las relaciones familiares. No sólo es que, en algunos casos, el hermano tuviera que enfrentarse al hermano en trincheras distintas, o el padre al hijo, es que, incluso haciendo piña, era la lucha contra el enemigo común lo que garantizaba la complicidad mutua. Cercas (la foto es de Cristóbal Manuel) reconstruye el escenario del Congreso tomado por los hombres de Tejero y mueve los hilos para representar allí una pieza cuyo argumento central podría resumirse con estas palabras: "…traicionaron su lealtad a un error para construir su lealtad a un acierto: traicionaron a los suyos para no traicionarse a sí mismos; traicionaron el pasado para no traicionar el presente". Cercas se está refiriendo a Adolfo Suárez, Manuel Gutiérrez Mellado y Santiago Carrillo. Pero en realidad está vaciando sobre las alfombras de cada hogar los conflictos que viven unos personajes públicos.

El libro de Cercas lleva ya tiempo y ha desencadenado reacciones muy diversas. Algunas veces se le ha criticado porque no aporta nada nuevo. Otras veces se ha elogiado su capacidad de síntesis. Casi siempre son los propios hechos del 23-F los que se manejan como argumento central de las disputas, sean a favor o sean en contra. Y es verdad que es un libro sobre el golpe. Pero es en la elección del lugar desde el que se vuelve sobre aquel episodio donde la propuesta de Cercas resulta fértil, y rica en significados y apasionante. Y ése lugar es el de los personajes. Tres de ellos traicionan, los ya citados. Los otros tres, en cambio, quieren ser fieles, radicalmente fieles, desmesuradamente fieles: Tejero, Milans, Armada. Luego está el ruido del CESID y el de los manejos de los hombres de Cortina. Más allá del drama que se oficia alrededor de la traición y la lealtad, la dura realidad que nada sabe de literatura sigue adelante con sus manejos.

¿Crónica periodística o ensayo histórico? Este tipo de preguntas no suelen tener ningún interés. Viene al caso hacerla sólo porque el propio Cercas cuenta que hizo este libro porque no le salía la novela que quería escribir sobre este asunto. Hay algo en esta observación que resulta fuera de lugar, como si se quisiera dar a entender que eso que se llama no ficción no tuviera la estatura de la ficción para ocuparse de ciertos temas. Cuando lo que se cuenta se empuja hacia ese territorio donde resuenan las viejas cuestiones humanas (la traición, la lealtad) lo que se hace es simplemente literatura. Con las armas del periodismo o de la historia o de la imaginación, buena o mala, pero finalmente literatura.

Hay 3 Comentarios

El libro de Cercas sobre el 23-f sigue el mismo método que su novela sobre la guerra civil: las culpas, al cincuenta por ciento. Una verdadera perversión intelectual pero que deja contentos a franquistas y antifranquistas, y favorece además las ventas masivas.

Parece interesante, una visión distinta y muy intrigante de un acontecimiento histórico sobre todo en lo que se refierer a la relación paterno filial que relatas. Me lo apunto para mis próximas lecturas. Gracias.

Mi relación con mi padre estalló definitivamente después del 11M. No sabría decir quién traicionó más a quién.

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

TrackBack

URL del Trackback para esta entrada:
https://www.typepad.com/services/trackback/6a00d8341bfb1653ef0120a5cb0f2d970c

Listed below are links to weblogs that reference Seis personajes y la traición:

El rincón del distraído

Sobre el blog

El rincón del distraído es un blog cultural que quiere contar lo que pasa un poco más allá o un poco antes de lo que es estrictamente noticiable. Quiere acercarse a lo que ocurre en la cultura con el espíritu y la pasión del viajero que descubre nuevos mundos y que, sorprendido e inquieto, intenta dar cuenta de ellos.

Sobre el autor

José Andrés Rojo

(La Paz, Bolivia, 1958) entró en El PAÍS en 1992 en Babelia. Entre 1997 y 2001 fue coordinador de sus páginas de libros y entre 2001 y 2006 ha sido jefe de la sección de Cultura del diario. Licenciado en Sociología, su último libro publicado es Vicente Rojo. Retrato de un general republicano (Tusquets, 2006), XVIII Premio Comillas. Correo: @elpais.es.

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal