Novela negra para verano (I). Cuatro cracks contemporáneos muy en forma

Por: | 28 de julio de 2015

IMG_0082
Llega el verano y este blog sigue, hasta que el cuerpo aguante, con su infatigable y modesta tarea de compartir la pasión por la lectura. Aunque se acabó eso de que todo el mundo se tome vacaciones en agosto, siguen siendo mayoría los que descansan este mes y por ello vamos a hacer una serie de post con libros para disfrutar estos días.

Empezamos con cuatro maestros del género por diversas razones. Los cuatro atesoran estilos distintos, preocupaciones muy diferentes pero tienen algo en común: son buenos, han aportado mucho y nos hacen disfrutar. Hoy recomiendo y ya verán por qué: Zona peligrosa, de Lee Child; Irene, de Pierre Lemaitre; El murciélago, de Jo Nesbo y El invierno del lobo, de John Connolly. Las tres primeras son primeras novelas de autores consagrados y con largas series a sus espaldas que ahora vuelven a ser editadas. Es interesante ver cómo nacieron nuestros Jack Reacher, Harry Hole y Camille Verhoeven. El cuarto es la decimotercera entrega de las aventuras de Charlie Parker, nuestro adorado Parker, que recupera toda su fuerza.

Zona Peligrosa, Lee Child (RBA, traducción de Antonio Padilla). Coincido con muchos de ustedes en una manía: leer las series en orden. Por distintas razones, con Jack Reacher ha sido imposible. Ahora RBA tiene a bien publicarlas en orden y me he lanzado a la primera con dientes afilados. Y he disfrutado. El argumento: Jack Reacher llega a un pueblo de Georgia y es acusado de un asesinato. Nuestro vagabundo samurái no lleva documentación, viene de ninguna parte, está en problemas. La presentación del personaje (solitario, algo triste, adicto al café, exmilitar, ex tantas cosas) en las primeras páginas es deliciosa. La trama despliega una amplia conspiración delictiva muy entretenida. Si la vida no tuviera límites, me leería los 19 de una vez. Lee Child ganó por Personal el premio RBA de novela negra en 2014

Más sobre el autor:  aquí les dejo la entrevista que le hice.

El invierno del lobo, John Connolly (Tusquets, traducción de Carlos Milla). Hubo un tiempo en que Charlie Parker flojeó. Recuerdo sin mucho entusiasmo algunas de las entregas de la serie, en especial Más allá del espejo, pero en La ira de los ángeles ya había recuperado perfectamente el tono y en esta novela, decimotercera de la serie, Charlie Parker y su mundo, sus amigos Louis y Angel, sus enemigos y sus obsesiones aparecen en plenitud.

El argumento: Prosperous (Maine) es un idílico pueblo, una comunidad cerrada y algo sectaria que vive de maravilla gracias a un  secreto terrible. Parker llega allí empujado por su buen corazón, sus deseos de venganza, sus motivaciones clásicas. Sólo ya el inicio, con un Parker violento y despiadado tratando de dar caza a El Coleccionista, que no es sino el reverso aún más oscuro de nuestro hombre, nos devuelve a lo mejor de la serie. Cuando el detective es visto por los ojos de otros adquiere su verdadera dimensión. Así es descrito por uno de los prebostes de Prosperous que se lo quiere quitar de en medio:

 

“Una pérdida lo ha trastornado y eso se ha convertido en un padecimiento permanente. Cuando la muerte venga a por él, pondrá fin a su sufrimiento. Hasta entonces no puede infligírsele ningún mal peor ,que los que ya ha experimentado. Eso le convierte en un enemigo extraordinario, porque tiene más aguante que sus rivales. Y las cosas que ha hecho, los riesgos, que corrido por otros, le han granjeado aliados, y algunos de ellos quizás sean más peligrosos que él, porque no comparten sus principios morales. Si tiene un punto débil, es su sentido moral”.

 

Lo bueno de estos libros es que se pueden leer sin haber leído los anteriores y se disfrutan.

Más sobre el autor: aquí les dejo el post sobre el libro anterior y la entrevista que le hice en Madrid

Irène, Pierre Lemaitre (Alfaguara, traducción de Juan Carlos Durán). Ya saben de mi fascinación por Lemaitre. Su apuesta literaria es radical y valiente como no puede ser de otra manera para alguien que empezó a publicar a los 56 años. El periplo empezó con Travail Soigné que ahora publica Alfaguara bajo el título de Irène (traducción de Juan Carlos Durán), una novela homenaje, un libro que solo puede escribir un amante de la ficción criminal que además es un gran escritor, una obra que no deja indiferente, que divierte y hace sufrir. Una historia de violencia, de policías y de pérdidas. No se lo pierdan, amarán a Camille Verhoeben, sufrirán con él, con sus miedos y frustraciones, con su afán de justicia.

Más sobre el autor: Aquí pueden leer la extraordinaria entrevista que le hizo Borja Hermoso en su casa de París  cuando ganó el Goncourt y también la aportación de un servidor desde la trinchera negro criminal.

El murciélago, Jo Nesbo (Roja y Negra, traducción de Bente Teigen y Mariano González). La lectura de la primera novela de Harry Hole no deja de ser curiosa. Es intereasante ver a Hole entero, aunque con miedos y un terrible secreto, en Australia, ya maltratado por la vida pero sin tantas heridas incurables. La novela es una buena primera novela. No es Némesis, no es El muñeco de nieve, pero deja pistas sobre la grandeza que terminará por adquirir Hole. Hablando con Nesbo un día a la vuelta del festival de Getafe me contaba esto sobre por qué escribió esta novela, en el avión que le llevaba a Australia:

Cuando escribí mi primera novela no quería ser un escritor del género negro, no estaba tan implicado en la novela negra ni siquiera como un lector, estaba mucho más interesado en la literatura en general. Pero después te pones a escribir y a leer y en cada palabra, en cada línea estás concentrado, porque estás buscando pistas. Me gusta ese nivel de concentración. Me gusta esa idea de estar tan cerca del lector. En cada expresión artística, en cada novela tienes que invitar a la gente a conocer tu mundo, tu casa, y decirles: estos son los sitios por los que voy, pero la magia de la novela negra es que el lector no solo conoce tu casa, sino que llega hasta la cocina y se sirve una copa porque es un diálogo en términos de igualdad escritor- lector y me encanta eso.

Lo dicho, lean y disfruten.

Hay 3 Comentarios

descarga gratuita, novela negra entre Joe Penhall y Guy Ritchie. Pefecta lectura para el verano.

La traducción del título de Lemaitre, "travail soigné" por "Irene" es un spoiler en toda regla. Ya sabes el final del libro. La terrible pregunta es de qué forma sucederá. Un libro que me produce sentimientos encontrados. Por una parte, me parece tramposo por el uso que hace de otra literatura. Pero merece la pena por el sorprendente giro que da cerca de un final quizás demasiado precipitado. Un libro muy duro pero muy recomendable. Afortunadamente, siendo el primer libro sobre Camille Verhoeben, se publica en España después de sus secuelas, de modo que tras el shock final podemos recuperarnos con los otros títulos de la serie.

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

Elemental

El blog de novela negra de El País

Puede que el protagonista no sea lo que parece y que el asesino no resulte ser el que temíamos, pero este espacio sí lo es. Un blog de novela negra para comentar y compartir críticas e informaciones sobre clásicos y novedades del género. Realizado por periodistas de EL PAÍS de distinto origen pero con una pasión común.

Coordinado por Juan Carlos Galindo

Eskup

Blogs recomendados

Papeles perdidos

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal