El galgo balón y otras historias sin razón

Por: | 05 de agosto de 2013

Nelsondoble

Nelson, recién operado (izquierda) y en la actualidad (derecha)

Nelson nació y sintió una patada. Ese fue su primer contacto con el mundo. Pesaba tan solo unos cuantos gramos y todavía no se llamaba Nelson. Simplemente era un galgo. Un galgo recién nacido. Al mes y medio de vida, Nelson, que no tenía nombre todavía, no podía ni andar. Se arrastraba como podía porque tenía una costilla rota, una fractura de fémur y otra de tibia y peroné. También sufría una osteoporosis avanzada, es decir, el síndrome de los huesos de mantequilla provocado por la desnutrición. Alguien, de cuyo nombre carecemos, se había dedicado a jugar al fútbol y, mala suerte, a Nelson le tocó ser el balón. Abandonado como una colilla después, su estrella cambió de posición y terminó en brazos de una voluntaria de la asociación SOS Galgos, que le puso a Nelson el nombre de Puppy. 

Puppy pasó por quirófano y terminó con las patas inmovilizadas por seis clavos y seis agujas. Y con las heridas a flor de piel, Puppy, el futuro Nelson, puso en funcionamiento la maquinaria de SOS Galgos, una protectora catalana sin ánimo de lucro que cuando rescata un perro lo cura, lo desparasita y le busca un primer hogar, una casa de acogida. Esa primera parada siempre es provisional, hasta encontrar a alguien idóneo y capacitado para adoptar de forma definitiva. Y de esta manera, Puppy llegó con carácter de urgencia a la casa de Manuela, una enfermera que vive en Nuevo Baztán (Madrid) que atendió encantada a la llamada de SOS Galgos para hacerse cargo del pequeño galgo durante seis meses. Allí lo curó por dentro y por fuera, lo mimó y lo rebautizó: Puppy dejó atrás a Puppy y se convirtió en Nelson, "por ser un superviviente".

NelsonmanuelaY es que ser galgo en España lleva implícito en el carácter lo de ser superviviente. De eso se dio cuenta la eurodiputada francesa Michèle Striffle, que horrorizada ante el trato que sufre esta raza, sobre todo en España e Irlanda, preparó un borrador para que fuera aprobado en el parlamento europeo. En él exigía “el cese inmediato de la tortura y el maltrato de galgos en Europa”. Esta iniciativa estuvo acompañada de manifestaciones en Estrasburgo, Madrid y Barcelona, en las que participaron más de 2.000 personas. “Pero fue un fracaso”. Esas son las palabras de desaliento de Anna, una británica afincada en Barcelona que fundó SOS Galgos hace doce años, la protectora de la que sigue siendo directora. El 13 de julio, fecha límite para aprobar la declaración, un total de 220 eurodiputados apoyaron la ley de Striffle. Insuficiente. Para que siguiera adelante se necesitaban 383 firmas.         

El resultado cayó como un mazazo en la asociación y entre los amantes de los galgos. “Teníamos tantas esperanzas de que por fin regularan de una manera contundente esta situación… España es un país cruel con los animales en general y los galgos en particular”, se queja Anna. Optimista, risueña y de risa contagiosa, la directora de SOS Galgos llegó a España hace 20 años y se enamoró locamente de su veterinario. Juntos fundaron la protectora con la intención de salvar 250 galgos del último canódromo de Barcelona, que cerraba y dejaba a los perros en lista de espera para recibir la eutanasia. Fue el inicio de una historia llena de tesón, alegrías y alguna lágrima. A Anna se le apaga la voz cuando habla de la caza furtiva en España, de la que, dice, forman parte “muchos de los que nos gobiernan”. Con dos millones de personas con licencia de caza, los últimos datos de la Federación de Asociaciones de Protectoras estiman que hay 300.000 cazadores galgueros con manadas de galgos en su poder. Y de todos ellos se abandonan o se sacrifican al año entre 50.000 y 60.000, sobre todo en febrero, cuando termina la temporada de caza. Una cifra que dista mucho de la del Gobierno español, que asegura que el principal problema de los galgos no es el abandono, sino el robo.

Perla“Muchos viven en zulos, entre rejas y a oscuras. Viven como cucarachas. Peor, porque para los cazadores no son seres vivos. Esto es denunciable y cómo se deshacen de ellos también”. Y es que Anna ha tenido que recoger muchos de esos perros tirados como si fueran una herramienta que deja de funcionar: “Abandonados, ahorcados, degollados o arrojados a pozos. Y todos los que milagrosamente siguen vivos están desnutridos y a punto de desfallecer”. En esa situación encontraron a Nelson, que ahora, en casa de Manuela, se ha convertido en un cachorro de tres meses juguetón, inquieto y el único de todos los animales de la familia que posee del beneplácito para subir al sofá. “Lo tengo mimado, pero ha sufrido tanto….”, se excusa Manuela, que reconoce que es muy probable que le conceda el visado indefinido para quedarse en su hogar. “Cuando lleve seis meses aquí…¿Cómo me voy a deshacer de él? Pero sólo si no me destroza el jardín”, bromea con el morro de Nelson bajo su barbilla. 

Porque los galgos no ladran, hablan con el hocico. Lo apoyan sobre el regazo y piden tímidamente un poco de atención. Así es Perla, una galga de siete años que lleva cinco con Carmen, la presidenta de SOS Galgos. Viven juntas en un piso de Brunete (Madrid) y entre ellas se creó un vínculo especial cuando llegó. Perla perteneció a un cazador que la entregó a la asociación porque no servía para cazar. De ojos curiosamente redondos, elegante y muy asustadiza, "está traumatizada con algo que le pasó". No soporta al ser humano en general, y a los hombres en particular, de los que huye irremediablemente. Da igual cómo se acerquen a ella. "Encontramos hasta dos casas con gente maravillosa que la adoptó. Pero la devolvieron porque tenía tanto miedo que se lanzaba contra un muro para huir", cuenta Carmen, que asumió que Perla la había elegido y encontraba con ella la paz que necesitaba. La presidenta de la protectora fue primero una luchadora por los derechos de la mujer a la que detuvieron en Marbella hace 50 años por bañarse en biquini y, años después, se unió a la causa de SOS Galgos de casualidad. "Me encontré uno por la calle y de repente mi vida empezó a girar en torno a ellos", cuenta mientras sonríe al escuchar los pasos curiosos de Perla sobre el parqué de su casa. "No se va a acercar. El miedo puede a la curiosidad", explica Carmen, que sabe que cuando hay intrusos su perra desaparece. "Sé que me moriré antes de que esto cambie", se lamenta al hablar del resultado de la iniciativa de la eurodiputada Striffle. Pero tampoco pide tanto. Enseñar a la gente que el galgo es un perfecto animal de compañía. Y poner más trabas para impedir que un cachorro reciba una patada al nacer.

Hay 74 Comentarios

En la página 3 es donde está la historia, la página 1 y2 solo es la publicidad que puse

“Un domingo por la mañana me avisan que hay una hembra de galgo en muy mal estado en un criadero de cerdos. Me dirijo urgentemente allí,
y me encuentro a Lolita, tirada en el suelo. Era una mañana muy fría, mucho aire, aunque había algunos rayos de sol.
Ví a Lolita tumbada. Su mirada reflejaba un miedo extremo. Se le notaban todas las costillas como si fuese un saquito de huesos. Temblaba de miedo, estaba muerta de miedo. Me acerqué a ella, y lo peor estaba por ver.
Al acercarme se levanta, y pude comprobar como le costaba tenerse en pie. Las dos patas delanteras estaban casi seccionadas y a pesar de ello intentó correr como pudo.
Fuí corriendo detrás de ella. Intentó morderme. La fuí acorralando hasta que tuve mucha fortuna: entró en una nave. Como un torito en el ruedo que sabe que va a morir, se dejo caer al suelo. Me acerqué despacio a ella, de rodillas, y ella solita no hizo nada. Le puse un bozal y la cogí en brazos. Pesada nada, era un saco de huesos. Me temí lo peor.

Llamé a Anna y me dijo que hiciese todo lo posible por salvarla. Entonces nos fuimos de urgencias Alcázar de San Juan (Ciudad Real). Allí la atendieron. Le curaron las heridas e iniciamos un tratamiento, para ver si podía responder.
En ese momento, todo lo que estábamos haciendo podía quedar en nada, porque no sabíamos si se podría recuperar. Si no se hubiese podido recuperar habría que haberla sacrificado….
Después la atendió el veterinario de Consuegra-Madridejos, con un nuevo tratamiento, nuevas curas y Lolita empezó a responder.
Además, Lolita estuvo todo el tiempo muerta de miedo. Le construimos una casa con palets, de tal manera que ella pudiera entrar y salir, aunque lo hacía pocas veces porque se movía con dificultad. Pero tenía una tapa arriba, y por arriba podíamos sacarla. Así la curábamos (3 veces al día). Esto exigió pedir ayuda porque una sola persona no podía atenderla. Por eso participan: Nines, Marta y Eva durante las curas.
Después ya contactamos con Anna y se encargó de llevarla a Barcelona.”

14 horas de viaje
Richard de Villar-Rosàs nos explica cómo fue el rodaje.
“Salimos de Barcelona con la furgoneta y el transportín de galgo a las 4 de la mañana. Melanie, Víctor, Yo, Pau con las dos cámaras y Pablo con el equipo de sonido. La cuidad es otra a estas horas – no había nada de tráfico. Conduje unas 3 horas y luego paramos para desayunar y hacer cambio de conductor. Mientras bajamos a Consuegra, Víctor y Pau empezaron a grabar material para la secuencia del viaje de Lolita dentro de su transportín.
Llegamos al hotel a medio día. Comimos rápidamente y después fuimos directamente con Pablo a la casa de acogida de Eva. Aquí conocimos a Marta y Nines, otras dos voluntarias de SOS Galgos.
Lolita estaba metida dentro de su casita de madera. No salió. Empezamos a grabar la despedida de Pablo con Lolita y cuando Pablo la sacó de su casita vimos todos por primera vez el miedo que tenía. Estaba temblando y tenía las dos patas delanteras cubiertas de vendas.
Solo se tranquilizó cuando Pablo la cogió en brazos, pero nunca olvidaré la mirada que tenía, el miedo que se reflejaba en sus ojos. Fue en aquel momento cuando realmente me di cuenta de la importancia del trabajo que hacen cada una de las personas asociadas con SOS Galgos.
Grabamos mucha material de Pablo con Lolita porque sabíamos que la relación entre ellos era el punto más emotivo de la historia. Fue Pablo el que le salvó la vida a Lolita. Fue él quien le dio la oportunidad de empezar su vida desde cero.

Por la tarde Pablo nos llevó al sitio donde había encontrado a Lolita; una casa de campo abandonada. Pablo lo llamó: “El Cementerio de Galgos”, y cuando entramos entendimos por qué. Entre las piedras y vigas caídas encontramos los huesos de un par de galgos muertos y los restos de varias sogas colgadas.
La casa fue para mí una buena metáfora de la caza con galgo en España. De lejos, con la luz del sol del atardecer iluminando las paredes, parecía algo muy bucólico. Pero una vez dentro, la casa era algo terrorífico. La usamos como el inicio y final del corto.
Al día siguiente nos levantamos pronto y recogimos a Lolita en la casa de Eva. Nos despedimos de Pablo y Eva y empezamos las 7 horas de vuelta hasta Barcelona, con Lolita dentro del transportín de SOS Galgos. No me acuerdo de haber oído ni un solo sonido de Lolita durante todo la vuelta. Supongo que estaba muy asustada, pero se comportó muy bien y a las 20.45 llegamos a la oficina de SOS Galgos donde nos esperaba Anna.
Una vez aparcamos, Melanie y yo sacamos el transportín, mientras que Víctor, Pau y Pablo filmaron el primer encuentro entre Anna y Lolita. Otra momento muy importante de la historia.
Volvimos el día siguiente para grabar las últimas secuencias con Albert, el veterinario de SOS Galgos, y el baño de Lolita. Me acuerdo perfectamente de la cara de Lolita mientras Anna la estaba secando con una toalla enorme. Fue la mirada de alguien que ha vuelto a casa después de un viaje muy largo. Estaba cansadísima, pero muy contenta.”
Puedes leer las últimas noticias de Lolita aquí

Quieres ver bondad ternura amor , paz mira los ojos de un perrito y ahi esta todo te convence con una sola mirada

Quieres ver bondad ternura amor , paz mira los ojos de un perrito y ahi esta todo te convence con una sola mirada

Este mensaje es para RICARDO CAZADOR: Espero que en un futuro cercano a ti te pase lo mismo que a estos pobre animales. Los perros son seres vivos, son animales como nosotros, y aunque no puedan expresarse con palabras lo hacen con los ojos y con sus actos. Hay muchos perros mejores que tú, y la diferencia entre un perro y tú, es que un perro nunca maltrataría a nadie de la manera que a ti te gusta hacer. Espero que tengas un final doloroso. CON GENTE COMO TÚ ASÍ VA ESPAÑA. Un saludo.

Ola a todos. Yo soi cazador y disfruto mucho matando y pienso segir haciendolo, y los animalistas soys uma caca. Los galgos nacieron para eso, ademas no sufren.Viva las escopetas.

Respeto mucho a los vegetarianos,pero que digais que somos igual que los sadicos que torturan a galgos etc me parece que sobra.
Soy mama de dos bebes y me estoy haciendo cargo de una galga abandonada . Todos me criticaron xk decian que estaba loca, que con dos crios como se me ocurria acoger a un perro... bueno, es la locura mas bonita que he echo en mi vida. Seguire ayudando todas las veces que sea posible. Mi Luna me da paz,vivo por y para mi familia y mi perra. Cuando renga adopcion continuare acogiendo todos los que pueda.

Sólo deseo, que el que haga daño a los animales, lo pague en esta vida.

Nosotros apoyamos estas concentraciones en España, difundiendo mensajes para propiciar la participación, y aunque no se hayan conseguido los votos necesarios, no hay que desanimarse, debemos seguir luchando para crear conciencia y, desde luego, la labor que están realizando protectoras como SOS Galgos, Galgo Astur, Baasgalgo y muchas otras es admirable. Confiamos en que pronto lograremos cambiar esta terrible realidad y que no tendremos que ver más casos como el de Nelson. Compartimos con vosotros una entrevista a una de las fundadoras de Baasgalgo que publicamos en nuestro blog y en la que cuenta cómo se gestionan los abandonos y qué pueden hacer los ciudadanos para colaborar http://www.advantix.es/blog/2011/11/%E2%80%9Cespana-el-unico-pais-donde-se-permite-la-caza-con-galgos-es-esta-la-raza-mas-maltratada-de-todos-los-perros-en-nuestro-pais%E2%80%9D/. ¡Un saludo!

¡Los humanos somos unos ANIMALES!

He vivido con varios tipos de perros... grandes, pequeños hasta que adopté un galgo. Cuando conocí a dora entendí porqué un galgo tiene algo especial. Llevan tantos siglos de maltrato q hay algo en su caracter, una forma especial de disfrutar de familia, comida, de su camita, de todo. Saben sonreir y lo hacen a menudo, eso si les dejamos porq la mayoría no tienen esta oportunidad y esa es la mayor canallada les hacemos en España, matarlos segun nacen usándolos. Adopten uno, y comprobarán como triunfa la vida sobre la barbarie. Es toda una experiencia.

El maltrato animal es gratuito en este pais y de eso se aprovechan psicopatas, paletos y palurdos. me averguenzo de este pais !!!!

Me parece que a la gente que no le importa un animal, sea el que sea y aún más si lo ves sufriendo es que no tiene corazón. Y hay pocas cosas que le importen excepto ellos mismos.
ánimo a todas las personas que valemos teniendo sentimientos y ayudando a perros, gatos, personas, y todo ser vivo. Los demás que están a favor de los toros la caza y les importa un comino si los animales sufren o las personas por mi no merecen más que lo que ellos quieren ignorar.
Saludos.

Igual que se hacen hamburguesas a la carta , dentro de los laboratorios inventen humanos con sentimientos, tanta crueldad debería estar ya erradicada.

Tania, el tercemundismo no está ligado al nivel de vida de la población sino a la pobreza mental de sus gentes, de ahí que aun matemos toros a diestra y siniestra, o has visto algunas fiestas de pueblo en donde no se maltrate un animal? Toros, patos , cabras, es la realidad de un país que se niega a evolucionar.

Es una vergüenza que este pais no siendo tercermundista se trate así a los animales, se deberia de prohibir la caza.. o al menos inhabilitar a los que comenten maltrato. Es realmente indignante. De salvajes.....

no lo creereis, pero fui casa de acogida de perlita, una perra encantadora, buenisima...nunca me olvidare de ella, ni de Alissa...las llevare siempre en mi cabeza

No entiendo cómo puede haber gente tan miserable. Si son capaces de tratar así a un animal, son capaces de todo...Gracias a personas desinteresadas y buenas se consigue que estos perros salgan adelante y paliar un poco el sufrimiento recibido.

Curiosos los improperios, insultos y agresividad que demuestan algunas personas cuando alguien habla de veganismo. El veganismo es una demostración esencial del respeto hacia el resto de animales, es cambiar tu vida por la única satisfacción de saber que por tu hambre no morirá ningún animal. Curioso que a algunos les soliviente de tal manera al tiempo que dicen adorar al pobre perro del artículo. Y sin sonrojarse.

Precioso artículo. Refleja, gran parte, el dolor de nacer galgo en este país, el mismo que nacer podenco.

A Willy, mi podenco mix

Dicen que después de la oscuridad y por largo que sea el túnel, siempre hay un atisbo de luz. El mío fue encontrar a Willy, ese perrito mix podenco-galgo abandonado a su suerte con sólo 5 meses, que encontré en la calle en torno a mediados de febrero, de no hace muchos años, y que seguramente, era deshecho de un cazador.
¡Ay, ese mes de febrero! es el mes maldito para podencos y galgos. El mes del terror y el horror; del asesinato impune y rastrero de miles de perros.
Pero en este caso, doy gracias a ese "señor" que tiró su basura a la calle, pues así pude encontrar un alma bella, que me habla con su mirada.
Una mirada bondadosa, sosegada, tranquila y llena de agradecimiento por salvarle de la inanición y una muerte segura, en una perrera o tirado en una cuneta.
Esa mirada tan sólo la tienen los seres puros que saber amar de verdad, que tienen llenos su alma y corazón de AMOR INCONDICIONAL.

¡Gracias Willy por compartir tu vida conmigo!
¡Gracias por estar siempre ahí!
¡Gracias por el amor que me das!

Adopta un galgo o un podenco, son perros de casa no de caza...

Ufff, como siempre deseo que toda la gente que hace esto muera de una forma muy dolorosa, si es posible que mueran sus hijos y sus padres. El hombre hablando de derechos humanos, derechos acá, derechos allá, siendo que hay tanta gente inepta, simplemente ESPERO QUE MUERAN DOLOROSAMENTE!!!!!!!...

El ser humano es un virus, que destruye y contamina todo lo que toca. Si Dios existe, dónde está que no protege a estas criaturas indefensa de los bárbaros humanos?. Gracias a dios soy ateo.

De un pais donde se exalta la corridas de toros, que se espera? Los galgos son los perros mas timidos y buenos e humillados solo por su caracter docil. Deberia estar penalizado seriamente, por cierto, si te atreves a defender te llaman perro flauta o gillipollas, hasta ahi es donde llega el gran raciocionio iberico. Han tenido que venir los guiris a darnos una leccion, manda guevos!

Nuestra casa es casa de acogida de galgos. Hemos visto y tenido en caso casos terribles. El de ahora, un algo deformado por pasar 18 meses en una jaula sin salir para nada. Con pánico al ser humano. Uno de tantos.
Descojonarse de algo así diciendo paridas sobre la mierda de los parques o sobre el hecho de comer carne demuestra tener el cociente intelectual de una ameba. Panda de palurdos.

Las vacas, cerdos, pollos, patos y demás animales que os coméis sufren igual que este pobre galgo.

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

Emperrados

Sobre el blog

El día en que un chiquitajo o un gigante peludo entra por la puerta cambia tu vida. Aunque nadie te hable en casa, tú ya tienes asegurados fiesta, perplejidad y cariño. Somos unos cuantos autores con ganas de contar su peculiar verdad sobre perros y gatos. Coordinados por Matilda, una schnauzer (superdotada, cómo no) adicta a los calcetines de Ana Alfageme

Sobre las autoras

Ana AlfagemeEn una de sus vidas, Ana Alfageme es periodista en EL PAÍS, donde durante 26 años ha saltado desde la información científica y social a los sucesos y la cultura. Hoy trabaja en proyectos especiales. Su aventura más nueva y apasionante es compartir techo con Matilda y sobrevivir para contarlo aquí.

¿Comentarios, propuestas, noticias?

Escríbenos a blogemperrados@gmail.com

Alojamiento, salir y más

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal