Novela negra y criminal para navidad (I): Apuestas de pequeñas editoriales

Por: | 15 de diciembre de 2015

IMG_3559
Como ya hicimos
en verano con notable éxito, gracias a todos por leernos y por compartir lo que hacemos, vamos con una selección de novelas para llevarse en vacaciones, quien las tenga, o para regalar o disfrutar en cualquier momento. En este caso no voy a tirar de biblioteca personal para recomendar alguna cosa maravillosa pero extraña, sino que recojo  libros de este año y que se pueden comprar con cierta facilidad. Como siempre, dejo mucho, muchísimo fuera, porque sólo recomiendo lo que he leído. Manías.

La selección es variopinta, para qué les voy a engañar, pero insisto, es personal y honesta. Desde ese relato áspero de la realidad de unos criminales de poca monta que es Las flores no sangran, de Alexis Ravelo, hasta la vida, obra y milagros de Edward Bunker, pasando por un par de descubrimientos australianos y un par de patadas en la boca de los bien pensantes a manos de dos hispano argentinos. Pasen y lean.

Ah! Y participen en el concurso en el que regalamos varios packs de cinco libros del género, que esta vez no me han inundado el correo. Ampliamos plazo a ver si se animan.

La educación de un ladrón, Edward Bunker (Sajalín). El amigo Mr Blue no solo llevó una vida apasionante, no sólo fue el preso más joven de la historia de San Quintín, sino que escribió algunas notables novelas casi documentales sobre la vida del lumpen criminal. La editorial Sajalin ha ido sacando toda la obra, algunas este mismo año. Aunque a veces termina repitiéndose un poco, el cuadro que ofrece es brutal. Me gustan especialmente Perro come a perro y Huida del corredor de la muerte, aunque la que más valor biográfico tiene sea esta Educación de un ladrón.

Pueden leer mucho más sobre Bunker en este post que le dedicamos.

Hades, Candice Fox (Pàmies, traducción de Inés Belaustegui). Dos niños rescatados de la muerte por un tipo siniestro, Hades, pero con un cerrado código moral terminan siendo adultos que sirven en el cuerpo de policía. Oscuros pero eficaces, muy distintos pero inseparables, su vida esconde algo. La búsqueda de un asesino en serie empareja a la chica, Eden, con Frank Bennett, el chico nuevo en la comisaría, un personaje típico pero bien construido. Resulta admirable el sentido que tiene Fox para narrar una de polis, con su bar, sus trepas, sus agentes borrachos y leales entre sí, su lenguaje policial, sus venganzas, sus códigos. Una notable primera novela policial.

Las flores no sangran, Alexis Ravelo (Alrevés). Si tuviéramos que dar una medalla de oro al mejor retrato del criminal real, el medio estúpido, el que vive como puede de sus fechorías, del desesperado que se alía con él y de las corruptelas más viles y cutres que pueblan nuestra política el receptor del premio sería el señor Ravelo. En Las flores no sangran lo vuelve a hacer, con una escritura cada vez más sólida, si cabe. Una novela de golfos para disfrutar.

Pueden leer más en el post que le dedicamos en su momento.

Corte perfecto, Alan Carter (Yulca, traducción de María Rosa García).  Si hace un tiempo fueron los sudafricanos quienes llegaron al mercado europeo del género negro con fuerza, ahora le toca el turno a los australianos. Este es otro debut potente, con referencias al problema del racismo en Australia y con un personaje, Philip Cato Kwong, de los que nos gustan.

Mr Holmes, Mitch Cullin (Roca Editorial, traducción de Eva González). Uno no puede escribir ni de la cuarta parte de los libros que se lee y a veces se pasan cosas reseñables. Esto es lo que me ocurrió con este bello y estremecedor relato de la vejez de Holmes. Sí, para algunos este personaje fue real y ese es parte del juego: ver qué ocurrió después de que se acabase su vida pública o entre una aventura u otra. El subgénero ha dado infinidad de novelas de las que esta es un buen ejemplo.

 

Dos puñetazos argentinos

Subsuelo, Marcelo Luján (Salto de página). Con esta novela, Luján, al que le gusta ir por los márgenes del género o directamente ajeno a él, demostró que es un excelente anatomista del mal cotidiano, del odio familiar, del retrato psicológico de los personajes. Todavía me asalta la intranquilidad cuando me acuerdo de esos dos hermanos y esa piscina. Uf.

Pueden leer más en el post que le dedicamos en Elemental.

A tumba abierta, Raúl Argemí (Navona Negra). Este ajuste de cuentas con todo tiene excesos, momentos lúcidos y un protagonista que llega a resultar despreciable. Pero precisamente por todo eso es algo distinto y valiente dentro del panorama negro.

Pueden leer más en este post.

 

Hay 8 Comentarios

Gracias tambien Juan Carlos por su comentario. Mi opinión sobre Alexis Ravelo como escitor es mía, por supuesto, tan acertada o equivocada como la de cualquiera. Pero resulta que como lector, me suelo fiar de quién considero cercano a mis gustos o de quién considero con fiabilidad y experiencia para comentar sobre esta clase de literatura (así la considero). En cualquiera de estos dos aspectos entran tanto Elemental como mi librero. Por eso, después de leer, efectivamente en ElPaís (no recuerdo si en Cultura o en Elemental), sobre la novela de MA. West, lo comenté con mi librero. No lo conocía, pero también había leído las reseñas del diario. Y no la había leído pero le había echado un ojo, le pareció que tenía buena pinta y compré la novela sin más. Normalmente suelo buscar en internet alguna referencia a autores que no conozco, esta vez me fié y no lo hice. Como ya he dicho no me gustó la novela, aunque he de reconocer que esa percepción mía quizás aumentara al saber que era un seudónimo y la forma en que se dio a conocer este aspecto. No estoy en contra de los seudónimos, ni mucho menos. Es más, en la novela negra hay muchos y buenos ejemplos. Sin embargo, por razones que no vienen al caso, seguí el asunto con interés. Y la conclusión que saqué de aquello es que el nombre de Ravelo salió a relucir cuando la novela tuvo un cierto reconocimiento (hay muchos blogs que hablaron de ella y bien en su momento), pero tuve la impresión de que, si hubiera pasado sin pena ni gloria, seguiría siendo obra de West. Y nadie sabría de Ravelo. Como digo, es una percepción personal, pero creo que no soy el único que opina de igual forma.
En cualquier caso y MA West al margen, gracias por las muchas novelas que sí han recomendado y que me han encantado. De hecho, buscaré alguna de las que recomienda en el post de hace dos días pero que he leido hoy. Buenas tardes.

Buenas tardes , Vicente. Antes de nada , gracias por su comentario. Le comento: Alexis Ravelo me gusta y por eso sale en mis recomendaciones. No digo que sea un clásico, pero en lo suyo no los encuentro mejores. Además , colabora con este blog porque es un cronista con pulso y uno de los mejores lectores de España. Acerca de M.A.West: fue un juego, muy bien tramado, sobre la identidad del autor en el siglo XXI, para nada un fraude. El periódico lo recogió en sus páginas de cultura. Reciba un cordial saludo y de nuevo mi agradecimiento

Voy a hacer un comentario no para promocionar mi novela ni de de ningún amigo, ni de ningún primo. Elemental debería eleiminar todos estos post, especialmente a la tal Teresa.
Voy a comentar la extraña tendencia de Elemental por Alexis Ravelo. No sólo promociona sus novelas, también comenta sus opiniones sobre otros autores y Elemental las reproduce (veánse los post "que les dedicamos"). Me parece un escritor normalito, siendo benévolo. He leído varias de sus novelas (no sé cuantas ha publicado) incluida esa que se hizo pasar por escritor americano recién salido de las cloacas de Los Angeles (a la segunda página ya se veía que era un fraude con la complicidad de la editorial). Espero comentarios de los periodistas de ElPaís (Elemental) o en su defecto de escritores o expertos en novela negra contrastados. Gracias.
Pd: ¿Porqué Elemental no habla de el fraude de "El viento y la sangre", del sr. Ravelo trasmutado en M.A. West?

No podéis dejar de leer Jazz Café de J. Sánchez Vázquez. Publicda por Almuzara.
Ha sido galardonada con el IX Premio Internacional de Novela Negra Ciudad de Carmona. Te entretiene, te intriga, te hace reír, te encariñas con los personajes (con algunos....), te sorprende con la documentación precisa.... en definitiva: te divierte.

No podéis dejar de leer Jazz Café de J. Sánchez Vázquez.
Ha sido galardonada con el IX Premio Internacional de Novela Negra Ciudad de Carmona. Te entretiene, te intriga, te hace reír, te encariñas con los personajes (con algunos....), te sorprende con la documentación precisa.... en definitiva: te divierte.

Ha sido galardonada con el IX Premio Internacional de Novela Negra Ciudad de Carmona. Te entretiene, te intriga, te hace reír, te encariñas con los personajes (con algunos....), te sorprende con la documentación precisa.... en definitiva: te divierte.

La que no podéis dejar de leer es Jazz Café de J. Sánchez Vázquez

En navidades, no os podéis perder un thriller especial y atípico: "Regalo de Reyes" (Booket), de Jesús Zamora Bonilla

Publicar un comentario

Si tienes una cuenta en TypePad o TypeKey, por favor Inicia sesión.

Elemental

El blog de novela negra de El País

Puede que el protagonista no sea lo que parece y que el asesino no resulte ser el que temíamos, pero este espacio sí lo es. Un blog de novela negra para comentar y compartir críticas e informaciones sobre clásicos y novedades del género. Realizado por periodistas de EL PAÍS de distinto origen pero con una pasión común.

Coordinado por Juan Carlos Galindo

Eskup

Blogs recomendados

Papeles perdidos

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal