Lo que nadie me dijo antes de tener perro (3): 10 cambios en mi vida

Por: | 07 de noviembre de 2013

IMG_0555
Ahí está, con sus tesoros, tumbadita en el futón: mordisqueando la funda de plástico de un antifaz de viaje y pegada a mis calcetines usados. Matilda no me quita (el rabillo del) ojo. Hoy cumple un año, y ha pasado conmigo 10 meses. ¿Cómo es posible que un bichín (así le llama mi sobrina) de 8 kilos haya cambiado estrepitosamente mi vida? Aquí van 10 ejemplos. Y algún estudio científico que me tranquiliza: no estoy tan loca.

1. Practico ejercicio, sí o sí. He pasado de ser una perfecta deportista inconstante a convertirme, en el parque, en una presencia insistente. Para trotar al aire libre, usurpar los bancos de abdominales a los corredores o a los vigoréxicos y buscar desesperadamente a Matilda cuando le da por explorar el terreno mientras yo sudo con los fondos. No hay excusa que valga. Ya puedes haberte bebido una noche el agua de los floreros que, al llegar a casa, en vez de alguien con el rodillo en ristre, te esperan ellos con la correa entre las fauces. Resulta que sí, que los que tenemos perro hacemos más ejercicio, aunque sea caminar, del orden de media hora más a la semana que quienes no lo tienen, 

Perrillos1
Corre, que viene Matilda y la lía. Dos perros juegan hace dos días en un parque de Hamburgo. AFP/MAJA HITIJ

2. Tengo más tono muscular, pero no es lo que tú te piensas. Dispongo de un número indeterminado de músculos -los de la sonrisa- en perfecta forma. Los ejercito a diario cuando:

-Veo a Matilda huir escaleras abajo, las orejas plegadas hacia atrás, como si quisiera hacerse invisible, con a) calcetines, cuanto más sudados, más ricos;  c) sandalia de tacón alto o zapatilla deportiva, todo le vale; d) crema hidratante o similar, pero generalmente, cara e) cualquier objeto que caiga al suelo y despierte su siempre desmesurada curiosidad.

-Se lanza a por las moscas (y las avispas) como si no existiera un mañana.

-Lame con delectación el agua que cae en la bañera mientras la lavo, algo que ella odia personalmente. 

-Juega al balón con un cubito de hielo.

3. Soy la mujer sin nombre. En el barrio nadie sabe como me llamo, solo que paseo con Matilda. Como mucho, mis nuevos amigos guardan el número de teléfono poniendo el nombre de la perra como apellido. Yo hago lo mismo. Mi madre, que cuando llegó Matilda la recibió diciendo: "¡Qué desgracia más grande!", ya no me pregunta qué tal estoy sino cuál es la última trastada que ha hecho la perrina.

4. Hago cosas muy raras. Si hace un año me dicen que por tener perro voy a asistir, en la misma noche, a una representación magistral del Ballet Nacional de Cuba y al bar más cafre de Chueca (uno en que te sirven tapas gigantescas con vasos de vino a juego), no me lo creeria. Pero también he ido de merendola (de las de manta de cuadros) al parque, viajado a Nueva York para ejercer de descargadora de muebles y pasear a Trufo, el novio de Matilda, o descubierto discotecas en el sótano de una taberna de León. Todo ello, formando parte del grupo humano-perruno más disparatado, heterogéneo y noble que podáis imaginar.

5. Vivo en un estado de asombro permanente. Ante la cantidad de sonidos diferentes que emite Matilda para que le haga caso, las posturas acrobáticas que adopta para dormir, la coreografía de sus juegos con prácticamente todos los perros que encuentra por la calle, su tozudez y su infinita capacidad de huir cuando no le sale de las pezuñas volver a casa.

6. Recibo amor a paladas. Pedí a mis colegas perrunos que me dijesen como les ha cambiado la vida su perro. Y se han puesto sentimentales: 

"El perro es tu amigo, tu compañero, tu defensor. Tu eres su vida, su todo. Son como uno más de la familia, te demuestran su alegría y comparten tus tristezas, te dan amor incondicional, son fieles, leales, grandes compañeros, siempre están ahí. Dicen que a los perros solo les falta hablar, yo creo que no, hablan con sus ojos, con sus movimientos" (África, compañera de muchos años de Bruja, una teckel con mucho carácter. Ha convivido con ellos desde que tiene uso de razón)

"Me asombra la fidelidad, la lealtad y la incondicionalidad. Siempre está, con independencia de tu estado de ánimo. Siempre se alegra al verte y desea estar contigo. Busca permanentemente tu aprobación, cariño y respeto" (José, padre de Agua, una bulldog francesa que ostenta el título mundial de lamidos por minuto).

"Por ahora todo es bueno, incluso el pis en casa. Y las fiestas que te hace cuando te ve, sea mañana, tarde o noche" Alberto, dueño de Leo, un golden de tres meses. 

"Compañía, cariño, vamos, como un hijo pero con muchos menos problemas y más cariñosos. Y encima te obedecen" (Juana, madre de humanos y de perros).

Yo suscribo todo lo anterior.

 7. Odio a los cacadueños. No sé quienes son, porque nunca les he pillado. Pero sé lo que hacen. Minar el barrio con las deposiciones de sus perros, todo por no agacharse a recogerlas (no es para tanto, en invierno hasta te calientan la mano). Con vosotros, perdemos todos: los que tenemos perro y recogemos, porque pagamos justos por pecadores. El rechazo que debería ser exclusivo hacia los incívicos lo recibimos todos. Y es una cochinada. ¿Acaso dejarías a tu hijo cagar en la calle?

Ulymatilda
¿Qué calcetín me vas a regalar de cumpleaños? Matilda, a los dos meses, fotografiada por ULY MARTÍN

 8. ¿Soy la madre de un furkid? Es el palabro inglés para describir a los perros o los gatos que son tratados como hijos... Yo no los tengo, siempre pensé que no estaba preparada para ser madre. Tampoco he pensado si me relaciono con Matilda como si fuese mi hija. Pero sospecho que si, si eso significa aceptar que debes cuidar, alimentar y establecer un vínculo afectivo con un cachorro que te necesita y que te muestra su cariño. 

9. He dejado de fumar... y más. Dar largos paseos con Matilda era incompatible con la energía que me quitaba el tabaco. Además de las ventajas de abandonar el hábito, convivir con ella parece que es bueno para la tensión arterial, el estrés, y el colesterol. La Asociación Americana del Corazón, en una revisión de trabajos previos, ha afirmado que tener un perro "puede reducir el riesgo de sufrir enfermedad cardiovascular"

10. Tengo mejor carácter. Cuando lanzamos el blog, entrevisté a Brian Hare, una antropólogo evolucionista estudioso del comportamiento de los perros y autor de The Genius of Dogs. Y sobre los efectos perrunos en nuestra cabeza, decía: "Nuestra relación con los perros se ha hecho tan cercana qe ha cambiado nuestra psicología. Interactuar con un perro puede elevar los niveles de oxitocina, beta endorfinas y dopamina, asociadas con el placer y los sentimientos amorosos". Yo solo sé que, al igual que vivo el paso de los días y de las estaciones con más intensidad (paseos obligan), me veo más disfrutona.

Epílogo: no, no he ligado. Tener perro sube la autoestima y te hace más atractivo, mantiene el profesor Hare. Viene a decir que te olvides de las cibercitas o las discotecas. Pasearlo te va a proporcionar compañía amorosa. En eso no he triunfado, aunque progreso adecuadamente en los capítulos 1, 2, 6, 9 y 10. Así que casi que me doy con un canto en los dientes.

Y a tí, ¿como te ha cambiado la vida tu perro o tu gato?

La fotografía que abre el post es un retrato de Matilda en León, modo asalvajado. 

Hay 141 Comentarios

Por favor, me podéis decir la raza de Matilda? Me encanta! :o)

tuve un pastor alemán a mi lado durante 13 años, murió el mismo día que entré a casa con mi hija recién nacida, le dio un lametazo en la cabeza y se tumbo debajo de la mesa ahí se quedó......pensé que no aguantaria los 9 meses de embarazo por que estaba muy mal de salud, y ahora sé que aguantó por mi, por que 5 años después todavia le lloro y tengo la sensación de que está a mi lado, como siempre......y sí, es cierto....cuanto más coneces a las personas, más quieres a los perros....únicos

"Aquí reposan los restos
de una criatura que fue
bella, sin vanidad
fuerte sin insolencia
valiente sin ferocidad
y tuvo todas las virtudes
del hombre y ninguno de
sus defectos"
Este epitafio lo escribió Lord Byron para su perro, creo que está todo dicho. No todos tenemos afición por los animales, y eso es respetable; pero quien no los ha tenido, creo que no está en condiciones de opinar sobre lo bueno o lo no tan bueno de tenerlos. En mi caso, amo mucho a todos los animales, he tenido dos perros pequeños, ahora sólo uno y siempre me han dado alegrías, sólo alegrías y satisfacciones. Con la mirada, con el recibimiento cada vez que llego a casa, con la nobleza de sus sentimientos, con su lealtad...con infinidad de cosas. Crean ataduras, sin duda, como todo sentimiento. El amor a los hijos, también las crea, no? Todo sentimiento implica una dependencia. Ellos dan mucho y sólo requieren atención. Pero, siempre indudablemente, lo que dan es infinitamente más de lo que demandan. Sencillamente, por eso, vale la pena a veces, renunciar a algunas pequeñas cosas. Yo he viajado con ellos en coche y en avión, he ido de vacaciones, he optado por el turismo rural en muchos casos para encontrar un sitio donde ellos también puedan estar y jamás me arrepentiré de haberlo hecho. Todo lo contrario: buscar un buen sitio donde poder estar con ellos, me ha permitido descubrir lugares preciosos y gente encantadora, porque quien respeta a los animales tiene una señal de identidad especial, en muchos casos que he conocido. Esa señal es la del afecto y el respeto por los demás y por los demás débiles. Respecto a las cacas en la ciudad, es deber de cada uno de nosotros respetar el entorno y su gente y recogerlas. Mientras que las micciones, podemos controlar en gran medida, intentando que el perrito haga sus necesidades en los espacios adecuados, tratando de evitar en lo posible que ello suceda en sitios donde no sea conveniente; evidentemente, no siempre lo lograremos, pero debo decir que he visto más de una vez personas haciendo sus micciones en la calle, o mamás que han acompañando a sus hijos a hacerlas, no me parece correcto, pero a veces, debemos ser tolerantes, cada caso tendrá sus explicaciones o no, pero la convivencia en comunidad implica tolerancia. Si no somos capaces de tenerla, es que no somos capaces de vivir en comunidad.
Saludos a todos!

Cuídate de quienes no son felices, te harán daño sin provocación ninguna. Aléjate de esas personas desdichadas que creen que el amor tiene lógica y se obtiene cuándo y cómo conviene. Compadécete de esos infelices que nos miran con desdén preguntándose por qué nosotros somos felices y ellos no cuando creen merecerlo más. Ellos, los bajitos con colmillos son un regalo del cielo, la prueba de que existe un Dios, que es amor , si no, ¿cómo puede ser que un " animal" y un humano se quieran tanto? ¿Como es posible que aquél hombre se zafase de dos bomberos y entrase en su casa en llamas para rescatar a la reina de su corazón y muriese en el intento? ¿Cuántos ríos de lágrimas derraman los seres humanos por esas criaturas? ¿Por qué? Y yo qué sé! El amor es absurdo y tiene un encanto irresistible. Esos bajitos con colmillos, para mí, son los " ángeles de la guarda" que menciona la biblia. ¿Quién quiere causar sufrimiento y dañar a sus semejantes siendo tan feliz? Nadie que viva con un optimista recalcitrante. Ellos fueron mis "Personal Trainers", asesores filosóficos, psicoterapeutas y cómicos profesionales. Ellos lograron que perdonase lo imperdonable y que vea, a todos los que les queréis como buenos amigos. Qué pena dais los que no les queréis y nos odiáis. Y si dice que es feliz sin ellos, ¿por qué y para qué ha entrado aquí? .

A la gente que critica a los perros, su comportamiento o inconvenientes que "ocasionan" yo les digo: la culpa no la tienen los perros al igual que no la tiene un lobo de comerse una oveja o un tiburón a un bañista. Los perros, perros son y hacen cosas de perros.

El problema son los seres humanos y su egocentrismo, tendiendo siempre a pensar que la culpa de sus problemas vienen de fuera.

Me molesta que los perros sean prohibidos en todos los sitios. Yo les digo, reflexionen señores. Quien tiene la culpa de que haya cacas por las calles? tanto me repugna el que no lo recoje como el que tira un papel al suelo. Generalmente, suelen ser los mismos.

Hace poco visitaba un castillo con zonas verdes alrededor de donde fuí expulsado sólo por ir con mi perro (atado). Yo me preguntaba qué mal podría hacer un perro más allá de mear en un arbol y máxime cuando todas las paredes que rodeaban al castillo estaban llenas de grafitis. Yo me pregunto, quién es más guarro y maleducado aquí? sin duda es el ser humano, que deberia ser vetado de muchos sitios antes que un animal.


Gracias a Dios vivo en Austria donde puedo ir con mi perro al 90% de los sitios; hoteles, monumentos, transporte público y un largo etc). Los perros son los mismo que en España. Si acaso, la gente es más cívica en líneas generales (tambien hay guarros).

Ah! y no, no es obligatorio llevar al perro a ninguna escuela. Mucha gente lo lleva voluntariamente. Me parece correcto si no tienes tiempo para educarle. Igualmente yo no le he llevado al mio y jamás tuve un problema allá donde fui.

A los que no les gusten los perros, no tienen que opinar ni decir nada. En el extranjeros adoran a los perros y los tienen educados pero nuestro país por desgracia esta muy atrasado todavía.

Cuanto más conozco a las personas, más quiero a mis perros. (Oscar Wilde), totalmente de acuerdo con él.

La verdad es que no voy a leer los comentarios porque tras ver dos no voy a perder el tiempo. Solo decir que estoy de acuerdo con el artículo, nunca pensé en tener un perrito y desde hace 11 meses me ha cambiado la vida para bien y soy mucho más feliz. No es un animal de companía, sino un miembro más de la familia :)

Yo sigo diciendo y pensando, que hacen los antiperros en un blog de personas que aman y adoran a los animales??? A mi no me gustan los niños, es más los detesto y no por eso voy a blogs de mamas a joderles la marrana. Para mi, mi peludo ladrador y mis dos reinas ronroneadoras son mis nenes, los cuido y he aprendido que son mas fieles y leales que cualquier humano.

Montse, se diría que quieres a los perros más que a las personas y eso me parece lamentable la verdad. Por cierto, una cosa que me "choca" de los amantes de los perros, y os quería preguntar a todos más que nada por curiosidad es: por qué la gente tiene perros y no se preocupa para nada en entenderlos? Como ejemplo están todos esos casos que salen en "El encantador de perros" pero al margen de eso todos vemos a diario por la calle a uno chillándole a su perro "no hagas esto" "no hagas aquéllo" "no ladres" y por supuesto el perrito hace lo que le da la gana... en fin, cero entendimiento entre los perros y sus dueños, esos "amantes del perro" que no entienden a sus propias mascotas, jajaja

Me parece repugnante la contestacion de algun personaje por aqui.
Yo soy amante de los perros ahora y siempre! Me parece la mejor compañia que una persona.puede tener! Te aporta y te enseña tantas cosas... Que esto solo lo puede saber el que lo tiene en casa...en fin... Me parece perfecto que haya gente a la que no les guste.. Pero respetar es lo principal..
Sobre el que a dicho lo de las micciones de los perros...me rio!!!! Y el que escupe en la calle?? Y el que pone a sus hijos a hacer " pipi y popo" en plena calle?? Que pasa con eso?? Por el suelo hay mucha mierda!!! Y no solo por los perros. Hay gente que tiene animales y si...son unos cerdos por no recoger las cacas de sus perros...pero no todos somos asi! El que dice que tendriamos que pagar 200 euros al año por tener perro... Mira... A ti te tendrian que cobrar 1000 euros al año por dejarte respirar.. En fin!!! Luego nos preguntamos porque hay tanto maltrato animal.. Porque hay gente que los ve como un puto perro y al que encima entre tener la desgracia de haber sido abandonado por un malnacido... Lo apalean...
Vivan los perros!!
Y por cierto... La que piensa que los animales tienen que vivir en libertad... Vale!! Una vaca no te metas en casa... Pero un perro necesita compañia y afecto... Y un piso no es ningun maltrato es un cobijo donde no pasan frio ni hambre y donde no estan en peligro.. Donde un coche no les puede atropellar... ;)
He llorado mas por mis perros que por personas que me rodean...

Me parece repugnante la contestacion de algun personaje por aqui.
Yo soy amante de los perros ahora y siempre! Me parece la mejor compañia que una persona.puede tener! Te aporta y te enseña tantas cosas... Que esto solo lo puede saber el que lo tiene en casa...en fin... Me parece perfecto que haya gente a la que no les guste.. Pero respetar es lo principal..
Sobre el que a dicho lo de las micciones de los perros...me rio!!!! Y el que escupe en la calle?? Y el que pone a sus hijos a hacer " pipi y popo" en plena calle?? Que pasa con eso?? Por el suelo hay mucha mierda!!! Y no solo por los perros. Hay gente que tiene animales y si...son unos cerdos por no recoger las cacas de sus perros...pero no todos somos asi! El que dice que tendriamos que pagar 200 euros al año por tener perro... Mira... A ti te tendrian que cobrar 1000 euros al año por dejarte respirar.. En fin!!! Luego nos preguntamos porque hay tanto maltrato animal.. Porque hay gente que los ve como un puto perro y al que encima entre tener la desgracia de haber sido abandonado por un malnacido... Lo apalean...
Vivan los perros!!
Y por cierto... La que piensa que los animales tienen que vivir en libertad... Vale!! Una vaca no te metas en casa... Pero un perro necesita compañia y afecto... Y un piso no es ningun maltrato es un cobijo donde no pasan frio ni hambre y donde no estan en peligro.. Donde un coche no les puede atropellar... ;)
He llorado mas por mis perros que por personas que me rodean...

Nunca me plantearía tener un perro. Creo que los animales deberían vivir en libertad, en el campo, y en ningún caso en casas (y ya no digamos en un piso). No sé, me parece un atraso.

Lo leo y no lo creo.Qué cantidad de ignorantes hay por el mundo.No entiendo porqué opinais los que nunca habéis tenido un perro de lo que es o de cómo son.Os dan mil vueltas.Y os agradezco de su parte que nunca tengais uno.Se merecen mucho más que convivir con gentuza como vosotros.

Yo tuve durante casi 20 años una gata siamesa, la verdad que nadie que tiene gato puede enteder lo cariñosos y sociables que son, juguetones y compañeros, no se diferencian en nada a los perros. Son leales con sus amos ya que ellos son quienes deciden cuál es. Le tuki entro a casa traía por mi hermana y me adopto a mi como su dueña, y han sido los mejores 20 años, compartiendolo todo, y si, también sabes cuando estás triste y te dan mimos, y cuando quieres jugar, son simplemente increibles. También me crié con perros, y recuerdo con mucho cariño a todos, y al que más, supongo que porqué me cuidaba mucho, es un foxterrier tan guapo que ninguno de los que he visto aquí se le puede igualar. Era un auténtico Duque, increible, protector y compañero inigualable. Pero al fallecer la gatita, no soportábamos tener otro gato, era demasiado duro y hemos adoptado a un cachorro, ya tiene año y medio, Snow, dulce y jugetón e inagotable, ya puedes estar de dos a tres horas en el campo para que corra, se agote y haga amigos, que es como su dueña, habla con todo el mundo y a todos saluda, y le encantan los niños, lo adoptamos pequeño porque queremos vivir con él otros 20 años más, y si, creo que te enseña a ser más paciente y mas tolerante.. y observador, pero no todos pueden tener alguién tan especial y es una pena, porque nos enseñan a ser más sociables y tolerantes.

Una de las muchas cosas que nos ha enseñado nuestra perra es a relativizar los problemas. Ellos no se preocupan por el mañana, por el ayer... Viven el momento. Nuestra perra se quedó ciega el año pasado, pero se ha adaptado muy bien. Os dejo un video que le hicimos... http://vimeo.com/69849375

tengo 8 meses con un cocker ingles de 11 meses... mi vida cambio ahora tengo alguien que depende de mi... es la alegría de la casa! le encantan los calcetines las moscas y mi sillón verde! y a cualquier hora quiere jugar aunque yo este super cansado ah! y berrinchudo! LO AMO!

En España no tenemos término medio, o torturamos a los animales (los galgos de los cazadores, las fiestas con toros, etc) o cuando nos da por tener perros en las ciudades, la gente no se conforma con tener uno. En el centro de Madrid, es muy habitual que la gente "colecciones" perros (se van comprando el que se pone de moda cada temporada) y tengan 2, 3 o... 6. Creo que muchos amos de perros (los gatos no molestan a nadie ajeno) los tienen para poder mandar sobre alguien: es habitual ver amos histéricos volviendo locos a sus perros con órdenes contradictorias y del todo punto incongruentes con la naturaleza de sus mascotas. Porque además, los perros españoles, suelen estar muy mal educados, mejor dicho, totalmente ineducados, como muchos padres con sus hijos, a los que una total permisividad, los vuelve unos cafres tiranos. En Alemania, los perros son una delicia, y la gente tiene uno, no 4, como aquí. Es obligatorio llevarlos en Alemania a una escuela de adiestramiento -por eso ni ladran ni molestan, y se comportan perfectamente en lugares o transportes públicos. Y los perros de razas peligrosas, deben pasar un contro anual de su adiestramiento. Yo pondría una tasa municipal por cada perro a pagar por el dueño, de unos 200 euros anuales como mínimo, por lo que ensucian las cacas de los canes con amos incívicos y los pises de los demás cuyos dueños sí las recogen.

Para Olivia Valver: Comentario estratosférico (es decir, fuera de lugar). Te has equivocado de blog o pretendes impartir lecciones a los que no vemos el mundo como tú?

No me gustaban y ahora pienso antes en lo que ellos necesitan que en lo que me hace falta a mi. No digo más.

Aquí una foto de mis mejores amigos:
https://www.facebook.com/photo.php?fbid=406935156072160&set=a.391255857640090.1073741828.374927242606285&type=3&theater

Hace algo mas de 5 meses que llego Olivia a casa, una jack russell preciosa. Ha llenado de alegría la casa, es simpática, cariñosa, juguetona, y lista como ella sola, graciosa hasta para hacer trastadas. Me la llevo a todos los sitios a los que voy y se puede ir con perro, hasta corremos juntos¡¡

Yo solo se que siempre tendre algun peludito conmigo. Tienen muchos inconvenientes pero creo que a mi me han ayudado arelacionarme con las personas. De hecho debo agradecer a mi labrador Bruno que se haya hecho amigo de Bongo (un braco de weimar) porque asin he conocido a mi gran amiga bibi.

Una pug, abrumadoramente cariñosa, y tres gatos asilvestrados, negro, atigrado y ojos azules, egoístas y tiernos (a la vez) como ellos sólos. Cultivamos un huerto, para vivir, y cuidamos flores y animales, para tener una razón para vivir.

Pues no tengo corazón, y desde luego un perro no entra en mi vida ni de coña.

Y en mi vida, hago deporte, tengo amigos con hijos y con perros y/o gatos, y sin hijos y sin perros/gatos también, hago cosas raras que a estas alturas de la civilización occidental son cotidianas y normales, la gente del barrio me conoce por mi nombre completo, no recojo cagadas de nadie, una vez ligué en un parque con un tipo que llevaba su perro a pasear y resultó ser un pésimo amante, tengo buen carácter, me río de mi sombra, no soy madre de nadie, fumo cuando me apetece, y la gente que cambia por tener un perro tenia que haber hecho los cambios antes con y sin perro, y si, en ocasiones vivo en un estado de asombro con la cantidad de bichos raros que hay ya sean éstos perrunos o no....y soy feliz!!!

El próximo 17 de diciembre se cumplirán dos años desde que mi querido Coco murió y aún hoy, a más de 1.500 km de distancia, viviendo en otra casa, en otro país, encuentro alguno de sus pelitos en alguna chaqueta, mantita, jersey... Caería de rodillas y me rendiría al llanto, lloraría como una niña. No puedo, aprieto los puños, contraigo los músculos, respiro entrecortadamente y sigo. Nada ni nadie me consuela. ¿Como se les puede querer tanto? Mi vida se ha vuelto gris, anodina, insulsa, triste... Tomo el café sin él, salgo sin despedirme, llego sin saludar. Ya lo sé, quiero tener a otro pirulo en mi vida, le llamaría Magic, porque ellos traen la magia a tu vida, entre otras cosas buenas, pero mi marido dice que no, que no... Qué afortunados sóis! Un fuerte abrazo. matilda es un bomboncito, preciosa.

Publicar un comentario

Si tienes una cuenta en TypePad o TypeKey, por favor Inicia sesión.

Emperrados

Sobre el blog

El día en que un chiquitajo o un gigante peludo entra por la puerta cambia tu vida. Aunque nadie te hable en casa, tú ya tienes asegurados fiesta, perplejidad y cariño. Somos unos cuantos autores con ganas de contar su peculiar verdad sobre perros y gatos. Coordinados por Matilda, una schnauzer (superdotada, cómo no) adicta a los calcetines de Ana Alfageme

Sobre las autoras

Ana AlfagemeEn una de sus vidas, Ana Alfageme es periodista en EL PAÍS, donde durante 26 años ha saltado desde la información científica y social a los sucesos y la cultura. Hoy trabaja en proyectos especiales. Su aventura más nueva y apasionante es compartir techo con Matilda y sobrevivir para contarlo aquí.

¿Comentarios, propuestas, noticias?

Escríbenos a blogemperrados@gmail.com

Alojamiento, salir y más

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal