Neal Carey, la otra cara de Don Winslow

Por: | 09 de septiembre de 2015

Affas
Don Winslow en 2010| FOTO: ALBERTO ESTÉVEZ


Como él mismo reconocía el pasado jueves en Barcelona, Don Winslow (Nueva York, 1953) es una máquina escribiendo, un estajanovista y un productor industrial de novelas. Eso tiene su lado bueno y su lado malo, claro. A la espera de que nos llegue El Cártel, obra con la que ha ganado el IX RBA de Novela Negra y que dicen los que saben y la han leído (incluidos tipos fiables del nivel de Paco Camarasa o Lorenzo Silva) es mejor que El poder del perro, me he inmerso por un par de días en otra de sus facetas.

Winslow creó con Neal Carey un detective original y irritante y en cierto modo entrañable . Un soplo de aire fresco y Tras la pista del espejo de Buda (las dos en Roja y Negra, traducidas por Óscar Palmer) son las dos primeras novelas de la serie, dos libros divertidos e ingeniosos, mejor el primero que el segundo, dos formas distintas de acercarse al maestro narrador del mundo narco.

Neal Carey no es un detective al uso. Su físico es vulgar, odia conducir y más aún pelearse, no tiene grandes habilidades y siempre que está trabajando en un caso preferiría estar en algún lugar apartado leyendo a los clásicos estadounidenses del XVIII. Pero Carey tiene una deuda y es un hombre leal. Cuando con 11 años intentó robar la cartera a Joe Graham, la vida de este chico de la calle de madre drogadicta y padre desaparecido cambió para siempre.

El manco Graham se convierte en su padre, su mentor, su maestro, su mejor aliado y la persona que le pone a trabajar para el Banco, la clásica institución financiera, discreta y poderosa, que tiene una agencia paralela para solucionar los problemas inconfesables de quienes guardan su dinero allí. El Banco está dirigido por el Hombre, que tiene especial consideración hacia Carey y le encarga los casos más complicados.

En Un soplo de aire fresco Carey tiene que encontrar a la niña pija y malcriada de un senador con aspiraciones. La caza de la bella y drogadicta Allie Chase le lleva hasta el Londres de los setenta en una novela divertida, llena de diálogos ágiles y con una magnífica descripción del trabajo de un detective. Este último aspecto es algo a destacar, y mucho, de esta faceta de Winslow. Si a la hora de abordar el narcotráfico el escritor estadounidense lleva a cabo un ingente trabajo de investigación, en este caso no lo necesita porque entre otras muchas cosas Winslow fue detective privado antes que escritor.

En Tras la pista del espejo de Buda, el Banco saca a Carey de su retiro en las montañas donde prepara el asalto final a su doctorado en literatura del siglo XVIII por Columbia y lo meten de lleno en una trama de conspiración y engaño con la CIA y oscuros espías chinos por medio. En este caso, en Hong Kong y de nuevo con una maravillosa mujer a la que perseguir, diálogos divertidos y un Neal Carey arrogante, imperfecto, irreverente, muy inteligente y muy vulnerable. Un personaje que lleva de la mano al lector sin importar tanto la trama, en este caso algo más floja.

Dos lecturas diferentes de un autor que Con el poder del perro, Salvajes y El Cártel se ha convertido en uno de los grandes referentes contemporáneos a la hora de contar la brutal guerra contra el narco y su submundo criminal. También pueden disfrutar de El invierno de Frankie Machine o de Los reyes del cool, editadas también por Roja y Negra. Devoraremos El Cártel y hablaremos de él. Mientras, lean y disfruten.

Hay 0 Comentarios

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

Elemental

El blog de novela negra de El País

Puede que el protagonista no sea lo que parece y que el asesino no resulte ser el que temíamos, pero este espacio sí lo es. Un blog de novela negra para comentar y compartir críticas e informaciones sobre clásicos y novedades del género. Realizado por periodistas de EL PAÍS de distinto origen pero con una pasión común.

Coordinado por Juan Carlos Galindo

Eskup

Blogs recomendados

Papeles perdidos

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal