Eros

Durmiendo en habitaciones separadas

Por: | 16 de febrero de 2012

Hoy en día, la excusa más típica para evitar el sexo es “estoy cansada”, que viene a reemplazar al famoso “dolor de cabeza”. Dado el incremento de trastornos del sueño de un tiempo a esta parte, no me extraña que cada vez haya más parejas durmiendo en habitaciones separadas, y que muchas de ellas afirmen que no sólo duermen mejor, sino que además su vida sexual ha mejorado como consecuencia.

Venus o'hara by Guy Moberly
Venus O'Hara, por Guy Moberly

Yo siempre he tenido preferencia por dormir sola. No es que no me guste hacer cucharita con mi novio o ver lo hermoso que es mientras duerme, o sentir como sus pies buscan los míos por debajo de la colcha. Me encanta.

Lo que no soporto son los codazos durante la noche, cuando duerme con los brazos levantados, o que me quiten la manta. Aunque de todos, el peor crimen que se puede cometer en mi cama es el de roncar. Ya que se supone que los ronquidos sólo se producen mientras alguien duerme boca arriba, cuando eso sucede, le empujo hacia un lado, se despierta durante una décima de segundo y le digo: “Estabas roncando”. Muchas veces al momento ya lo está haciendo de nuevo y no puedo evitar sentirme irritada, y esa sensación no sólo hace que me cueste dormir, sino que al día siguiente esté de mal humor y mis ganas de sexo sean inexistentes.

Dormir en habitaciones separadas cobra mayor sentido cuando se tienen horarios de trabajo distintos. Si tu pareja pone el despertador una hora antes que el tuyo y no consigues volver a dormir, ése puede ser el peor comienzo del día imaginable. Sin embargo, también puede ser morboso ocupar su lugar en la cama, oler su almohada y si puedes, volver a dormir.

Venus O'Hara by Guy Moberly 2

Venus O'Hara, por G. M.

En un viaje reciente a Irlanda, fui a visitar la nueva casa de uno de mis numerosos primos. La casa parecía salida de una revista, y mi primo y su nueva mujer se mostraban henchidos de orgullo al enseñármela. Cuando entramos en la habitación principal vi una cama enorme, baño y armarios empotrados, y aquel parecía el dormitorio de ensueño de cualquier pareja de recién casados. Sin embargo luego, en la habitación de invitados, nada más entrar noté que la cama estaba deshecha. La pareja feliz se mostró entonces incómoda. Después de una pausa me dijeron que él dormía ahí entre semana ya que según su mujer, ronca como un oso. Les aseguré que entendía y que no me parecía raro en absoluto. Me explicaron que no toda la familia opinaba igual, ya que decían que por algo se llama cama de “matrimonio”, y que durmiendo de esa manera parecían más compañeros de piso que marido y mujer.

Para mí, lo mejor de dormir en habitaciones separadas entre semana, es que se puede aprovechar más el sofá durante esas pausas eternas de anuncios en la tele. El sexo no tiene por qué limitarse a la cama como en la mayoría de convivencias. Tener dos camas para desordenar da un toque de variedad. Aunque se puede disfrutar de momentos de privacidad y soledad, siempre sentirás su presencia cercana por si quieres un poco de cariño o algo más... Lo bueno es que se puede escoger.

Venus O'Hara por Guy Moberly
Venus O'Hara, por G. M.

Sin embargo, cuando llega el fin de semana, todo cambia. Tan pronto como el despertador no es necesario y ya no existe la presión del tiempo, dormir juntos se convierte en la mejor de las experiencias. Curiosamente, ya no me molestan tanto los codazos, que me quiten la manta o ni siquiera los ronquidos... Ya que se puede dormir durante más tiempo, casi es placentero ser despertada varias veces durante la noche. Cuando nos despertamos, nos acercamos para hacer cucharita, nos damos unos besitos con sueño y volvemos a dormir. En esos momentos, ni me puedo imaginar querer dormir en habitaciones separadas.

Hay 10 Comentarios

Y el roce dio el cariño. Tocar lo que tu no tienes, y que toquen lo que otras no tienen......

Sola se duerme más a gusto, sin duda. Pero acompañada tiene sus ventajas.
http://plumadepandora.blogspot.com

Pues nuestra cama es de 2x2 y se duerme de lujo ... Si quieres te arrejuntas y si no te alejas , que ni se nota . Por suerte , no ronco , eso si!

A mi me gusta dormir nó sólo en habitacion separada de mi mujer, sino en casas separadas!

Es usted muy guapa Srta O'Hara, no hay duda de que por sus venas corre sangre irlandesa.

Bien, dejémonos de romanticismos. Dormir hay que dormir solos, mi mujer me molesta cuando se cruza en la cama invadiendo mi espacio, también cuando ronca (ellas también roncan...) Yo la molesto a ella cuando me muevo en sueños y le quito las mantas dejándola con el culo al aire...
En definitiva, mejor solos y el sexo cuando toque y en el sofá.

En invierno todos juntos y rebozados, no molestan ni los ronquidos, y en verano cada uno en su camita, y sexo el justo, oral y dactilar mejor.

Coincidimos totalmente con este post. Hay parejas a las que les viene mejor dormir separadas, todo es cuestión de gustos. Nos encantan vuestras notas!!

Pues la verdad yo prefiero dormir siempre con mi esposa.

evidentemente todo tiene sus pros y sus contras, yo ahora duermo sola por pelotas, pero cuando tenía opción, llegué a pensar que era un monstruo por preferir dormir sola, pero es que dormir lo que se dice dormir, se duerme mejor sola.lo demás como no, en compañía.

Publicar un comentario

Si tienes una cuenta en TypePad o TypeKey, por favor Inicia sesión.

Sobre el blog

Ni enciclopedia ni consultorio sexual al uso. He aquí un rincón erótico festivo dedicado a las relaciones y la atracción entre seres humanos, esa faceta que nos hace la vida más placentera, tierna, amorosa, plena… Un blog coral, con cinco autoras de todo origen y condición, que apuesta por el juego, la provocación, lo sensual y el sexo como acto libre, adulto, compartido, real o ficticio, siempre divertido... Eso sí, si tu mirada no es amplia y tolerante, mejor no te detengas aquí. Coordina Analía Iglesias. No sólo se admiten firmas invitadas, sino que son deseadas.

Sobre las autoras

Anne Cé. Nació en el sur austral (Argentina), en un tiempo beatle y en un país con altísima densidad de psicoanalistas y jugadores de fútbol. Periodista, quizá incluso a su pesar, narra lo que se le ponga delante. Y narra, y narra. Un día descubrió que el simple roce de una clavícula le erizaba la piel y entonces comprendió por qué le gusta tanto abrazar a un hombre.

Esther Porta. Segoviana, fue becaria en el mítico Tentaciones y allí hizo de todo hasta que sus conocimientos de sexo la convirtieron en Beatriz Sanz. Y gracias a ella, publicó artículos semanales de sexo, dos libros y fue reclutada como sexperta guionista del programa de Canal +: 'Sex Pópuli'. Cuando casi se le había olvidado (lo de escribir de sexo...) se mete a bloguera. Y aquí está, con tantas ganas de sexo (del uno y del otro) como siempre...

Venus O'Hara, de Reino Unido, con raíces irlandesas. Modelo fetish, actriz y escritora. Licenciada en Ciencias Políticas y Francés, reside en Barcelona, ha sido columnista sexual en varias revistas, tiene su propio blog de fetichismo y es creadora de 'No sabes con quien duermes', un confesionario para personas que llevan una doble vida. Publicó su primer libro junto a Erika Lust, 'Deséame como si me odiaras', en 2010.

Tatiana Escobar, de Venezuela (1976), ha escrito ensayos y poesía en español. Traductora y editora, en 2004 abrió en Madrid junto a sus socios la primera boutique erótica de España, La Juguetería Erotic Toys, para no tener que vivir de la literatura. Desde entonces vive del sexo. Y escribe, a veces, para sus amigos.

. Madrileña. Soñó con escribir y pronto descubrió una vía: el periodismo. Pero como tampoco valía narrar sobre cualquier cosa, eligió suerte y remató la faena con un posgrado en Sexología. Ha trabajado en suplementos de salud y medios especializados. Con la práctica ha acabado por darle un toque más sensual a sus letras. Y con ellas sueña en escribir, ahora, un libro.

Ilustracion
Venus O'Hara, Anne Cé y Silvia C. Carpallo, según 'Mi Petit Madrid'.

Nuevo libro

El orgasmo de mi vida. Si ya no sueñas con príncipes azules, locos por pedirte en matrimonio, ni esperas que aparezca un millonario atormentado pero diestro en amores, con una Visa en una mano y un látigo en la otra, este libro es para ti. Porque El orgasmo de mi vida habla de eso, de mujeres realistas, lúcidas, independientes y eróticamente vivas, capaces de combinar esa cotidianidad que todas conocemos, con sus pasiones más salvajes. Ellas son las protagonistas de los relatos, sin guionistas que les digan lo que tienen que hacer, pero sobre todo, son las compositoras, directoras e intérpretes de los orgasmos más armoniosos de sus vidas.

Lux eróticaLux erótica. "Escribir sobre sexo era la propuesta y me sentí estimulada. Después de tantos años como periodista cultural y con mucha vida hecha en torno a la información y a la actualidad, tenía ganas de ponerle carne a la crónica. Porque nuestra más genuina actualidad como personas pasa por el relato del erotismo. Porque de atracción y de relaciones hablamos todo el tiempo en este tiempo occidental con ciertas libertades individuales garantizadas y rebosante de espíritu lúdico pero también algo desafectado y con nuevos descompromisos adquiridos...". Anne Cé.

Inglés para pervertidosInglés para pervertidos."Se dice que la mejor manera de aprender un idioma es a través del sexo con un extranjero. Pero ¿qué haces si estás en la cama y no sabes qué decirle? Con Inglés para pervertidos puedes aprender todas las palabras y expresiones que siempre has deseado saber, desde lo más elemental al sexo más salvaje. El libro cuenta con ocho capítulos centrados en las partes del cuerpo, la cama, el LGBT, las compras sexis, el lado oscuro, el porno, el chat y la salud sexual. Cada capítulo contiene vocabulario, gramática y unos ejercicios muy originales que no encontrarás en ningún otro libro. Aprende todo lo que tu "English teacher" no se atrevería a enseñarte nunca. Y... si te cansas de estudiar, el libro incluye un montón de fotos mias para distraerte". Venus O'Hara.

TWITTER

Nuestros autores en Twitter

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal