Eros

Hombres heterosexuales, fantasías homosexuales

Por: | 15 de junio de 2012

Autor invitado: Iñaki Lajud (*)

Tal vez por (de)formación profesional, me cuesta pensar en una actividad mental que nos distraiga de nuestra rutina diaria tan bien como las fantasías. Buenas, bonitas, baratas, podríamos decir. Nos amenizan situaciones aburridas, compensan nuestras inseguridades, potencian la excitación sexual -especialmente recomendable antes de un orgasmo-, y además, son privadas e indetectables.

Anonimo, 1941-45kidc200x244crop
'Dos marineros besándose', autor anónimo, entre 1941-45. Formó parte de la exposición Love and War, de la Art Gallery del Instituto Kinsey.

Ya se ha hablado en este blog acerca de las fantasías sexuales, pero siendo de los pocos hombres con la valentía suficiente de escribir en él, hago acopio de ella para enfrentarme no sólo al mundo de la sexualidad masculina, y no sólo al mundo de las fantasías masculinas, sino a un tema tan tabú que es prácticamente desconocido: hombres que fantasean con hombres.

Muchos de nosotros nos guardamos de hablar de nuestra vida sexual a no ser que vaya acorde a lo estipulado socialmente: hombre conquista mujer, la penetra, aguanta sin eyacular, aguanta sin eyacular, aguanta sin eyacular, ella llega a un orgasmo, y si somos buenos en lo que hacemos conseguiremos que llegue a dos o más. Es la imagen que nos gusta dar a nuestros congéneres, aunque en general preferimos ahorrarnos los detalles.

Con las fantasías ahorramos mucho más, si cabe. Cualquier cosa que sale de la norma es una amenaza a nuestra masculinidad, a nuestra identidad, y a nuestra reputación. Maldita reputación. Muchos hombres que lo niegan han tenido alguna vez en su vida el impulso de un contacto más íntimo con otro varón. Los estudios sociológicos calculan que un 50% de las personas NO son 100% heterosexuales. Esto significa que en algún momento han tenido experiencia, enamoramiento, fantasía, sueño o deseo homosexual.

Obviamente, eso no quiere decir que sean homosexuales, seré el último en poner una etiqueta a alguien que no se la ha puesto a sí misma. Cada persona que se identifique como mejor le convenga. Pero cualquiera que investigue un poco sobre el tema se dará cuenta que de manera muy sutil, el fantasma de la homosexualidad nos ha rondado constantemente: no es sorprendente saber de alguien que descubrió el onanismo entre su grupo de amigos, o de concursos para ver quién llegaba antes, o más lejos. Y si no, tal vez es a través de preguntas (interés) a modo de broma acerca de si han follado ese finde y cómo, cuánto les mide, si llevan el miembro rasurado o depilado...

Nancy Friday, referente mundial acerca de fantasías sexuales, y de las pocas personas que han estudiado y escrito sobre fantasías masculinas, dedica en Men in Love no menos que cinco capítulos a sentimientos homoeróticos entre varones, algunos de ellos homosexuales, pero la mayoría heterosexuales reconocidos, con anillo en el dedo y prole en casa. 

Hace unos meses me reía con un compañero de profesión, entre inquietud y asombro, al preguntarnos si cuando un hombre desea compartir una mujer con un amigo, a la vez, lo que le pone a cien es el cuerpo desnudo de ella, de él, o verse en una relación sexual con su amigo del alma. Lo que los lectores tal vez discutan es si en esta situación hay o no un claro componente homosexual.


En Estados Unidos series como Oz triunfaron a finales de los noventa tanto por su original formato como por su latente componente homoerótico; allí mismo se ha hecho popular la frase 'no homo' para heterosexualizar comportamientos que no lo parecen tanto, al igual que nuestro singular Santiago Segura encontró la fórmula para deslizarse con humor por la zona gris.

 

A veces es difícil separar fantasía sexual de deseo sexual, pero es importante distinguir entre fantasía y realidad. A veces una fantasía refleja un deseo, otras veces simplemente provoca el deseo, sin ser necesario ejecutar lo fantaseado para satisfacerse. Nuestros lectores han manifestado la repetida decepción que sienten tras haber intentado plasmar su imaginario en el mundo real. Las sexólogas lo desaconsejan, en este terreno es difícil que la realidad supere la ficción.

* Iñaki Lajud es psicólogo, terapeuta sexual y de pareja en Madrid (ver datos). Correo: inlajud@gmail.com].

Hay 98 Comentarios

Aunque ya llego tarde, desde 2012 esto ya se ha normalizado y hoy en día ya te puedes encontrar cualquier cosa y para demostrarlo, lo siguiente: https://www.cosastransparentes.com/ropa-interior-transparente-hombre/

A mi particularmente no me atraen los hombres, pero si he tenido contactos con ellos, básicamente por el enorme morbo que esto me produce. Mi primer contacto con otro hombre fue cuando tenia 12 años, ademas fue mi primera experiencia sexual y confieso que el impacto emocional fue enorme. En ninguno de los encuentros que he tenido he pasado de caricias, besos y sexo oral, pero si debo confesar que he tenido enormes deseos de ser poseído por el hombre con quien he estado, pero por muchas razones nunca llegue a esos extremos.
Debo admitir que los hombre de la calle no me producen absolutamente nada, sin embargo los que consigo en internet me tumban e imagino entregándome a por completo a sus requerimientos. He pensado incluso pagar a uno para que me posea.
Cabe destacar que soy casado, con hijos y he tenido muchas novias con las que he tenido excelente sexo, pero los besos con un hombre me parecen mejores

todos los hombres lo que quieren es follar y si no hay ninguna mujer pues el hetero tambien folla con un hombre y de paso aqui el mejor #potenciador sexual natural http://www.elpicante.es/Potenciador-sexual-natural-10-Maximen-Start-up-Booster-Para-hombres

Por qué negarlo, los hombres heteros tienen fantasías sexuales con otros hombres, la gente es muy cabrona (heteros) y no quieren aceptarlo, la mayoría de hombres casados comienzan con la fantasía homosesual y acaban comiendo carne de caracol, es así, y dejar de ser tan cabrones que la hombría no se va a perder ni se te va a perder el pito, estupiman.

Es bueno saber que uno no está solo en esto. Siempre pensé que las fantasías con otros hombres significaban que estaba cambiando mi sexualidad, pero creo que no es así porque intenté llevar las cosas adelante ... y no pude!!! Lo que ahora me resulta claro es que hay muchos varones que comparten estas fanrasías, y eso me ayuda!!!

Todos los artículos para poder disfrutar d tus fantasias sexuales http://íntimamente.es

Me considero un hombre hetero pero disfruto con fantasias gay, siendo impensable para mi llevar esas fantasias a la realidad, pues no soy capaz de verme involucrado en experiencias reales de este tipo. Tampoco siento nada cuando me acerco a cualquier hombre, pues no me atrae. solo siento placer cuando fantaseo

Otra fantasía que los heteros nos negamos a aceptar pero también la tenemos, es el de ser mujeres, lo que no quiere decir que queramos cortarnos el pene y tener tetas, sino que nos atrae estar en su lugar, casi siempre nos imaginamos como mujeres promiscuas y ligeras de ropa (el dicho común es "si yo fuera mujer, sería bien puta"), otra vez pasivas y sumisas, disfrutando de placeres sexuales fuera de nuestro alcance.

Al fin un lugar para hablar de algo que la mayoría de hombres reprimimos o nos negamos a admitir: que fantaseamos con sexo con otros hombres.
Soy heterosexual, me gustan las mujeres, me embobo con cualquier show de chicas mostrando las lolas y las piernas, no puedo dejar de mirar en la calle a una mujer con un buen traste y una buena delantera, y aun así tengo fantasías homoeróticas recurrentes, a pesar de lo cual no me considero homosexual. Mis fantasías tienen 3 características (las comparto no por autobombo sino para ver cuantos heteros se identifican con pulsiones similares):

1.- Siempre me imagino cuasi-desnudo, sin más que un traje de baño tipo speedo (en el 90% de los casos), o una tanga o hilo dental de material sintético que masajee mis genitales, pero nunca fantaseo con desnudez total. También me imagino con otro cuerpo: sin guata y músculos bien delineados

2.- Son fantasías sin rostro, no involucran a nadie conocido o famoso. Es más, la visión de hombres musculosos o escasos de ropa no me llaman la atención y más bien me incomodan, excepto en ocasiones en que veo un hombre en speedo y comienzo a fantasear con ser esa persona.

3.-Todas mis fantasías son de dominación y sometimiento, me imagino a hombres tomandome por detrás, tirandome al piso, obligándome a hacerles el sexo oral, etc. mientras yo digo frases como "tomame, hazme tuyo", "poseeme, dominame, someteme, no tengas piedad", "quiero ser tu putita", etc. Y al igual que las prostitutas, besos en la boca, jamas

Y creo que aquí está la clave de porque fantaseamos con nuestro mismo sexo sin dejar de ser heteros. Envidiamos secretamente a las mujeres porque ellas pueden irse a la cama con el hombre que escojan, basta con pedírselo, salvo que sea gay (e incluso así puede sentirse tentado a "experimentar"), impotente o tenga convicciones muy fuertes. O que se trate de una mujer particularmente poco atractiva o de edad muy avanzada. Mientras tanto los hombres tenemos que seguir complicados rituales de seducción, interpretar cuidadosamente las señales, preocuparnos de otros "machos" que apunten a la misma "presa", en algunos casos esperar varias salidas, e incluso ofrecer compromiso para tener sexo con una mujer. Por eso la idea de ponernos en lugar de ellas y obtener placer sexual solo con pedirlo, hacer una insinuación o mostrarnos escasos de ropa nos atrae secretamente, suena como un reposo a la dura batalla de la conquista heterosexual, de la obligación de siempre tomar la inciativa.

Quizás por eso se han vuelto tan popular el estereotipo de la mujer ruda, de la dominadora de traje de cuero, botas de tacones y látigo, pero cuando lo intentas en la práctica con una mujer normal, el juego se siente artificial y ella termina volviendo a su rol natural de sumisión, por lo que solo la relación con un hombre puede llenar esa necesidad que tenemos los heteros de total pasividad y sumisión en el acto sexual. En una ocasión mi novia comenzó a frotarse sobre mi cuando estaba de espaldas y lo disfrute mucho, pero por miedo a que lo interprete como gay no se lo he vuelto a pedir.

a mi me pasa lo mismo de hecho quiero hacer realidad mi fantasia con un chico desconocido que tenga un pene enorme y me lo meta completo hasta la raiz y sin usar preservativo me eyacule lo mas adentro posible haciendome sentirme su hembra mi correo es el.renegadow@hotmail.com soy de caracas venezuela

Muy buenooooo!!!!!!!!!!!!

El artículo es muy cierto. Las personas deberían probar, sí puden, cumplir sus fantasías homoeróticas sin sentrise etiqutedas como homosexuales, o "mariquitas" o "camioneras", pues al final de cuentas si son homosexuales y no se han dado cuenta, esa es la forma más eficaz de hacerlo, y si no lo son, así estarán más seguros de su heterosexualidad, y lo recordarán (si no tienen mente abierta) como una "loca" experiencia. Yo, como homosexual, tuve en mi adolescencia y hoy como adulto experiencias homosexuales con personas que hoy se definen como heterosexuales y mantienen relaciones heterosexuales.

No hay nada de malo en fantasear, es algo natural y muy divertido. Luego si lo deseas pues adelante, convierte tus fantasías en realidad, todo sin forzarse ni forzar a nada. Libremente.
http://www.intimsecrets.com/

De ninguna manera tener una fantasía te convierte en nada en concreto. Lo único que puede denominarte o describirte es tu propia cabeza.
Conozco gente que se ha acostado con personas de su mismo sexo y ni siquiera son bisexuales. Tampoco es necesario ponerle nombre a TODO.
http://plumadepandora.blogspot.com

Creo que este post, titulado "¿Nos convierte en homosexuales una fantasía?", escrito por el psicólogo y terapeuta sexual Emilio López Bastos, y los comentaros que suscito, puede ser de interés para quienes hayan seguido esta entrada.

Sobre la libertad para gozar de nuestras fantasias!! http://bit.ly/MZFUN0

Me encanta el blog, aquí les dejo el mío. Con una humilde visión de las "pendejadas de género" besos! ESTAMOS LEYÉNDONOS
http://hembraland.blogspot.com/2012/06/pendejadas-de-genero.html

Me encanta el blog, aquí les dejo el mío. Con una humilde visión de las "pendejadas de género" besos! ESTAMOS LEYÉNDONOS

Trabajo junto a dos compañeros, entre otros varios/as que uno a mi entender es un homosexual larvado que no se ha enterado a sus cais 65 años porque es listo pero algo cateto, poco viajado, vamos. para más INRI además es un gran partidario de la guardia civil y las fuerzas armadas.
Otro es un penoso espectáculo. ambos están casados y con hijos, pero este último es más cosnciente, digo yo, pues no se lo voy a preguntar, pero tiene unas manerillas y una cara de sufrimiento notorio, con la vida como una cargaa. Gente sin mucho mundo y encima el último con una esposa y unos hijos horrendamente feos.Es tristísimo asistir al penar sobre todo del segundo, como si fuera un monje o un eunuco vigilando el harén. No me gustan ni creo digan mucho esas manifestaciones del orgullo gay, pero a esta gente es penoso verlos. Quizá después de todfo me equivoque claro, pues tipos de homosexuales hay muchos, y estos dos son bastante diferentes, uno vital y otro no, pero algo terrible sí que es el asunto.

Soy adicta a las fantasías. Y la de la homosexualidad da mucho juego.

Carla
www.lasbolaschinas.com

Vaya que tan interesante el comentario de Inaqui, como la discusion que genera. En claro saco, como dice un tío que de todo se da y que hombres que se consideran heterosexuales tienen no solo fantasías, sino experiencias homosexuales. Esto lo concluyen Kinsey, estudios mas recientes y conversaciones con gente. Otros que se consideran heterosexuales no las han tenido y algunos las han tenido pero no lo pueden aceptar y ni unos ni otros son raros ya que ocurre.

totalmente de acuerdo con el artículo, no sólo pienso que muchos varones tienen fantasías homosexuales sino que a muchos de ellos les gustaría llevarlas a cabo o, almenos, explorar de alguna manera sus puntos eróticos "homosexualizados" como el ano. Hay muchas formas de hacerlo, hetero u homosexualmente, y no deberíamos crear estas barreras sociales en las que uno o una no puede expresar lo que quiere o siente sin etiquetarse, sin ser juzgado/a. Además, esta gente que tiene la necesidad de revindicar que no es marica, que no es homosexual, que no puede aceptar sus deseos o inquietudes, que siente que pierde parte de su ser y de su masculinidad al considerar posible o viable una relación homoerótica es que, realmente, no tiene muy clara su masculinidad. http://bit.ly/KLLpnk

Mi fantasia sexual es ser lesbiana.

Siempre he pensado, que para ser heterosexual, lo primero que se hace necesario es ser homosexual.
No creo, en fantasías eróticas con hombres sin ser homosexual. Si eres un hombre, tan solo puedes mantener fantasías eróticas con mujeres.
Lo expreso a mis 72 años y desde mi absoluta verdad, la que me dictan el corazón y la mente.
Bien entendido, que queda muy alejada de mi mente la idea en contra de la homosexualidad.

Ya lo dice la copla. "Cuando las ganas de joder aprietan ni paz de los sepulcros se respeta".

me parece muy chulo el articulo! a mi me pasa

Pues no termino de verlo... seré rarito
http://bici-electrica.blogspot.com/

Muchos heteros lo que tenemos son fantasías lésbicas. Dos, tres mujeres, muchas mujeres tocándose. Los mejores conocimientos sobre fantasías sexuales los tienen los vendedores de pornografía; es su negocio. Otra cosa son las fantasías de psicólogos o sociólogos, tendenciosas y desconectadas de la realidad. Salid y preguntad.


En este mundo hay gente para todo, pero resulta imposible para hombres de mi generación que no sean homosexuales soñar esas fantasía porque la zafiedad de los varones (eran todos varones o el 99%) que nos han servido de modelo no hacía que se los amara precisamente, padre incluido en mi caso, y las relaciones eran y son de competición y de soportar o tal vez dar ordenes y de enemistades más o menos larvadas. Raramente de entendimiento. No hablemos ya de amistad.
Los futbolistas se abrazan mucho, sí, pero hoy se es menos cohibido en las formas que hace décadas, y la excitación de meter un gol o el éxito en el deporte, que salvo en los toros no creo tenga parangón supongo que salvo en la guerra, raras veces y si se gana. Es un entusiasmo que lo llena a uno de vida de modo efímero pero explosivo. Además, no forzosamente la excitación sexual se tiene frente a una estrella del cine X, sino ante la velocidad en un coche, una bicicleta, el primer cigarrillo… miles de cosas, generalmente prohibidas o con peligro. Esto en general. Luego, casos aparte hay muchos porque el sexo es un poco como el chicle o así lo veo yo, que no soy un experto.

...Y eso que solo se habla de fantasías. El día que se hable de los deseos reales de tíos heteros hacia otros tíos, empieza la 3ª guerra mundial. Chicos, relajaos y disfrutad. Que no es obligatorio, ni mas fashion, que esos son tonterías que os quieren vender para desacreditar a los gays después de que con palizas y discriminaciones varias a lo largo de la historia no lo han conseguido. Que no pasa nada por no soñar con hombres, ni con mujeres. Que hablamos de sexo y hay que disfrutar y no empezar otra batalla mas. La culpa es de la crisis, que os lo digo yo... http://historiasen3d.blogspot.com.es/

AUOPROMOS, NO GRACIAS
STOP PORNOGRAFÍA, STOP PROSTITUCIÓN, STOP DISCRIMINACIONES HISTÓRICAS…

Tengo más años de los que desearía y una larga vida sexual y por supuesto, tengo buenos amigos; pero jamás, ni conscientemente, ni en sueños he tenido la menor fantasía sexual en la que aparezca un tío y ojo, que fantasías tengo, pero siempre aparece alguna señora de buen ver. Como dice alguno de los que ha escrito antes, "seré raro". Lo siento por algunos loqueros, pero a mí la figura sexual masculina no me atrae lo más mínimo. Y que conste que no tengo nada contra las personas que no son o no piensan como yo.

Gracias, amigos Amapola Cifuentes y Jonjoseba. La normalización en la vida sexual de las personas se habrá alcanzado cuando ésta deje ser ser explotada como campo de batalla de los intereses de las ideólogas de género y los fanáticos religiosos. Por cierto, y hablando de esto: Los que mantienen este blog han perdido la oportunidad de tratar la sentencia reciente del tribunal supremo de Turquía contra un vendedor de DVD porno: Según dicta el alto tribunal de allá, el sexo oral y el anal son "antinaturales" y "perversos", ¡toma del frasco, carrasco y viva la Alianza de Civilizaciones!

Pues no me parece muy lógico esto. Vamos a ver, yo soy gay y no tengo ni fantasías ni sueños ni nada parecido con mujeres. Por qué narices debería, un hombre hetero, tener fantasías con hombres? Puede planteárselo de forma teórica e incluso pensar en algún trío, pero siempre centrando la figura de la mujer, que es lo que le atrae y le excita. No sé. En cualquier caso, no me parecen adecuados ni los dogmatismos sobre peras, ni sobre manzanas. Si se habla de enamoramiento es una cosa. Si se habla de sexo, es otra muy diferente. Quitando los temas morales, el sexo es un deporte, y ahí sólo hay que disfrutarlo.

"Iñaki Lajud es psicólogo, terapeuta sexual y de pareja". Con semejantes antecedentes quién puede tomárselo en serio.

..soy hombre. Tengo 28 años. Durante toda mi vida me he enamorado varias veces (si, me he enamorado, ala todo dios a reirse). Solo de chicas. Solo me he sentido atraido por mujeres. Nunca he tenido un sueño homosexual (o lo he tenido y no lo recuerdo). Ahora la pregunta que me hago es (y va en serio), soy raro? porque no he tenido aun atraccion por un hombre? deberia haberla tenido? o la reprimo? oye me pongo a imaginarlo y sigue sin darme ganas, alguno dira "es que tienes que probarlo". Si lo imagino y me desgrada porque probandolo me va gustar? si como mierda me va a gustar, solo hace falta comerla? sigo sin entenderlo, forzosamente soy o bisexual o alguien se equivoca por aqui. Hay una edad para ello? no lo pillo hay que ser bi a huevos parece ser.

Por cierto, se me olvidaba: a los hombres les da palo el contacto físico, pero vaya frotamientos se dan los muy "machos" futbolistas. Lo que más me gusta del fútbol -soy un frívolo- son las celebraciones.

Suerte para todos en vuestra vida sexual, que tan felices nos suele hacer a todos. Y suerte también en todos vuestros asuntos desde el extranjero, donde algunos nos acordamos mucho de nuestro querido país esperando que remonte muy pronto.

Suzie, tía, no nos cuentes tus vida, que a nadie nos interesan tus polvos. Un poquito de por favor ... Y por cierto: yo le escribo a quién me sale de las narices.

Soy hombre y soy gay. No me parece correcto que insinuar que un hombre heterosexual tiene que tener un componente homosexual sí o sí. Por ejemplo, los sueños homosexuales son "bromas" del inconsciente, y a mucho "macho" le da palo decir que ha tenido tales sueños. Pero en absoluto implican una naturaleza homosexual. Con las fantasías ocurre un poco lo mismo. Hay especies animales, entre ellas ciertos simios, en las que la conducta homosexual es normal. Es un comportamiento genético y social; y del mismo modo nosotros podemos tener parte de homosexualismo genético y parte de homosexualismo condicionado por la cultura, la época, etc. Actos homosexuales ha habido siempre. En la antigua Grecia, en la edad media, en los EEUU del siglo XX y en el Irán de nuestros días. Más que pensar cómo va a evolucionar el concepto "cultural" de la homosexualidad, creo que deberíamos preocuparnos por que las futuras generaciones acepten con una normalidad exenta de prejuicios culturales el hecho "biológico", "genético" del acto homosexual. Quién sabe, quizá dentro de 500 años, si queda alguien en el mundo, no se identifique como gay a un hombre que tenga sexo con otro hombre. Los tiempos cambian, las apetencias no. ¡Salud y libertad para todos!

Estoy casado por la iglesia catolica y cuando he estado con un macho amigo o no he sentido la presencia de Jesus en mi cuerpo, es la felicidad mas grande del mundo es como viajar al espacio sin traje presurizado.

CITA DE ESTE ARTÍCULO: "Nancy Friday, referente mundial acerca de fantasías sexuales, y de las pocas personas que han estudiado y escrito sobre fantasías masculinas, dedica en Men in Love no menos que cinco capítulos a sentimientos homoeróticos entre varones, algunos de ellos homosexuales, pero la mayoría heterosexuales reconocidos, con anillo en el dedo y prole en casa." Qué milagro de rigor científico: FUENTE DE LA INFORMACIÓN DE ESTE ARTÍCULO: la parte "cinco capítulos a sentimientos homoeróticos entre varones" ENLAZA DIRECTAMENTE a la entrada "TOP 10 fantasías sexuales (de ella y él) del blog "Toda mujer es bella. Sitio de mujeres ... para mujeres". Y la autora de la entrada es una Shoshan, que a su vez toma la información de un libro titulado "Hot Sex: How to Do It", de una tal Tracey Cox. ¡Vaya, yo que creía que este artículo se basaba en un ESTUDIO de la PERIODISTA feminista Nancy Friday!

Bla bla bla, ¿por qué necesitamos tanto encajar en un estereotipo? Cada uno que haga de su capa un sayo,¿a quién le importa? Con tal que no me obliguen a que mi sayo o capa sea la que me impongan...

Haaaa haaaa!!! y ahora utilizando al pobre Antonio, que estará tan feliz echándose la siesta, para soltar panfletos medio psicológicos medio políticos medio nada de nada en un intento desesperado de demostrar que sí, que efectivamente eres de lo más listo y avezado. Por favor, es que eres hasta divertido. En fin. Mejor me voy a disfrutar del sexo en lugar de perder el tiempo hablando de él. Me temo que eso es en realidad lo más inteligente...

STOP EROTIZACIÓN DEL ODIO, DEL PODER Y DE LA VIOLENCIA…

¡TODOS LOS HOMBRES SON MARICONES! Eso es justamente lo que dicen los maricones... Nada nuevo bajo el sol. Por cierto, NI SOY NI NUNCA SERÉ MARICÓN! Cuestión de gustos, entre otras cosas....

Oye Antonio: ¿Tú disfrutas de tu sexualidad? Pues es lo único que importa. Todo lo demás es ideología de género. Amos anda, ni que tuviéramos que ser ahora todos bisexuales u homosexuales "por decreto" totalitario de algunos listos. Lo que nos faltaba: la invasión de la intimidad de las personas para hacer politiqueo barato a costa de las preferencias sexuales de la gente, cuando no han tenido el valor ni la integridad de hacerle frente a la infiltración neoliberal de las instituciones económicas internacionales. Que cada uno sea lo que quiera, y punto.

Pues despues de leer todos los comentarios escritos aqui, solo decir que hay por ahi algun hetero que precisamente encaja en la descripcion de esos ultimos estudios que han confirmado que cuanto mas homofobia y mas interes en publicitar que uno no es homosexual, mas posibilidades de que lo sea. Siempre se ha dicho que la mejor defensa es el ataque, y ademas, si una persona esta feliz y segura con su condicion sexual por que tiene que tener aversion a la de los demas? Es como si una persona para demostrar que le encanta el color amarillo, tiene que mostrar un desprecio desmesuraro por todos los demas, como si "sospechase" que el decir que le gusta ese color no fuese convincente suficiente ni para el mismo. Por cierto, en relacion a la belleza fisica dle cuerpo masculino y femenino, en alusion a un comentario anterior, al igual que las mujeres tienen la capacidad y los ovarios de valorar y apreciar la belleza femenina y masculina en publico, sin que eso suponga ningun perjuicio a su sexualidad, los hombres tambien tienen esa capacidad de valorarlo,por mucho que algunos insistan en que no. Obviamente, si algunos se miran al espejo veran un cuerpo poco agraciado,pero eso no quiere decir que no se den cuenta de que ciertos hombres tienen un cuerpo armonioso y bien proporcionado, lo que no significa que eso les atraiga sexualmente. La capacidad de admiracion de la belleza y las proporciones es universal, otra cosa es que te pueda excitar sexualmente o no. Lo contrario devuelve al hombre a una condicion mas proxima al mono.

Y sí que te estás tomando interés por mis palabras y por este artículo marujo, leyendo todos los comentarios al respecto ¿no? para ser una marujada de las cutres, estás muy pendiente, va a ser que al final el tema en cuestión te importa mucho más de lo que haces ver, tus lecciones de antropología incluidas...

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

Sobre el blog

Ni enciclopedia ni consultorio sexual al uso. He aquí un rincón erótico festivo dedicado a las relaciones y la atracción entre seres humanos, esa faceta que nos hace la vida más placentera, tierna, amorosa, plena… Un blog coral, con cinco autoras de todo origen y condición, que apuesta por el juego, la provocación, lo sensual y el sexo como acto libre, adulto, compartido, real o ficticio, siempre divertido... Eso sí, si tu mirada no es amplia y tolerante, mejor no te detengas aquí. Coordina Analía Iglesias. No sólo se admiten firmas invitadas, sino que son deseadas.

Sobre las autoras

Anne Cé. Nació en el sur austral (Argentina), en un tiempo beatle y en un país con altísima densidad de psicoanalistas y jugadores de fútbol. Periodista, quizá incluso a su pesar, narra lo que se le ponga delante. Y narra, y narra. Un día descubrió que el simple roce de una clavícula le erizaba la piel y entonces comprendió por qué le gusta tanto abrazar a un hombre.

Esther Porta. Segoviana, fue becaria en el mítico Tentaciones y allí hizo de todo hasta que sus conocimientos de sexo la convirtieron en Beatriz Sanz. Y gracias a ella, publicó artículos semanales de sexo, dos libros y fue reclutada como sexperta guionista del programa de Canal +: 'Sex Pópuli'. Cuando casi se le había olvidado (lo de escribir de sexo...) se mete a bloguera. Y aquí está, con tantas ganas de sexo (del uno y del otro) como siempre...

Venus O'Hara, de Reino Unido, con raíces irlandesas. Modelo fetish, actriz y escritora. Licenciada en Ciencias Políticas y Francés, reside en Barcelona, ha sido columnista sexual en varias revistas, tiene su propio blog de fetichismo y es creadora de 'No sabes con quien duermes', un confesionario para personas que llevan una doble vida. Publicó su primer libro junto a Erika Lust, 'Deséame como si me odiaras', en 2010.

Tatiana Escobar, de Venezuela (1976), ha escrito ensayos y poesía en español. Traductora y editora, en 2004 abrió en Madrid junto a sus socios la primera boutique erótica de España, La Juguetería Erotic Toys, para no tener que vivir de la literatura. Desde entonces vive del sexo. Y escribe, a veces, para sus amigos.

. Madrileña. Soñó con escribir y pronto descubrió una vía: el periodismo. Pero como tampoco valía narrar sobre cualquier cosa, eligió suerte y remató la faena con un posgrado en Sexología. Ha trabajado en suplementos de salud y medios especializados. Con la práctica ha acabado por darle un toque más sensual a sus letras. Y con ellas sueña en escribir, ahora, un libro.

Ilustracion
Venus O'Hara, Anne Cé y Silvia C. Carpallo, según 'Mi Petit Madrid'.

Nuevo libro

El orgasmo de mi vida. Si ya no sueñas con príncipes azules, locos por pedirte en matrimonio, ni esperas que aparezca un millonario atormentado pero diestro en amores, con una Visa en una mano y un látigo en la otra, este libro es para ti. Porque El orgasmo de mi vida habla de eso, de mujeres realistas, lúcidas, independientes y eróticamente vivas, capaces de combinar esa cotidianidad que todas conocemos, con sus pasiones más salvajes. Ellas son las protagonistas de los relatos, sin guionistas que les digan lo que tienen que hacer, pero sobre todo, son las compositoras, directoras e intérpretes de los orgasmos más armoniosos de sus vidas.

Lux eróticaLux erótica. "Escribir sobre sexo era la propuesta y me sentí estimulada. Después de tantos años como periodista cultural y con mucha vida hecha en torno a la información y a la actualidad, tenía ganas de ponerle carne a la crónica. Porque nuestra más genuina actualidad como personas pasa por el relato del erotismo. Porque de atracción y de relaciones hablamos todo el tiempo en este tiempo occidental con ciertas libertades individuales garantizadas y rebosante de espíritu lúdico pero también algo desafectado y con nuevos descompromisos adquiridos...". Anne Cé.

Inglés para pervertidosInglés para pervertidos."Se dice que la mejor manera de aprender un idioma es a través del sexo con un extranjero. Pero ¿qué haces si estás en la cama y no sabes qué decirle? Con Inglés para pervertidos puedes aprender todas las palabras y expresiones que siempre has deseado saber, desde lo más elemental al sexo más salvaje. El libro cuenta con ocho capítulos centrados en las partes del cuerpo, la cama, el LGBT, las compras sexis, el lado oscuro, el porno, el chat y la salud sexual. Cada capítulo contiene vocabulario, gramática y unos ejercicios muy originales que no encontrarás en ningún otro libro. Aprende todo lo que tu "English teacher" no se atrevería a enseñarte nunca. Y... si te cansas de estudiar, el libro incluye un montón de fotos mias para distraerte". Venus O'Hara.

TWITTER

Nuestros autores en Twitter

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal