Eros

El castellano en la cama

Por: | 12 de diciembre de 2011

Tumblr_llqcdspw7Y1qzyqbso1_500

Dibujo del artista estadounidense M.C.Wolfman. 

El inglés en la cama resulta bastante limitado. Habitualmente consiste en un “Oh, my God” y poco más. Para mí, el castellano en ese contexto es lo más, es lengua erótica sin igual, como dicen los poetas, y no sólo por como suena. 

En 2000, todo el norte de Europa se había contagiado de la fiebre latina. Muchas personas se apuntaban a clases de salsa y de castellano. En casi todas las ciudades del Reino Unido se organizaban fiestas de salsa cada noche de la semana (cosas así, pongamos por caso). Para alguien de raíces irlandesas que se crió con el Riverdance, tal cosa resultaba un baile mil veces más sensual y sin duda más divertido. Además, era la mejor manera de conocer a los españoles y latinos de la ciudad, y de escuchar el castellano en ese frío y lluvioso Birmingham donde yo estudiaba.

A pesar de que no sabía lo que decían, me encantaba su forma de comunicarse, nunca les faltaba pasión y parecía que no necesitaran estar borrachos para expresarse. Lo encontraba refrescante e irresistible aunque no era suficiente para mí. Yo quería escuchar el castellano 24 horas al día y – lo más importante - deseaba entenderlo.

No tuve más remedio que mudarme a España para satisfacer mi incipiente pasión por la lengua de Cervantes. Además, siempre supe que un futuro de fish and chips en Inglaterra no era lo mío. Cuando se aprende un nuevo idioma, siempre existen unas cuantas palabras que conviene saber antes que otras. Para mí, al principio lo único necesario era saber pronunciar “agua”, “preservativos” y, por supuesto, “adiós”.

La palabra “preservativo” me hizo pensar en comida ya que “preservative” en inglés suele referirse a los aditivos alimentarios. Al principio, me daba mucha vergüenza comprar condones en la farmacia porque me preocupaba mucho por mi manera de hablar, temía que el farmacéutico no me entendiera. Decidí que sería más práctico pedir paracétamol y señalar los condones diciendo solamente “estos por favor”. Además siempre procuraba ir a farmacias distintas.

Tumblr_lpaq2kU6VC1qe22zyo1_500

La palabra que me causó más confusión era “morbo”. La primera vez que la escuché pregunté lo que significaba, pero no acababa de entender la explicación. Estaba intrigada y para satisfacer mi curiosidad, fui a buscar la palabra en un diccionario. Sentí una gran decepción cuando supe que la traducción al inglés era “morbid, morbidity”, que son palabras que tienen connotaciones muy negativas. Estaba confundida porque cuando la había escuchado, parecía todo lo contrario. Pensaba que me estaba perdiendo algo, así que decidí investigar más. Luego, me enteré de que en esta lengua el contexto lo es todo, y en un foro descubrí que morbo se definía como “sensación irresistible ante algo que sabes que es malo para ti”. Por fin comprendí, y desde entonces se ha convertido en una de mis palabras favoritas.

Para una nativa inglesa, la doble erre supone un gran problema. El verbo “correrse” era uno de las más importantes pero también el más difícil de pronunciar. Más de una vez me he encontrado en una situación donde el sexo duraba demasiado y me moría de ganas de gritar “correte ya” pero me he callado por vergüenza de no pronunciarlo bien.

Lo que me fascinó fue el uso de piropos en la cama. Palabras sueltas como “preciosa” o “hermosa” susurradas al oído sin necesidad de construir ninguna frase, no sólo me sonaban a música sino que también aumentaban la tensión en momentos claves.

 

El verdadero 'sex appeal' del castellano radica en que para los extranjeros, todo suena bien. Incluso un manual de instrucciones puede tener un alto valor erótico leído por un nativo. No soy la única que lo piensa, una campaña publicitaria reciente de Kahlua, cuenta con la actriz Ana de la Reguera diciendo que la lengua española hace que objetos cotidianos (una grapadora, zapatos) parezcan más exóticos y más sexys.

Después de tanto tiempo viviendo en España, todavía me seduce el sonido del castellano, pero nunca tanto como cuando lo escucho de boca de un amante. Podría estar hablando del tiempo y no me importaría. Yo en cambio, siempre seré una chica inglesa en una cama española, y por mucho que entienda el castellano, nunca dejaré de gritar “Oh, my God!”.

Nota para expertos: aquí se puede descargar el texto de Adriana Hernández (Universidad de Montreal) titulado 'Secretos e intimidad de la lengua: erostismo y sexualidad en español'.

Hay 20 Comentarios

estoy casado desde hace muuucho con una gringa -con varios hijos- y te aseguro que el inglés da mucho juego en la cama, como en cualquier otra lengua, que también tuve el gusto de practicar antes.

Creo que no hay una lengua más erótica y pasional que el español. Aunque también opino que depende de cada uno, también es muy sensual que un chico te hable francés en la cama o italiano. el catalán tampoco está mal.

Me ha encantado la frase de una chica inglesa en una cama española!

Yo prefiero el francés, pero en el fondo cualquier lengua vale.

very interesting post! indeed i liked it!

También me gusta la buena conversación en la cama. Y sobre todo que sea variadita. Unos dias toca poesia, otros teatro, algunos novela y casi siempre termino con una vuelta al reino mas salvaje de los sonidos animales.

Carla
www.lasbolaschinas.com

Ya desde antiguo, es jugoso y variado el lenguaje procaz. En este relato veréis que juego da:
http://programademanolibre.blogspot.com/2011/12/la-sirenita.html

No se puede descargar lo expuesto en : Nota para expertos: aquí se puede descargar el texto de Adriana Hernández (Universidad de Montreal) titulado 'Secretos e intimidad de la lengua: erostismo y sexualidad en español'.

Y saber que hay que conquistar antes de llegar a la cama, el flirteo y el temblor en las manos y el feeling, o como me gusta filing, no es un sentimiento como los diccionarios anglosajones nos orientan, pero estoy de acuerdo que la palabra es sensual y word es una expresión. y lo mejor los susurros cerca del oido, lo sensual.

Yo no creo que sea tanto el idioma como la cultura del amor y la manera de expresarlo. Esas cosas tiernas o picantes que susurramos al odio de nuestro amante tienen traducción o similar en todos los idomas

Toda la razón, las guiris sólo dicen Oh my god, o stronger, o chorradas así, sin embargo aquí nos decimos más cosas, nos mordemos.. lástima que la mayoría de Españolas sean bastante callos (en comparación con las del Este), en todo caso alguna buena hay.
Todos los secretos para seducir mujeres clickando sobre mi nombre, por cierto.

Lo encuentro el español un idioma sensualísimo, así como el frances, como dijeron, pero nadie ha mencionado el portugues brasileño. Como viveis en España debeis estar mas acostumbrados con el de Portugal (que es tan sensual como un pomo), pero experimentad escuchar el brasileño y añadireis un nuevo idioma a vuestra lista de los más ricos.

Que decepción, toda la vida intentando aprender inglés y ahora resulta ser un idioma limitado...
No hay nada como el duro idioma castellano para ilustrar determinadas escenas eróticas. esas "jotas" y esas "erres" hummm, incomparables.

Sin duda la Srta. Venus escribe tan perfecto castellano porque lo habrá aprendido en apasionadas sesiones amorosas...

En una ocasión salí con un chico Holandés y no sabía nada de Castellano, solo decía "Oh baby!", y la verdad eso no mueve nada, el con su emoción por salir con una chica latina (Caribeña) se inscribió en clases de castellano y lo primero que aprendió a decir fue: "que rico mami" jejejeje, ya esto mejoró el asunto. Increíble nuestro idioma!

Normal..si es que tenemos el idioma más rico de todos....además..los ingleses son muy sosos...normal que usen pocas palabras en la cama jeje. Saludos desde el sur!!

La lengua española tendrá posibilidades de ser sensual, pero la gente española por lo general es más bien basta y torpe con la sexualidad.

No creo que haya una lengua más erótica y pasional que el español. A los hispanohablantes es difícil hacerles frente en lo sensual. Aunque también opino que depende de cada uno, también es muy sensual que un chico te hable francés en la cama o italiano.

Nada se compara a la disciplina inglesa, Venus. Nada. You should know better.

Sí, el español es maravilloso, y erótico tambiém, no hay razón para negar. Venus O Hara, usted ha expresado muy bien esa ideia, además su español es perfecto. Si usted, que hablaba inglés, logró escribir en español tan perfectamente, creo que yo, un brasileño apasionado por la lengua de Cervantes, también lo puedo lograr.

Nunca habría imaginado que nuestro idioma fuese tan erótico para los de fuera. Debe ser por lo exótico, porque a mi me pasa lo mismo con el italiano, el francés... y también con el inglés :-)

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

Sobre el blog

Ni enciclopedia ni consultorio sexual al uso. He aquí un rincón erótico festivo dedicado a las relaciones y la atracción entre seres humanos, esa faceta que nos hace la vida más placentera, tierna, amorosa, plena… Un blog coral, con cinco autoras de todo origen y condición, que apuesta por el juego, la provocación, lo sensual y el sexo como acto libre, adulto, compartido, real o ficticio, siempre divertido... Eso sí, si tu mirada no es amplia y tolerante, mejor no te detengas aquí. Coordina Analía Iglesias. No sólo se admiten firmas invitadas, sino que son deseadas.

Sobre las autoras

Anne Cé. Nació en el sur austral (Argentina), en un tiempo beatle y en un país con altísima densidad de psicoanalistas y jugadores de fútbol. Periodista, quizá incluso a su pesar, narra lo que se le ponga delante. Y narra, y narra. Un día descubrió que el simple roce de una clavícula le erizaba la piel y entonces comprendió por qué le gusta tanto abrazar a un hombre.

Esther Porta. Segoviana, fue becaria en el mítico Tentaciones y allí hizo de todo hasta que sus conocimientos de sexo la convirtieron en Beatriz Sanz. Y gracias a ella, publicó artículos semanales de sexo, dos libros y fue reclutada como sexperta guionista del programa de Canal +: 'Sex Pópuli'. Cuando casi se le había olvidado (lo de escribir de sexo...) se mete a bloguera. Y aquí está, con tantas ganas de sexo (del uno y del otro) como siempre...

Venus O'Hara, de Reino Unido, con raíces irlandesas. Modelo fetish, actriz y escritora. Licenciada en Ciencias Políticas y Francés, reside en Barcelona, ha sido columnista sexual en varias revistas, tiene su propio blog de fetichismo y es creadora de 'No sabes con quien duermes', un confesionario para personas que llevan una doble vida. Publicó su primer libro junto a Erika Lust, 'Deséame como si me odiaras', en 2010.

Tatiana Escobar, de Venezuela (1976), ha escrito ensayos y poesía en español. Traductora y editora, en 2004 abrió en Madrid junto a sus socios la primera boutique erótica de España, La Juguetería Erotic Toys, para no tener que vivir de la literatura. Desde entonces vive del sexo. Y escribe, a veces, para sus amigos.

. Madrileña. Soñó con escribir y pronto descubrió una vía: el periodismo. Pero como tampoco valía narrar sobre cualquier cosa, eligió suerte y remató la faena con un posgrado en Sexología. Ha trabajado en suplementos de salud y medios especializados. Con la práctica ha acabado por darle un toque más sensual a sus letras. Y con ellas sueña en escribir, ahora, un libro.

Ilustracion
Venus O'Hara, Anne Cé y Silvia C. Carpallo, según 'Mi Petit Madrid'.

Nuevo libro

El orgasmo de mi vida. Si ya no sueñas con príncipes azules, locos por pedirte en matrimonio, ni esperas que aparezca un millonario atormentado pero diestro en amores, con una Visa en una mano y un látigo en la otra, este libro es para ti. Porque El orgasmo de mi vida habla de eso, de mujeres realistas, lúcidas, independientes y eróticamente vivas, capaces de combinar esa cotidianidad que todas conocemos, con sus pasiones más salvajes. Ellas son las protagonistas de los relatos, sin guionistas que les digan lo que tienen que hacer, pero sobre todo, son las compositoras, directoras e intérpretes de los orgasmos más armoniosos de sus vidas.

Lux eróticaLux erótica. "Escribir sobre sexo era la propuesta y me sentí estimulada. Después de tantos años como periodista cultural y con mucha vida hecha en torno a la información y a la actualidad, tenía ganas de ponerle carne a la crónica. Porque nuestra más genuina actualidad como personas pasa por el relato del erotismo. Porque de atracción y de relaciones hablamos todo el tiempo en este tiempo occidental con ciertas libertades individuales garantizadas y rebosante de espíritu lúdico pero también algo desafectado y con nuevos descompromisos adquiridos...". Anne Cé.

Inglés para pervertidosInglés para pervertidos."Se dice que la mejor manera de aprender un idioma es a través del sexo con un extranjero. Pero ¿qué haces si estás en la cama y no sabes qué decirle? Con Inglés para pervertidos puedes aprender todas las palabras y expresiones que siempre has deseado saber, desde lo más elemental al sexo más salvaje. El libro cuenta con ocho capítulos centrados en las partes del cuerpo, la cama, el LGBT, las compras sexis, el lado oscuro, el porno, el chat y la salud sexual. Cada capítulo contiene vocabulario, gramática y unos ejercicios muy originales que no encontrarás en ningún otro libro. Aprende todo lo que tu "English teacher" no se atrevería a enseñarte nunca. Y... si te cansas de estudiar, el libro incluye un montón de fotos mias para distraerte". Venus O'Hara.

TWITTER

Nuestros autores en Twitter

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal