'W de whisky': Sue Grafton y su gran Kinsey Millhone no se cansan

Por: | 26 de enero de 2015

 

SUE
Sue Grafton en su despacho

Muchas veces hablamos de las series de novela negra que todos, aficionados irredentos incluidos, sabemos que han flaqueado por exceso, por no haber sabido terminar a tiempo. Por eso me quedo de piedra cada vez que cojo un libro de la señora Sue Grafton y veo que sigue con el mismo pulso, el mismo tono engañosamente anodino, la misma fuerza tranquila. W de Whisky (W is for Wasted en el original) editada como siempre en España por Tusquets y traducida por Victoria Ordóñez Diví es la vigésimo tercera entrega de la serie de Kinsey Millhone y en ella nuestra detective de Santa Teresa demuestra que sigue tan fresca.

En esta ocasión, Millhone protagoniza uno de los libros más personales, una historia de muertes cruzadas y asuntos familiares sin resolver. Una pequeña joya casi al final del camino de esa hazaña que supone el abecedario del crimen. Con este post seguimos con las lecturas previas para BCNegra 2015, que ya llega. La serie la iniciamos con Philip Kerr y su Mercado de invierno y nos quedan más: Alexis Ravelo, Antonio Manzini y los que nos dé tiempo a comentar, tantos como el sueño nos permita.

Kinsey Millhone es una detective atípica. Aparentemente tranquila, solitaria y decidida, tiene rasgos de compañeros de profesión puramente clásicos y otros que no sabemos muy bien de dónde salen. De los primeros, el mejor es su empeño por seguir los casos hasta el final, como un Lew Archer pero en femenino y en los ochenta, y hacerse cargo de casos que en principio no le incumben. Cuando encuentran muerto a un vagabundo en el inicio de W de Whisky y el buen hombre lleva un papel en el bolsillo con el nombre de nuestra protagonista todo el tormentón Millhone se desencadena.

A partir de aquí, una acción al ritmo Millhone y al estilo Grafton. Parece que no pasa nada, pero todo avanza imparable. Crees que Millhone es floja, pero se muestra implacable. No sabes a qué viene el caso paralelo del asesinato del feo, tétrico y dudoso detective Pete Wolinski pero no paras de leer hasta que encuentras la conexión.

El mundo de Kinsey ha sufrido cambios. No lleva el Volkswagen escarabajo que le ha acompañado (en realidad fueron dos) durante años, sino un Mustang de coleccionista y más llamativo que el anterior. Sigue rodeada de su casero Henry y su familia de octogenarios o de esa anciana y adorable ogro llamado Rosie, en cuyo restaurante se pueden comer las mejores y más indigestas recetas de Hungría. Sin embargo, el caso saca a la luz aspectos familiares de  nuestra querida Kinsey, huérfana desde los cinco, que ya tuvo algún encontronazo con parte de su familia en D de deuda, que trastocan esa apacible existencia. La aparición de un antiguo lío embrolla más su vida sentimental, pero en esencia sigue siendo la misma.

Volver a una novela de Sue Grafton, a su apacible inteligencia, a su entretenida acción, a su ausencia de pretenciosidad, es como volver a casa. Quien no haya leído ninguna, tiene aquí una buena oportunidad para empezar. Quienes sean seguidores, que no duden en acompañar a Kinsey de nuevo por el camino que le abren sus impulsos. Quienes tengan dudas, que lean por ejemplo K de Kinsey o Kinsey y yo, del que ya hablamos aquí, y vean la maravillosa historia de amor entre este personaje y su creadora, que está entrando por derecho propio en los anales de la ficción criminal. Seguiremos comentando. Lean y disfruten.

Hay 1 Comentarios

Excelente articulo, gracias

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

Elemental

El blog de novela negra de El País

Puede que el protagonista no sea lo que parece y que el asesino no resulte ser el que temíamos, pero este espacio sí lo es. Un blog de novela negra para comentar y compartir críticas e informaciones sobre clásicos y novedades del género. Realizado por periodistas de EL PAÍS de distinto origen pero con una pasión común.

Coordinado por Juan Carlos Galindo

Eskup

Blogs recomendados

Papeles perdidos

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal