Eros

Goce fálico, sí, pero no antes de tiempo (2)

Por: | 11 de junio de 2012

Para quedárselo o por adorarlo, el falo está en cuestión. Hace unos días, hablábamos del deseo fálico y de cierta reticencia femenina a rendir culto a tan simbólico órgano del que, sin contradicción alguna, las mujeres hacemos gozoso uso.

Faloforia

Mujer portando un falo, símbolo del dios Dionisos, para un acto ceremonial.

La adoración del pene, sin embargo, estuvo presente desde el inicio de los tiempos, aunque nos detendremos brevemente en los albores de nuestra civilización y en el falo como desencadenante de ciertas manifestaciones artísticas.

Cuenta Alexandrian, en Historia de la literatura erótica, que los griegos iniciaron el camino: “La antigua comedia griega, según dice Aristóteles en su Poética, nació de esas fiestas anuales en honor de Dionisos, dios del vino y de la hybris (ebriedad, desmesura). Dionisos había sido descuartizado en su juventud por los titanes, pero Démeter, diosa de la vegetación, había reunido los pedazos para hacerlo resucitar. Llevar un falo al templo de Dionisos era cumplir un acto piadoso: se participaba en el renacimiento del dios aportándole el órgano esencial de la generación, del cual le privaban los Titanes. En la ciudad y en el campo se formaban los largos cortejos llamados faloforias”.

Allí estábamos las mujeres recogiendo los trozos para recuperar a nuestro macho con poderío fálico, pensará más de una, con una sonrisa de lado, imaginando las procesiones en las que las familias blandían falos como si fueran cirios o penes postizos adosados al cuerpo, y en las que se cantaban odas humorísticas subidas de tono. Alexandrian sugiere que aquellas “celebraciones jubilosas” que incluían farsas, fueron los “primeros bosquejos de la comedia antigua”.

Satiro

Sátiro en el British Museum: una figura roja de la escuela ática psykter, en torno a 500-490 a. C.

Una cosa es cuidarlo o hacer sátira y otra, rendirle tributo, así, solemnemente. Recuerdo una escena de la película Promesas del Este de David Cronenberg con Nikolai/ Viggo Mortensen peleando, desnudo, contra uno de los malos, en un sauna. Vapor y cuchillos. Y las mujeres en la sala, tensas, emitíamos algo que no llegaba a interjección (“sssss”). ¡Qué ganas de cruzar la pantalla y pedirle a Viggo que se pusiera los pantalones para las luchitas!

Se cuida en tanto se usa. Y se usa cuando llega el momento, no antes. Esto que digo no lo digo en vano: lo digo porque hay hombres que adoran mostrar sus buenos atributos y lo hacen antes de hora, a destiempo, en plan exhibición estatuaria para el éxtasis de la fémina en cuestión. Estamos en los besos, empiezan las caricias y el señor que nació con suerte no se aguanta las ganas de exhibir sus virtudes, sin importarle si tenemos ganas de disfrutarlas justo en ese momento. E insisto: no nos interesa ritual de aprobación alguno: nos gusta usar lo que se creó para ser usado. Así que ¡a cuidar el timing!

 

Viggo Mortensen y Naomi Watts protagonizan las 'Promesas del Este' (2007) de David Cronenberg.

Evitaré ser demasiado asertiva porque ya imagino las flechas prestas para la batalla de sexos. Diré entonces que intuyo que entre los hombres sí hay una mística fálica acusada, en tanto poseen un órgano que, simbólicamente, los acerca a lo divino. Y las mujeres, como comentábamos en el anterior post, ni tenemos ni perdimos nada que nos haga fantasear con semejante potencia.

Por ejemplo, en el terreno político internacional, hay hombres que se regodean con las erecciones destructoras. Veamos la perspectiva psicosexual sobre la que escribía William J. Broad, días atrás, en The New York Times, a propósito de la situación armamentística de Pyongyang: “Desde el principio, la era nuclear abundó en alusiones sexuales. Los altos mandos militares bromeaban sobre el simbolismo fálico de sus grandes misiles y cabezas nucleares y hablaban de castrar al enemigo (…). En la actualidad, la lente psicosexual ayuda a explicar por qué Corea del Norte, además de una pobreza extrema y otras aflicciones abrumadoras, se enfrenta a la burla internacional por su incapacidad para ‘levantarla’ (…)”. 

Misiles norcoreanos
Misiles soviéticos Scud dispuestos en ramillete erecto.

La turgencia peneana cubre de gloria al más desvalido de los varones entre los varones. Y en esto del lugar privilegiado que ocupa un pene erecto como emblema de la reparación y la recuperación del honor, nada mejor que la parábola que Elias Canetti incluyó en Las voces de Marrakech. Impresiones de viaje (un libro de 1954) sobre un burro acobardado en la plaza de Djema El Fnaa. En El asno lúbrico, Canetti narra un espectáculo que se sucede cada noche en la plaza marroquí, en el que el animal es obligado a “bailar” con una música mientras su amo le pregunta cosas y le da golpes con un bastón cada vez que el burro no responde. La gente ríe.

El escritor cuenta su perplejidad y la mañana siguiente: “El burro estaba allí al igual que la noche anterior. El pellejo parecía bajo un sol radiante aún más raído que por la noche. Lo encontré más miserable, más famélico y más viejo todavía. De súbito, sentí alguien a mis espaldas y escuché unas palabras fuertes, pero que no comprendía, dichas al oído. Me di la vuelta y perdí de vista por un instante al animal (…) Me volví de nuevo hacia el asno. No se había movido de su sitio, pero sin embargo no era ya el mismo pollino. De entre sus patas traseras, sesgado, colgaba de pronto un miembro descomunal. Parecía más duro que el garrote con el que se le había amenazado la noche anterior. En el breve intervalo en el que me diera la vuelta, se había operado en él una prodigiosa transformación. No sabía lo que hubiera podido ver, oír u olfatear. Tampoco lo que le habría pasado por su cabeza. Con todo, esa miserable, vieja y débil criatura, ahora a punto de reventar (…) aún poseía tanta voluptuosidad en su interior para que su mera estampa me liberase del efecto de su miseria. Pienso con frecuencia en él. Y me repito a mí mismo, cuánto quedaba aún de él cuando yo ya nada veía. Deseo para todo ser atormentado semejante disposición en la desgracia”.

Hay 54 Comentarios

Al final, sois vosotras las que estáis siempre hablando de penes.

Pene, dedos, lengua. La santísima trinidad. Y no veo lo del "orden" por ningún lado. Puede haber un encuentro salvaje aquí te pillo, aquí te penetro seguido de una larga sesión de cunnilingus... o viceversa... que mas da.
Por lo demás, coincido con Uol Free... lo único malo es lo que nunca llega.

Personalmente pienso que el sexo siempre ha sido tabú. No el tabú católico nuestro, pero no para hacerse en cualquier parte. No en vano esas demostraciones de lujuria de Mesalina y demás no habrían pasado a la historia de no haber un tabú. Si algo no es llamativo, no se recuerda.

El tamaño siempre importa. A veces la mujer lo quiere grande y, sobre todo, gordo, y otras pequeño y muy duro. Por eso una mujer no puede ser feliz con un solo hombre, necesita varios... tamaños, según la ocasión.

Bla bla bla... ¡ Con lo hermoso que es contemplar esa turgencia! Si estamos a ello, ¿cómo va a ser antes de tiempo? Lo desolador es que nunca llegue a tiempo, digo y afirmo.

como carajos del software mental griego-una fascinación- pasamos a esta mierda occidental judeo cristiana despreciadora de lo humano....y por ello de lo divino......

Mira tú, el periódico global se ha inventado una Carrie Bradshaw paleta. Qué goyesco todo, qué cretino...

Perdón me he dajado una n: burro cansao, burro empalmao"

Por si te sirve de referencia para lo que le pasó al burro hay un refrán que dice" burro casao burro empalmao", gracias por tus artículos.

Mas de uno dirá con razón que para que sigo leyendo este blog. No es la primera vez que comento la burricie de alguna de las autoras. Si no sabe ni la A de cultura clásica mejor no meterse, y no hubiera cometido el garrafal error de identificar hybris con ebriedad. Lo de desmesura ya se acerca mas, porque hybris (concepto no fácilmente traducible) se podría identificar con lo que nosotros llamamos soberbia. Si no lo sabe, no lo invente; consulte en Internet, que la información esta ahí, al alcance de cualquiera que no padezca la hybris de creerse que lo sabe todo o mas bien que los lectores no saben nada. Y en vista de lo fácil que es ser bloguera, me ofrezco, segura como estoy de poder hacerlo bastante mejor que las autoras de este blog. Puntualizo que las tildes que me faltan son culpa del iPad.

Una pareja en la intimidad lo único que debe hacer es tratar de disfrutar, todo lo demás que quede para otro momento.

Yo también vi "Promesas del Este" y me gustó más cuando Naomi Wattts va tan sentadita en esa moto rusa que debe tener un asiento tan duro con tan pocas bragas que se deben meter ahí tan adentro.

Yo tengo una cosa como muy standard, lo cual me ha obligado a lo largo de mi ya extensa vida a hacerme maestro en otros modos de satisfacer a una señora o señorita. La referencia al mundo antiguo no sé si es muy afortunada, ya que como vdes, saben en las culturas griega y romana el falo era símbolo, entre otras cosas, de victoria y de triunfo sobre la muerte (resurrección post mortem o, en su caso, iniciación). Felices erecciones.

Totalmente de acuerdo.
Vaya tela las preciosidades que aparecen en las chicas de la Eurocopa de la web alprimertoke , disfrutalas y vota por tu favorita en http://www.alprimertoke.com/

Sólo quiero aclarar a Pericles que no se trata de si sé o no satisfacer a una mujer con otros medios (yo creo que sí, a fuerza de "palos" he aprendido, pero lo han de decir ellas), sino de la dificultar de tener una vida sexual "normal" cuando no eres normal. Yo también quiero disfrutar... pero sólo lo consigo si encuentro a una pareja de mi "tamaño". Y es fastidioso tener que decidir si alguien te gusta, el seguir o no con esa persona porque te pueda recibir o no, en lugar de por otros aspectos a mi juicio más relevantes.
Pero claro, si el sexo no es satisfactorio para ambos, es un problema.

los griegos antiguos sobran en el artículo... nueve semanas y medias y punto. Los hombres deberían olvidarse un poco del pene y utilizar mas la imaginación, manos y lengua :)

Esa odiosa comparación del pene con los misiles o monumentos fálicos lo único que demuestra es una total ignorancia de las leyes físicas. Aunque sí lo hubo en muchas culturas, el hecho de semejanza no pone los significados en equivalencia. Un monumento conmemorativo que quiere verse desde el punto más lejano utilizando la menor masa posible siempre va a ser fálico, aunque lo construyan las mujeres o los extraterrestres sin pene. Lo mismo que un misil, ¿o mandamos una ojiva nuclear con forma de vagina?

Con un dedo o una lengua bien entrenados se puede hacer disfrutar a una mujer mucho más que con un gran falo. es cuestión de técnica y sensibilidad.

¡Qué lío se monta cada vez que se habla del órgano sexual masculino!
Supongo Anne, que más que el tema del tamaño, tu amante de aquella vez tuvo un arranque de ansiedad, haciendo a destiempo aquello que merecía un poco más de paciencia. Quizá hubiera sido igual de memorable si te hubiera metido mano en la entrepierna demasiado pronto, pero había algo que te llamó la atención, su tamaño.
Puedo equivocarme, pues no sé si sacas esto de una experiencia real, de algo que te contaron... pero leo entre líneas que el problema fue de sincronización, y sin embargo, hubo algo que se quedó en la memoria por llamativo.
Pues bien, no sé si todos los hombres dotados somos iguales, pero en mi caso particular, tiendo a esconder o retrasar el momento de enseñar mis partes pudendas. Si bien es algo llamativo, y alguna vez ha servido de ayuda para espolear la curiosidad de alguna mujer, la verdad es que el sexo tiene muchas variantes, y un pene grande hace más difícil muchas de ellas. A muchas mujeres, pasado el primer momento de sorpresa y curiosidad, les resulta difícil encajar un pene grande, ya sea en la vagina, en el recto o en la boca. Muchas veces he sufrido el tener que quedarme con las ganas después de que me hayan pedido que la enseñe porque una amiga/o, o conocida/o les haya comentado sobre mi tamaño y sentían curiosidad.
Y no por falta de ganas, sino por una cuestión fisiológica, creo.
Dicho esto, me parece que uno puede estar orgulloso de aquello que representa un esfuerzo. Tener buen tipo, si ello conlleva cuidarse, un cuerpo o una mente bonitas a base de trabajo diario...
Incluso puede estar uno orgulloso de saber cuál es momento para besar y qué otro para enseñar, cosa que se adquiere normalmente con la práctica y el esfuerzo, además de una cierta dosis de sentido común.

Te felicito por tu blog, que seguro es fruto de un continuado esfuerzo, aunque esta vez no puedo estar del todo de acuerdo contigo.
Espero que siga como hasta ahora! Mucha suerte...

Ciertamente muchos comentarios son bastante pésimos, aunque de verdad, este artículo no aporta absolutamente nada. Sobre esto del falo está todo muy pero que muy hablado, y hay para todos los gustos: está Froid, que cree que las mujeres deseamos este falo, está Simone de Beauvoir, que dice que las mujeres desearíamos tener las ventajas que da un falo socialmente, y está Beatriz Preciado, que se pasa el falo por el culo y dice que cualquiera de nuestras partes del cuerpo puede comportarse como falo y que por ello el falo y su importancia es nímia. Para un varón el falo será importante como para mí son importantes mis tetas y mi coño, y mis tetas y mi coño serán importantes para un varón hetero o una mujer lesbiana de la misma manera que a mí me inetresará el falo y el coño y las tetas de las personas con quien pueda llegar a estar. No adoro nada es puro y tranquilo goce sexual. Está el falo, están las manos, está la lengua y los labios. Dejemos de darle tanta importancia, y si el Morttensen se pelea desnudo que se pelee desnudo, a mí más bien me produce cierta angústia verlo tan desvalido contra dos matones de la talla de los que se presentan, matones por cierto bastante estúpidos que armados y vestidos no pueden con un hombre desarmado, desprevenido y desnudo. dejo dos links: reflexión sobre el clítoris http://bit.ly/MASA14 reflexión sobre el sexo (tan centrado en falos y penetraciones) http://bit.ly/KLLpnk

¿Hacía falta una segunda parte?

Cuando entré a la Universidad, el amigo "exitoso" con las chicas me dijo su secreto: "Tío, es infalible, te sacas la polla del pantalón, y todas las chicas te lo van a felar.". Me pareció un poco absurda la receta, pero me armé de valor la primera vez, con buen suceso, y así sucesivamente a través de los años, y puedo decirte Anne Cé, que.. con dos o tres excepciones que recuerdo con toda claridad (y contrario a lo que has indicado), la reacción ante la exhibición turgente ha sido categóricamente buena en el preámbulo. Quizás por acá en el trópico se da mejor, pero tengo casi sólo buenos recuerdos..

Bravo Cecilia.

Tus dos comentarios son más interesantes que todo el articulo entero (o si prefieres de cabo a rabo! JA!)

Y sobre eso de "sin importarle si tenemos ganas de disfrutarlas justo en ese momento": De verdad preferirías que te lo preguntara? Tiene que estar pendiente de ti antes de hacer nada y preguntarse si te gustaría o no? Si a mí me apetece bajarme las bragas, lo hago; y que nadie venga a decirme que es que no le apetecía ver mi chocho justo en ese momento. Si no le apetece, que se ponga "Verano azul".

"... y el señor que nació con suerte no se aguanta las ganas de exhibir sus virtudes, sin importarle si tenemos ganas de disfrutarlas justo en ese momento." La mujer se exhibe a todas horas: no sólo porque sus turgencias son más difíciles de disimular, sino porque también su rol social se lo exige (y la inmeeeensa mayoría de mujeres disfrutamos exhibiéndonos). El hombre, en cambio, sólo puede exhibirse en la intimidad - cualquier otra exhibición masculina raya en el delito: el delito de exhibicionismo. Lógico que tengan ganas de mostrarse cada vez que pueden hacerlo sin crear un escándalo público.

ll

El pene gusta, y punto!

Déjate de tecnicismos y de complicar la realidad... que aburrimiento leer tanta palabrería para nada... No por nombrar a Viggo, Aristoteles, un par de pelis con títulos raros y Corea del norte va a ser más interesante... bla bla bla

A los hombres y a las mujeres les gustan los penes grande y potentes!

Carmen gracias por recordarmelo, En Roma y Grecia el sexo no era tabú, entonces, hemos evolucionado o simplemente ¿estamos peor? Todo el rollo terapeuta o de psicología sexual es pura filfa.

A pesar de que tiene buenos artículos, este en particular no me ha gustado, bueno, me he quedado a medias, aparte de aburrido es un sin sentido.
La sexualidad es bonita, maravillosa, hay que disfrutarla. Parece que tú, Anne (en este caso concreto) reduces todo como una adolescente a... como decirlo... te pondré un símil, es como el porno normal, donde siempre tiene que salir un tio anabolizao y cuadrao con un pene de 30 centímetros, y la tía tiene que ser como una raspa operada con tetas de silicona y que le haga cosas to raras a él.
Esa es la visión de la sexualidad que tú tienes, salvo que en vez de en visión machista, en visión feminista radical (recalco lo de radical, el feminismo en sí es bueno).
Ahora me ha venido a la cabeza, sí, en serio, no era por remolonearme. Tu visión de la sexualidad es egocéntrica y discriminatoria. Egocéntrica porque solo importas tú y tus gustos, recibir pero no dar, y discriminatoria, por eso que he dicho antes, el "macho" tiene que ser la repoya de cuadrao con un pene de 30 centímetros, no puede ser alguien normal donde te aporte algo de sentimientos también.

...En serio....leer los comentarios es una auténtica tortura...
De verdad que si "para muestra un botón" menuda sociedad de "pieles finas" tenemos...
Rozan lo cansino...

Anne, felicidades por el post, de paso.

http://www.flickr.com/photos/76742891@N07/

No a todas las mujeres les gustan los penes descomunales, pero lo que sí gusta es que estén erectos. Me hace gracia que se hable siempre del pene como un símbolo de la potencia, cuando representa también la no potencia, cuando no se levanta, vamos. Por lo demás, no sé de qué culto a los penes grandes y erectos por parte de las mujeres se habla en este artículo.

La lente psicosexual me dice que Ud. no tiene ni idea de lo que escribe, preteniendo castar al hombre y negándole la satisfacción sexual, como puede ser la exhibición de su miembro descomunal. Escriba Ud. sobre sexualidad femenina porque de la masculina lo desconoce todo o casi todo.

Gracias por la respuesta Ann, pero no creo que haya sido la única a la que le hagan falta aclaraciones.

Es verdad que no nos entendemos. Si tu pareja se muestra con el pene erecto antes de tiempo, es que te agrede. Sin embargo, si se trata de un burro empalmado en la plaza del pueblo, sí que es excitante. Entonces en qué quedamos, ¿te gusta el burro, tu pareja, el tamaño? Y para terminar, acabo insultándome yo sólo: ¡Si es que soy un machista de mierda y sólo pienso en lo que pienso y miro lo que miro!

Y, Matirete, no pensé que hubiera que explicarlo, pero yo quería que Viggo se vistiera en esa escena, justamente para que no le lastimaran sus más vulnerables partes desnudas. Gracias,

Con el falo hemos topado. De nuevo, algunos lectores se ponen iracundos y solo me queda pensar que algo se les inquieta en las vísceras y se 'la agarran' con la que disparó la 'duda peneana'. Léase con humor (o no se lea), no hay discriminación de lesbianas, podría escribir "lo que nos gusta a las mujeres heterosexuales", pero eso agregaría 12 o 14 caracteres (y creo que está sobreentendido). ¡Salud y gracias!

Cómo es el día que se os ocurre montar este blog?? cada vez que lo leo me desilusiona, parece que lo escriba mi madre. Yo no quería que Vigo se vistiera, porque tú si?? me pierdo con vosotras, la verdad. Por cierto estaría bien que contestaras a los comentarios

Querido Jao, aburrido amante del arte noveau. ¡ Vaya! Yo no soy esperta en culura antigua pero si soy experta en culturas antiguas. El pasado no se arrastra, se comparte y sobre los acumulos de tiempo, no sé que decir, a mí me ponen los cúmulos, unas nubes algodonosas que de vez en cuando ocultan el sol. Un consejo no pierdas el tiempo leyendo cosas que te aburren, lee comentarios sin acentuar la "a"

...Chica...¿Y te pagan por escribir esta absurdez?...Yo de mayor quiero ser tú...

Me aburro con los comentários. Carmen, la esperta en cultura antigua - date cuenta que todavia arrastramos mucho de todas las eras en nuestros dias actuales. Son acumulos de tiempo, no rupturas al vacio;

Laura, la lesbiana recalcada, todo lo politicamente correcto del mundo. Yo, gay, incha del madrid, bisnieto de africanos con portugueses, amante del arte nouveau, pero solamente de la primeira fase... Venga! Hay que rotular mas y mas, encasillar para ser libre, verdad? Utilizar todas las nomeclaturas del mundo para no herir los sentimientos de las moral patrols.

Ramon, el romanticon... Que bonito... El sexo de manos dadas, los besos... No, no amada mia, no mires mi miembro de la verguenza... Cerremos los ojos y nos fundamonos en un abrazo eterno. Como decia, Carmen, todas las eras siguen ahí. Hay que joderse con los del mito del amor romantico.

Stimulax, la voz de "la razon", si seńor. La persona por detras del falo. El hombre, la cabeza pensante, lector de Sarte, aburre hasta al comediante de feria. Venga hombre, que ayer me lié con una rumana que vino, me quizo - en la disco - lo hicimos en la calle, chocandonos contra un muro y lo primero que hizo ella fue agarrarme el falo! Después de coger, si recompuso y se marchó a toda velocidad. Pobre de mi corazon! El organo más dilatado que tengo! Por favor!!!

Me aburro con los comentários. Carmen, la esperta en culura antigua - date cuenta que todavia arrastramos mucho de todas las eras en nuestros dias actuales. Son acumulos de tiempo, no rupturas al vacio;

Laura, la lesbiana recalcada, todo lo politicamente correcto del mundo. Yo, gay, incha del madrid, bisnieto de africanos con portugueses, amante del arte nouveau, pero solamente de la primeira fase... Venga! Hay que rotular mas y mas, encasillar para ser libre;

Ramon, el romanticon... Que bonito... El sexo de manos dadas, los besos... No, no amada mia, no mires mi miembro de la verguenza... Cerremos los ojos y nos fundamonos en un abrazo eterno. Como decia, Carmen, todas las eras siguen ahí. Hay que joderse con los del mito del amor romantico.

Stimulax, la voz de "la razon", si seńor. La persona por detras del falo. El hombre, la cabeza pensante, lector de Sarte, aburre hasta al comediante de feria. Venga hombre, que ayer me lié con una rumana que vino, me quizo - en la disco - lo hicimos en la calle, chocandonos contra un muro y lo primero que hizo ella fue agarrarme el falo! Después si recompuso y se marchó a toda velocidad. Pobre de mi corazon! El organo más dilatado que tengo! Por favor!!!

pues a mi me ha entretenido, q es lo suyo no?. Estar deacuerdo contigo... pues más bien poco, pero esto es en plan blog ¿no?, y como tal, me parece correcto.
ah y me parece estupendo que pongas tantos links.

Hemos pasado del "sexo como tabú" a la "glamourización del sexo". Después de casi 2000 años de moral cristiana, reguladora del comportamiento sexual, llevamos poco menos de un siglo desde que empezó el proceso de "destabuización del sexo". Aunque se ha avanzado mucho, todavía existe la segregación por sexos en los vestuarios, aseos y baños públicos, etc. Esperemos que llegue un momento en que empecemos a ver nuestros cuerpos y nuestras funciones sexuales, con la misma naturalidad con que nos referimos al resto de nuestras funciones biológicas.

!tanta importancia como hemos dado a la educación sexual, para que alguien, supuestamente bien informado, nos cuente de manera redundante que el sexo es asunto fálico. Querida amiga, solo por recordar sabias lecciones, el sexo guarda relación, sobre todo, con el cerebro. Ese lugar fantástico y extraordinario donde habita la fantasía y la emoción.

Totalmente absurdo. Que a usted no le guste... respetable y más que posible. Pero hay de todo, que muchas otras sí responden a ese estímulo visual. Pero bueno, personalmente, mejor escondido, dentro de la húmeda cueva, que cortando el viento.

si, por supuesto que el falo puede ser sustituido por una manos o dedo o artilugio o comprado pero allá donde el sexo sea consentido y gozado mutuamente ... uhmmmm, ni comparación!

Anne, creo que piensas demasiado en el pene como instrumento sexual, y eso da un toque de frivolidad constante a tus artículos. En concreto, me sorprende bastante tu reacción ante la pelea en la sauna en Promesas del este; la desnudez juega un papel muy importante en esa escena.

La leyenda de Dionisio es la misma que la de Osiris,pues ambos fueron despedazados y cuando Isis y démeter recogieron sus pedazos para recontruirlos no encontraron el falo..Isis le hizo un falo de oro con la que fué fecundada y parió a Horus,el dios viviente,el dios hombre(el faraón)..¿Os suena algo eso)..Es que los mitos antiguo han influido tanto en nuestra civilización que aún se conservan en nuestra sociedad moderna,aunque disfazados de otra cosa.

Qué artículo más absurdo.

Recuerdo la época de la señora Ochoa hablandonos de sexo, pero es que en Roma o Grecia, el sexo no era tabú y la libertad con la que se trataban los temas sexuales, se ha reflejado en pinturas y esculturas. Intentar trasladar la simbología del falo desde la antigua roma a la época actual es un poco rídiculo. Hay que viajar más y visitar museos o ciudadades fetiche para asimilar que no existe ningún paralelismo entre el mundo antiguo y el actúal, en cuanto a tratamiento de temas sexuales

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

Sobre el blog

Ni enciclopedia ni consultorio sexual al uso. He aquí un rincón erótico festivo dedicado a las relaciones y la atracción entre seres humanos, esa faceta que nos hace la vida más placentera, tierna, amorosa, plena… Un blog coral, con cinco autoras de todo origen y condición, que apuesta por el juego, la provocación, lo sensual y el sexo como acto libre, adulto, compartido, real o ficticio, siempre divertido... Eso sí, si tu mirada no es amplia y tolerante, mejor no te detengas aquí. Coordina Analía Iglesias. No sólo se admiten firmas invitadas, sino que son deseadas.

Sobre las autoras

Anne Cé. Nació en el sur austral (Argentina), en un tiempo beatle y en un país con altísima densidad de psicoanalistas y jugadores de fútbol. Periodista, quizá incluso a su pesar, narra lo que se le ponga delante. Y narra, y narra. Un día descubrió que el simple roce de una clavícula le erizaba la piel y entonces comprendió por qué le gusta tanto abrazar a un hombre.

Esther Porta. Segoviana, fue becaria en el mítico Tentaciones y allí hizo de todo hasta que sus conocimientos de sexo la convirtieron en Beatriz Sanz. Y gracias a ella, publicó artículos semanales de sexo, dos libros y fue reclutada como sexperta guionista del programa de Canal +: 'Sex Pópuli'. Cuando casi se le había olvidado (lo de escribir de sexo...) se mete a bloguera. Y aquí está, con tantas ganas de sexo (del uno y del otro) como siempre...

Venus O'Hara, de Reino Unido, con raíces irlandesas. Modelo fetish, actriz y escritora. Licenciada en Ciencias Políticas y Francés, reside en Barcelona, ha sido columnista sexual en varias revistas, tiene su propio blog de fetichismo y es creadora de 'No sabes con quien duermes', un confesionario para personas que llevan una doble vida. Publicó su primer libro junto a Erika Lust, 'Deséame como si me odiaras', en 2010.

Tatiana Escobar, de Venezuela (1976), ha escrito ensayos y poesía en español. Traductora y editora, en 2004 abrió en Madrid junto a sus socios la primera boutique erótica de España, La Juguetería Erotic Toys, para no tener que vivir de la literatura. Desde entonces vive del sexo. Y escribe, a veces, para sus amigos.

. Madrileña. Soñó con escribir y pronto descubrió una vía: el periodismo. Pero como tampoco valía narrar sobre cualquier cosa, eligió suerte y remató la faena con un posgrado en Sexología. Ha trabajado en suplementos de salud y medios especializados. Con la práctica ha acabado por darle un toque más sensual a sus letras. Y con ellas sueña en escribir, ahora, un libro.

Ilustracion
Venus O'Hara, Anne Cé y Silvia C. Carpallo, según 'Mi Petit Madrid'.

Nuevo libro

El orgasmo de mi vida. Si ya no sueñas con príncipes azules, locos por pedirte en matrimonio, ni esperas que aparezca un millonario atormentado pero diestro en amores, con una Visa en una mano y un látigo en la otra, este libro es para ti. Porque El orgasmo de mi vida habla de eso, de mujeres realistas, lúcidas, independientes y eróticamente vivas, capaces de combinar esa cotidianidad que todas conocemos, con sus pasiones más salvajes. Ellas son las protagonistas de los relatos, sin guionistas que les digan lo que tienen que hacer, pero sobre todo, son las compositoras, directoras e intérpretes de los orgasmos más armoniosos de sus vidas.

Lux eróticaLux erótica. "Escribir sobre sexo era la propuesta y me sentí estimulada. Después de tantos años como periodista cultural y con mucha vida hecha en torno a la información y a la actualidad, tenía ganas de ponerle carne a la crónica. Porque nuestra más genuina actualidad como personas pasa por el relato del erotismo. Porque de atracción y de relaciones hablamos todo el tiempo en este tiempo occidental con ciertas libertades individuales garantizadas y rebosante de espíritu lúdico pero también algo desafectado y con nuevos descompromisos adquiridos...". Anne Cé.

Inglés para pervertidosInglés para pervertidos."Se dice que la mejor manera de aprender un idioma es a través del sexo con un extranjero. Pero ¿qué haces si estás en la cama y no sabes qué decirle? Con Inglés para pervertidos puedes aprender todas las palabras y expresiones que siempre has deseado saber, desde lo más elemental al sexo más salvaje. El libro cuenta con ocho capítulos centrados en las partes del cuerpo, la cama, el LGBT, las compras sexis, el lado oscuro, el porno, el chat y la salud sexual. Cada capítulo contiene vocabulario, gramática y unos ejercicios muy originales que no encontrarás en ningún otro libro. Aprende todo lo que tu "English teacher" no se atrevería a enseñarte nunca. Y... si te cansas de estudiar, el libro incluye un montón de fotos mias para distraerte". Venus O'Hara.

TWITTER

Nuestros autores en Twitter

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal