Blogs Comunidad Valenciana Ir a Comunidad Valenciana

Desayuno con viandantes

Por: | 30 de noviembre de 2012

VALENCIA, DESAYUNOS CON VIANDANTES, MONICA TORRES

No por mucho madrugar amanece más temprano. Y el desayuno siempre nos espera en cualquier esquina del día con la taza de café o té dispuesta a ser ingerida y, si es posible, degustada con un buen libro o una compañía amiga con la que compartiste almohada e intimidad. Todo depende de cuando un@ quiera romper el ayuno y darle alegría al buche: It ´s up to you, baby.

Despertar la sonrisa tras abandonar la cama, el sofá o la encimera de la cocina en el que por algún extraño motivo decidiste pasar la noche y dormir la borrachera, debe ser tarea a abordar para afrontar con humor el nuevo día. Un abordaje que podría plasmarse comentando, como quien no quiere la cosa, que no es lo mismo dos tazas de té que dos tetazas. Si se naufraga en el intento de estimular la sonrisa ajena, no problem, my friend, lo importante es participar:-)

Algunos desayunan con diamantes en Tiffany, pero yo perfiero desayunar con viandantes en las calles y plazas. Estar en contacto con la realidad paisajística y social de la ciudad. Sentir cómo el ambiente callejero impregna mi piel y el aire limpia el encabronamiento y las preocupaciones que, como buena ciudadana, soporto en estos tiempos de delincuencia política y financiera. De deshaucio moral y de estreñimiento democrático.  

Sí, se trata de una manera muy distinta de romper el ayuno y compartir alimentos con dos, tres, cuatro, diez, veinte o treinta personas más. Conocidas o extrañas, cercanas o anónimas. Es ésta la iniciativa surgida en 2008 y bautizada con el nombre de Desayuno con viandantes. Una celebración y reivindicación del espacio público que reúne a urbanitas de todas las edades un sábado de cada mes por la mañana en lugares tan dispares como un puente peatonal, un antiguo refugio antiaéreo, una rotonda, un cementerio o una ermita.

Frente al pijama y las pantunflas, se aconseja acudir a estos desyunos con ropa de calle para evitar que te tomen por majareta. Aspecto importante a tener en cuenta para no ir de gorrilla es llevar tu taza y tu desayuno. Y una vez allí, en el lugar de encuentro, entregarse al bello arte de compartir es vivir.

La organización de esta iniciativa colectiva suele disponer una mesa en la que los viandantes depositan las viandas y los termos. Y es entonces cuando el ritual escénico del desayuno en el espacio público se deja mimar por los paladares, las golosas papilas gustativas y la ciudad es vivida.

Como en todo buen desayuno, nunca falta la magdalena de Proust. Esa misma que nos sumerge en el mar del pasado y nos agita los recuerdos de la infancia en busca del tiempo perdido. ¿Del tiempo perdido? Caminante no hay camino, se hace camino al andar. Desayuno con viandantes, una experiencia a probar. Todas las tazas alzadas en este presente continuo: !Salud y libertad!

 

Hay 5 Comentarios

Me encanta la iniciativa: ¿se podrá exportar a Toledo?.¡ Qué bonita!

Yo, ya tengo preparado mi litro de leche soja, ( nada de taza)...que hoy comparto!!!! Feliz día!!!

Hey! Yo soy desayunanta viandante! Y tienes razón, mejor un desayuno compartido en la calle que un encabronamiento solitario en casa. Gracias por escribir sobre esta iniciativa! Besos.

Hola, ya desayunada y a la espera de acudir a algun desayuno compartido. Anque con mi te en un termo, comparto con mis gentes ratitos maravillosos, en los que el sol comparte su calor, ahora mas necesario, dados los ultimos frios que nos aprietan.

Comienzo el dia con un desayuno en casa, y casi sin pijama. Luego repito en la calle con el periódico y rodeada de gente. No se cual de los dos desayunos me gustan mas.

Carla
www.lasbolaschinas.com

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

En la ciudad escondida

Sobre el blog

A orillas del Mediterráneo y encabronada con la crisis, Claudia Pignataro levanta la alfombra de su ciudad, Valencia, para escarbar en la realidad y el deseo. Un meeting point con la cultura y la creación underground patrocinado por el arte de la insolvencia.

Sobre las autoras

Marta BorchaMarta Borcha es filóloga, periodista y experta en la gestión de la comunicación cultural. Autora del libro de relatos Las orillas del tiempo, su labor periodística se ha desarrollado en la prensa nacional durante más de 10 años. Colabora en revistas culturales y en festivales de cine y teatro.

Mònica TorresMònica Torres es fotógrafa. Desde hace 17 años trabaja con El País y colabora además con diferentes publicaciones de ámbito local y nacional. Apenas conoció a Claudia Pignataro quedó fascinada con su visión del every day life en la urbe."Ahora la ciudad también soy yo".

Archivo

julio 2014

Lun. Mar. Mie. Jue. Vie. Sáb. Dom.
  1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31      

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal