Tana French, dama negra de la miseria familiar

Por: | 10 de septiembre de 2015

Tana
Tana French en Dublín en 2013 | FOTO: KIM HAUGHTON

Vivimos en un mundo de locos en el que cuesta leer la mitad de la mitad de lo que se publica, en el que camino con la constante certeza de que me estoy dejando grandes cosas sin leer y con la sensación desesperante de que hay otras a las que debería acercarme. Esto es lo que lleva pasándome desde hace unos años con Tana French (Vermont, 1973). La editora que apostó por ella para la Serie Negra de RBA, donde ha publicado cinco novelas, no suele equivocarse y fue quien me insistió. Nunca es tarde si además la recompensa es de este tamaño.

¿Quién es Tana French? Pues una escritora poderosa, dueña de un universo personal donde lo no contado, la traición al ser más querido y los crímenes en círculos cerrados ocupan un lugar esencial; una narradora que tiene siempre presente la realidad social de su país de adopción, el auge y caída de esa burbuja llamada milagro irlandés, el daño que hacen el alcoholismo o la religión en su peor versión. Sus novelas son de esas que te dejan intranquilo, que interpelan a lo más oscuro que cada uno escondemos en el interior. Ama el género y eso se nota en unos procedimentales maravillosos. Además, se fía de sus personajes porque sabe que son fuertes y que se han creado a conciencia.

Para esta inmersión en el mundo French, señora que además ha sido una reputada actriz de cine, teatro y doblaje, me he leído sus tres últimas novelas publicadas en España por Serie Negra de RBA.  Sobre El silencio del bosque, su debut narrativo, se puede leer algo en esta entrevista de Jacinto Antón en 2010.

Fatihful Place (traducción de Eduardo Iriarte) alcanza en algunos momentos las más altas cotas de representación de las señas de identidad de su creadora. El agente de Operaciones Encubiertas Frank Mackey vuelve al barrio que no pisa desde hace años, a la familia de la que no quiere saber nada cuando se encuentra en una casa abandonada la maleta de Rosie, su amor adolescente y la mujer con la que iba a escapar para siempre. La huida frustrada y la desaparición de la joven acaba con la vida de Frank, que regresa a Fatihful Place 20 años después con una maleta cargada de resentimiento, odio, culpa y frustraciones nunca expresadas.

Su familia, su padre alcohólico y maltratador, su madre víctima y a la vez maltratadora y sus hermanos le acogen de manera muy distinta. El barrio le devuelve una mirada de odio. La familia de Rosie le escupe. Irlanda, en plena fiebre inmobiliaria, aparece como el ruido de fondo del desastre que se avecina. Porque, ya se sabe, cuando desaparece una joven las posibilidades de que el responsable sea alguien de su entorno son enormes. Con estos ingredientes, French nos da un paseo por el lado más oscuro de la familia, de Irlanda y del catolicismo y nos va adentrando en una trama dura y sin artificios de la que nadie ni nada, ni siquiera la inocencia de la hija de 10 años de Frank, Holly, saldrá indemne.

No hay lugar seguro (traducción de Gemma Deza) es una vuelta de tuerca más a este universo. En este caso, el brutal asesinato de Pat Spain y sus hijos en su casa nos lleva a una Irlanda que vive la resaca y el desengaño tras el derrumbe de la burbuja inmobiliaria. La mujer, que ha quedado malherida junto al cuerpo de sus hijos, será una de las claves. Investiga el caso el detective de Homicidios Mick Kennedy, secundario en Fatihful Place, donde aparece como un auténtico cretino, y que ahora es retratado de frente, con sus errores pero también con sus enormes virtudes. Es un hombre que ama su trabajo, que cuida con devoción de su problemática hermana, que vive para hacer justicia. Es, como el Frank de Faithful Place, un tipo que puede irritar al lector porque es un personaje real, duro, con errores, mezquindades y virtudes. En una ocasión, mientras se adentra en la miseria de la vida de una familia que rozó el triunfo social y la felicidad plena, se pregunta si en temas familiares hay algo que pueda ser inocente. Su ayudante, un novato con ganas de triunfar, la familia de las víctimas y la mujer superviviente quedan tocados para siempre por una historia tremenda.

El lugar de los secretos (publicada recientemente por RBA y traducida por Gemma Deza) nos lleva a una prestigiosa institución educativa sólo para niñas (de nuevo el ámbito cerrado) terriblemente golpeado hace un año por la muerte de un joven del instituto de chicos de al lado. Quien revitaliza el caso es Holly, sí, la hija de Frank, que lleva al detective de Casos Abiertos Stephen Moran una nueva pista aparecida en el tablón de anuncios del instituto. El introvertido y profesional Moran, que juega un papel secundario pero esencial en Faithful Place, sabe que con este asunto se juega su carrera.

French no crea series de novelas con el mismo protagonista, pero la maestría con la que utiliza a estos personajes de hilo conductor, nos los enseña desde distintos ángulos y los desarrolla a lo largo del tiempo es reseñable. Holly no es la niña asustada de Faithful Place. Ahora es una joven inteligente y atrevida, parte de un grupo de amigas inseparables, extraña e insolente. A través de ellas y su grupo rival, las guays del cole, French retrata un universo cerrado, lleno de odios, filias, fobias y sentimientos propios de la adolescencia prematura. Son ocho chicas, cualquiera ha podido matar a Chris pero ninguna delatará nunca a su amiga. Los interrogatorios a cada una de ellas son impecables, todo un ejercicio literario en pos de la verdad. Pero lo mejor es que en algunos momentos eso es lo de menos porque lo que de verdad importa es ver ese retrato impecable y complejo de la adolescencia, de las mentiras que todos nos decimos alguna vez, de los miedos y miserias que vivimos como adolescentes, como adultos, siempre. Puro Tana French. Vive le noir!

Hay 1 Comentarios

No mencionas "en piel ajena" , a mí es la que más me gustó

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

Elemental

El blog de novela negra de El País

Puede que el protagonista no sea lo que parece y que el asesino no resulte ser el que temíamos, pero este espacio sí lo es. Un blog de novela negra para comentar y compartir críticas e informaciones sobre clásicos y novedades del género. Realizado por periodistas de EL PAÍS de distinto origen pero con una pasión común.

Coordinado por Juan Carlos Galindo

Eskup

Blogs recomendados

Papeles perdidos

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal