Si piensas que tu perro te entiende, has acertado

Por: | 18 de marzo de 2014

Perrin1

-Si es que mi perro Leo es listísimo, me entiende todo, todo.

-Pues no veas como es Agua, te juro que se entera perfectamente de si estoy mal o bien.

Antes de ser emperrada, oía conversaciones de este tipo y automáticamente clasificaba a ambos interlocutores de, como poco, algo perturbados. Personas que estaban humanizando a los animales que vivían con ellos. Como siempre, la ignorancia es muy atrevida. Y la ciencia está hallando pruebas de esa asombrosa capacidad de comunicación entre las especies humana y canina, alejadas evolutivamente millones de años.

Un estudio publicado hace unas semanas en Current Biology y realizado por investigadores de la universidad de Budapest demuestra por primera vez mediante imágenes que los cerebros de perros y personas tienen áreas similares sensibles a las voces y sonidos de comunicación y además, ambos distinguen el colorido emocional de lo que escuchan y por tanto, son capaces de reconocer e interpretar. Es decir, que ambos cerebros se entienden. Ya se había descrito estas zonas "de voz" en humanos, (2000) y se creía que eran exclusivas, al menos, de los primates. Pero no es así. No somos tan distintos a los perros, al menos en eso.

El investigador principal de este estudio, Attila Andics, explica por teléfono desde Budapest el gran hallazgo: "Perros y hombres procesan la información de manera similar y en las mismas regiones del cerebro". Andics es neurobiólogo y trabaja junto a otros nueve colegas en el Grupo de Investigación de Etología Comparada MTA-ELTE de la Universidad Eötvös Loránd. Se propuso utilizar el mismo método de recogida de datos en perros y hombres, muy diferentes como especie pero acostumbrados a milenios de convivencia, para ver como eran capaces de comunicarse. Y lo ha conseguido, además, como han saludado otros colegas, utilizando técnicas no invasivas. En este caso, la resonancia magnética funcional, que muestra los cambios que se producen en el cerebro cuando éste se somete a determinados estímulos. "Es la primera vez que comparamos la función cerebral de humanos y de otro animal que no es un primate", explica Andics en el video resumen de su artículo. 

El investigador reclutó, con la ayuda de "un gran grupo de dueños muy entusiastas", dice, a 11 perros que debían ser entrenados para estar muy quietos en el tubo de un aparato de resonancia magnética, que, como sabe cualquiera que haya sido sometido a esta prueba diagnóstica, produce un ruido infernal. Mediante golosinas y reconocimiento, los canes (entre ellos border-collies y golden retriever, como se ve en las fotos), conseguían estar tumbados sin moverse hasta seis minutos. Y otros, fuera del aparato, veían como su compañero era acariciado y premiado de forma continua. "Todos deseaban participar en el juego", dice Andics.

Perro2

A ver, ¿quién se ha escaqueado? Diez de los 11 perros protagonistas de la investigación. /BORBALA FERENCZY

Además de los perros, un grupo de personas (22, concretamente) escucharon, metidos en el tubo del aparato, 200 sonidos de tres clases, humanos, caninos y ambientales. Es decir, desde gemidos perrunos hasta risas, pasando por timbrazos o el rumor del tráfico en la calle. Un gran abanico que fluctuaba, según cuenta el investigador Andics, entre sonidos de gran alegría (carcajadas, ladridos de contento) y alta negatividad (gruñidos de ataque, llanto).  

 

El experimento demostró que el cerebro de los perros posee un área similar a la zona vocal humana localizada en el lóbulo temporal, situada, además, en un lugar parecido.También, que cada especie reaccionaba con mayor intensidad a los sonidos emitidos por los miembros de la propia estirpe: los perros a los ladridos y gruñidos y los humanos a los llantos o las risas. "Este hallazgo quiere decir que estas zonas pueden haber evolucionado hace 100 millones de años, cuando las especies humana y canina tuvieron un ancestro común", mantiene Attila Andics. 

Figura2

Figura3

 Las áreas de voz de los cerebros humanos y caninos, dibujadas en base a las imágenes captadas mediante resonancia magnética funcional./CURRENT BIOLOGY

Por el movimiento y la actividad observadas en la prueba, los investigadores encontraron además, que perros y personas procesaban la información recibida (el tipo de sonido y su tinte emocional) de una manera similar. "Es el primer paso para entender que es lo que hace que la comunicación entre ellos y nosotros sea tan exitosa", explica Andics.

Así que, si tienes perro y piensas que te entiende muy bien, no es que el hecho de quererle tanto perturbe tus percepciones. Has acertado.

Hay 62 Comentarios

Desde que el lobo decidió que era menos estresante y mas fácil vivir a costa nuestra que en nuestra contra, toda su inteligencia la centró en entendernos para agradarnos. Y van ya muchos, muchos años de convivencia... Pues claro qué nos entienden y nos conocen, somos nosotros quienes no los conocemos. Ellos son esos nuestros más adorables y cariñosos, gigantes, parásitos.

No juzgues o serás juzgado, no condenes o serás condenado, perdona y serás perdonado...Este es un articulo sobre perros...NO SOBRE FALTAS DE ORTOGRAFÍA...

Buenas tardes a todos. Perdonadme por publicar unas modificaciones en la entrada con falta de ortografía (espero que no haya más). Muchas gracias y seguid comentando

Por favor como se puede publicar sin corregir las faltas de ortografía.

Por favor como se puede publicar sin corregir las faltas de ortografía.

Las faltas de ortografía, por favor.

Siempre he dicho que piensan y sienten igual que nosotros pero con la diferencia de que tienen menos capacidad. Es como si comparamos un ordenador de hace 20 años con uno de ahora, básicamente hacen lo mismo aunque la capacidad de proceso y memoria es mucho mayor. Para ciertas tareas mi pastor Belga es más inteligente que muchas personas, por ejemplo siempre toma la decisión más sabia, eso sí, dentro de su limitado mundo.

Pancho no es un teckel de 4 años. Es un miembro de la familia de 4 años. Compañero, capaz, inteligente. Y tiene sentimientos.

No entiendo el artículo de la cantidad de faltas de ortografía que tiene.

"El inbestigador reclutó, con la ayuda de..." Ay, ay...

No lo había planteado tan cientificamente pero es un hecho que nos entienden, quieren, ayudan.....mi pequeña Habana me conoce mas que yo....jejeje

Tengo y he tenido perros, gatos y ovejas, todos ellos, a su manera, entienden muy bien su entorno respecto a nosotros y según su forma de vivir, se hacen querer, el único que no merece ese aprecio es el ser humano por lo cruel y despiadado que es...y de alguna manera me incluyo en esa generalidad...lo peor de todo es cuando nos dejan, siempre se me llenan los ojos de lágrimas cuando los recuerdo.

Tengo y he tenido perros, gatos y ovejas, todos ellos, a su manera, entienden muy bien su entorno respecto a nosotros y según su forma de vivir, se hacen querer, el único que no merece ese aprecio es el ser humano por lo cruel y despiadado que es...y de alguna manera me incluyo en esa generalidad...lo peor de todo es cuando nos dejan, siempre se me llenan los ojos de lágrimas cuando los recuerdo.

Tengo y he tenido perros, gatos y ovejas, todos ellos, a su manera, entienden muy bien su entorno respecto a nosotros y según su forma de vivir, se hacen querer, el único que no merece ese aprecio es el ser humano por lo cruel y despiadado que es...y de alguna manera me incluyo en esa generalidad...lo peor de todo es cuando nos dejan, siempre se me llenan los ojos de lágrimas cuando los recuerdo.

Tengo y he tenido perros, gatos y ovejas, todos ellos, a su manera, entienden muy bien su entorno respecto a nosotros y según su forma de vivir, se hacen querer, el único que no merece ese aprecio es el ser humano por lo cruel y despiadado que es...y de alguna manera me incluyo en esa generalidad...lo peor de todo es cuando nos dejan, siempre se me llenan los ojos de lágrimas cuando los recuerdo.

Tengo y he tenido perros, gatos y ovejas, todos ellos, a su manera, entienden muy bien su entorno respecto a nosotros y según su forma de vivir, se hacen querer, el único que no merece ese aprecio es el ser humano por lo cruel y despiadado que es...y de alguna manera me incluyo en esa generalidad...lo peor de todo es cuando nos dejan, siempre se me llenan los ojos de lágrimas cuando los recuerdo.

Tengo y he tenido perros, gatos y ovejas, todos ellos, a su manera, entienden muy bien su entorno respecto a nosotros y según su forma de vivir, se hacen querer, el único que no merece ese aprecio es el ser humano por lo cruel y despiadado que es...y de alguna manera me incluyo en esa generalidad...lo peor de todo es cuando nos dejan, siempre se me llenan los ojos de lágrimas cuando los recuerdo.

Tengo y he tenido perros, gatos y ovejas, todos ellos, a su manera, entienden muy bien su entorno respecto a nosotros y según su forma de vivir, se hacen querer, el único que no merece ese aprecio es el ser humano por lo cruel y despiadado que es...y de alguna manera me incluyo en esa generalidad...lo peor de todo es cuando nos dejan, siempre se me llenan los ojos de lágrimas cuando los recuerdo.

Tengo y he tenido perros, gatos y ovejas, todos ellos, a su manera, entienden muy bien su entorno respecto a nosotros y según su forma de vivir, se hacen querer, el único que no merece ese aprecio es el ser humano por lo cruel y despiadado que es...y de alguna manera me incluyo en esa generalidad...lo peor de todo es cuando nos dejan, siempre se me llenan los ojos de lágrimas cuando los recuerdo.

Tengo y he tenido perros, gatos y ovejas, todos ellos, a su manera, entienden muy bien su entorno respecto a nosotros y según su forma de vivir, se hacen querer, el único que no merece ese aprecio es el ser humano por lo cruel y despiadado que es...y de alguna manera me incluyo en esa generalidad...lo peor de todo es cuando nos dejan, siempre se me llenan los ojos de lágrimas cuando los recuerdo.

Tengo y he tenido perros, gatos y ovejas, todos ellos, a su manera, entienden muy bien su entorno respecto a nosotros y según su forma de vivir, se hacen querer, el único que no merece ese aprecio es el ser humano por lo cruel y despiadado que es...y de alguna manera me incluyo en esa generalidad...lo peor de todo es cuando nos dejan, siempre se me llenan los ojos de lágrimas cuando los recuerdo.

Saben engañar. Mi perro me pide que le abra la puerta de casa para salir, pero cuando me levanto para hacerlo me pretende llevar a la cocina,

Tengo dos labradores, macho y hembra. Antes de tener perro pensaba que los dueños de perros eran unos exagerados en la relación con sus canes. Ahora sé que no; es un vínculo especial, inigualable, de comunicación no verbal -pero sólo eso no verbal- porque efectivamente lo entienden todo, te hablan con la mirada, con los gestos, y demuestran día a día que son los mejores compañeros que podemos encontrar en esta vida.

Nuestra mascotas entienden todo, lo único que les falta es hablar.

Bruno, mi perro cruzado (spaniel y puddle) sabe cuando le toca el paseo en carro los domingos, sabe cuando vamos a comprar helado (no puede comerlos pero no soportamos verle su triste rostro mientras comemos) sabe cuando vamos de viaje y el debe quedarse en la casa. SABE CUANDO LE TOCA EL BAÑO, sabe si alguien falta en la casa, le decimos cuando alguien no estara en la casa y YO particularmente le hablo como si fuera mi hermano. adoro a ese can, es ta lejos de lo que los humanos podriamos ser.

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

Emperrados

Sobre el blog

El día en que un chiquitajo o un gigante peludo entra por la puerta cambia tu vida. Aunque nadie te hable en casa, tú ya tienes asegurados fiesta, perplejidad y cariño. Somos unos cuantos autores con ganas de contar su peculiar verdad sobre perros y gatos. Coordinados por Matilda, una schnauzer (superdotada, cómo no) adicta a los calcetines de Ana Alfageme

Sobre las autoras

Ana AlfagemeEn una de sus vidas, Ana Alfageme es periodista en EL PAÍS, donde durante 26 años ha saltado desde la información científica y social a los sucesos y la cultura. Hoy trabaja en proyectos especiales. Su aventura más nueva y apasionante es compartir techo con Matilda y sobrevivir para contarlo aquí.

¿Comentarios, propuestas, noticias?

Escríbenos a blogemperrados@gmail.com

Alojamiento, salir y más

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal