Prohibido llevar perros al campo

Por: | 28 de octubre de 2013

IMG-20130922-00505
Odias la ciudad, está llena de gente y coches, pero no tienes más remedio que aguantarte. Te gustaría vivir en el campo, pero no puedes: los coles de los niños, tener a mano la familia, tampoco quieres pasarte toda la vida en el coche. Te encanta la naturaleza y la vida al aire libre, te gusta la montaña, subir, bajar, correr y tumbarte, lo que sea, por la mañana o por la tarde.

Tienes dos perras, una es una Border Collie, la otra, recogida, la describimos como “Border Chuchi”. Te hacen feliz, te mantienen en contacto con la naturaleza. Son deportistas, como tú, y como tú, soportan la ciudad a duras penas. Entre semana tienen que ir atadas, por las aceras es obligatorio, en los parques también es obligatorio llevarlas atadas. Buscas sitios donde soltarlas, y cuando lo haces miras a tu alrededor como un delincuente, no te vayan a pillar. Sabes, lo has visto, que hay países más civilizados donde los perros pueden ir en el metro, en el autobús, entrar en las tiendas y, en general, poder ser lo que son: compañeros ("mascotas" no me gusta). En fin, que tener perro en este país es ser un apestado, cosas del subdesarrollo.

¡Pero mañana es domingo! Todo eso quedará atrás. El plan es impecable: te levantas a las siete de la mañana y te pones en marcha. Así serás de los primeros en llegar a la montaña y disfrutarla antes de que se llene de gente. Cuando llegas al Valle de la Barranca, tras 50 kilómetros de coche, hace frío, unos 8 grados. Pero merece la pena: hay silencio, el aparcamiento está vacío, sólo unos cuantos montañeros y algún otro pirado como tú, con sus zapatillas de trial, el pantalón corto y la cartuchera con una botella de agua y dos barritas energéticas.

El plan es subir trotando hacia la Bola del Mundo y bajar corriendo, escuchando tu respiración y las pisadas rápidas de tus perras, felices por el frescor y los miles de olores que el bosque les devuelve. La luz de la mañana es increíble, se ve toda la sierra norte de Madrid, desde el Escorial a la Pedriza, y al final, de la bruma, salen las puntas de las cuatro torres Espacio. La primera luz de la mañana se desparrama por las rocas de granito, las jaras están todavía húmedas, y los enebros frescos.

¡UN MOMENTO! No puede ser. El cartel es rotundo. "¡PROHIBIDO PERROS SUELTOS!" Es curioso que de todas las prohibiciones que hay en el cartel, está es la que ha habido que destacar especialmente. El mensaje está claro: llevar un perro suelto es peor que circular en coche por un parque natural, arrancar flores, recoger setas, tirar basura, hacer fuego o acampar. Todas esas amenazas ecológicas son de segundo orden: lo verdaderamente amenazante es un perro suelto, un arma, al parecer, de destrucción masiva ecológica.

Por supuesto, me niego a respetar la prohibición: si este post sirve para autoinculparme ante las autoridades, que así sea. Pongo de testigo de que incumplo la norma a unas vacas, que miraron impasibles a mis perras mientras estas se acercaron con prudencia a olerlas y, con más valor probatorio, a un caminante que me reconvino por mi incívica conducta. "Tiene que atar a los perros", me dijo con tono agrio y enfadado.

Le podría haber dicho mil cosas: que era un discapacitado emocional incapaz de sentir nada por un perro, que era una ecologista de pacotilla por no amar la naturaleza en todas sus formas, o que era un ser humano incompleto, pero me callé y continué mi trote, dejando que el frescor de la mañana me llenara de paz. Y lo hice por dos razones: una, porque el represor que me reconvenía no entendería nada, dos, porque era evidente que yo era mucho más feliz que él. Gracias a mis perras por, paradoja final, hacerme más humano.

NOTA DE LA COORDINADORA SOBRE EL AUTOR: José Ignacio Torreblanca es profesor de Ciencia Política en la UNED y director de la oficina en Madrid del European Council on Foreign Relations. Experto en temas internacionales y europeos, podemos leerle cada viernes como columnista de EL PAÍS y también en el blog Café Steiner. Pero sobre todo es el orgulloso compañero de vida (y de carreras) de dos border collie guapas a rabiar.

Hay 332 Comentarios

Hay mucha gente que no tiene perro, ni gato.
Gente mayor y mediana, y también niños y niñas.
Que no lo tienen.
Por lo que sea.
Sin discutir si los animales son cariñosos, atentos, ayudan, dan compañía y todo eso.
Pero es que son animales, y van por las calles como tales.
Oliendo el suelo y todo lo que contiene, que hoy en día es bastante insano.
El suelo.
Y por eso, el tener cuidado con los animales, que son inocentes y cándidos, y buenos, y amables.
Pero sus dueños no.
Al menos no todo el mundo dueño de un chucho.
Dejando que anden por donde quieran u husmeen a cualquiera sea grande o menor, o se meten entre las piernas, o ladren o se peleen con otros chuchos en el parque.
Los que no quieren perros han de aceptar el pasar por todo eso y además gratis.
Pues como los coches, el quiera perro que lo cuide y lo mantenga al margen de los demás.
En sociedad, lo que no quieres para ti, no se los des a los otros y a las otras.
Por narices.

Dueño de 2 perritos guapos: eres un maleducado, no te dará más razón escribir CON MAYUSCULAS COMO UNA LOCA HISTÉRICA.

adfas, comparto totalmente todo lo que dices, el problema es que estos, defendiendo a sus perros, se saltan los derechos de los demás por el forro de los mismo. Y lo bueno es que nos tachan a nosotros de no querer a los animales. ¡Sabrán ellos de mi vida! Ellos, a lo Bush, o estás conmigo o estás en contra.

aurora, vives en los mundos de Yuppi, perdona que te lo diga así. Dime en qué zona, porque allí me mudo. O sea, que donde tu vives, los perros no hacen caca por donde quieren? no ladran? no muerden? no se les va la olla? repito, me tendrás que decir donde vives. Por la misma zona del Guinardó de Barcelona cuesta a veces andar y toca ir dando saltitos para esquivar cacas. En Barcelona ciudad. En el campo y zona rural no, verdad?

En fin.

HAY QUE SER BURRO,SERGIO

Sonia: no hay derechos sin obligaciones, y es por eso que los ANIMALES no tienen DERECHOS.

Publicado por: sergio | 29/10/2013 16:31:56

SERGIO TE RECUERDO QUE TU MISMO ERES UN ANIMAL IGUAL QUE YO O MI PERRO. ADEMAS, LOS PERROS TIENEN A DIA DE HOY MAS OBLIGACIONES QUE TU, ASI QUE CIERRA LA BOQUITA QUE NO TIENES DERECHO A HABLAR POR SER UN ANIMAL, JAJAJAJAJ

REPITO, QUE ASCO DE SOCIEDAD.
Y DADO QUE ES TAN ASQUEROSA, ESTOY POR PEDIR QUE PONGAN DOS ZONAS EN EL CAMPO ( Y TODO BIEN VALLADITO EHHHH) UNA PARA RETROGRADOS PSEUDOPROGRESISTAS Y CAZADORES, TODOS JUNTITOS, Y OTRA PARA LA GENTE QUE NOS GUSTA LA NATURALEZA Y LOS ANIMALES.

POR CIERTO, DONDE QUEDO ESE SLOGAN TAN BONITO DE LOS PROGRESISTAS QUE DECIA: PROHIBIDO PROHIBIR??? AHORA VA A RESULTAR QUE NOS NAZIS SOIS VOSOTROS, CON PIEL DE CORDERO.

Publicado por: adfas | 29/10/2013 18:14:26

Dejo los motivos por los que deben ir atados los parques en un parque natural, en este caso el de Peñalara. Si eso, discutimos a partir de aquí:

- Por respeto hacia el resto de los visitantes y el cumplimiento de la normativa general de animales domésticos. Más de 3.800 perros al año en una zona tan concurrida, pueden generar temor, accidentes o agresiones. LOS CAZADORES NO PROVOCAN ACCIDENTES, NI TEMOR A QUE TE LLEVES UN TIRO MIENTRAS PASEAS POR EL CAMPO.

- Los perros pueden causar daños y molestias a la fauna. Muchos animales se mueven entre los matorrales, tanto para nidificar como zona de campeo. Animales muertos y fracasos en la nidificación son testigos de estas molestias.
LOS CAZADORES ASESINANDO ANIMALES POR MERO PLACER, NO CAUSAN DAÑO A LA FAUNA. NI MATAN HEMBRAS GESTANTES, NI DESTROZAN MATORRALES PARA AGAZAPARSE COMO LAS HIENAS QUE SON.

- Los perros pueden ser un vector de transmisión de enfermedades y contaminación, a través de sus heces o de sus patas al moverse entre los distintos humedales y provenir en numerosas ocasiones de ambientes urbanos. AQUI PARTIMOS DE LA BASE DE QUE TODOS LOS SERES HUMANOS SE DUCHAN TODOS LOS DIAS, Y NO TIENEN NUNCA ENFERMEDADES, POR NO HABLAR DE LOS CARCHUTOS QUE DEJAN TIRADOS Y LAS COLILLAS Y LOS ARBUSTOS ARRANCADOS. Y CLARO ESTA QUE TODOS LOS HUMANOS TENEMOS UN PAR DE ZAPATILLAS QUE NOS PONEMOS JUSTO CUANDO LLEGAMOS AL CAMPO.

- Al entrar en las charcas y lagunillas, alteran las puestas de anfibios, incrementan la turbidez del agua al remover los sedimentos y aumentan la carga orgánica. LOS HUMANOS NO DISFRUTAN TIRANDO PIEDRAS Y TODO LO QUE SE LES ANTOJA A LAS CHARCAS.

- Muchos perros molestan al ganado, provocando carreras con los consiguientes impactos y pudiendo alterar el parto o el embarazo de las reses. Además, el ganado perseguido constituye un riesgo para el resto de los visitantes. LOS HUMANOS NUNCA MOLESTAN AL GANADO ( POR LO VISTO CREO QUE ES AL REVES) EL GANADO MOLESTA A LO HUMANOS.

- En las zonas reservadas a determinados deportes de nieve (esquí de fondo, trineos), la presencia de perros puede generar accidentes graves, entorpecer las actividades deportivas o estropear la huella de patinador de la pista de fondo. LOS HUMANOS ESQUIAMOS, VAMOS ES ALGO QUE LLEVAMOS EN LOS GENES, ES NUESTRA NATURALEZA, Y MODIFICAR EL ENTORNO PARA ESOS FINES ES TOTALMENTE LOGICO. Y NO ROMPEN PIERNAS NI SE COCHAN COM OTROS, PERO LO IMPORTANTE ES QUE NO BORRES LA HUELLA QUE DEJA UN PATINADOR. ( ESA HUELLA DEBERIA ESTA PROTEGIDA POR LA SGAE, POR EL SEPRONA Y POR DIOS, DADO QUE LLEVA ESA HUELLA AHI, 2 MESES)

- El ganado y fauna silvestre llevan mucho tiempo conviviendo en el Parque. Además, el paisaje que vemos es en parte el resultado del pastoreo de ganado en esta zona durante siglos. EL GANADO Y LA FAUNA SILVESTRE NO SE LA PUEDE MOLESTAR, PERO UN TIO CON UNA ESCOPETA, PUEDE ANIQUILARLA, Y GENERAR RUIDOS TOTALMENTE NATURALES

QUE ASCO DE SOCIEDAD

Una culebra no debe ir atada porque es un animal salvaje que está en su hábitat. Parece mentira tener que aclarar algo tan infantil.

Dejo los motivos por los que deben ir atados los parques en un parque natural, en este caso el de Peñalara. Si eso, discutimos a partir de aquí:

- Por respeto hacia el resto de los visitantes y el cumplimiento de la normativa general de animales domésticos. Más de 3.800 perros al año en una zona tan concurrida, pueden generar temor, accidentes o agresiones.

- Los perros pueden causar daños y molestias a la fauna. Muchos animales se mueven entre los matorrales, tanto para nidificar como zona de campeo. Animales muertos y fracasos en la nidificación son testigos de estas molestias.

- Los perros pueden ser un vector de transmisión de enfermedades y contaminación, a través de sus heces o de sus patas al moverse entre los distintos humedales y provenir en numerosas ocasiones de ambientes urbanos.

- Al entrar en las charcas y lagunillas, alteran las puestas de anfibios, incrementan la turbidez del agua al remover los sedimentos y aumentan la carga orgánica.

- Muchos perros molestan al ganado, provocando carreras con los consiguientes impactos y pudiendo alterar el parto o el embarazo de las reses. Además, el ganado perseguido constituye un riesgo para el resto de los visitantes.

- En las zonas reservadas a determinados deportes de nieve (esquí de fondo, trineos), la presencia de perros puede generar accidentes graves, entorpecer las actividades deportivas o estropear la huella de patinador de la pista de fondo.

- El ganado y fauna silvestre llevan mucho tiempo conviviendo en el Parque. Además, el paisaje que vemos es en parte el resultado del pastoreo de ganado en esta zona durante siglos.

Sonia: no hay derechos sin obligaciones, y es por eso que los ANIMALES no tienen DERECHOS.

Es evidente que en este país todavía impera la idea de que todo dueño de perros es un irresponsable que deja que sus peludos hagan lo que les de la gana.
¡Por favor! Cada día hay más y más perros educados por personas que se preocupan por enseñarles. Se puede enseñar a un perro dónde hacer sus necesidades (tierra, hierba, etc), se puede enseñar a que no se acerque a desconocidos, a que no acepte comida de nadie ni coma nada que no venga de manos de su dueño, se le enseña que el ladrido no da resultado de modo que dejan de ladrar... Se les enseña día a día cientos de cosas que, no solamente son para la convivencia "humana", sino que son por la propia seguridad de los perros.
Los educadores caninos, asociaciones que ofrecen cursos, hasta protectoras de animales, pasan horas y horas ayudando a los dueños a mejorar el comportamiento de sus perros. Y cada día hay más dueños con más dudas y más ganas de aprender.
Pero no, para la mayoría los dueños de perros siguen siendo aquellos que se rehúnen en un pipican mientras sus perros ladran y escandalizan (están jugando, señores) y dejan que se meen en las puertas de los demás, que gruñan a los niños, y una larga sarta de tópicos.
Qué paciencia tenemos todos los que nos dedicamos a la educación canina, por un lado dueños y perros ansiosos por aprender, y por el otro una sociedad que vive en su mundo cerrado de tópicos y críticas generalizadas.

Ya estamos con lo de siempre. Una persona que se siente diferente al resto y se cree tener más derecho que los demás a hacer lo que le plazca. Creo que quien escribe este artículo es un incívico. Punto.
A usted le parecerá aberrante que existan leyes que obliguen a los dueños de animales a llevarlos atados, pero ni le da derecho a saltarse la norma por el forro, ni a insultar a quien le dijo que debia llevar al perro atado.

Le diré más: tengo tres perros, hace poco eran cuatro y SIEMPRE han ido, van e irán atados, y vivo en el campo. Cosa diferente a la que hace la mayoría de gente que pasea por nuestra zona, llevan a los perros sueltos, muchas veces persiguen a nuestros gatos, o sus dueños se ponen a pegar gritos para llamarlos, o se cagan en la entrada de casa. Tal vez sus perros sean muy buenos y no se metan con nadie, tal vez hacen caso a su llamada, pero nunca sabe lo que puede llegar a pasar.

Me parece de una gran irresponsabilidad llevarlos sueltos y más jactarse de ello en un artículo en EL PAÍS. Lo siento, pero para mi, no es más listo ni chulo que nadie, me parece un incívico que no respeta a los demás defendiendo SUS derechos, algo tristemente típico en España.

Si se salta esta norma, ¿qué otras normas se salta per parecerle malas? ¿Puedo tener la total seguridad de hacer footing por delante de sus perros sueltos y saber que no me van a morder? Usted me dirá que "por supuesto", pero yo no le creeré, puesto que ni le conozco a usted ni a sus queridos perros, igual, justamente, que usted no me conoce a mi ni a mis queridos perros, por lo que el mal rato no me lo quita nadie, mientras usted disfruta de las florecitas del campo. La diferencia es que yo pensaré en usted y en las demás personas y animales de la zona y llevaré atados a mis perros. Primero, ellos ya disfrutan del paseo vayan atados o no. Segundo, no estamos solos en el mundo y entiendo que pueden generar alguna complicación inesperada, porque al fin y al cabo no dejan de ser animales.

Creame, amo a mis perros y a mis gatos, algunos meses he gastado más dinero en ellos que en mi mismo, he sufrido la pérdida de nuestra cuarta perra como si hubiese sido un familiar (y lo sigo sufriendo) pero tengo los pies en el suelo y entiendo que no piensan igual que nosotros, por mucho que algunos se nieguen a aceptarlo.

Le agradeceré que, si alguna vez viene a pasear por la zona donde vivo, ate a sus queridos perros, igual que hago yo allá donde voy.

Los jabalís, zorros, culebras y demás animales del campo también van atados?

Esas prohibiciones no son por los "malos dueños". Conozco muy bien la Sierra de Madrid y sufro lo que está pasando: el Gobierno de la Comunidad ampara a los cazadores y ha aprovechado la declaración de Parque Nacional para mercantilizar el campo. Realmente, por ley, no está prohibido llevar al perro suelto, la ley obliga a llevarlo "controlado". Pero cazadores y forestales están interpretando eso como "atado" en beneficio de cazadores y ganaderos. Yo sigo llevando a mi perra suelta por toda la sierra, pero ya me he topado con varios cazadores que me amenazan. El problema es que llevan armas y ya se han dado casos de perros asesinados. Claro, que no es de extrañar, se asesinan entre ellos... Además, aprovechando el tema del Parque Nacional, están llenando la sierra de normas y carteles. Por ejemplo, el domingo en el Puerto de la Fuenfria: ATENCIÓN, PELIGRO, ZONA DE TIRO, VIA TRADICIONAL DE PASO DE PALOMAS. Lo que está sucediendo es una vergüenza y propongo insumisión, perros sueltos por el monte, protestas, movilizaciones. Nos están quitando el campo.

Este a lista de comentarios es la pera. Leí el texto de este profesor de Ciencia Política en la UNED, y lo del último párrafo es DeTraca. Ya sabes con quién estudió Bárcenas y compañía. Yo me lo guiso, yo me lo como.


Agnes, parece ser que o no has leído las condiciones que publican, o no comprendemos igual las razones que dan.

3800 perros al año, son 10 perros al día, podemos si quieres dividir entre el número de km^2 que tenga el parque.

Por las enfermedades tengo a mi perro vacunado y desparasitado, no creo que vaya a llevar más enfermedades que cualquier otro ser humano.
Por los posibles ataques, tengo obligación de pagar un seguro de responsabilidad civil (en la comunidad de Madrid) además de tener a mi perro educado. Las heces las recojo, aún así, las vacas del prado también cagan.

Los animales muertos dudo que pueda haber más de canes que de zorros y lobos y demás depredadores (o humanos); el pastoreo de múltiples años son animales sueltos que han hecho cambiar el paisaje, (animales probablemente dirigidos probablemente por perros sueltos).... son razones sin sentido.

Muchos perros molestan al ganado, muchos humanos también, y tiran basura, y queman bosques.... y no los llevamos atados. Confiamos en la educación y en el sentido común.

No pongamos puertas al campo...

En contestación a David cuya opinión es la siguiente;
"Hay una cosa que es la educación y que debe estar por encima de otras consideraciones.
Se tiende a considerar por parte de urbanitas que el campo es de todos y para lo que nos de la gana, incluso sin pensar que el otro pueda pensar exactamente lo mismo.
Y tu no tienes razón ¿yo no puedo salir al campo sin que tus perros me molesten?¿Tengo que adivinar que tus perras preciosas que se me echan encima no tengan garrapatas ó me arañen la ropa?"

No se si se trata de educación o de cultura más bien. El dar por echo que si yo suelto a mis perros, en una zona extensisima al aire libre, (monte, campo...etc) para que disfruten de lo que obviamente no pueden hacer en la ciudad por la larguisima lista de prohibiciones con las que cuentan, van a ir derechos a subirse en ti y rasgarte la ropa?¿?jajaj tu has estado con pocos perros verdad?
Digo yo, porque no se encauzan todas estas fuerzas que se usan contra los animales, para prevenir que la gente ensucie. Que deje los pañuelos, papeles o envoltorios por cualquier lado... hasta compresas he llegado a ver en parques naturales. Eso no nos molesta porque somos nosotros quienes lo hacemos. Pero que un perro corra libre, que orine o defeque en un monte o campo donde lo hace el resto de la fauna, eso nos jode a rabiar. Se habla mucho de educación y dejamos de lado la tolerancia. Y esta es la va de la mano de la educación.
Y con respecto a las garrapatas, igual mis perros(por poner un ejemplo) estan más limpios que tu.

Dice Sonia: si prohíbes el paso por un lado, busca una alternativa para que podamos pasar todos de una u otra manera. Bien, el forestal te la dio: el perro atado y con la cartilla sanitaria. Al final, lo que buscáis es la solución que os satisfaga a vosotros, no una solución que satisfaga a todos.

Pero si los que tendrían q ir atados son muchos humanos!! Muchos dan miedo y son mas agresivos q un perro!! Yo paso de estas señales y llevo a mi perro Terranova suelto y al q no le guste q no mire. El planeta tierra es de todos!!. Alucino con estas señales. Lo dicho paso totalmente y me niego llevar con correa a mi perro q esta mas educado q muchos humanos

También he visto coches por el casco urbano a bastante más de 150 km/ h y no por eso prohíben conducir. Defiendo que haya una normativa, pero una establecida para todos, no sólo para una parte de la sociedad

Si este fuera un país más concienciado y cívico, estas anécdotas no se darían. He visto como los mismos dueños de los perros alargan la correa para impedirte el paso en la vía pública. No tengo nada contra el animal, pero sí contra mucho 'animal' que 'anda suelto'.

El viernes fuimos a Ordesa, parque natural situado en Huesca. Allí fue un guarda forestal el que nos indicó que el perro tenía que ir atado y con la cartilla sanitaria. Nos dimos la vuelta y nos fuimos en busca de otras sendas por las que el perro pudiera disfrutar del monte a su manera.
Comprendo a la gente que pueda tener miedo a los perros o que simplemente les resulten molestos, pero vivimos en una sociedad que se supone más o menos plural, compuesta por muchos individuos cada uno con unos gustos, manías, necesidades, pasiones y miedos diferentes.Pero a esta sociedad le falta responsabilidad, respeto, empatía y tolerancia por todos lados.
Desde las partes más altas de esta jerarquía hasta las más bajas, pensamos que la solución a cualquier dilema social es la prohibición. Y creo que está bastante lejos de la realidad. Me parece muy bien que las personas con fobia a los perros, o simplemente, a los que no les gustan éstos puedan pasear tranquila y libremente por el campo. Pero también creo y siento, que los perros, para muchos de nosotros, son nuestros compañeros, para mí es un miembro más de mi familia, que tiene unas necesidades y unos derechos. De sus obligaciones ya me encargo yo. Y no pretendo que nadie me felicite por cumplir con esas obligaciones, pero sí que respeten nuestros derechos.
Además de que la normativa no busca ni encuentra la convivencia de los diferentes intereses de los individuos de esta sociedad (si prohíbes el paso por un lado, busca una alternativa para que podamos pasar todos de una u otra manera), las personas no hemos sido educadas para respetar al prójimo. Si nos vamos a poner a pensar en todo lo que nos molesta del vecino y pidiésemos su prohibición, hoy por hoy no podríamos ni menearnos de casa y, aun estando en ella, muchas cosas no las podríamos llevar a cabo.

Creo que la naturaleza existe para todos los seres vivos, los humanos nos hemos adueñado de ella y hemos impuesto nuestras absurdas leyes y reglamentaciones y con ello hemos conseguido un mundo mucho más dañino, con extinciones masivas de especies.empetrolado, contaminado, altamente tóxico.
Sin embargo seguimos poniendo reglamentos, como este absurdo de llevar perros atados en el bosque, el perro es nuestro compañero, nuestro amigo, tiene derechos que pueden no estar escritos en un papel, pero que son los derechos que les da la naturaleza.
España es un país retrógrado en el reconocimiento de los derechos de todos los seres vivos, el más retrógrado de la comunidad europea, años de dictadura han forjado un criterio cerril y este cartel es una demostración cabal de esta afirmación.
No se ven en otros países tantos carteles de prohibición, es en este país en particular, a los que hemos visto otros mundos nos asombra el cerco mental que aquí se impone en muchos aspectos, y que será neceario remover con la ayuda de la educación y el mejoramiento que conlleva la mayor conciencia ecológica de las nuevas generaciones.

Es increible que los perros puedan causar taaaantos daños... pero sólo en España.
SERÁ QUE NO TENEMOS CLARAS UNAS MINIMAS NORMAS DE CIVISMO??
Si la tenencia de animales domesticos estuviera más y mejor controlada, a lo mejor, la gente responsable podría disfutar más de sus perros, al igual que lo hacen el resto de familias de sus hijos.
PD: como respuesta a la normativa de la dirección del parque natural.

que un niño no es un peligro? y el HP de la pobre chica sevillana? o esos desgraciados que quemaron a una niña ne madrid? o los niñatos que quemaron a un mendigo? esos no son peligrosos? yo creo que a veces hasta muchisimo mas que un perro. Y esos perros que atacan a niños, primero decir que si no sabes educarlo como se tiene que educar a un perro, recurre a un profesional. Pero tambien a muchos casos de niños atacados por perros los cuales hicieron algo al perro, pero eso no se dice. Resumiendo: si tienes perro educalo, llevalo con la correa SIEMPRE por zonas urbanas, y si es el caso con bozal. Pero lo del campo, es indignante, pues como muchos dicen los que mas destruyen la naturaleza somos nosotros mismos (incluyendo sobre todo a los niños).

Hay una cosa que es la educación y que debe estar por encima de otras consideraciones.
Se tiende a considerar por parte de urbanitas que el campo es de todos y para lo que nos de la gana, incluso sin pensar que el otro pueda pensar exactamente lo mismo.
Y tu no tienes razón ¿yo no puedo salir al campo sin que tus perros me molesten?¿Tengo que adivinar que tus perras preciosas que se me echan encima no tengan garrapatas ó me arañen la ropa?

Siendo el Sr. Torre blanca profesor de Ciencia Política en la UNED y director de la oficina en Madrid del European Council on Foreign Relations. Experto en temas internacionales y europeos, pudiendo ser leído cada viernes como columnista de EL PAÍS y también en el blog Café Steiner, llama la atención que no tenga claro el concepto de libertad, donde termina la suya y donde empieza la de los demás. Que país, así nos va. Sr. Torraba, muchos no somos compañeros de perras, ni nos gustan siquiera, aunque eso si, nos gusta pasear por ese maravilloso lugar.

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

Emperrados

Sobre el blog

El día en que un chiquitajo o un gigante peludo entra por la puerta cambia tu vida. Aunque nadie te hable en casa, tú ya tienes asegurados fiesta, perplejidad y cariño. Somos unos cuantos autores con ganas de contar su peculiar verdad sobre perros y gatos. Coordinados por Matilda, una schnauzer (superdotada, cómo no) adicta a los calcetines de Ana Alfageme

Sobre las autoras

Ana AlfagemeEn una de sus vidas, Ana Alfageme es periodista en EL PAÍS, donde durante 26 años ha saltado desde la información científica y social a los sucesos y la cultura. Hoy trabaja en proyectos especiales. Su aventura más nueva y apasionante es compartir techo con Matilda y sobrevivir para contarlo aquí.

¿Comentarios, propuestas, noticias?

Escríbenos a blogemperrados@gmail.com

Alojamiento, salir y más

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal