Elemental

El blog de novela negra de El País

Puede que el protagonista no sea lo que parece y que el asesino no resulte ser el que temíamos, pero este espacio sí lo es. Un blog de novela negra para comentar y compartir críticas e informaciones sobre clásicos y novedades del género. Realizado por periodistas de EL PAÍS de distinto origen pero con una pasión común.

Coordinado por Juan Carlos Galindo

Eskup

Blogs recomendados

Papeles perdidos

Archivo

julio 2016

Lun. Mar. Mie. Jue. Vie. Sáb. Dom.
        1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30 31

La mala novela negra caducará y morirá

Por: | 22 de octubre de 2015

GN1
Llobregat, Minier, Ravelo y Barba | Foto: LAURA MUÑOZ


No es otra mesa de calvos en esta fría mañana en Getafe Negro, David Barba, el presentador rompe con esa hegemonía alopécica, pero sí otra mesa sobre la muerte de la novela negra. El propio moderador apunta directo al blanco desde el principio: el género tiene un problema, puede morir de empacho. Los invitados no pueden ser mejores para diseccionar y matar si es necesario al género: Bernard Minier, maestro del thriller francés al que entrevistamos hoy en EL PAÍS; Alexis Ravelo, premio Hammett, autor de La estrategia del pequinés o Las flores no sangran y Jordi Llobregat, director de Valencia Negra y autor de El secreto de Vesalio.

¿Cuántas novelas habrán caducado dentro de diez años? Ahí está la clave. Los expertos responden.

Seguir leyendo »

Zanón sabe que la verdad está sólo en las historias tristes

Por: | 21 de octubre de 2015

Zanon
La foto de Mordzinski que ilustra la portada del libro. Genial.


¿Un libro de cuentos de Navidad? Pues sí, eso es lo primero que me pregunté al tener en mis manos lo último de Carlos Zanón, el último premio Dashiell Hammett, el poeta de la derrota urbana, el autor de esas duras y hermosas Yo fui Johnny Thunders, No llames a casa o Tarde mal y nunca. Luego lo abrí, y leí la primera historia, Gotham, Gotham y me dije: “Es Zanón, es su poesía, es su carácter, es su prosa, es su mala uva...”.

Marley estaba muerto es un libro especial, transitado por el espíritu de Dickens, en el que hay más presencia de la enfermedad y la muerte pero el mismo catálogo de perdedores, los mismos sitios ruinosos, las mismas almas perdidas, idénticas historias sin redención. ¿Es negro? Algunas historias sí, otras seguro que no, o no lo sé, pero no importa.

Seguir leyendo »

El gran zas en toda la boca de Edward Bunker al sistema

Por: | 16 de octubre de 2015

 

Edward-bunker-mr-blue
Bunker en Reservoir Dogs.


Meterse de lleno en la bibliografía de Edward Bunker (Los Ángeles, 1933, Burbank, 2005) es hacerlo en una de las apuestas literarias más radicales y viscerales de la historia del género negro y del subgénero carcelario. Gracias a la editorial Sajalín, su valentía y su excelente gusto, tenemos bien editada su obra. Llevo meses queriendo escribir este post pero no quería hacerlo sin haber leído todo lo que han ido recuperando.

 

¿Y quién es este Edward Bunker? Pues el preso más joven de la historia de la temible San Quintín, inquilino habitual de otro agujero llamado Folsom, actor, guionista, asesor de cine, traficante, falsificador, una bestia de la vida que supo canalizar a tiempo sus impulsos hacia la literatura. Por su crudeza, sus dramas carcelarios dejan una oscura mancha de intranquilidad en el lector; por su verosimilitud y su oda a la vida criminal, sus novelas de maleantes son un divertimento y un canto de libertad, pero también una crítica descarnada a la estupidez humana y a un sistema de justicia que tritura seres humanos. Si lo leyeron, vuelvan a él. Si no, están a tiempo. Les contamos más. Lean y disfruten.

Seguir leyendo »

Lisle Noir: Vino y novela negra, mezcla perfecta

Por: | 08 de octubre de 2015

Dsafas
NOTA DEL COORDINADOR
: Hoy la gran Laura Muñoz nos trae una crónica de un festival distinto. Y lo hace con su estilo de siempre y con unas fotos excelentes. Gracias. Lean y disfruten.

POR LAURA MUÑOZ

Charles Baudelaire dijo que “el vino se parece al hombre: nunca se sabe hasta qué punto se le puede apreciar o despreciar, amar u odiar; ni cuantos actos sublimes o crímenes monstruosos es capaz de realizar”. 

¿No estaría hablando de la literatura? Lisle Noir hace coincidir libros y vendimia. Y yo no creo en al casualidad.

Aterrizar en Toulouse, recorrer los cincuenta kilómetros que lo separan de Lisle-sur-Tarn, presentir el buen vino y las gratas compañías es todo uno. Viernes. Luce el sol. Pero ese no es el calor más intenso que se va a sentir en esta primera edición del festival Lisle Noir. Treinta autores de género policial, prensa especializada, Les Pictographistes paseando y haciendo que autores tomen asiento en un sillón rojo, que es su escenario en esta ocasión. En la plaza Paul-Saissac hay globos rojos, negros, blancos. Libreros montando sus puestos de venta, enólogos sacando cajas de furgones repletos de solera; colocan las botellas de color sangre en los stand que servirán de carta de presentación, y degustación, de sus caldos más preciados.

Aún no se sabe que habrá una inauguración con caballos, tampoco que surgirá la oportunidad de asistir a una sesión privada de magia ni que un castillo, al más puro ambiente Lynch, espera a los invitados. Pero todo eso va a ocurrir. Pronto.

Seguir leyendo »

No apagues la luz, ni se te ocurra

Por: | 01 de octubre de 2015

No_apagues_la_luz_300_rgb
Decía Bernard Minier (Béziers, 1960)  en un artículo en este mismo blog que si algo caracteriza al estado actual del género negro en Francia es “la cantidad y la diversidad de talentos (unos confirmados, otros aún imperfectos, balbucientes, pero prometedores) y su constante renovación". Minier es el mejor ejemplo del poder de un panorama vivo e híbrido, donde las fronteras del género desaparecen. Ahora vuelve con No apagues la luz (Black Salamandra, traducción de Dolors Gallart), su tercera novela y una demostración del control que el autor de Bajo el hielo tiene del thriller.

Con un punto de partida escalofriante, una pesadilla que tienes la impresión de que puede pasarle a ti y que rezas para que no sea así, escenas angustiosas, ritmo y un profundo análisis del interior de los personajes, Minier nos lleva por un camino estrecho y a veces claustrofóbico. La inteligente y triste mirada de Martin Servaz, su peculiar comandante de policía, hundido, acabado y sin ganas de vivir, es el punto de vista perfecto para este thriller con los acosos, las mentiras, el maltrato, la violencia y la desesperación como grandes temas.

Y como aperitivo, el primer capítulo en exclusiva en EL PAÍS.

Seguir leyendo »

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal