Eros

Vamos a la cama (que hay que descansar)

Por: | 17 de abril de 2012

IMG_0081

Ilustración de Leandro Lamas

El otro día estaba ordenando papelotes y me encontré un estudio de esos llenos de porcentajes que a mi me encantan. Así que, quien piense que este tipo de artículos son una bazofia, que no pierda más el tiempo y deje de leer. Dicho esto, el estudio abordaba las diferencias a la hora de caer en brazos de Morfeo entre solteros y casados (sí, como en los partidos de fútbol de pueblo). Según el estudio, ocho de cada diez parejas españolas prefieren no dormir abrazadas. Normal, se amorra uno al pariente antes de, para convencer y después de (y con una mano libre para echar el pitillo) por aquello de quedar bien. Y luego… que corra el aire entre los dos... Más inquietantes resultan los singles que duermen abrazados a la almohada, a un peluche o hasta a Homer Simpson… Y son cuatro de cada diez.

Teddy

Interesante artículo de Al día Sonora

Lo que me parece un poco raro son aquellas parejas de larga duración que dicen seguir ¡durmiendo abrazados! Tampoco creo mucho a las personas que después de años confiesan seguir mirando con ojos regoñitos a su cónyuge… Eso sí, donde hay confianza no da tanto asco: la mayoría no tiene ningún problema en usar el cuarto de baño simultáneamente. Aunque, hay quien reconoce que se evitan muchas discusiones con cada uno en su baño y dios en el de todos.

Bano_espuma_doublecloth_3

Vía Weheartit

El hecho de tener o no pareja no interfiere en la postura elegida: el 70% de los singles y el 76% de los emparejados lo hacen de lado. Tampoco nos lo curramos mucho con lencería sexy. Los pijamas y camisones de estos corrientitos convencen a un 56%; otros se decantan por la típica camiseta viejorra y va ganando terreno la ropa interior (que no necesariamente sexy) sobre todo entre los solteros. Y aunque varios reconocieron hacerlo estilo Marilyn, las cifras dicen que sólo un 11% duerme desnudo. Las mesillas de noche no nos sorprendieron con kits de dominatrix de la señorita Pepis ni muestrarios de condones. Vamos, que a muchos les falta un San Pancracio.

Siempre tiene que haber un Casanova (o fantasmín) que confiese que justo antes de dormirse y nada más levantarse lo que hace es darle al mambo, pero los mortales somos más aburridos... eso sí los sin casar o emparejar prefieren navegar por Internet (27%) antes que leer (22%), dedicarse al cuidado personal (12%), escuchar música (4%) o hablar por teléfono (1%). Por aquello de actualizar el Facebook debe ser…


Ordenata

Getty Images

Ese dicho tan grosero español que dice aquello de "follo menos que un casado" está en revisión. Porque  incluso los que no tenían pareja afirmaban mantener relaciones al menos una vez a la semana. Y los que tenían al otro a mano… un no parar. Tiramos de datos, aunque es difícil estimar la frecuencia coital, pues en los sondeos sexuales los encuestados suelen mentir como bellacos. El informe de Durex habla de una media anual de 103 coitos al año, siendo la franja de edad más rumbosa la de los 35 a los 44 años.

Lo que casi nadie niega es que esos coitos del principio de la relación en que se prueban 27 posturas, se practica la masturbación mutua, el sexo oral, el anal, la hora feliz de 2 x1… no vuelven. Acabamos echando el del sábado sabadete, el de misionero y el de “no me tardes mucho que mañana tengo que hacer la paella”… Y aunque la gente se consuela con que es menor cantidad pero mayor calidad, que hay menos pasión pero más amor… seguro que a muchos se les saltan las lágrimas evocando esos dulces comienzos…

¿Y vosotros? ¿Cómo dormís? ¿Qué os ponéis para dormir? ¿Qué hacéis antes?

Hay 17 Comentarios

Muy buenooooo!!!!!!!!!!!!

A mí la verdad es que no me gusta que se me arrimen mucho (durmiendo), aunque el otro día recordé que sí hay personas con las que, no sé por qué, encajas (literalmente) bien y puedes dormir haciendo la famosa "cucharita". Yo duermo con pijama, me encantan los pijamas cómodos, aunque reconozco que muchas veces termino durmiendo desnuda después de un polvo o, de repente, me pongo sólo la camiseta.

Y antes de dormir, sin duda, leo... si no no duermo igual. He llegado a leer hasta llegando a las 6 de la mañana, ciega... jaja, eso sí, el libro al suelo y adiós al marcapáginas. Obvio que al día siguiente tengo que volverme a leer la única frase que fui capaz de "afrontar".

A mi parienta le gusta que la abrace. Bueno, no sé si le gusta o es para jorobar (más bien lo segundo). Sabe que me muevo mucho antes de coger el sueñito y que de rodearla y dormirme abrazado, nada de nada. Es un coñaaazoooooo. Sinceramente, si no es para tener acción, paso.

-Cómo duermo??? Solo, más solo que la una. Es decir, la postura es la del método Kinder.

-Con qué duermo??? Camiseta de manga corta, ropa interior, y mi erotismo bajo la cama, con el monstruo que allí habita.

-Qué hago antes??? Escucho la radio, leo, fumo(dicen que es malísimo, pero no es peor dormir solo???) y nadeo(del verbo nadear/hacer nada) profundamente. Y si pica, suelo rascarme, con la misma profundidad.

http://www.flickr.com/photos/76742891@N07/

Dormir, en pelotas todo el año, eso sí, en invierno, con sábanas de franela y un buen edredón. Nos dormimos abrazados aunque enseguida nos separamos...y sexo casi cada día que estamos juntos, si no es por la noche es por la mañana, aunque hay que decir que como vivimos separados compartimos del orden del 30% de las noches...probablemente si viviésemos juntos sería diferente.
saludos

Dormir, duermo de lado, y con los ojos cerrados, como todo el mundo, jajaja.
La ropa ni se duda, un pijama bien ancho y, si es invierno, de esos abriguitos de franela que parece que acaricien mi piel.
Respecto a que hago antes de no hacer nada, pues suelo estar en el ordenador, por mi condición de universitaria.

Buen post, y ni caso a los "bazofias".

Abrazados solo al meterse en la cama, cuando cae el sueño cada uno por su lado. Eso con pareja, ahora solo, duermo de lado y poco a poco ocupo toda la cama cuando antes era de los que se quedaba en su lado y casi ni se movía... Lo mejor de tener pareja (entre otras muchas cosas) que te calienta los pies. Para sexo ocasional nunca utilizo mi cama, hay otros sitios mas morbosos. En la cama de uno solo se hace con la pareja, cosas mías. Soy de los que no se fía mucho de este tipo de encuestas, como bien dice el artículo, mentimos como bellacos. http://historiasen3d.blogspot.com.es/

Recuerdo perfectamente la primera vez que disfruté del sexo. Todavía conservo el recibo. Groucho Marx.

¡Que pena penita pena ese refrán español! ¡Y que real!

LLevo casado mas de 40 años y seguimos durmiendo en pelota picada, de lado y abrazados por la espalda. Y si me despierto, me arrimo un poco más.

Wow ¿donde esta mi anterior comentario?

PS.- Me he olvido decir que duermo de lado y que nuca dormimos abrazados, reconozcamos que es una incomodidad.

Encantado con las ironias, tampoco se trata de dramatizar,esta clase de estudios llegan a ser curiosos pero punto.Yo andando en la vejez,tuve el problema de que me gustaba hacerlo por la mañana (la trempera matinera es creo algo usual )y mi parienta por la noche,aparte de esto teniamos un baño pero nunca lo compartimos,usábamos el típico pijama (ella tambien),aunque me divorcié a los 20 años de matrimonio, no guardo malos recuerdos de mis relaciones sexuales.En verano duermo desnudo. Esto por si sirve,gracias por este apartado soy un asiduo.

No es cuestión de "kits de dominatrix de la señorita Pepis ni muestrarios de condones", ni de "menor cantidad pero mayor calidad", ni de "una media anual de 103 coitos al año"; tampoco de "nada más levantarse lo que hace es darle al mambo" ni, por supuesto, de que "se prueban 27 posturas, se practica la masturbación mutua, el sexo oral, el anal, la hora feliz de 2 x1…" No nada de esto; el eje, la clave, el meollo, el núcleo, el quiz de la cuestión es, simplemente, desprender fo-lla-bi-li-dad.

Más razón que un santo, tiene el estudio ese. Aunque hay una cosa que me ha dejado ojiplática: ¿¡Dormir abrazados?! ¡Pero si es un coñazo! Otra cosa es que te hagas algún arrumaco antes de caer en los brazo de Morfeo, pero de ahí a entrar en REM bien apretadita a tu pareja, vaya rollo.
De resto, nada que sorprenda, ¿no? La rutina y la pasión no se llevan bien.
Saludos

Mmmmmm... duermo de mala manera, de lado pero casi boca abajo (así tengo las cervicales). Este inviero fui a Primark y pillé un pijama divertido: es el mono de trabajo de Homer Simpson realizado en tela polar, la sucesora de la franela (sí, soy un friolero de collons). Y lo que hago antes es leer, indefectiblemente. En este momento estoy con Brian Greene y releyendo por enésima vez "Un puente demasiado lejano". Y no puedo dejar de decir que esa "supelmodelnidad" de compartir baño me parece una guarrada, hay cosas que exigen intimidad.

http://elgatocuanticodesheldon.blogspot.com.es/

Camisón, pijama escocés, calcetines hasta que se me templan los pies. Ver el whatsapp para saber en qué anda él. Abrazarme a mi almohada y darle vueltas a la cabeza hasta que me duermo. Una tristeza, vamos.

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

Sobre el blog

Ni enciclopedia ni consultorio sexual al uso. He aquí un rincón erótico festivo dedicado a las relaciones y la atracción entre seres humanos, esa faceta que nos hace la vida más placentera, tierna, amorosa, plena… Un blog coral, con cinco autoras de todo origen y condición, que apuesta por el juego, la provocación, lo sensual y el sexo como acto libre, adulto, compartido, real o ficticio, siempre divertido... Eso sí, si tu mirada no es amplia y tolerante, mejor no te detengas aquí. Coordina Analía Iglesias. No sólo se admiten firmas invitadas, sino que son deseadas.

Sobre las autoras

Anne Cé. Nació en el sur austral (Argentina), en un tiempo beatle y en un país con altísima densidad de psicoanalistas y jugadores de fútbol. Periodista, quizá incluso a su pesar, narra lo que se le ponga delante. Y narra, y narra. Un día descubrió que el simple roce de una clavícula le erizaba la piel y entonces comprendió por qué le gusta tanto abrazar a un hombre.

Esther Porta. Segoviana, fue becaria en el mítico Tentaciones y allí hizo de todo hasta que sus conocimientos de sexo la convirtieron en Beatriz Sanz. Y gracias a ella, publicó artículos semanales de sexo, dos libros y fue reclutada como sexperta guionista del programa de Canal +: 'Sex Pópuli'. Cuando casi se le había olvidado (lo de escribir de sexo...) se mete a bloguera. Y aquí está, con tantas ganas de sexo (del uno y del otro) como siempre...

Venus O'Hara, de Reino Unido, con raíces irlandesas. Modelo fetish, actriz y escritora. Licenciada en Ciencias Políticas y Francés, reside en Barcelona, ha sido columnista sexual en varias revistas, tiene su propio blog de fetichismo y es creadora de 'No sabes con quien duermes', un confesionario para personas que llevan una doble vida. Publicó su primer libro junto a Erika Lust, 'Deséame como si me odiaras', en 2010.

Tatiana Escobar, de Venezuela (1976), ha escrito ensayos y poesía en español. Traductora y editora, en 2004 abrió en Madrid junto a sus socios la primera boutique erótica de España, La Juguetería Erotic Toys, para no tener que vivir de la literatura. Desde entonces vive del sexo. Y escribe, a veces, para sus amigos.

. Madrileña. Soñó con escribir y pronto descubrió una vía: el periodismo. Pero como tampoco valía narrar sobre cualquier cosa, eligió suerte y remató la faena con un posgrado en Sexología. Ha trabajado en suplementos de salud y medios especializados. Con la práctica ha acabado por darle un toque más sensual a sus letras. Y con ellas sueña en escribir, ahora, un libro.

Ilustracion
Venus O'Hara, Anne Cé y Silvia C. Carpallo, según 'Mi Petit Madrid'.

Nuevo libro

El orgasmo de mi vida. Si ya no sueñas con príncipes azules, locos por pedirte en matrimonio, ni esperas que aparezca un millonario atormentado pero diestro en amores, con una Visa en una mano y un látigo en la otra, este libro es para ti. Porque El orgasmo de mi vida habla de eso, de mujeres realistas, lúcidas, independientes y eróticamente vivas, capaces de combinar esa cotidianidad que todas conocemos, con sus pasiones más salvajes. Ellas son las protagonistas de los relatos, sin guionistas que les digan lo que tienen que hacer, pero sobre todo, son las compositoras, directoras e intérpretes de los orgasmos más armoniosos de sus vidas.

Lux eróticaLux erótica. "Escribir sobre sexo era la propuesta y me sentí estimulada. Después de tantos años como periodista cultural y con mucha vida hecha en torno a la información y a la actualidad, tenía ganas de ponerle carne a la crónica. Porque nuestra más genuina actualidad como personas pasa por el relato del erotismo. Porque de atracción y de relaciones hablamos todo el tiempo en este tiempo occidental con ciertas libertades individuales garantizadas y rebosante de espíritu lúdico pero también algo desafectado y con nuevos descompromisos adquiridos...". Anne Cé.

Inglés para pervertidosInglés para pervertidos."Se dice que la mejor manera de aprender un idioma es a través del sexo con un extranjero. Pero ¿qué haces si estás en la cama y no sabes qué decirle? Con Inglés para pervertidos puedes aprender todas las palabras y expresiones que siempre has deseado saber, desde lo más elemental al sexo más salvaje. El libro cuenta con ocho capítulos centrados en las partes del cuerpo, la cama, el LGBT, las compras sexis, el lado oscuro, el porno, el chat y la salud sexual. Cada capítulo contiene vocabulario, gramática y unos ejercicios muy originales que no encontrarás en ningún otro libro. Aprende todo lo que tu "English teacher" no se atrevería a enseñarte nunca. Y... si te cansas de estudiar, el libro incluye un montón de fotos mias para distraerte". Venus O'Hara.

TWITTER

Nuestros autores en Twitter

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal