Eros

Bajando a lo sutil

Por: | 19 de febrero de 2012

Autor invitado: Iñaki Lajud (*) psicólogo, Madrid

Bajamos los pantalones. Bajamos la delicada ropa interior. Bajamos la cabeza recorriendo nuestro amante hasta llegar a su centro. La capital del país que es su cuerpo. Llegamos al lugar donde se concentran la mayoría de las pasiones del objeto de deseo con el que nos encontramos ahora frente a frente. Ahí paramos, para disfrutar del olor, del descubrimiento de una vista desconocida; un lugar vedado desde nuestra tierna juventud que ahora se abre bajo nuestra voluntad, receptivo a los impulsos que no podamos, ni queramos, controlar.

 

Bajamos del deleite labial al cuello, a succionar otras pieles tiernas que se estremezcan ante nuestro calor. Bajamos a buscar aureolas que se endurecen no sólo con el frío al que su desnudez está expuesta, sino con el líquido compartido de nuestras bocas que ahora generosamente repartimos por los rincones menos atendidos.

Tumblr_lpw35yZyf41qakcg3o1_500

Bajamos del ombligo hacia la intimidad de quien espera con ansia adolescente cualquier interés que le queramos proporcionar. ¡Pero no! Bajamos recorriendo muslos y piernas para llegar a sus auténticas partes bajas: los tan útiles pies que tan pocas veces cuidamos tanto como al resto del cuerpo. Unas caricias de agradecimiento, pues, un reconocimiento oral, nasal, unas sensaciones entregadas como regalo por parte de nuestro pelo, brazo, y cualquier otra parte de nuestra cada que también quiera participar.

Bajamos la intensidad para prolongar el placer. La sutileza es musa de las fantasías.

Haciendo menos en la realidad permitimos volar más alto a la imaginación, a la vez que generamos más tensión acumulada... ya veremos cómo y cuándo la liberamos.

En ocasiones nos encontramos en la situación ideal para un acercamiento erótico sin limitaciones; pero no nace el deseo con la intensidad que nos gustaría, tal vez precisamente por la facilidad que proporciona el encuentro. A veces, no dejar nada a la imaginación y prever lo que va a ocurrir, o creer que va ocurrir lo mismo que todos los sábados por la tarde, destruye nuestra musa, el puente que conecta con nuestro cerebro primitivo.

Uno de los problemas sexuales más comunes en mujeres es el Deseo Sexual Inhibido, no es que no tengan deseo, es que están aburridas de lo mismo. Su objeto de deseo ha dejado ser tal, y sin la emoción de la novedad la excitación no se encuentra ni debajo de las piedras... con la pareja.

En otras ocasiones en cambio, nos pasa que en el lugar menos apropiado se desata un impulso de coger(sí) a nuestra pareja y llevarla a descubrir los límites de la pasión; si no hubiera nadie mirando, si estuviéramos a solas, sería fácil rescatar nuestro lado salvaje para liberar el animal que quiere escapar. La tensión sexual se mezcla con la tensión de la prohibición, ahora no podemos... pues ahora es cuando más queremos. 

 Ellos_callej_preview

En esos momentos de frustración
haremos bien en practicar el erotismo sutil que nos deleitó en imágenes de películas como Deseando Amar de Wong Kar Wai o La Edad de la Inocencia, de Martin Scorsese: mirar al otro lado mientras una caricia descuidada roza una zona que según quién la vea podría interpretarla como un gesto escandaloso; hacer el amor con la mirada durante tres o cinco minutos, no sabemos cuánto podemos comunicar con nuestros ojos en unos pocos segundos hasta que probamos hablar en su idioma: un susurro al oído que confiese lo que no somos capaces de hacer en el momento pero revela las imágenes creativas que se agolpan en nuestra mente.

Por eso una recomendación habitual de los sexólogos es 'la imaginación al poder', es decir, constante creatividad para buscar alternativas en la cama y fuera de ella, romper con la monotonía para que no se instaure entre las sábanas como un amante fétido.

Ya he mencionado que cada centímetro de nuestra piel puede hacer la función de órgano sexual, y cuando así lo entendemos se abre rápidamente un mundo de sorpresas ante nuestra realidad sexual. Terapéuticamente se puede jugar a ver quién puede sorprender más a su pareja; utilizando los cinco sentidos, y a veces un sexto, para alimentar las mentes con erotismo y dejarlas hambrientas de más sensaciones. Tanto de forma explícita como implícita, lo importante es nutrirnos de sensualidad.

* Iñaki es psicólogo, terapeuta sexual y de pareja en Madrid. Correo: inlajud@gmail.com

Hay 11 Comentarios

Que po..

Da para paja.

La imaginación es muy importante en las relaciones sexuales, Einstein decía que la imaginación es tan importante como la inteligencia.
Con la imaginación podemos reconstruir el deseo, cuando se pierde.

Increíble la redacción... sólo con leerlo se te enciende cada parte erógena de la que hablas... mmmmmm... Da gusto
http://plumadepandora.blogspot.com

Me motiva mas el comentario (por ejemplo el tuyo Lausannera) que el artículo,ummm.

Habrá que pobrar esta sutilidad!!

Excelente!!, somos paraísos por explorar..

Esta claro que sin imaginación, sorpresa, intensidad y diversión el sexo se queda en casi nada. Ya es hora de ponerse las pilas y dejar de esperar a que todo nos llegue hecho. También depende de nosotras.

Hay alguno que siempre está dormido!!

Bueno no tan perfectamente, porque es areola, no aureola una cosa tan distinta que un sexólogo debería discernir.

Perfectamente escrito, solo leerlo me ha llevado a sentir ese roce del otro sobre mi cuerpo....

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

Sobre el blog

Ni enciclopedia ni consultorio sexual al uso. He aquí un rincón erótico festivo dedicado a las relaciones y la atracción entre seres humanos, esa faceta que nos hace la vida más placentera, tierna, amorosa, plena… Un blog coral, con cinco autoras de todo origen y condición, que apuesta por el juego, la provocación, lo sensual y el sexo como acto libre, adulto, compartido, real o ficticio, siempre divertido... Eso sí, si tu mirada no es amplia y tolerante, mejor no te detengas aquí. Coordina Analía Iglesias. No sólo se admiten firmas invitadas, sino que son deseadas.

Sobre las autoras

Anne Cé. Nació en el sur austral (Argentina), en un tiempo beatle y en un país con altísima densidad de psicoanalistas y jugadores de fútbol. Periodista, quizá incluso a su pesar, narra lo que se le ponga delante. Y narra, y narra. Un día descubrió que el simple roce de una clavícula le erizaba la piel y entonces comprendió por qué le gusta tanto abrazar a un hombre.

Esther Porta. Segoviana, fue becaria en el mítico Tentaciones y allí hizo de todo hasta que sus conocimientos de sexo la convirtieron en Beatriz Sanz. Y gracias a ella, publicó artículos semanales de sexo, dos libros y fue reclutada como sexperta guionista del programa de Canal +: 'Sex Pópuli'. Cuando casi se le había olvidado (lo de escribir de sexo...) se mete a bloguera. Y aquí está, con tantas ganas de sexo (del uno y del otro) como siempre...

Venus O'Hara, de Reino Unido, con raíces irlandesas. Modelo fetish, actriz y escritora. Licenciada en Ciencias Políticas y Francés, reside en Barcelona, ha sido columnista sexual en varias revistas, tiene su propio blog de fetichismo y es creadora de 'No sabes con quien duermes', un confesionario para personas que llevan una doble vida. Publicó su primer libro junto a Erika Lust, 'Deséame como si me odiaras', en 2010.

Tatiana Escobar, de Venezuela (1976), ha escrito ensayos y poesía en español. Traductora y editora, en 2004 abrió en Madrid junto a sus socios la primera boutique erótica de España, La Juguetería Erotic Toys, para no tener que vivir de la literatura. Desde entonces vive del sexo. Y escribe, a veces, para sus amigos.

. Madrileña. Soñó con escribir y pronto descubrió una vía: el periodismo. Pero como tampoco valía narrar sobre cualquier cosa, eligió suerte y remató la faena con un posgrado en Sexología. Ha trabajado en suplementos de salud y medios especializados. Con la práctica ha acabado por darle un toque más sensual a sus letras. Y con ellas sueña en escribir, ahora, un libro.

Ilustracion
Venus O'Hara, Anne Cé y Silvia C. Carpallo, según 'Mi Petit Madrid'.

Nuevo libro

El orgasmo de mi vida. Si ya no sueñas con príncipes azules, locos por pedirte en matrimonio, ni esperas que aparezca un millonario atormentado pero diestro en amores, con una Visa en una mano y un látigo en la otra, este libro es para ti. Porque El orgasmo de mi vida habla de eso, de mujeres realistas, lúcidas, independientes y eróticamente vivas, capaces de combinar esa cotidianidad que todas conocemos, con sus pasiones más salvajes. Ellas son las protagonistas de los relatos, sin guionistas que les digan lo que tienen que hacer, pero sobre todo, son las compositoras, directoras e intérpretes de los orgasmos más armoniosos de sus vidas.

Lux eróticaLux erótica. "Escribir sobre sexo era la propuesta y me sentí estimulada. Después de tantos años como periodista cultural y con mucha vida hecha en torno a la información y a la actualidad, tenía ganas de ponerle carne a la crónica. Porque nuestra más genuina actualidad como personas pasa por el relato del erotismo. Porque de atracción y de relaciones hablamos todo el tiempo en este tiempo occidental con ciertas libertades individuales garantizadas y rebosante de espíritu lúdico pero también algo desafectado y con nuevos descompromisos adquiridos...". Anne Cé.

Inglés para pervertidosInglés para pervertidos."Se dice que la mejor manera de aprender un idioma es a través del sexo con un extranjero. Pero ¿qué haces si estás en la cama y no sabes qué decirle? Con Inglés para pervertidos puedes aprender todas las palabras y expresiones que siempre has deseado saber, desde lo más elemental al sexo más salvaje. El libro cuenta con ocho capítulos centrados en las partes del cuerpo, la cama, el LGBT, las compras sexis, el lado oscuro, el porno, el chat y la salud sexual. Cada capítulo contiene vocabulario, gramática y unos ejercicios muy originales que no encontrarás en ningún otro libro. Aprende todo lo que tu "English teacher" no se atrevería a enseñarte nunca. Y... si te cansas de estudiar, el libro incluye un montón de fotos mias para distraerte". Venus O'Hara.

TWITTER

Nuestros autores en Twitter

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal