La vida feliz

Por: | 04 de marzo de 2010

A Julius Shulman le gustaba vestir sus imágenes. En la exposición que reúne su trabajo en el Canal de Isabel II, en Madrid, se muestra cómo a la hora de fotografiar por la noche la Case Study House nº 22 (en la imagen), un proyecto de 1960 de Pierre Koenig, decidió incorporar en el salón a dos elegantes damas charlando de manera relajada. Gracias a ese recurso, las líneas austeras de la construcción y sus amplios ventanales y sus sobrios muebles se llenan de vida, pero sobre todo despiertan la imaginación del espectador que descubre ahí una propuesta contundente de lo que, en nuestra época, podría ser una vida feliz. Una vida ligeramente retirada del barullo de la ciudad, que se despliega a los pies de la casa, el lujo contenido de una decoración discreta y, sobre todo, lo que hay allí de invitación al descanso y al placer: una copa de gin tonic al caer la noche en medio de la belleza de un lugar que respira modernidad por los cuatro costados. Ese fue el sueño que encarnó la ciudad de Los Angeles y que Hollywood difundió a lo largo y ancho del mundo entero.

Julius shulmanPor eso, quizá, muchas de las imágenes de Julius Shulman resultan familiares, aún cuando no se hubieran visto hasta entonces. Como si formaran parte del inconsciente del hombre y de la mujer occidental del siglo XX que celebran poder disfrutar de los adelantos tecnológicos que les facilitan el curso de cada día. La casa de Koenig es de 1960, una fecha que resume el tono de una época de esplendor. Seguramente la serie de televisión Mad Men, que se desarrolla durante aquellos años sólo que en Nueva York, es de las que mejor capta lo que estaba ocurriendo: las comodidades que iban conquistándose le allanaban el camino a la mujer para que rompiera con viejas dependencias y conquistara nuevos espacios, al tiempo que una sociedad que había dejado ya definitivamente atrás el clima sórdido de la posguerra parecía ofrecer todas las oportunidades.

Shulman vivió hasta los 98 años y, por tanto, tuvo tiempo para contar las muchas vicisitudes por las que pasaron las viviendas y el urbanismo de Los Angeles en el siglo XX, pero seguramente sus imágenes más poderosas, y las que marcaron su oficio como fotógrafo de arquitectura, son las que corresponden a aquel momento. En Posguerra (Taurus, traducción de Jesús Cuéllar y Victoria E. Gordo del Rey), Tony Judt se refiere a aquel periodo como la era de la opulencia y escribe, tras recordar que se generalizó el uso de "teléfonos, electrodomésticos, televisiones, cámaras de fotos, productos de limpieza, comida envasada, ropa barata y vistosa, coches y accesorios relacionados, etcétera", que "se trataba de la prosperidad y el consumo como modo de vida, del estilo de vida americano. Para los jóvenes, el atractivo de ‘América’ residía en su agresiva contemporaneidad. Como abstracción, representaba lo opuesto al pasado; era grande, próspera y joven".

En buena medida, Shulman fue responsable de materializar todo eso en unas cuantas imágenes. Estaban aquellas elegantes damas, que aparecían en sus salones y dormitorios y cocinas, y también posaron los caballeros triunfadores, vestidos con impecables trajes o de manera informal. La marca era el triunfo; el futuro se abría lleno de posibilidades. En algunos de los jardines, y en algunas fotografías, aparece también alguien que está mirando con prismáticos el lejano ruido de la ciudad desde la atalaya de aquellos lugares privilegiados. Y, seguramente, es posible que la bendición o el precio del éxito sea eso: descubrir que la vida real está en otra parte.  

Hay 5 Comentarios

Je sens une lueur.

Je sens une
lueur passer
avec toi où
le son disparaît
en donnant
l'harmonie de
la fugitive neige,
je chante la
poésie d'une
feuille désolée
comme le souffle
du soleil.

Francesco Sinibaldi

Para Verónica. Mi correo electrónico es:

jarojo@elpais.es

Saludos:

rojo

Poco titular. Esperaba que hablases de Superar el Vértigo.
Bueno, superada la expectativa
sugiero el back hacia la película El manantial basada en la novela de Ayn Rand.
Gracias por el comentario de Federico.

QUIERO SABER CORREO ELECTRONICO PERSONAL DE JOSÉ ANDRÉS ROJO PARA INVITACIÓN HOMENAJE AL DR. ALEJANDRO ROSSI, URGE.

GRACIAS
UNAM

La izquierda de Jaén ha realizado el día seis de marzo del año 2010, un acto de apoyo al magistrado Baltasar Garzón Real al que han asistido millares de personas, y además con las participaciones de Manuel Rivas, Juan Diego, Carlos Jiménez Villarejo, ex Fiscal General Anticorrupción, en el que enviaron un mensaje de solidaridad y apoyo que han suscrito trescientos setenta y dos periodistas, que redactó José Luis Morales y que, por sus conocidas y graves razones de salud, no ha podido estar presente en este desagravio a Baltasar Garzón Real como a él le hubiese gustado, y que, aunque no pudieron leerlo debido a la cantidad de adhesiones, figura ya en las carpetas de solidaridad con el juez perseguido por el Tribunal Supremo y el Consejo General del poder Judicial. Baltasar Garzón Real ha sido imputado por abrir la causa contra los crímenes la Guerra Civil española y de la dictadura franquista. Esta movilización, derivada de la decisión del Tribunal Supremo, tiene un precedente cercano: el homenaje que le tributó el año pasado en su pueblo, Torres, para solidarizarse con él, salpicado y tremendamente perseguido por buena parte de los miembros del Tribunal Supremo y, por ende, del Consejo General del Poder Judicial, desde que Garzón activara la instrucción del caso Gürtel. Colectivos sociales de todas las comunidades, provincias, capitales y pueblos del Estado español preparan nuevos actos como éste de ayer, día seis de marzo, que previsiblemente contará también con presencia de intelectuales, sindicatos, partidos, artistas, deportistas y todo tipo de personas. Ya han constituido una Plataforma General de Apoyo, que coordina todas las actuaciones de las noventa y seis que están ya constituídas para no parar las actuaciones y los actos masivos para apoyar al magistrado que están persiguiendo con inusitada saña desde el Poder Judicial. Entra las últimas adhesiones ya han recibido la de los Premios Nobel Gabriel García Márquez, Dario Fo, Günter Grass, José Saramago, Nadine Gordimer y muchísmos escritores y escritoras, novelistas, catedráticos, jueces, magistrados, abogados, periodistas y un largo etcétera. Desde que la Coordinadora General programe el día del "arranque", todas las manifestaciones y concentraciones van a ser una cadena de actos que pondrá en pie a miles y miles de personas, demócratas auténticos, que se enfrentarán a las cacicadas franquistas que el Supremo y el Consejo están materializando en la sanguinaria persecución contra el magistrado Baltasar Garzón Real. ¡Arde España! Ya están en marcha las manifestaciones en Barcelona, Cádiz, Jaén, Almería, Sevilla, Segovia, Madrid, Lugo, Coruña, Santiago, Gijón, Oviedo, León, Logroño, Burgos, Toledo, Badajoz, Canarias (Las Palmas y Santa Cruz de Tenerife, además de Telde, Santa Cruz de la Palma, Arrecife, Puerto del Rosario, Arucas e Ingenio), Zaragoza, Murcia, Valencia, Alicante, Girona, Zamora, Soria, Ciudad Real, Castellón, Málaga, Puertollano, Valdepeñas, Salamanca, Valladolid, Pamplona, Vitoria y así hasta casi cien manifestaciones preparadas ya que culminarían dentro de unos meses en Madrid, intentado rodear el Tribunal Supremo, Plaza de las Salesas, calle Génova y Castellana. Así es como están las cosas y seguramente volveremos a ver manifestaciones como aquéllas que hicimos a mediados de los setenta para reclamar Libertad, Igualdad, Justicia y Democracia. Esto ya no hay quien lo pare. Abrazos.

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

TrackBack

URL del Trackback para esta entrada:
https://www.typepad.com/services/trackback/6a00d8341bfb1653ef0120a8fadbbf970b

Listed below are links to weblogs that reference La vida feliz:

El rincón del distraído

Sobre el blog

El rincón del distraído es un blog cultural que quiere contar lo que pasa un poco más allá o un poco antes de lo que es estrictamente noticiable. Quiere acercarse a lo que ocurre en la cultura con el espíritu y la pasión del viajero que descubre nuevos mundos y que, sorprendido e inquieto, intenta dar cuenta de ellos.

Sobre el autor

José Andrés Rojo

(La Paz, Bolivia, 1958) entró en El PAÍS en 1992 en Babelia. Entre 1997 y 2001 fue coordinador de sus páginas de libros y entre 2001 y 2006 ha sido jefe de la sección de Cultura del diario. Licenciado en Sociología, su último libro publicado es Vicente Rojo. Retrato de un general republicano (Tusquets, 2006), XVIII Premio Comillas. Correo: @elpais.es.

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal