Eros

Con el sexo hemos topado... (al completo)

Por: | 01 de abril de 2012

Faltaba una palabra justo en la frase final. Así que este artículo es una deuda con los lectores de El País Semanal que se quedaron con las ganas de saber cual era tal en el artículo publicado el pasado 11 de marzo y titulado 'Con el sexo hemos topado'. Afortunadamente, muchos le echaron buen humor y lo llevaron a varias páginas de Internet para que todo aquel que quisiera, pusiera su cierre a final tan enigmático. Decía así: "¿Lo imaginan? Unos pensarán que eso ya se vivió en los setenta; otros, que el fin del mundo se". Y ahí quedó la cosa, cual offset interruptus, que dice uno de los internautas en Menéame. Sus sugerencias para cerrar el artículo son, sin duda, mejores que la mía. "Espeluznante", decía otro lector ante tal abismo.
Pues bien, la palabra que faltaba era "ACERCA".
La frase completa que debía haber aparecido: "... el fin del mundo se acerca".

AnKPKn6CEAA_vgaCon tal texto se publicó una Fe de Errores en el diario ese día (foto de #gamusino). Y aún fue peor: anuncio tan apocalíptico corrió por la redes sociales de inmediato al grito de "El País anuncia que el fin del mundo se acerca". 
 Y como, ya se ve que no ha sido así, y aquí seguimos, les dejo texto completo, pues éste se publicó sólo en papel o a traves de Kiosko en la web de El País. 
Aún hoy, mil perdones por esa palabra que se tragó la imprenta.
                                               _________________
Tumblr_lty7iuWjxP1qakcg3o1_500

¿Liberación sexual? Sí, pero menos. La infidelidad hunde matrimonios, la familia nuclear languidece, las mujeres son discriminadas y juzgadas por explotar su capital erótico, y en tiempos de crisis la mirada puritana arrecia. Varios libros ponen sobre la mesa la vigencia de algunos clichés...

El sexo es un tema. El tema, sin duda. Nuestra especie siente debilidad por él. Pronuncie la palabra en cualquier contexto y la charla se caldeará ipso facto. Eso sí, no sea demasiado explícito, porque entonces sentirá el peso de la corrección política cayendo sobre usted.
¿Hemos avanzado en normalización y respeto sexual? Teniendo en cuenta que venimos de una dictadura, la respuesta aquí será, obviamente, afirmativa; pero ¿occidentalmente hablando…? “La verdadera historia de la sexualidad humana ha adquirido un cariz tan subversivo y amenazador que durante siglos ha sido silenciada por autoridades religiosas, patologizada por médicos, ignorada por científicos y soterrada por terapeutas moralizadores”, afirman Christopher Ryan y Cacilda Jethá en el libro En el principio era el sexo. Los orígenes de la sexualidad moderna. Cómo nos emparejamos y por qué nos separamos (Paidós). Su tesis es que la monogamia impuesta como natural está acabando con nosotros y nuestras relaciones. Y más: “Aunque impera la creencia de que vivimos en época de liberación sexual, la sexualidad contemporánea está cargada de verdades evidentes y dolorosas de las que está mal visto hablar”. Y por si fuera poco, expertos previenen ya de lo que el sociólogo Jeffrey Weeks lleva tiempo diciendo: nos volvemos más conservadores y tradicionales en comportamientos y juicios sexuales en periodos de crisis. Así que, al contrario de lo que se cree (que cuando todo va mal queda el sexo), ante la inestabilidad financiera “las posturas más fundamentalistas en materia sexual cobran fuerza”. La mirada puritana acecha.
Sucede ya con asuntos como la desnudez, por ejemplo. Uno solo, el cuadro El origen del mundo, de Gustave Courbet, de una mujer enseñando el pubis, provocó desmayos, se ve, y protestas por ser “demasiado explícito”, cuando apareció en este periódico hace días. ¿Un desnudo artístico explícito? ¿En el siglo XXI? ¿No será que nos tomamos el sexo demasiado en serio? ¿O demasiado poco? Tres libros y una encuesta airean algunos tópicos encallados.

36_aimg2168

La fotógrafa Adeline Mai retrata así la ligereza en su serie Weightlessness

1 Imágenes y palabras explícitas. No conviene mostrar lo que somos, puro cuerpo. Así nadie invita en alto y público a otro/a a echarse a un lado y retozar. Somos discretos. O quizá es nuestra inteligencia superior que controla nuestros instintos. ¿De verdad? Los autores citados atribuyen este autocontrol social a la teoría de la evolución. “Inquisición bienintencionada”, lo llaman. Otra convención: nadie o casi nadie muestra determinadas partes del cuerpo digamos ¿sucias? Y no es el culo, no. Es el pubis lo que nos intranquiliza. “Tradicionalmente descrita como agujero, espacio en blanco o nada… como un pene insuficiente”. El libro Vulva (Anagrama), de Mithu M. Sanyal, es un recorrido cultural por el genital femenino y “un contundente manifiesto a favor de la visibilidad de un órgano exhibido y ocultado, deseado y temido, condenado como las fauces del infierno, pero adorado como la representación del origen del mundo”. Desde las representaciones artísticas o religiosas antiguas hasta las contemporáneas o las “vaginas de diseño” en cirugías estéticas últimas. Si duda de la plasticidad de su vagina, escriba tal palabra junto a arte o performance en la Red. Y verá.

  000whrtb
Capital erótico. Todos disponemos de uno propio, una mezcla de belleza, vitalidad, cuidado de la imagen, aptitudes sociales y competencia sexual. Y hay que sacarle partido, dice la socióloga Catherine Hakim, pues es tan valioso como la capacidad intelectual, social o laboral. Pero, ojo, “el patriarcado, disfrazado de lo políticamente correcto, se esfuerza por esconder tal capital erótico bajo una niebla moralizadora que controla la forma de vestir y de comportarse de las mujeres; también el feminismo radical, más limitador que liberador, ejerce ese control, denigrando su atractivo, sus manifestaciones de moda…”, dice la autora.

2 Hablar con los hijos de sexo aún cuesta. En un capítulo de la serie Modern family, esa madraza que es Sofía Vergara enloquece ante la posibilidad de que su hijo ande masturbándose en su habitación y manda al marido, como hombre que es, a explicarle. Típico. Instruir sexualmente a los hijos sigue costando tanto como imaginar que tus retoños te escuchan gimiendo una noche cualquiera. Y a pesar de publicaciones mil, los chicos/as se enteran antes de todo por los amigos, la tele o Internet que en casa o el cole… Fracasado el intento en los noventa de salpicar contenidos de educación sexual por asignaturas, esta ahora, si existe, es por empeño de profesores. Solo el 41,8% de chicas y el 35,4% de chicos (de 15 a 24 años) dicen haber recibido información sexual en sus centros, según la tercera Encuesta Schering sobre sexualidad y anticoncepción en la juventud española, 2010. Y hay quien se opone a tal cosa (vean la Enciclopedia Católica online www.aciprensa.com) porque todo niño deber recibir atención personalizada y dentro de un contexto de “respeto a la castidad…”. El fenómeno Yo amo a Laura no cesa.

72193-608aae-530-788

 

3 Piensan más en el sexo los hombres que las mujeres. Simone de Beauvoir no hizo ni caso a Darwin cuando afirmó: “Al nacer, nadie sabe ser hombre o mujer; hay que aprender a interpretar ese papel”. Pues él escribió que las hembras se muestran menos ansiosas que el macho. Y desde ahí todo ha sido puro eco. Allá por 1875, William Acton decía: “Las mejores madres, esposas, amas de casa se permiten pocos desahogos sexuales”. Estudios a granel vinieron a confirmar tal “flacidez de la libido femenina” aun a sabiendas de que a ellas quizá les cueste más arrancar el motor, pero cuando lo hacen, el coche marcha perfecto… Conforme a la fría lógica de la teoría ortodoxa de la evolución, nuestro único propósito en la vida es dejar un legado genético… Y el de las mujeres, intercambiar placer por riqueza, protección y estatus del hombre, un tesoro para ella y sus hijos. “Así, Darwin dice que tu madre es una puta”, concluyen Ryan y Jethá. Aunque tan deprimente visión de la sexualidad humana es falsa (ni todos canallas embusteros, ni pérfidas cazafortunas), sí somos criaturas sexuales. Todos/as en el mismo saco. “No descendemos del mono. Somos monos”.

4 A ellas no les gusta el porno. ¿Y a usted? Depende de la persona. Nos gusta ese mundo, pero no está en este, quizá. Bien atrás quedó el tiempo de la apertura de mente y cuerpo, la revolución sexual, aquellos años ochenta cuando se filmaba en vivo y en directo cada película. Época desmelenada encarnada en la figura mítica y explosiva de Vanessa del Río; ella se lo guisaba y se lo comía todo. “Todos los que pasaban por el plató participaban libremente en las grabaciones”, contaba. Orgías puras. Hasta que apareció el sida y la improvisación en ese género de cosas y en otras se terminó para siempre. Para solucionar este desacuerdo genérico femenino/masculino, existe hoy gente como Erika Lust, que hace sus películas bien dignas desde un punto de vista más femenino: más guion y menos ejercicio acrobático. Y le va bien.

I-am-520x853

Geometrías 
Tríos, ‘swingers’, ‘cougars’, ‘osos’… Hay que hacer un máster para moverse con soltura por el mundo en alza de las relaciones diversas y/o divergentes y/o plurales. Y tenerlo claro. ¿Qué pensará y hará si su vecino le propone intercambiar pareja? Tal moda arrasa en Estados Unidos desde el tiempo de los aviadores de la II Guerra Mundial. ¿Qué importaban los cuernos si iban a morir? Y aunque más normalizada, la mezcla de cuerpos y edades hoy es un río revuelto de prejuicios: pareja hombre mayor-chica joven va bien; mujer mayor-chico joven, ahí hay algo oscuro. Un libro de la editorial Taschen sobre la ‘cougar’ Liz Earls impactó, cautivó a unos y horrorizó a otros. 

5 El conocimiento sobre el deseo es aún precario. Encuestas extensas sobre el deseo puro o diferenciado entre géneros no existen muchas desde aquel informe de Alfred Kinsey de los años cincuenta en EE UU (luego llegó Shere Hite, Janus, Lindau, otras pioneras europeas en Suecia y Finlandia…). Así, caer en el tópico (patriarcal) es fácil. Lo cuenta la socióloga de la London School of Economics Catherine Hakim en el libro Capital erótico (Debate). Sí existen estudios e investigaciones, claro, pero casi siempre de salud pública, sobre todo tras la aparición del sida que colocó las camas en primera línea de playa. “El inconveniente es que muchas se centran en promiscuidad o uso de preservativos, pero nada en la comprensión del deseo sexual, su expresión y las restricciones sociales de que es objeto”. Otros asuntos tratados y en alza: inapetencia, impotencia o menopausia, ya imaginarán con qué fin. Hay una última encuesta (2011) online, ambiciosa, de dos neurocientíficos, Ogi Gas y Sai Gaddam, en la que rastrean el comportamiento sexual de ¡cien millones de personas! Lo destacado: gustos de hombres heteros homos se parecen; las mujeres necesitan varios estímulos para excitarse; el hombre, uno… Informe en billionwickedthoughts.com (1.000 millones de pensamientos impuros).

80960877

6 El hombre es infiel por naturaleza. “La última vez que intenté hacer el amor con mi mujer, la cosa no tiraba. Así que le dije: ¿qué pasa, tú tampoco consigues pensar en nadie más?”. El humorista Rodney Dangerfield expresaba así los efectos de la monotonía matrimonial. La socióloga Hakim habla del déficit sexual masculino, el mayor deseo sexual del hombre que provoca frustraciones desde la juventud y ejerce una influencia oculta en las actitudes masculinas frente a las mujeres. Esa es la teoría. En la realidad, los datos hablan por sí: el concepto de monogamia como algo natural derrapa en toda curva; el matrimonio tradicional se desmorona (un 50% se divorcia en EE UU); la industria del porno en el mundo recauda casi cien mil millones de dólares anuales; los deslices privados de hombres y mujeres famosos de impecable currículo moral están a la orden del día; la hecatombe de valores familiares es asunto bien cotidiano… Y las redes sociales han roto hasta las normas del cortejo, es decir, destroza las relaciones sociales, pero aligera las sexuales… Y crece el desacuerdo en deseos y modos entre géneros. Famosa es la anécdota del presidente de EE UU Calvin Coolidge un día de 1920, cuando él y su esposa visitaban una granja de pollos. La primera dama preguntó al granjero cómo conseguía producir tantos huevos con tan pocos gallos. Respuesta: estos cumplían con su deber docenas de veces. “Quizá podría usted mencionárselo al presidente”, le replicó ella. Coolidge que la escuchó quiso saber si cada gallo atendía siempre a la misma gallina. “Ah, no”, respondió el granjero, “siempre una distinta”. “Ya veo”, comentó el mandatario, “quizá podría usted señalarle ese detalle a la señora Coolidge”. Diversidad de parejas sexuales… ¿Es aceptable o aceptado tenerlas, tal como proponía ya en 1970 el sociólogo Jessie Bernard como método para mejorar la felicidad conyugal?

Wait¡Yo no, por dios! Mark Twain dijo en 1879: “De las formas de actividad sexual, es la menos recomendable. Como divertimento, muy fugaz. Como ocupación, cansada” Era otra época. Hoy, a falta de otras manos, más valen las propias. La autosatisfacción está a la orden del día. Pero si usted es mujer, no hable de ello en una reunión de vecinos. La mirarán raro.

 7 Ni amor ni pecado. “Nos tomamos el sexo demasiado en serio: es solo sexo”. Ni amor, ni pecado, ni patología, dicen Ryan y Jethá ante excesos y obsesiones. “Al igual que la victoriana, la mayoría de sociedades occidentales modernas inflan el valor del sexo restringiendo la oferta (‘las chicas buenas no lo hacen’) e hinchando la demanda (omnipresencia de mensajes sexuales). Esto conduce a una visión distorsionada de su verdadera importancia. Es fundamental, sí, pero pensemos en comida, agua, oxígeno… esenciales para la supervivencia y felicidad, y no por eso siempre en nuestro pensamiento”. Relajar códigos morales para que el placer sexual sea más accesible la haría menos problemática, proponen. Algo así como despenalizar la droga: adiós infidelidad, celos e insatisfacción de la faz de la tierra. Y si usted, dicen, se siente incómodo ante el avance de la cultura del ligoteo, el sexting (intercambio de imágenes subidas de tono por el móvil), el reconocimiento de derechos para homosexuales… no puede hacer nada para ponerle freno. Quizá sea síntoma de que la sexualidad vuelve hacia la naturalidad de los cazadores-recolectores. Un tiempo en que nadie pertenecía a nadie y el sexo era libre. ¿Lo imaginan? Unos pensarán que eso ya se vivió en los setenta; otros, que el fin del mundo se acerca. 

Hay 30 Comentarios

Pues sí, los caminos de la neuroquímica son casi indescifrables, pero cada vez menos. Ya hay muchas respuestas. Por lo demás, trataré de no tener esos "roces" andando en bici como sugiere la articulista, porque no tengo ganas de romperme la cabeza.

Lola Huete Machado... Juro que a primera vista leí "Hola Huele a Machote".

Cuando hera joven y atractibo tenia una manera de ligar un poco diferente hiba a Supermercados de compra , pero compraba poco . Yo como un cazador buscaba mi presa mi victima y cuando podia encontrar una señora sola y necesitaba ajuda me ofresia ajudarla Me hasia el buen samaritano y esto con las señoras cuela Cuando les traia las bolsas de la compra dentro la saca siempre me ofresian beber algo ho me pagaban . Cojia el dinero y a ellas , las besaba y metia mano normalmente ninguna se resistia mucho , la que se resistia se sentia culpable por haber metido el desconosido en casa Pero todas terminaban satisfechas alguna decia yo no esperaba esto terminara asi a mi edad el SEXO no tiene mucha importancia y yo les decia pero haun disfrutan y estan vivas y son apetitosas me desian gracias . EL SEXO Nunca se JUBILA Son los maridos ho parejas que no las puede hacer disfrutar a una mujer de 70 años pero a esta mujer cae en manos de un hombre de 50 y esta mujer disfruta y mucho del SEXO .

En esta vida hay dos cosas muy muy importantes la primera es el SEXO ... La segunda no me acuerdo ja ja

LO que cuesta hoy dia es encontrar un espacio como este donde podamos hablar y opinar en libertat del SEXO . Ningun Periodico aparte de bosotros se atreve ha poner un espacio dedicado al SEXO . Yo hos encontre gracias al diario AS Me sorprendio mucho y con agrado ver una noticia sobre sexo erais bosotros he . Hace años un gran Programa HABLEMOS DE SEXO doctora Ochoa nunca mas he vuelto haber en ninguna televicion un programa tam bien hecho como aquel sobre el Sexo hablara en libertat sobre temas de Sexo y sexualidad Faltanproglamas como aquel en las televiciones podrian ajudar a muchos jovenes y mayores ya lo creo DOY GRACIAS A DIOS Por haber descubierto este rincon del SEXO de estas valientes mujeres que nos dejan opinar sobre temas de sexo . EL SEXO ES TABU haun para muchas personas y prensa Española y Catalana NI En INTERVIU Que saca tantas mujeres no tienen un lugar como este que dejen opinar sobre SEXO en libertat y no con censura . VIVA EL SEXO Se puede tener Sexo con una mujer sin amarla Pero no puedes vivir toda una vida con una mujer si no la amas son dos cosas muy diferentes SEXO Y AMOR Es lo mas EXCITANTE QUE HAY Pero ha falta de amor que no FALTE NUNCA EL SEXO JA JA FELIZ 2013 MUJERES HOS QUIERO HOS DESEO HOS QUIERO FOLLAR Y ENCULAR Una a una he ja ja

Invito a leer artículos sobre el tema, también escritos con calidad y objetividad, en http://raguniano.blogspot.com/

“Recuerdo perfectamente la primera vez que disfruté del sexo. Todavía conservo el recibo“. GROUXO MARX
http://www.eroticashoponline.com

Hay que desdramatizar al sexo, devolverle la naturalidad que lo hace parte de la vida, y de paso, desmontar tanta hipocresía social sobre el tema. Bienvenidos sus comentarios sobre temas afines, publicados en estos blogs: http://lobigus.blogspot.com/ http://raguniano.blogspot.com/

Más capacidad de síntesis por favor... si no, se diluye la idea.

lo que yo he visto a mi alrededor, es que, la gente se apunta a practicas sexuales que consideran novedosas o secretas. ..y lo viven motivados por los prejuicios y creencias que guian sus vidas. Digamos que no lo viven con naturalidad, sino con el morbo de cabalgar su prejuicio, para luego volver a su vida normal, sin amplitud, y desempeñando el rol formal de su creencia. Y algunos, juzgando a otras y todo. Es de pena

No veo donde está la complicación en algo tan natural como el sexo, liberación sexual en la mujer, masturbación,etc.. aún nos preocupamos de como el vecino gestiona su intimidad?
Es la curiosidad malsana del prójimo lo que nos lleva a cuestionarnos cosas tan simples, fiel reflejo de que la naturaleza humana está aún por evolucionar..

bah !

Me parece retórico hablar hoy de la infedilidad cuando muchos hombres disfrutan viendo a sus parejas en manos de otro.
En mi blog hice una encuesta entre maridos y 4 de cada 10 decía que no les importaría "bajar al pilón" del corneador, delante de su esposa si esta se lo pidiera.

www.corneador2011.blogspot.com

Imaginemos una sociedad donde fueran respetadas y valoradas por todos sus miembros (y miembras) las conductas sexuales de todos sus miembros (y miembras). Para empezar acuparía el orbe entero, pues dada la apertura y tolerancia de sus individuos no serían necesarios los estados, las fronteras..., ni los gobiernos! La raza humana sería una sola, la convivencia en paz popiciaría el absoluto respeto al prójimo y el absoluto respeto al prójimo posibilitaría la convivencia en paz. Sin políticos, sin banqueros, sin policías, sin jueces..., todo arbitrado desde el consenso ciudadano, responsable, solidario y organizado. ¿Por qué es una utopía? ¿No será porque la represión y el control sexual -presentando el sexo como tabú- propicia la competitividad entre las personas y favorece así su enfrentamiento? ¿Por qué los estados, las sociedades en lugar de adoptar -ampliado- el modelo animal de lucha por el sexo no intentan arbitrar un modelo más humanizado que responda a satisfacer a sus miembros (y miembras)? No hay que contemplarlo inductivamente, del cabo al ovillo (que será de una sociedad entregada al libertinaje, etc,etc...) sino al revés, deductivamente, del ovillo al cabo: ¿imagináis como sería la sociedad en la que todos sus miembros (y miembras) disfrutaran del sexo sin tapujos? Ésta es la cuestión... Por otra parte qué razón tenía Santo Tomás al decir aquello de que cuando el dedo señala a la luna..., en fin.

Estoy de acuerdo, el sexo esta sobrevalorado.

¡¡ El sexo es una guarrada casi siempre !!¡¡ El ser humano es muy guarro todavía !!

Mis post de mañana estarán basados en su artículo. Lo mismo que el de wordpress

Con todos mis respetos.....
No tienes ni idea....
Qué manía con citar autores, sociólogos, datos y más datos, más tu propia opinión...y se escribe con total convencimiento que se conoce, que es verdad lo que se que dice, que hay autoridad y criterio en los argumentos.
Que es asi.
Pues no.
Solo hay que profundizar un poco, cuestionar y todo esto es desmontable.
Mas de lo mismo.

"La lucha por dejar descendencia como fuente de dominio, ha sido, es y será algo inmanente a la condición humana. La liberación sexual es sólo una pirueta postmoderna sobre una verdad y condición filogenética de base."

La filogenésis no tiene por qué verificarse en la ontogénesis, al igual que estudio de las especies (al que debería confinarse la biología) y el estudio de las normas culturales humanas (en las que siempre quiere meter las narices la biología) no son conmensurables. Si eso que llaman la "condición humana" varía con los tiempos y con los lugares, entonces no hay tal condición humana, ni las féminas estamos condenadas a que la especie se reproduzca en nosotras. ¡Menos cientifismo barato, por Dios!

Un poco largo el artículo. Se pierde la sustancia por lo farragoso de su longitud. Más síntesis, que tenemos demasiadas cosas por leer. Gracias!
www.arquiterapiaa.blogspot.com

¿Os habéis preguntado alguna vez que, quizá, la represión social hacia el sexo no es sino una forma de realzar la intensidad de ir en contra de dicha creencia? Echar un vistazo a la palabra "morbo" en su totalidad quizá abra muchos ojos, tanto a críticos con el sexo como críticos con la sociedad. Ambos puntos de vista, en mi opinión, se equivocan.

Lo que a mí me parece que sí es cierto es lo que afirman los neurocientíficos Ogi Gas y Sai Gaddam en relación a los gustos similares de hombres homo y heterosexuales. Y no digo más, para no entrar en asuntos escabrosos.
Por otro lado, el cartel de War can wait es genial. Salud.

Es posible que fuésemos más felices con el sexo libre, pero es un tema complejo. Por desgracia, nuestra educación nos hace mirar esa opción como un imposible.
http://plumadepandora.blogspot.com.es/

"Quizá sea síntoma de que la sexualidad vuelve hacia la naturalidad de los cazadores-recolectores. Un tiempo en que nadie pertenecía a nadie y el sexo era libre."

Error. En la época cazadora-recolectora, el dominio y sometimiento era peor. las cuestiones de rivalidad sexual, se resolvían a pedradas y puñetazos. La lucha por dejar descendencia como fuente de dominio, ha sido, es y será algo inmanente a la condición humana. La liberación sexual es sólo una pirueta postmoderna sobre una verdad y condición filogenética de base.

En lo natural, sea sexo o cualquier otra cosa, está la gracia. Y hablando de algo natural: http://www.deyute.com ;)

¿Extenso artículo para llegara alguna conclusión?.Siempre es lo mismo sexo,se mire como se mire,se haga como se haga, con el-la misma-o o variando,¿uno mismo?No estoy de acuerdo con el comentario final de los 70',para mi fue igual que ahora,solo implica la ocasión,edad y las ganas. Os sigo leyendo,lo prefiero a las noticias de mal rollo peperas.

Viva el Efecto Coolidge!!!!!

En las tres religiones monoteístas el sexo permanece debajo de la alfombra, ya que exponen que el humano viene de dios y no conviene hacer evidente que el humano proviene del humano. En todos los estados donde están presentes estas religiones son aliadas del poder, de los poderes, de turno. Dios está con los estados y los estados con dios y ambos por encima de lo humano. Agitando este cóctel es fácil entender por qué la revolución definitiva que hará libre a la humanidad ha de ser la sexual. Y también por qué a todo dios -literalmente- le preocupa con quién se acuestan sus vecinas y vecinos.

"War can wait, masturbate!" Jajajajaja... Es genial!
Haz el amor y no la guerra! Ya sabéis lo que dijo Woody Allen: "Masturbarse es hacer el amor con la persona que más quieres". Más amor y menos conflictos. Todos satisfechos y con buenrrollismo.

respecto de lo que dices en la frase final de :" eso ya se vivió en los 70" yo creo que hay que tener en cuenta que en España eso no se vivió en los 70 porque esstábamos en una dictadura, se vivió por lo menos en los ochenta o noventa así que vamos un poco a la zaga.
http://www.recetariodesirena.com

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

Sobre el blog

Ni enciclopedia ni consultorio sexual al uso. He aquí un rincón erótico festivo dedicado a las relaciones y la atracción entre seres humanos, esa faceta que nos hace la vida más placentera, tierna, amorosa, plena… Un blog coral, con cinco autoras de todo origen y condición, que apuesta por el juego, la provocación, lo sensual y el sexo como acto libre, adulto, compartido, real o ficticio, siempre divertido... Eso sí, si tu mirada no es amplia y tolerante, mejor no te detengas aquí. Coordina Analía Iglesias. No sólo se admiten firmas invitadas, sino que son deseadas.

Sobre las autoras

Anne Cé. Nació en el sur austral (Argentina), en un tiempo beatle y en un país con altísima densidad de psicoanalistas y jugadores de fútbol. Periodista, quizá incluso a su pesar, narra lo que se le ponga delante. Y narra, y narra. Un día descubrió que el simple roce de una clavícula le erizaba la piel y entonces comprendió por qué le gusta tanto abrazar a un hombre.

Esther Porta. Segoviana, fue becaria en el mítico Tentaciones y allí hizo de todo hasta que sus conocimientos de sexo la convirtieron en Beatriz Sanz. Y gracias a ella, publicó artículos semanales de sexo, dos libros y fue reclutada como sexperta guionista del programa de Canal +: 'Sex Pópuli'. Cuando casi se le había olvidado (lo de escribir de sexo...) se mete a bloguera. Y aquí está, con tantas ganas de sexo (del uno y del otro) como siempre...

Venus O'Hara, de Reino Unido, con raíces irlandesas. Modelo fetish, actriz y escritora. Licenciada en Ciencias Políticas y Francés, reside en Barcelona, ha sido columnista sexual en varias revistas, tiene su propio blog de fetichismo y es creadora de 'No sabes con quien duermes', un confesionario para personas que llevan una doble vida. Publicó su primer libro junto a Erika Lust, 'Deséame como si me odiaras', en 2010.

Tatiana Escobar, de Venezuela (1976), ha escrito ensayos y poesía en español. Traductora y editora, en 2004 abrió en Madrid junto a sus socios la primera boutique erótica de España, La Juguetería Erotic Toys, para no tener que vivir de la literatura. Desde entonces vive del sexo. Y escribe, a veces, para sus amigos.

. Madrileña. Soñó con escribir y pronto descubrió una vía: el periodismo. Pero como tampoco valía narrar sobre cualquier cosa, eligió suerte y remató la faena con un posgrado en Sexología. Ha trabajado en suplementos de salud y medios especializados. Con la práctica ha acabado por darle un toque más sensual a sus letras. Y con ellas sueña en escribir, ahora, un libro.

Ilustracion
Venus O'Hara, Anne Cé y Silvia C. Carpallo, según 'Mi Petit Madrid'.

Nuevo libro

El orgasmo de mi vida. Si ya no sueñas con príncipes azules, locos por pedirte en matrimonio, ni esperas que aparezca un millonario atormentado pero diestro en amores, con una Visa en una mano y un látigo en la otra, este libro es para ti. Porque El orgasmo de mi vida habla de eso, de mujeres realistas, lúcidas, independientes y eróticamente vivas, capaces de combinar esa cotidianidad que todas conocemos, con sus pasiones más salvajes. Ellas son las protagonistas de los relatos, sin guionistas que les digan lo que tienen que hacer, pero sobre todo, son las compositoras, directoras e intérpretes de los orgasmos más armoniosos de sus vidas.

Lux eróticaLux erótica. "Escribir sobre sexo era la propuesta y me sentí estimulada. Después de tantos años como periodista cultural y con mucha vida hecha en torno a la información y a la actualidad, tenía ganas de ponerle carne a la crónica. Porque nuestra más genuina actualidad como personas pasa por el relato del erotismo. Porque de atracción y de relaciones hablamos todo el tiempo en este tiempo occidental con ciertas libertades individuales garantizadas y rebosante de espíritu lúdico pero también algo desafectado y con nuevos descompromisos adquiridos...". Anne Cé.

Inglés para pervertidosInglés para pervertidos."Se dice que la mejor manera de aprender un idioma es a través del sexo con un extranjero. Pero ¿qué haces si estás en la cama y no sabes qué decirle? Con Inglés para pervertidos puedes aprender todas las palabras y expresiones que siempre has deseado saber, desde lo más elemental al sexo más salvaje. El libro cuenta con ocho capítulos centrados en las partes del cuerpo, la cama, el LGBT, las compras sexis, el lado oscuro, el porno, el chat y la salud sexual. Cada capítulo contiene vocabulario, gramática y unos ejercicios muy originales que no encontrarás en ningún otro libro. Aprende todo lo que tu "English teacher" no se atrevería a enseñarte nunca. Y... si te cansas de estudiar, el libro incluye un montón de fotos mias para distraerte". Venus O'Hara.

TWITTER

Nuestros autores en Twitter

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal