Lee esto antes del botellón de este finde

Por: | 07 de junio de 2013

por NOELIA CAMACHO

Miles de adolescentes hacen botellón cada fin de semana en los parques de toda España. Disfrutan de su ocio en un lugar público. Esto no es noticia. Los jóvenes llevan décadas haciéndolo. Lo que sí es una costumbre reciente y peligrosa es lo que hacen con esas botellas de vidrio que se beben: romperlas. Seguramente nunca les ha dado por pensar que con esos cristales rotos no luchan contra ningún orden establecido, ni ligan más, ni se convierten en las estrellas de su grupo de amigos. Sólo hieren a miles de perros que pasean al día siguiente por ese mismo parque.

Su segundo de incomprensible gloria destructiva causará enormes rajas en las patas de los perros. Estoy segura de que a la mayoría de los adolescentes les gustan los animales y no saben lo que acarrea su comportamiento. Esto es el día después, que ellos no ven, de su botellón. Coco ha estado este año a punto de quedarse cojo. Es un pastor alemán mestizo, de 6 años. Y lo que más le gusta es correr detrás de las pelotas de tenis, las suyas y las ajenas. Por poco no puede hacerlo más. Un cristal roto le causó una raja de siete centímetros muy cerca de un tendón. “Ha tenido suerte”, me dice la veterinaria después de darle ocho o nueve puntos. “Pues menos mal que esto es suerte”, pienso yo.

Coco
Coco, con su pata vendada, "Anda, que la que me habéis liado..."

El perro, esclavizado con una campana isabelina 18 horas al día, con la que no sabe ni andar ni sentarse porque no tiene visión lateral. El primer día consigue quitársela y se come todos los puntos. Y ya no se los pueden coger de nuevo, no hay carne suficiente. “Bueno, tardará más en cerrarse y quedará más feo, pero cerrará. Cuidado con que no se le infecte”. Un mes y medio con curas, vendas... Todo por un cristal de una botella de whisky que un joven rompió. Pero Coco no es ni mucho menos un caso único. Cualquier perro que salga habitualmente a pasear por parques donde se celebran botellones, se corta una media de una o dos veces al año.

Galgo
Gordon, en la camilla del veterinario. Este año van tres. "Podíais parar, ¿no?

Si tienen mala pata, como Gordon, más. Este año van tres, porque es un galgo y le gusta mucho correr. En tres carreras Gordon recorre el parque y también la estúpida geografía de las botellas partidas. Su dueño se indigna al contar la de veces que ha acabado en el veterinario por esta inútil práctica. Si le tienen que poner puntos, hay hasta que anestesiarlo. Riesgo, dolor, dinero tirado... “Y como sea fin de semana, te han arruinado el mes. Hay que llevarlo a urgencias. Mínimo, 300 euros”.

Estos días pasa por esta mala experiencia también una pastora alemana de seis meses, Kokó. Hace mucho calor y se metió en un estanque a refrescarse. Al salir llevaba la pata ensangrentada. Alguien había arrojado una botella de alcohol al agua y se había partido dentro. Lo malo es que es una cachorra y no para de correr, a pesar del dolor. La herida no cierra.

Lo cierto es que en estos casos los perjudicados son los perros, por los que ninguna autoridad se moviliza, pero también podrían ser niños o alguna pareja que se tumbara en el césped. La policía local, que pone multas por hacer botellón, raramente lo hace por arrojar botellas “porque es muy difícil pillarlos in fraganti”, explica una portavoz del ayuntamiento de Madrid. ¿Qué hacer entonces?

Cobrar por reciclar

El reciclaje de las botellas podría ser una solución, como ocurre en otros países europeos. Si devuelves la botella de cristal vacía, recuperas parte del dinero. Y esto puede ser un aliciente para jóvenes que miden al céntimo su propina. Se hace también con el plástico y con las latas. Hay máquinas clasificadoras en las que introduces la botella y te devuelve el dinero. Mínimo, 25 céntimos. Si no reciclas, lo pierdes. Quien contamina, paga más cara su bebida. En Alemania se recuperan así al año 16.000 millones de envases.

Concienciar

Pero mientras la administración no estimule sistemas ecológicos como éste, sólo queda concienciar. Yo lo intento cada tarde del fin de semana en mi parque. Cada vez que veo un grupo de chavales aún no del todo “perjudicados”, me acerco.

-¿A vosotros os gustan los perros? Les digo sonriendo. Están medio borrachos ya a las 8 de la tarde. Apuran una botella de ron y otra de whisky.

-Sí, claro, claro... Contestan, pensando: “a ver por dónde nos va a salir ésta”.

-¿Os puedo pedir un favor? No partáis las botellas en el suelo, porque los perros se cortan las patas.

-Ah, claro, claro, no se preocupe...

A la mañana siguiente vuelvo a pasar por el sitio, la botella está partida. Como puedo recojo los trozos preguntándome ¿por qué? El día que haya una huelga de limpieza de parques y se lastimen con sus propios cristales rotos igual evalúan el daño que siembran al alfombrar de miles de cristalinos cuchillos el césped de nuestros parques.

¿Se han cortado con cristales tus perros? ¿Qué parques son los más peligrosos en tu opinión? ¿Conoces algún recinto seguro? 

Hay 29 Comentarios

¿Ha aprovechado nuestro país los 40 años de democracia que ha vivido? La España que no pudo ser en yestheycan.blogspot.com

Como pasear cualquier persona con su perro en una plaza, un parque o una playa después de ésto:
http://www.lavozdegalicia.es/album/coruna/2012/06/24/resaca-san-juan/01101340525616598246483.htm

Tan bonito como ingenuo. La palabras "educación", "civismo", "respeto", "empatía", "conciencia" o "concienciar" no tienen ningún significado en España. Ni para adolescentes, ni jóvenes, ni maduros, ni viejos.


Sólo hay de darse un paseo por los paises más civilizados para darse cuenta del déficit de civismo que tenemos este país. Es histórico, lo llevamos en el ADN. Ya lo decía Fernando de los Ríos: "En España, lo revolucionario es el respeto".

Entre el orín del botellón y el cagallón del perrín no hay quien ande por las ciudades. Menos mal que el humo de los coches disimula un poco el aroma de la cultura moderna.

Me parece que una cosa no quita la otra y que haya dueños que no recogen los excrementos de sus perros no justifica que sea un peligro para todos que los parques estén llenos de cristales.
Además las ordenanzas municipales de muchas ciudades, como Madrid, autorizan a los perros a ir sueltos por los parques de siete de la tarde a 10 de la mañana en invierno y de 8 de la tarde a 10 de la mañana en invierno, no creo que a esas horas haya muchos niños jugando a los que molestar.

Como han dicho antes, en los parques también se cortan los niños. Y también se contaminan con orines y excrementos de perro, al igual que las ruedas de los carritos de bebé que luego van a casa, las ruedas de sillas de discapacitados, etc. Ese es un tema sobre el que también podría escribir.

Pues yo me cambio de raza y me voy al campo jejeje

Los animales en el campo, los seres humanos en la ciudad.

Un accidente en una autovia en medio de la nada porque sa cruzado un jabali, claro eso era naturaleza el jabali esta en su casa, nosotros se la hemos quitao haciendo 'animaladas' nunca mejor dicho

Recordemos que hace 1500 millones de año no habia ni chabolas, ahhh pero eso si animales habia, claro ya que gracisd a ellos estamos aqui...que inculto sin animales no hay humanos....asi que os metia en un circo y hasta que no aprendais os daba de.palos.... a ver si quereis mas a los animales xk el.toro mata al torero xk el torero es el que lo maltrata y lo mata a cuchilladas...es decir sin aninales no habria vida

Pobres perros, pero lo mismo que no debe haber ni botellas ni otros desperdicios tampoco debería haber cacas o pis de perro en los parques o vía pública.

Lo que yo no entiendo es por qué en España autorizan los botellones, de plano no puedo comprenderlo. Perjudican a los vecinos al no dejarlos dormir, perjudican a quienes transitan por ahí para trabajar o ir a la escuela, al tener que lidiar con destrozos, basura y borrachos, perjudican al Estado al tener que gastar mucho dinero en limpieza y seguridad, y para colmo perjudica a las mascotas. Afortunadamente en México, por lo menos en la capital, no se suele dar un fenómeno así de manera frecuente, pero ya temo que a algún tarado se le ocurra copiarlo.

Donde vivo (zona nueva de Boadilla) hay una zona donde están previstas casas y han hecho ya las aceras. No puedes caminar de la cantidad de cristales de las botellas rotas que hay. Es muy agradable ir esquivando los cristales y tratando de que los perrillos no lo pisen y se corten.

Yo creo que hay gente que no debería andar suelta por los parques, y en otras muchas partes. Los perros nunca romperían nada por el placer de hacer daño a nadie

Yo a gente que piensa como Pepe y Jose siempre les digo lo mismo: imaginad que vuestra mujer os tiene cogidos del brazo 24 horas al día, pero 24. Agobia ¿no? Pues a los perros también. Necesitan correr, jugar... Y el parque es un lugar de convivencia entre todos. Lo único necesario es respetarse y, en su defecto, imponer unos horarios para que los perros puedan vivir también. Lo cierto es que veo muchos más animales y mucho más peligrosos en la M-30 que en los parques. Y ninguno lleva correa ni bozal. Sin acritud.

Al final vamos a tener que tener más consideración con los perros que con los humanos. Me parece todo una total locura. Los perros tendrían que ir siempre con correa y con bozal. Me hace mucha gracia la gente que dice: no pasa nada, no hace nada. Claro, no hace nada hasta que lo hace. No hay que olvidar que los perros son animales. Un poquito de sentido común, por favor!

Al final vamos a tener que tener más consideración con los perros que con los humanos. Me parece todo una total locura. Los perros tendrían que ir siempre con correa y con bozal. Me hace mucha gracia la gente que dice: no pasa nada, no hace nada. Claro, no hace nada hasta que lo hace. No hay que olvidar que los perros son animales. Un poquito de sentido común, por favor!

Pues yo creo que los perros no deberían estar sueltos en un parque.

Buen articulo si no fuera por esos pobres perros, que por culpa como no, del odiado humano, casi pierden sus patas...asi es como nos cargamos el planeta, yo soy joven y he hecho botellon pero nunca me he pussto a partir botellas eso es de patoso, 1que se la partan en la cabeza...Después nos quejamos de tsunamis, terremotos, etc ....esta muy mal pero tal vez es lo que se merece la raza humana...
Saludos desde cadiz

No me hace falta ir al parque para ver cristales por todas partes, vivo en el Borne, barrio del centro de Barcelona, los domingos por la mañana voy con mucho ojo ya que hay cristales por todas partes. Creo que el parque de la ciutadella lo cierran por la noche asi que afortunadamente no hay botellones alli. Mi perra ya se ha cortado 2 veces y siempre por la calle.

Yo suelto a mi perro para que juegue porque eso le hace feliz a él, a mí y a todo aquel que sabe disfrutar de ellos. Si alguien educadamente me pide que lo ate porque tiene una fobia o por miedo a que se le acerque a un niño, si me lo pide amablemente, lo hago hasta con gusto. Pero me parece un disparate q una ley te obligue a atarlo, si alguien tiene una fobia debe tratársela o, en su defecto, no ir a lugares que le perturben. El problema no es de los perros. Yo tuve fobia a las cucarachas y a ver a quién le pedía que las atara xDDD Entonces el fóbico social, cuando salga a la calle que se vayan todos a dormir, no? Los animales, estando bien educados, tienen derecho a disfrutar de los espacios abiertos igual que nosotros, así como de esas playas que las personas dejan petadísimas de basura. Las leyes no están para atender fobias, quien tenga una fobia a alguien o algo que se enfrente a ello o esquive a su imaginario enemigo.

Quera Sra. Marina;
Si tengo perro y siempre, siempre recojo las cacas de mi perro porque asi es y asi debe ser. Pero yo le preguntaria; si usted hace lo mismo con las cacas de sus hijos cuando les lleva al parque? Ya que en bastantes ocasiones las areas destinadas a los niños estan rodeadas de exrementos humanos niños. Seguramente es porque sus mamas les inducen a hacerlo entre los matorrales. Claro esque un niño no avisa verdad? bien pues preparese unas bolsitas por si acaso. Nosotros si las llevamos!
Referente a los perros sueltos: a mi tampoco me gusta que cuando paseo por el parque me arrollen los niños corriendo o con sus bicicletas o con sus patines( asustan a mi perro). Igual se le ocurre contestarme que no vaya a ciertas horas, pues lo mismo le digo.
Rocco

Estoy de acuerdo yo tengo 19 años y un golden retriever precioso, yo era de tirar las botellas al suelo, pero hace dos años mi perro se cortó con un cristal de un litro, la pata y casi muere porque se cortó una arteria que le produjo la pérdida de 1 litro de sangre, en el tiempo que vino el veterinario de urgencia. Ahora mi perro aunque corre, se le ha quedado el tendon completamente tenso para siempre y nunca volverá a correr como lo hacía.

Estoy de acuerdo yo tengo 19 años y un golden retriever precioso, yo era de tirar las botellas al suelo, pero hace dos años mi perro se cortó con un cristal de un litro, la pata y casi muere porque se cortó una arteria que le produjo la pérdida de 1 litro de sangre, en el tiempo que vino el veterinario de urgencia. Ahora mi perro aunque corre, se le ha quedado el tendon completamente tenso para siempre y nunca volverá a correr como lo hacía.

Marina, prefiero pisar una mierda a clavarme un cristal.
Aun así somos mayoría los que quitamos las cacas. Y en un botellón son mayoría los que no recogen los envases.

Publicar un comentario

Si tienes una cuenta en TypePad o TypeKey, por favor Inicia sesión.

Emperrados

Sobre el blog

El día en que un chiquitajo o un gigante peludo entra por la puerta cambia tu vida. Aunque nadie te hable en casa, tú ya tienes asegurados fiesta, perplejidad y cariño. Somos unos cuantos autores con ganas de contar su peculiar verdad sobre perros y gatos. Coordinados por Matilda, una schnauzer (superdotada, cómo no) adicta a los calcetines de Ana Alfageme

Sobre las autoras

Ana AlfagemeEn una de sus vidas, Ana Alfageme es periodista en EL PAÍS, donde durante 26 años ha saltado desde la información científica y social a los sucesos y la cultura. Hoy trabaja en proyectos especiales. Su aventura más nueva y apasionante es compartir techo con Matilda y sobrevivir para contarlo aquí.

¿Comentarios, propuestas, noticias?

Escríbenos a blogemperrados@gmail.com

Alojamiento, salir y más

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal