Consultorio: El tamaño sí importa

Por: | 22 de febrero de 2014

A veces es cuestión de unos centímetros. Otras, el asunto se complica un poco más. Lo saben muy bien Mónica, Susana, Ana o Mireia. Pero también Miguel y, sobre todo, Armando. Enfrentado a esta realidad en su día a dia, reclama acabar con el cliché de que la medida es irrelevante. "El tamaño sí importa". Cuando no basta con ejercitar la imaginación, hay que adoptar medidas drásticas y hasta un cambio de paradigma.  

Para un consultorio de tu espacio a medida, haz un plano de tu casa, añade tus deseos y envíalo todo a anaentucasa@gmail.com. Un proyectista puede elegir tu caso y regalarte una solución a la carta: gratuita y completamente personalizada. 

Este módulo librería, que  separa el comedor del vestidor, da acceso a un dormitorio y a los armarios empotrados que sobrevuelan la cocina


Un proyecto para aprovechar las alturas
Cuando hay cierta altura, podemos explorar los metros cúbicos, como en este apartamento de 40 metros. /EVA COTMAN

 Libreria y escalera de acceso al dormitorio y a los armarios empotrados en el falso techo
Para multiplicar los metros se apuesta por elementos y espacios multifuncionales (o abiertos a diferentes usos). La distribución del espacioMónica García: "Mi pareja y yo vivimos en un piso de 43 metros cuadrados, pero necesitamos un dormitorio extra, para cuando nos visita nuestro hijo. Habíamos pensado en crear un altillo, porque contamos con cierta altura, pero no sabemos cómo ni dónde. ¿Alguna sugerencia?

Me parece una buena idea exprimir los metros cúbicos, Mónica. Si el piso cuenta con 4,5 m de altura, podéis proyectar una entreplanta de acero de 2,10 m de alto para disfrutar de un dormitorio de entre 6 y 15 metros cuadrados. Cuando el techo es solo 3,5 m de alto, es mejor encargar a un carpintero un altillo de madera de 1,5 m de altura y de 3 o 4 metros de superficie. Para que sea resistente y transitable, te aconsejo construirlo con el mismo entramado ligero (platform framing) utilizado en una casa de madera. Claro que también puedes realizarlo de obra (lo más habitual cuando se reforma una casa). La arquitecta Eva Cotman, en este apartamento de 40 metros en el Raval (Barcelona), propone un módulo central multifuncional donde sentarse a leer y a dormir. En la parte superior del módulo, se puede disponer una cama cuando hace falta. La escalera de acceso al altillo es una librería que separa el comedor del vestidor (4) ubicado entre el baño (5) y el dormitorio de la pareja (3). Pero los escalones funcionan, además, como asientos informales junto al comedor (2) y permiten llegar a los armarios empotrados en el falso techo de la cocina (1). Hay pocos metros, pero mucho almacenamiento. Como dice Cotman, "un mini-espacio con una maxi-funcionalidad".   

Xabier: Tengo que decorar y amueblar el salón. Pero hay un pilar que me está complicando el asunto. Aunque próximo a la pared (hay una separación de 5 o 6 cm), no encuentro una solución que me guste. No quiero recurrir al típico vinilo o a pintar la columna; me gustaría algo más original. ¿Qué me recomiendas?

Los pilares de hierro en bruto, igual que las vigas vistas, aportan identidad al espacio.Xabier, ante una columna yo siempre me planteo dos soluciones: resaltarla o esconderla. Puestos a destacar, opto por desnudarla de yeso y mostrar su material de origen (hormigón, ladrillo o hierro). Dejando al descubierto lo original (o la materia prima), se logra un aspecto más industrial y, sobre todo, más vivido. En tu caso, como el pilar está tan próximo a la pared (apenas hay 5 cm de separación con ésta), yo optaría por integrarlo como arranque de unas estanterías o un tabique de separación o hasta como apoyo de una mesa o superficie de trabajo. Desde el estudio londinense Ochre, Solenne de la Fouchardière ha utilizado el pilar de hierro como punto de inicio para disponer una cocina volada en este salón abierto (tipo loft), un antiguo aserradero ubicado en East London. ¿Te sirve la idea? Con el plano de tu espacio, y el listado de tus necesidades, los arquitectos e interioristas que trabajan conmigo podrían sugerirte una opción a tu medida./ JORDI CANOSA

Ana: Tengo un hueco de 23 cm de fondo y 75 cm de ancho entre una columna y la pared. No es más que un recoge polvo. ¿Alguna idea?

Ana, yo veo un hueco en casa y pienso de inmediato en una librería. Aunque los tomos de grandes formatos requieren de 30 a 35 cm, para la mayoría de los libros bastan con 20-25 cm (y apenas 16 cm si se trata de versiones de bolsillo). En cuanto a los estantes, se aconsejan baldas de madera 2,5-3 cm de espesor (o más finas si son de acero) y de 90-100 cm de longitud, como máximo, para que no acaben combándose. Por medidas, un hueco de 23 cm de fondo y 75 cm de ancho puede ser una excelente biblioteca doméstica. Pero, ¿lo será por uso? Para que el armario sea útil tiene que estar en el sitio justo, además de tener la medida (el fondo) según contenido. ¿Dónde está el hueco? ¿En el salón? ¿O está en el vestidor? En este caso, una oquedad de 23 de fondo es ideal para organizar un zapatero con bandejas inclinadas. Si adjuntas plano y necesidades, puedo darte una idea más ajustada.  

Miguel: Vivo en un dúplex de unos 90 metros cuadrados, pero me falta espacio para guardar todos libros que tengo. ¿Podrías darme alguna idea que no fuera disponer una librería de pared a pared?

Los libros en el tragaluz. Leer una diversiónIdeas tengo muchas, Miguel. Adecuadas para ti y para tu espacio, no sé si lo serán. Yo que vivo entre libros, con librerías vistas o oportunamente camufladas, mis preferidas son las de creación propia porque, además de especiales, si acierta con los materiales, resultan incluso más económicas. Bastan unos simples estantes (me gustan los flotantes o que se venden con sistemas de sujeción empotrados) para crear un práctico contenedor de libros en el lugar que desees. Incluso el rincón más minúsculo puede acoger unas baldas de distintos fondos y grosores. La interiorista americana Sallie Truot ha ideado para su casa una librería espectacular aprovechando un espacio residual. El hueco de la escalera, además de la entrada de luz, se convierte en su vivienda en una biblioteca original y lúdica (y un punto acrobática). Truot ha colgado una silla tipo arnés con mando a distancia, para alcanzar todos los libros desde el aire./ SALLIE TRUOT 

Marce: Tengo un salón comedor cuadrado de unos 20 metros cuadrados, con solo un ventanal (aunque da a la calle). ¿Dónde pongo el sofá? 

Un sofá en ángulo siempre favorece la conversación
Marce, yo siempre aconsejo ubicar el sofá de cara a la luz. Al situarlo cerca de la ventana, disfrutarás de un estar luminoso (o, como mínimo, con cierta claridad) y con vistas exteriores. El salón será más grato y se percibirá más amplio. No sólo por la luz, sino porque al mirar hacia afuera el espacio interior crecerá ópticamente hasta donde te alcancen tus ojos. Para propiciar la conversación, basta crear un ángulo. Es fácil si eliges un sofá modular con chaise longue en un extremo, como en este apartamento de 47 metros cuadrados ubicado en Estocolmo. Puedes cerrar el círculo con unos pufs o unas mesas de distintas alturas.

Armando: Mi casa es un zulo. Un trastero de 20 metros con un ventanuco. Es un apéndice de casa de mis padres, pero es independiente de ésta. No tengo más. Estoy cansado de oír que con imaginación todo se soluciona... ¿Cómo pongo un salón, un estudio, un comedor, una cocina y un baño en un espacio tan ridículo? Es imposible. Y de invitar a mis amigos ya ni hablamos...  en tan poco espacio es imposible diseñar una vida. Hay que desmontar el mito de que el tamaño no importa, porque importa y mucho. Mi casa es un ejemplo. Juzga tú misma, Ana. Vente a mi casa, y verás que no miento...  

Armando, el espacio está en tu contra. Si pretendes encajar una casa estándar en un estudio de 20 metros, el resultado siempre será desolador y deprimente. En ambientes minúsculos, los muebles convencionales suelen resultar gigantescos y las soluciones al uso no funcionan. ¿Mi consejo? Desecha la idea de casa. Cambia de mentalidad y de planteamiento. Cuando los metros son tan justos, no basta con distribuciones abiertas y flexibles y almacenamientos integrados y compactos. Hay que aplicar nuevos paradigmas. ¿Te atreves? Con la mitad de tus metros, Tengbom Arquitectos, en colaboración con la empresa Martinsons, ha creado pequeños hábitats para estudiantes, amigables con el entorno y con la cartera. Se trata de unos módulos de madera ecológicos de solo 10 metros cuadrados que permite reducir a la mitad el alquiler y minimizar el impacto climático. A pesar de su metraje mini, las unidades cuentan con áreas para dormir, descansar, estudiar, cocinar, comer y asearse. El prototipo, que se realizará este 2014, se exhibe actualmente en el Museo de Arte Virserum en Småland (Suecia). 

La cama se oculta bajo la terraza
Para vivir en un loft, aunque solo se dispongan de 22 metros cuadrados, la arquitecta Barbara Apolloni creó una casa con estancias transformers,
 o donde los espacios surgen solo cuando se precisan como explica su propietario Christian Schallert. En esté ático en Barcelona, todo (desde la mesa hasta la cama) puede esconderse para crear un espacio vacío y disfrutar de amplitud. "La casa es como un teatro. Un lugar flexible donde ensayar el día a día". Así definen desde el estudio Elii, los arquitectos Uriel Fogué Herreros, Eva Gil Lopesino y Carlos Palacios Rodríguez el proyecto Didomestic. Se trata de un ático en el centro de Madrid que cambia de escenario -y de guión- para que un espacio pueda ser uno y muchos. Un día, la casa es una pista de baile pero, al siguiente, un salón de té.   

Maite: Estoy amueblando el salón comedor, pero sólo mide 12 metros. Es bastante diminuto. Y los sofás y asientos que encuentro me parecen muy grandes. No quiero renunciar a la comodidad, ni siquiera en las sillas, pero tampoco deseo que los muebles se coman todo el espacio. Me gusta la amplitud. 

Sillas Arne Jacobsen en Doméstico ShopMaite, cuanto más pequeño es el espacio mejor resultan los asientos aéreos y sobrios. Para reducir el peso óptico del sofá, lo ideal es optar por un modelo con patas, líneas rectas y colores lisos en lugar de estampados. Si lo eliges con ruedas (con sistema de autofreno para fijarlo) podrás, además, desplazarlo fácilmente para limpiar el pavimento. En cuanto a las sillas, te aconsejo versiones sin apoyabrazos pero con formato ergonómico, para que acoja bien el cuerpo. Mis preferidas son las sillas de Jacobsen, que además son apilables por lo que pueden recogerse rápidamente. En el espacio que ocupa una silla, puedes tener seis u ocho. A menos de que las cuelgues en las paredes, guardar ocho sillas plegadas requiere casi el doble de espacio.   

Susana: Necesito un sofá más grande, porque cuando vienen mis amigos no caben. ¿Qué modelo de sofá es el mejor?    

Susana, a mi me gustan los sofás modulares porque crecen o menguan según las necesidades, pero el modelo ideal para ti dependerá de tus gustos y de tu espacio (y hasta de tu manera de sentarte). De todos modos, si el sofá que tienes es adecuado para tu uso yo no compraría otro mayor para acoger a tus amigos. Solo necesitas que crezca en algunas ocasiones. ¿Por qué no añadir asientos versátiles y móviles que puedan rotar de espacios y de funciones? Las sillas y los sillones extras pueden estar repartidos por toda la casa (incluido el exterior, si son a prueba de intemperie). Cuando tienes invitados se trata de juntarlos y crear un estar con asientos variopintos. Informal, pero muy práctico. 

Monchita: Me gustan los colores intensos y vibrantes, porque me alegran y estimulan, pero no quiero restar metros a mi piso. ¿Tengo que pintar con tonos claros? ¿Qué me aconsejas?

Monchita, no veo por qué tienes que renunciar a los colores que te sientan bien. Todo es cuestión de escala y de ubicación. Lo primero es reducir el impacto cromático reservando el tono vibrante para decorar o pintar solo un muro. Eso sí, hay elige bien la pared.  En una estancia luminosa, lo ideal es aplicar el tono intenso en el muro de la ventana porque, al situarse el color a contraluz, no resta luz diurna”. En un habitación larga y estrecha, puedes reservar el matiz  saturado para el muro del fondo. Así parecerá que está más cerca y el ambiente se percibirá también más amplio.

José: Me gustaría disponer de un estudio en el salón para trabajar en casa, pero no tengo metros... Ni siquiera dispongo de un comedor (la mesa está en la cocina). ¿Se te ocurre algo que no reduzca en exceso la estancia?

_MG_0470e¿Has pensado en montar un estudio en la ventana? La idea es conocida, pero funciona, José. Se trata de adosar un tablero suspendido de 0,50 m de profundidad bajo el ventanal. Es interesante que recorra todo el muro para que se integre en el espacio. Tendrás así un luminoso escritorio en apenas un metro y medio. ¿Por qué reservar 1,50 m de fondo? Pues, porque además de la mesa necesitas disponer un asiento y espacio para usarlo. En cuanto al ancho, con un metro es suficiente (aunque si es más mucho mejor). Fíjate en cómo lo ha resuelto la arquitecta de interiores Bárbara Aurell en su propio piso en Barcelona. Los tramos de acceso al altillo-dormitorio dan pie tanto a una librería como a la superficie de estudio. Todo está realizado en plancha doblada de hierro, para replicar la estética industrial de un loft, que ella suaviza con textiles y algunas piezas vintage./NURIA VILA

Miranda: No tengo espacio para disponer una mesa en la cocina. Es apenas una línea recta. De momento, no puedo hacer obras, pero me gustaría prescindir del comedor (porque solo lo uso para desayunar) y así podría dar más espacio a la sala de estar. ¿Tienes alguna idea?

Miranda, ¿no te cabe una barra de 0,35 m de fondo adosada a la pared de la cocina o del salón? Para crear un comedor grato, basta con cubrir la pared con un espejo. ¿Otra opción? Disponer un estante plegable en la cocina. Funciona como una mesa de quita y pon y puedes acompañarla con unas sillas ligeras y plegables que, cuando no se usan, puedes colgar de la pared franqueando el tablero plegado. 

Dubay: Hola tengo una casa de mi mami, que mide 4 metros de ancho por 15 de largo. Y necesito por favor división de dormitorios y baños.

Dubay, ¿cuántos baños necesitas? ¿Y cuántos dormitorios? ¿Uno de cada? ¿Dónde están los bajantes? ¿Y las ventanas y ventilaciones?  Para proponerte una distribución que te sirva, lo primero que necesito es un plano con medidas. Además de las medidas de las paredes, el plano debe marcar la posición y la anchura de puertas, ventanas, radiadores, chimeneas... y cualquier otro elemento fijo (armarios a medida, desagües, bajantes, salidas de humos, radiadores...). En los elementos que sobresalgan de la pared (como la chimenea), anota todas las medidas del volumen (ancho x fondo). Para saber el espacio disponible en muros con ventanas o radiadores, anota la anchura, altura, así como el espacio disponible entre el suelo y la parte baja, y entre el techo y la parte alta. Indica, además, la altura de la vivienda (y si tiene falso techo cuánta profundidad hay hasta el forjado), así como la altura exacta de cada puerta y ventana, y en qué sentido se abren. También es importante indicar la orientación de cada muro y, si puedes, acompañar el plano con fotos o un vídeo de la casa. Y con tus premisas y deseos. Para dar forma a tus sueños tenemos, primero, que conocerlos. 

Mireia: Me he comprado con mi pareja un piso muy pequeñito y lo estamos amueblando, y quería pedirte opinión. Tenemos una habitación muy pequeña y para no quitar más espacio del necesario hemos pensado en poner un armario de puertas correderas de solo 40 cm de fondo, de pared a pared (son 2,75 metros). ¿Crees que son aconsejables? Veo que la mayoría son de 60 cm. Tendríamos que poner una barra telescópica para colgar la ropa, y mayoritariamente habrían estantes. Es una inversión importante y queremos estar seguros de lo que hacemos. A ver si nos puedes aconsejar.

Si los roperos se ubican en la pared de la ventana. Bastan unos cortinajes colgados de un cable para ocultarlos y mudar el muro en un miradorMireia, soy partidaria de aprovechar al máximo el espacio con armarios, pero no de ubicar armarios en todos los espacios, sino solo donde se usan y siempre con las medidas justas (sobre todo, el fondo). Para que un armario no sea un cementerio de objetos, tan importante como encontrar su lugar es respetar la profundidad óptima que requiere lo que guardes. ¿Por qué quieres disponer un armario en esa habitación? Lo esencial, para mí, es disponer un ropero donde desees vestirte (y que no tiene por qué ser el dormitorio). De hecho, a mí me parece positivo separarlo de donde se duerme, para no molestar a la pareja. Mi ideal es reservar una habitación al vestidor o crear una zona propia en otra estancia. Puede parecer que pierdes espacio con armarios de cierto fondo, pero para que un armario sea práctico es vital que tenga el fondo justo. Los armarios roperos son de 60 cm de profundidad (55 cm interiores) porque es ideal para disponer la ropa colgada en perchas. Cuando la profundidad es de 40 cm puedes ubicar las perchas en paralelo pero no es muy práctico. Con 40 cm, es mejor disponer estantes para ropa doblada: desde jerséis a ropa blanca (sábanas, mantas, toallas…). O crear una librería de 30 cm de fondo y paneles correderos. Si me envías un plano y tus necesidades, puedo darte una idea a la carta./ ALBERT FONT 

Dalia: He comprado un departamento, de 3 m de ancho x 10 m de largo. Solo es planta baja. Me encuentro por remodelarlo por completo. Planeo construir hacia arriba dos pisos y quisiera saber de qué forma aprovechar la luz al máximo ya que solo cuento con 3 m de ancho al frente y atrás. No sé cómo tener luz en todas las habitaciones. Espero que alguien me pueda ayudar. Gracias anticipadas.

Dalia, en primer lugar, enhorabuena por la compra. Es el principio del sueño y, en estos momentos, un privilegio. Respecto a la solución, se me ocurren varias. Para llevar la luz de la fachada al interior hay una solución que nunca falla: una distribución lo más abierta posible para que la luz circule y llegue hasta el último rincón. Y cerramientos de vidrio traslúcido para conseguir intimidad pero no frenar la circulación de la luz natural. Claro que si planeas construir dos pisos más (o uno de doble altura), puedes jugar con los lucernarios cenitales para disfrutar de entradas de luz donde convengan.

Abrirse al cielo y a la luz Exterior pero íntimoAñadiendo solo un planta de cierta altura y varios lucernarios en la cubierta, los arquitectos gallegos José Villacé y Martín de Cominges han transformado, en el centro de Vigo, una construcción pequeña, oscura y triste, rodeada de edificios altos y calles estrechas, en un dúplex luminoso y diáfano. En plena urbe, la vivienda conquista vistas a la naturaleza, sin rodearse de verde. "A través de los lucernarios, el sol se abre paso por el techo para alumbrar el interior. Y las nubes y las estrellas del cielo conforman el paisaje a mirar”, explica Cominges. Gracias a los cinco metros de altura de la nueva planta y a una distribución abierta, el nuevo piso respira amplitud. Es una sala diáfana donde relajarse, cocinar y comer en familia, a salvo de las miradas de los vecinos. El nuevo espacio es un ambiente íntimo. Se abre al cielo./SANTOS-DÍEZ/BISimages.

Hay 2 Comentarios

Grande, mediano o pequeño... todo depende del contenido y del uso que hagas de ese contenido. Por ejemplo, un rinoceronte es grande pero no puede competir con el pequeño topo bajo tierra... un mosquito es casi diminuto y es capaz de picar la oreja del rinoceronte. Un sesudo y un ignorante tienen el mismo tamaño de sesera y a este último de nada le sirve una cabeza más grande. Pregunto... ¿qué tamaño tiene el consultorio? Ja, ja, ja... el que tú quieras.

El tamaño es fundamental en todo en la vida, por más que nos empeñemos en negarlo http://xurl.es/9ik46

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

¿En tu casa o en la mía?

Sobre el blog

Abordar la casa y sus aledaños desde el punto de vista de la gente que la inventa, la construye y la disfruta con ideas frescas, desprejuiciadas y transversales. Para ayudar a soñar a la mayoría en su día a día.

Sobre la autora

Ana Martínez Nebot

. Estudié periodismo para conocer a las personas que cambian las cosas. Trabajé en revistas económicas para financiarme la carrera. Impulsada por la pasión me centré en la decoración. Y descubrí que las cosas y las casas cambian a las personas.

Eskup

Archivo

junio 2014

Lun. Mar. Mie. Jue. Vie. Sáb. Dom.
            1
2 3 4 5 6 7 8
9 10 11 12 13 14 15
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30            

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal