Eros

La independencia orgásmica

Por: | 24 de abril de 2012

Cualquier orgasmo es bueno, pero algunos son increíbles. Para muchos, es sinónimo de buen sexo, igual que el sexo sin orgasmo puede ser sinónimo de malo o insatisfactorio. Hay personas que instintivamente saben leer nuestros cuerpos y hacernos correr con facilidad y otros que les cuesta mucho más. 

Hubo una vez que estaba abandonando una relación en la cual el sexo había sido asombroso. Los orgasmos siempre eran intensos y algunas veces, múltiples. Sufría el dilema de saber que en mi corazón y cabeza, por varios motivos, no teníamos futuro. Sin embargo, mi cuerpo quería seguir y seguir.

Tenía que encontrar una solución.

Venus O'Hara por Guy Moberly

Venus O'Hara por Guy Moberly

Mi compañera de piso de la época sugirió que me comprara un vibrador y se ofreció a acompañarme a una tienda erótica. Hasta entonces, confieso que no había dominado el arte de la masturbación. Había probado muchas veces sin éxito porque al final, era más bien frustrante que satisfactorio y no podía superar la necesidad de sentir las manos de una verdadera persona. No obstante, ya era hora para aprender a ser auto-suficiente de una vez.

Incluso antes de entrar en la tienda, habíamos decido que compraríamos el famoso vibrador rabbit, visto en Sexo en Nueva York. Habíamos leído tantas buenas reseñas, que tenía que ser verdad. Había varios modelos y preguntamos a la dependienta por su opinión. Las dos compramos el mismo modelo, pero en colores distintos para evitar la confusión. Luego al llegar a casa, entramos en nuestras habitaciones respectivas para probarlos en seguida.

 

A pesar de mis esfuerzos, no pude conseguir un orgasmo. Fui al sofá y encendí la tele y decidí esperar a mi compañera de piso, pero se quedó horas encerrada en su habitación con la música alta para camuflar el sonido de las vibraciones. Cuando por fin abrió su puerta, despeinada y con una expresión de relax total en su cara. “Es una pasada, ¿verdad?”,  preguntó como si estuviera en trance. No puedo negar que me moría de la envidia y me preguntaba si estaba haciéndolo algo mal...

Probé más veces, pero no fue hasta un domingo por la mañana meses más tarde que me recogí los beneficios de mi inversión. Estaba acompañada, y mi amante quería verme usar el rabbit y no pensé ni un segundo en negarle la oportunidad. Ahí estaba tumbada, y de repente sentí un orgasmo que me cogió por sopresa completa. Al sentir el primer espasmo, no aguanté la intensidad del vibrador y tuve que pararlo un instante. Suspiré un segundo antes de encenderlo de nuevo y dejar que mi cuerpo lo disfrutara al máximo. Había experimentado muchos orgasmos, pero aquel era especial. Hasta entonces, habían sido a manos de otras personas, nunca había vivido la independencia orgásmica antes.

Desde entonces, se puede decir que he recuperado el tiempo perdido. Además, he descubierto que mi juguete tiene muchos usos: desde aliviar el aburrimiento, dolor e insomnio, hasta inspirarme para escribir mi próximo artículo. He perfeccionado tanto mi técnica que tengo cajas y cajas de pilas usadas. Afortunadamente, los vibradores de última generación no requieren pilas y son recargables como los móviles.  Suelen ser más caros que los que llevan pilas pero si lo usas mucho y sumas el coste de las pilas, más el vibrador, está claro que el precio por orgasmo con uno recargable sale mucho más a cuenta.

FiFi_Purple_Charging-480
More Rabbit de Je Joue

No puedo negar que este descubrimiento ha cambiado mucho mis relaciones reales. Ha habido amantes que tienen tanta curiosidad que quieren ver mi vibrador en acción mientras que hay otros que se asustan por su tamaño, aunque en realidad, ni siquiera se introduce la mitad.

A pesar de vivir mi independencia orgásmica plenamente, no hay nada mejor que estar acompañada y compartir el clímax con una persona real a través de métodos más tradicionales. Después de todo, es precisamente lo que he estado imaginando durante todas esas sesiones intensas con mi juguete...

Hay 13 Comentarios

estos son los cuentos que tendríamos que explicar a los niños por las noches y no los cuentos de princesitas que tantos estereotipos causan

Diviértete con el mejor simulador político, económico, y militar, gratuito y por navegador web: http://xurl.es/n2yw0

Una cosa no quita la otra. Yo quiero tener compañía, quieroo sexo real. Pero no renunciaré nunca al sexo conmigo misma. No es una opción. No sé elegir. Es como si te preguntan a qué hijo quieres más (yo no tengo, pero me imagino que será lo mismo).

Sexo de calidad a los mejores precios.

¡¡¡ Porque tú nos importas !!!

http://www.eroticashoponline.com

Por qué tener que elegir cuando se puede tener ambos sin molestar a nadie?
Respecto a las pilas o baterías, las hay recargables, hija ;)
http://bicicleta-electrica.blogspot.com/

Los juguetes compartidos son mas divertidos. Pero tampoco esta mal jugar de vez en cuando a nuestro aire. Con todo se aprende, se descubren nuevas formas de placer, y poco a poco se disfruta mejor del sexo. Hay que currarselo.

Carla
www.lasbolaschinas.com

Cada vez seremos más independientes e individualistas.
Depender para la satisfacción sexual de segundas personas puede suponer un problema de relación para muchos, de ahí el éxito de esos artilugios.
Se ha escrito mucho de la comunicación en el sexo, recuerden Uds. aquellos tiempos en que se ensalzaba el orgasmo simultáneo, un error sin duda ya que tu orgasmo resultaba distraido por el de tu pareja y viceversa, evitando la contemplación de ambos.

No sé por qué los hombres se asustan de los tamaños de los vibradores. ¡Si la mayoría de las mujeres sólo los usan para estimular el cítoris!! Para la penetración, se prefiere el órgano pulsátil, a ser posible, unido a alguien que te guste muuucho. De hecho, hay vibradores chiquitos, sólo para vibrar, no para penetrar. Y no hay mano tan rápida como un vibrador, ni tan constante ¡y no se cansa! En pareja son divinos, pero en solitario son... ¡un vicio! ja ja ja

Siempre es interesante leer lo que piensan las mujeres acerca de estos juguetes. La verdad, en mi caso las mujeres con las que he estado no eran partidarias de esto, decían que siempre era mejor la mano o una de verdad antes que algo frío y artificial. Y la verdad, viendo estos artilugios, parecen más de decorado de Star Wars que para el sexo!!
http://elgatocuanticodesheldon.blogspot.com/

En Sexo en NY cuando una de las protagonistas usa el vibrador, se da cuenta que lo que consigue es una fijación sexual peligrosa y opta por dejarlo estar. Este capítulo me encantó y aunque tu optes por las dos situaciones, no creo que el vibrador sea una real opción al contacto humano,solo un sustituto igual que la masturbación masculina, incluso se de parejas que prefieren la mutua masturbación, no todo es el clásico mete saca o el solitario.

"y de repente sentí un orgasmo que me cogió por sopresa completa." ¿Por sorpresa completa, Venus? ¿No te concentraste ni un poquito, no tensaste antes la musculatura, no acompasaste la respiración, no entornaste los ojos, no llegó "in crecendo" a tu cabeza proveniente de tu sexo como en la oscuridad se abre poco a poco una puerta hasta que el brillo es tal que te ciega? No sé, no sé... De lo que sí estoy seguro que no ha llegado de repente ni te ha cogido por sorpresa -completa o incompleta- es el enlace a pie de foto con una firma que los vende. Ni a mí tampoco respecto de la mía. Salú.

Me quedo con el último párrafo. Ningún juguete puede abrazarte y darte cariño ;), pero también es verdad, que jugar con ellos en pareja, es una pasada.

Sigo prefiriéndolos en compañía, pero ya dice el dicho que a falta de café, bueno es el té ;-)
Que los disfrutes

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

Sobre el blog

Ni enciclopedia ni consultorio sexual al uso. He aquí un rincón erótico festivo dedicado a las relaciones y la atracción entre seres humanos, esa faceta que nos hace la vida más placentera, tierna, amorosa, plena… Un blog coral, con cinco autoras de todo origen y condición, que apuesta por el juego, la provocación, lo sensual y el sexo como acto libre, adulto, compartido, real o ficticio, siempre divertido... Eso sí, si tu mirada no es amplia y tolerante, mejor no te detengas aquí. Coordina Analía Iglesias. No sólo se admiten firmas invitadas, sino que son deseadas.

Sobre las autoras

Anne Cé. Nació en el sur austral (Argentina), en un tiempo beatle y en un país con altísima densidad de psicoanalistas y jugadores de fútbol. Periodista, quizá incluso a su pesar, narra lo que se le ponga delante. Y narra, y narra. Un día descubrió que el simple roce de una clavícula le erizaba la piel y entonces comprendió por qué le gusta tanto abrazar a un hombre.

Esther Porta. Segoviana, fue becaria en el mítico Tentaciones y allí hizo de todo hasta que sus conocimientos de sexo la convirtieron en Beatriz Sanz. Y gracias a ella, publicó artículos semanales de sexo, dos libros y fue reclutada como sexperta guionista del programa de Canal +: 'Sex Pópuli'. Cuando casi se le había olvidado (lo de escribir de sexo...) se mete a bloguera. Y aquí está, con tantas ganas de sexo (del uno y del otro) como siempre...

Venus O'Hara, de Reino Unido, con raíces irlandesas. Modelo fetish, actriz y escritora. Licenciada en Ciencias Políticas y Francés, reside en Barcelona, ha sido columnista sexual en varias revistas, tiene su propio blog de fetichismo y es creadora de 'No sabes con quien duermes', un confesionario para personas que llevan una doble vida. Publicó su primer libro junto a Erika Lust, 'Deséame como si me odiaras', en 2010.

Tatiana Escobar, de Venezuela (1976), ha escrito ensayos y poesía en español. Traductora y editora, en 2004 abrió en Madrid junto a sus socios la primera boutique erótica de España, La Juguetería Erotic Toys, para no tener que vivir de la literatura. Desde entonces vive del sexo. Y escribe, a veces, para sus amigos.

. Madrileña. Soñó con escribir y pronto descubrió una vía: el periodismo. Pero como tampoco valía narrar sobre cualquier cosa, eligió suerte y remató la faena con un posgrado en Sexología. Ha trabajado en suplementos de salud y medios especializados. Con la práctica ha acabado por darle un toque más sensual a sus letras. Y con ellas sueña en escribir, ahora, un libro.

Ilustracion
Venus O'Hara, Anne Cé y Silvia C. Carpallo, según 'Mi Petit Madrid'.

Nuevo libro

El orgasmo de mi vida. Si ya no sueñas con príncipes azules, locos por pedirte en matrimonio, ni esperas que aparezca un millonario atormentado pero diestro en amores, con una Visa en una mano y un látigo en la otra, este libro es para ti. Porque El orgasmo de mi vida habla de eso, de mujeres realistas, lúcidas, independientes y eróticamente vivas, capaces de combinar esa cotidianidad que todas conocemos, con sus pasiones más salvajes. Ellas son las protagonistas de los relatos, sin guionistas que les digan lo que tienen que hacer, pero sobre todo, son las compositoras, directoras e intérpretes de los orgasmos más armoniosos de sus vidas.

Lux eróticaLux erótica. "Escribir sobre sexo era la propuesta y me sentí estimulada. Después de tantos años como periodista cultural y con mucha vida hecha en torno a la información y a la actualidad, tenía ganas de ponerle carne a la crónica. Porque nuestra más genuina actualidad como personas pasa por el relato del erotismo. Porque de atracción y de relaciones hablamos todo el tiempo en este tiempo occidental con ciertas libertades individuales garantizadas y rebosante de espíritu lúdico pero también algo desafectado y con nuevos descompromisos adquiridos...". Anne Cé.

Inglés para pervertidosInglés para pervertidos."Se dice que la mejor manera de aprender un idioma es a través del sexo con un extranjero. Pero ¿qué haces si estás en la cama y no sabes qué decirle? Con Inglés para pervertidos puedes aprender todas las palabras y expresiones que siempre has deseado saber, desde lo más elemental al sexo más salvaje. El libro cuenta con ocho capítulos centrados en las partes del cuerpo, la cama, el LGBT, las compras sexis, el lado oscuro, el porno, el chat y la salud sexual. Cada capítulo contiene vocabulario, gramática y unos ejercicios muy originales que no encontrarás en ningún otro libro. Aprende todo lo que tu "English teacher" no se atrevería a enseñarte nunca. Y... si te cansas de estudiar, el libro incluye un montón de fotos mias para distraerte". Venus O'Hara.

TWITTER

Nuestros autores en Twitter

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal