Eros

Aproximación al placer de narrar el sexo

Por: | 29 de junio de 2012


68645abc7f1c8c54b5c18237735713ee
'The divisions of pleasure', Adam Martinakis expresa como pocos el mundo de las relaciones. Vía Behance

¿Por qué somos las mujeres las que escribimos sobre sexo? Esta es mi contrapregunta al relato de mi amigo sobre la pública desinhibición femenina de los tiempos que corren.

Me dice él que, unas semanas atrás, en una cafetería de Berlín, escuchó a dos veinteañeras contándose felaciones con todo lujo de detalles, en español, y a volumen muy audible. Días después, sigue su narración, vio en un restaurante de Madrid a un grupo de cinco o seis treintañeras mostrándose el vibrador que una de ellas había recibido de regalo, y bromeando en alto, como para que todos los comensales estuvieran enterados.

Mi amigo sostiene que si, en un bar, un grupo de hombres adultos se pasara una muñeca inflable de mano en mano, y a las carcajadas, cada uno de ellos sería catalogado de 'morboso, salido, indeseable'. En cambio, las mujeres… ¿son guays?

Mi contrapregunta va dirigida a sumar información a este nuevo espíritu de los tiempos (‘nuevo’: de unas tres décadas acá). Es cierto que las viejas vallas moralistas que se erigían, fundamentalmente, contra un sexo (el femenino) han ido cayendo. Y en ese lento pero inexorable derrumbe de prejuicios, las mujeres empezamos a dudar sobre variados temas que tienen que ver con nuestro deseo y nuestro disfrute.

Con poca vergüenza, o con mucha vergüenza pero con verdadera necesidad, nos preguntamos cosas, y así empezamos a escribir, a reflexionar, para ir resolviendo algunas dudas, al menos la que tienen respuesta. También hemos aprendido a reírnos de las cosas del erotismo con amigos y amigos y a narrar hazañas, como antes lo hacían nuestros compañeros, durante la larga noche en que nosotras tuvimos que esconder nuestros placeres inmorales.

En una charla casual, le planteé la constatación a nuestro sexólogo colaborador, Iñaki Lajud, y él acordó en que somos las mujeres las que, históricamente, nos hemos atrevido a mostrar nuestras cavilaciones, en este y en otros asuntos. Me decía Iñaki que, como contrapartida, los hombres siempre han tenido el mandato social y familiar de ser expertos. Ponía el ejemplo de que antes las madres les decían a sus hijas vírgenes: “no te preocupes, tu marido te explicará lo que tienes que hacer en la noche de bodas”.

Sé por propia experiencia que en algunas culturas está muy mal visto que el hombre dude públicamente o que se quede sin responder alguna pregunta, aunque nimia, frente a los demás, en la calle, en una taberna, en el mercado…

En ciertas latitudes geográficas o religiosas, el varón tiene que saberlo todo y creo que, de algún modo menos acusado, ese mandato está presente en territorios culturales más extendidos que los que podemos adivinar a bote pronto. Así, las dudas masculinas suelen expresarse más bien sotto voce, en el refugio de una relación de confianza, en el hogar y, por supuesto, en la cama.

¿Será que vamos encontrando fundamentos al hecho de que somos, mayoritariamente, las mujeres las que escribimos y hablamos sobre relaciones y erotismo en los foros públicos y en los medios?

Otra sexóloga, Silvia Carpallo, comentaba también en este blog que “a las mujeres les costó más hablar abiertamente de sus deseos ocultos” y que “fue la periodista Nancy Friday en los años setenta, con su libro Mi jardín secreto, quien desveló a la sociedad norteamericana las fantasías ocultas de sus mujeres, y alguno de esos deseos resultaron algo inesperados”.

En este punto, quiero rendir un tributo a una maestra, Anaïs Nin, porque su literatura libre, de una carga erótica que nos estremeció de placer y dolor a sus lectoras, trascenderá todos los oscurantismos.

 

Anaïs Nin  (1903-1977) habla de sus 'Diarios'.

A veces nos sorprenden y nos fascinan los hombres que hablan de sus misterios y que plantean preguntas. Hace un par de semanas, Castigo_mental, un lector que asegura no haber llegado a la treintena, dejó, aquí mismo, un comentario muy sentido y francamente interesante. Quiero transcribir un fragmento: “El falo es a la vez maldición y bendición (…), donde reside el mayor orgullo del hombre está también su mayor debilidad, pues el símbolo de toda su esencia y virilidad está en el falo. (…) Desde mi punto de vista, el falo no tiene razón de ser sin un ente que lo abrace y acaricie sus ‘turgencias’, y por ello el falo en su mayor expresión busca desesperadamente a la vagina y suspira por complacerla (…). En las ensoñaciones sexuales del hombre siempre hay un/a amante satisfecho/a y suspirando por los favores de un pene erecto, y es precisamente esta visualización del placer ajeno la que da forma al erotismo masculino".

Carrie Bradshaw/Sarah Jessica Parker, la más popular de las columnistas (de ficción) de los últimos tiempos: ¿puede haber algo peor para una mujer que escribe sobre amor y sexo que un fin de relación por post-it?

Continúa Castigo-mental: "Quizás no muchos hombres lo reconozcan, pero sé que muchos de nosotros hemos sentido curiosidad y nostalgia por ese placer mágico que el pene evoca, y por ello hemos envidiado a la mujer. Es de sobra conocido que la mujer es capaz de sentir mucho más placer que el hombre, y muestra de ello es la infinita sensualidad femenina, esa mística cualidad de disfrutar con todo el cuerpo y con la mente del acto sexual, de cada caricia y beso, de cada gesto de complicidad... y sin embargo el hombre concentra prácticamente toda su sexualidad en el falo (…)”.

Así es que, no solo por seguir descubriéndonos a nosotras mismas, sino también por vuestras curiosidades, podemos y debemos seguir disfrutando de hablar, reflexionar y dejar escritas nuestras perplejidades sobre nuestra/s sexualidad/es.

Hay 40 Comentarios

Muy buenooooo!!!!!!!!!!!!

“…Sólo esa vez, excentrado (…), vejó a la Maga en una larga noche de la que poco hablaron luego… la dobló y la usó como a una adolescente, la conoció y le exigió las servidumbres de la más triste puta, la magnificó a constelación, la tuvo entre los brazos oliendo a sangre, le hizo beber el semen que corre por la boca como el desafío al Logos, le chupó la sombra del vientre y de la grupa y se la alzó hasta la cara para untarla de sí misma en esa última operación de conocimiento que sólo el hombre puede dar a la mujer, la exasperó con la piel y pelo y baba y quejas, la vació hasta lo último de su fuerza magnífica, la tiró contra una almohada y una sábana y la sintió llorar de felicidad contra su cara que un nuevo cigarrillo devolvía a la noche del cuarto y del hotel...”

lee toda la reseña en el blog: http://cuentosx1000.blogspot.com

“…Oh mi amor, te extraño, me dolés en la piel, en la garganta, y cada vez que respiro es como si el vacío entrara en mi pecho donde ya no estás…” (Rayuela, de Julio Cortázar) lee toda la reseña en el blog: http://cuentosx1000.blogspot.com

Te invito a que visites mi blog, si te gusta la música tanto como a mí.

http://www.pianistasdelmundo.blogspot.com

Espero tus comentarios, me gustaría saber qué te parece, además puedes hacerte seguidor, ponerlo entre tus favoritos o suscribirte por email, porque casi a diario voy incluyendo nuevos pianistas.


Gracias por tu preciado tiempo.

Sé feliz.

Desde mi punto de vista, no creo que las mujeres necesariamente escriban más de sexo que los hombres, ejemplos múltiples hay arriba que dicen lo contrario. Ademas de que ese tipo de comentarios me parece una vuelta atrás en el pensamiento social. En los tiempos que corren, tanto hombres y mujeres (en el ámbito literario) escriben de diversos temas. Creo que lo que más nos ha impactado, y por ello, igual se habla más del tema, es el contraste que se ha sufrido con respecto a las mujeres y el sexo, cuando antes ninguna hablaba y ahora es algo común. De si escriben o hablan mejor los hombres y las mujeres, me parece un poco una convención por el hecho de que las mujeres, eso dicen, " tienen más fluidez de palabra", cosa que no comparto.
Por lo que la mayoría de cosas que se generalizan me parecen adaptaciones sociales que seguimos sin pensarlo bien.

Regular. Se saca aquí una foto de la protagonista de "Sexo en Nueva York" donde hay demasiadas hamburgueserías. esto no es tan banal como parece. He vivido en muchas partes de España. y no es -o más bien era- el mismo asunto en Castilla (las dos, Nueva y Vieja) donde sí había una gran represión, que en zonas de costa, o Galicia o Canarias.

El placer de narrar el sexo. ¿Qué tiene que ver si eres hombre o mujer? Hablamos de que narrar sobre sexo produce placer. Es cierto. Y que los hombres no son buenos narradores del sexo, porque toda su percepción empieza y acaba en el falo. Poca cosa. Ahora bien, hay excepciones, como el micólogo cuasi profesional que se encontró a una hembra en el bosque.
Las mujeres saben narrar, porque desde siempre para aguantar a sus maridos había que echarle imaginación. Esperar en la torre el regreso del caballero templario cosiendo y bordando debía ser un suplicio, así que ¿por qué no narrar algo más emocionante? Las historias de las mujeres no empiezan y acaba en su coño. Suerte que tienen.

Las mujeres escribirán más sobre sexo, pero los hombres hablamos y pensamos el triple :)

Ahora me entero de que son las mujeres las que escriben más de sexo.

La respuesta simple, incompleta pero no falta de verdad es que los hombre consumimos más relatos eróticos que las mujeres y que ellas saben excitarnos más que nosotros: lógico no?
http://bici-electrica.blogspot.com/

las mujeres hablan mas de sexo, por q han tomado la ruta equivocada. a los hombres nos gustan las mujeres q piensen.

¿Las mujeres las que más escriben de sexo y mejor lo hacen? ¿En opinión de quién? Las opiniones son como los ojetes: cada uno tiene el suyo.

A Louisa: Todo lo que esa escritora narra lo hay en la red, contado por amateurs, desde que internet es internet. El único mérito que tiene esa mujer es haberlo recopilado o copiado y pegado (no textualmente) y darle publicidad.

¿Las mujeres las que más escriben de sexo y mejor lo hacen? ¿En opinión de quién? Las opiniones son como los ojetes: cada uno tiene la suya.

Los hombres tenemos que andarnos con ojo sobre cuándo y dónde hablamos de sexo. Por el mismo acto (hacer en la cantina de la empresa la añeja comparación gráfica entre una salchicha y un falo), a compañeras mías le shan reído la gracia, y a mí me han avisado los de RRHH que me ande con cuidado.

Os dejo un relato con la visión que tuve el mejor cuerpo del mundo frente a mí
http://www.lee-gratis.com/index2.php?option=com_docman&task=doc_view&gid=190&Itemid=30

Las mujeres pueden relatar mejor o peor como desean sus encuentros, cómo los sienten, cómo disfrutar de la parte sensual... al igual que muchos hombres pueden imaginarlo y transmitirlo con mejor o peor fortuna... Prefiero oir la voz al oido, que me diga lo que siente, lo que quiere, que desea... al mejor relato, de ahí a las nubes es un solo paso.
www.elrincondelena.com

Si Master & Johnson leyeran este blog, se irían de espaldas con la cantidad de estereotipos y prejuicios que contiene; lo que, por otro lado implica un gran texto para cualquier psicoanalista freudiano... y quizás algún lacaniano.

Lo que yo me pregunto es de qué manera las mujeres hablan de sexo. Si hablan de sexo por si mismas o hablan de sexo por ser escuchadas, por gustar, por atraer. Porqué son conscientes de qué supone. Si enseñan el vibrador en el bar para que sea visto o porqué, realmente, les sale natural. Por otro lado todo esto de las diferencias cerebrales está sobrevalorado y naturalmente no está justificado. Así que hasta que no se demuestre que es natural mejor dejemos de condernarnos. Como dicen aquí, ejemplos de lo contrario -y muchos- encontramos- http://bit.ly/MpRfFe

Creo que las mujeres tienen más facilidad para escribir sobre el sexo porque dominan más el lenguaje de la palabra. Según algunos estudios los distintos sexos desarrollan más un área del cerebro que otro. No dicen que la naturaleza es sabia? Pues por algo será que en lo natural está la esencia de las cosas http://www.deyute.com/es/productos-deyute/categoria/4/#sacos-y-saquitos

el que mejor escribe sobre sexo es Pedro MAIRAL,
o RAMON PAZ , su seudonimo, para escribir los
pornosonetos.blogspot.com/

Hay de todo, en chicos, y ahora tambien en las chicas. A algunas les gusta hablar abiertamente, otras rayan actitudes similares al machismo, y a la mayoria nos encanta hablar intercambiar impresiones, ideas y no dejar de aprender para disfrutar.

Carla
www.lasbolaschinas.com

Mi pareja y yo vivimos a 14.000 km de distancia, la literatura no solo nos unió mucho más, sino que nos ha salvado del naufragio en varias oportunidades, es para nosotros tan importante como pisar el mismo suelo y respirar el mismo aire. Escribir para nosotros es literalmente hacer el amor, asi que entiendo perfectamente lo que estan hablando. Y somos mujer y hombre, y es un ir y venir de historias, y en este devenir a veces somos dos, a veces tres, a veces cuatro, pero después, les puedo asegurar, somos un universo único e irrepetible. Siempre digo que podemos publicar nuestras historias, pero mejor cuando estemos muertos, que somos personas serias, qué tanto! Yo tengo 57 años, mi pareja 72 y hace 7 años que estamos juntos y somos muy felices, y mucho tiene que ver que nos lo decimos con todas las letras. Lindo artículo, gracias desde la Argentina. Anna.

El mejor es ali g "pumba pumba, pumba pumba, pumba, pumba pumba pumba pumbaaaaaaa aarrrgg ... me alegrooooo!!!!.

Joder.....!, Joder....?

Hablando de narrar sexo, la trilogía '50 sombras de Grey', que la crítica califica como 'Porno para Mamás', de la autora Británica E. L. James es el último fenómeno editorial
Ya vendido 10 millones de libros alrededor del mundo. En el Reino Unido ha batido el record de ventas en un mes hasta ahora ostentado por Harry Potter.
Y las ventas de artículos con un tono fetichista, tema recurrente en el libro, como estas pulseras-esposas de perlas negras http://www.memeshop.com/maison-close-jet-pearl-bracelet-and-handcuffs.html siguen subiendo como la espuma.

Que sólo las mujeres escriben sobre sexo?? No has leído mis relatos, evidentemente. Y no, no soy una chica bajo el nick "Sheldon".

a veces una imagen vale mas que mil narraciones......
http://www.youtube.com/watch?v=Dd8ZU-y6a_Y

No creo que sea cuestión de hablar más o menos. Las mujeres que hablamos de sexo lo hacemos porque hemos alcanzado esa libertad sexual que durante años se intentó encerrar. Algunas, incluso, hemos sido educadas con ella o hemos nacido ya viendo el sexo como algo natural de lo que hay que disfrutar. es mi caso.

Sin embargo, no debemos olvidarnos de que aún hay muchas, muchísimas mujeres que no han llegado a ese punto. Más aún, no es que no hayan llegado al punto de liberarse, sino que no han llegado ni al punto de conocerse y disfrutar del sexo sólo por el sexo. Otras asocian el sexo al amor, al cariño, al romanticismo... pero el sexo por el sexo aún es una asignatura pendiente.

Las mujeres hablamos del sexo de un modo distinto a los hombres. O no. Todo depende de qué hombres y qué mujeres.

También hay una cosa que aunque me duela horrores reconocer creo que es cierta (que alguien me quite la razón por favor). Si una mujer habla de sexo puede ser vista como una fresca, pero cada vez se ve más que se la toma por un ejemplo. Sin embargo, si un hombre habla mucho de sexo (aunque hay algunos que dicen muchas tonterías y se creen que saben bien lo que quiere una mujer y no tienen ni idea) la mayoría de las mujeres sí lo toman como un "obseso" (por decirlo de algún modo).
http://plumadepandora.blogspot.com.es/

No lo habeis comprendido, no es que no hableis de sexo, es que ahora las mujeres hablamos más y DISTINTO. No os ofendais, que ya teneis mucho camino andado y a nosotras aún nos queda.

Siempre la misma polémica ajada sobre el sexo de los ángeles -que es por supuesto femenino-. ¿Lo dejamos aquí o añadimos que los ángeles se sientes sexualmente atraídos por los demonios?, -que son por supuesto masculinos-. Señoras, un poco de rigor. Y de suma, no de resta. Ningún sexo es preferente, ambos son complementarios incluso en una relación homosexual, ésta es la grandeza del sexo. No empequeñecen el maravilloso mundo del sexo adaptándolo a sus estrechos parámetros para la polémica; se empequeñecen ustedes.

Sinceramente, desconozco si las mujeres cuentan mejor el sexo. Pero, estoy totalmente de acuerdoen que se debe hablar más, porque la comunicación es la base del progreso. Todo lo que se guarda en la intimdad se convierte en tabú y genera prejuicios e ideas equivocadas. Lo que también hace falta, es progresar desde el lado de quien escucha, porque quien prejuzga coarta la comunicación de quien habla. Hablar de algo es arrojarle luz y evita idea o concepciones equivocadas o si más no estrambóticas sobre algunos temas que, creo, algunos hemosoído más de una vez -y nos han echo reir luego-.

A merendar la luna, te doy unos ejemplos de libros no puramente sexuales, pero con alto contenido sexual: Historia del ojo, de Georges Bataille, Escupire sobre vuestra tumba, Boris Vian. Cualquiera de los Trópicos, de Henry Miller, la obra de Bukowsky está cargada de sexo, quizás no del que haga que las mujeres suspiren, pero sexo al fin y al cabo. También hay hombres que han escrito magistralmente sobre el sexo que gusta a las mujeres, como pueda ser DH Lawrence. Y qué decir del Marques de Sade, de Petronio, etc... Los antiguos nos daban sopas con honda y ahora resulta que las mujeres han inventado la literatura erótico / sexual...

Si hace falta que ponga ejemplos es porque habéis leído muy poquita literatura erótica y sexual...no, no pienso en Cela, ni en Celos.
Venga, que ahora tocar decir que los hombres no hablamos de sexo. Sigamos separando, que seguiremos siendo injustos.

Esto es la monda!!! Resulta que ahora los hombres hablamos poco de sexo. Eso es desde que hace dos días (como quien dice) las mujeres reconocen que les gusta el sexo tanto o más que a los hombres.

Yo rondo la cuarentena, y las jóvenes de mi época no hablaban de sexo, decían que lo suyo era el romanticismo, que no estaban interesadas en el sexo y que los hombres sólo pensábamos en "eso" (así lo habéis denominado las mujeres hasta hace bien poquito). Como ahora las señoras "descubren" que follar no está tan mal hay que hablar y escribir de ello a voz en grito, ahora sí les parece divertido.

¡¡Señoras, son Vds. las recien llegadas, no los hombres!!!

Porque imagino que dentro de tus -Ejemplos hay de lo contrario -no estarás pensando en el culo, las tetas y los pedos de Cela el cutre ¿verdad?

Siempre he pensado que lo que hace una pareja en la intimidad es de ellos en exclusiva no para compartirlo
Con todo el personal por muy amigo que sea.
No necesito la opinión de nadie

Gran tontería.

¿Puedes ponernos algunos ejemplos, por favor?. Gracias.

Qué tontería eso de que las mujeres escriben mejor el sexo. Ale, y punto, ¿no?
Habrá de todo. Es como decir que la novela negra es cosa de hombres y la romántica de mujeres. Ejemplos hay de lo contrario.

Publicar un comentario

Si tienes una cuenta en TypePad o TypeKey, por favor Inicia sesión.

Sobre el blog

Ni enciclopedia ni consultorio sexual al uso. He aquí un rincón erótico festivo dedicado a las relaciones y la atracción entre seres humanos, esa faceta que nos hace la vida más placentera, tierna, amorosa, plena… Un blog coral, con cinco autoras de todo origen y condición, que apuesta por el juego, la provocación, lo sensual y el sexo como acto libre, adulto, compartido, real o ficticio, siempre divertido... Eso sí, si tu mirada no es amplia y tolerante, mejor no te detengas aquí. Coordina Analía Iglesias. No sólo se admiten firmas invitadas, sino que son deseadas.

Sobre las autoras

Anne Cé. Nació en el sur austral (Argentina), en un tiempo beatle y en un país con altísima densidad de psicoanalistas y jugadores de fútbol. Periodista, quizá incluso a su pesar, narra lo que se le ponga delante. Y narra, y narra. Un día descubrió que el simple roce de una clavícula le erizaba la piel y entonces comprendió por qué le gusta tanto abrazar a un hombre.

Esther Porta. Segoviana, fue becaria en el mítico Tentaciones y allí hizo de todo hasta que sus conocimientos de sexo la convirtieron en Beatriz Sanz. Y gracias a ella, publicó artículos semanales de sexo, dos libros y fue reclutada como sexperta guionista del programa de Canal +: 'Sex Pópuli'. Cuando casi se le había olvidado (lo de escribir de sexo...) se mete a bloguera. Y aquí está, con tantas ganas de sexo (del uno y del otro) como siempre...

Venus O'Hara, de Reino Unido, con raíces irlandesas. Modelo fetish, actriz y escritora. Licenciada en Ciencias Políticas y Francés, reside en Barcelona, ha sido columnista sexual en varias revistas, tiene su propio blog de fetichismo y es creadora de 'No sabes con quien duermes', un confesionario para personas que llevan una doble vida. Publicó su primer libro junto a Erika Lust, 'Deséame como si me odiaras', en 2010.

Tatiana Escobar, de Venezuela (1976), ha escrito ensayos y poesía en español. Traductora y editora, en 2004 abrió en Madrid junto a sus socios la primera boutique erótica de España, La Juguetería Erotic Toys, para no tener que vivir de la literatura. Desde entonces vive del sexo. Y escribe, a veces, para sus amigos.

. Madrileña. Soñó con escribir y pronto descubrió una vía: el periodismo. Pero como tampoco valía narrar sobre cualquier cosa, eligió suerte y remató la faena con un posgrado en Sexología. Ha trabajado en suplementos de salud y medios especializados. Con la práctica ha acabado por darle un toque más sensual a sus letras. Y con ellas sueña en escribir, ahora, un libro.

Ilustracion
Venus O'Hara, Anne Cé y Silvia C. Carpallo, según 'Mi Petit Madrid'.

Nuevo libro

El orgasmo de mi vida. Si ya no sueñas con príncipes azules, locos por pedirte en matrimonio, ni esperas que aparezca un millonario atormentado pero diestro en amores, con una Visa en una mano y un látigo en la otra, este libro es para ti. Porque El orgasmo de mi vida habla de eso, de mujeres realistas, lúcidas, independientes y eróticamente vivas, capaces de combinar esa cotidianidad que todas conocemos, con sus pasiones más salvajes. Ellas son las protagonistas de los relatos, sin guionistas que les digan lo que tienen que hacer, pero sobre todo, son las compositoras, directoras e intérpretes de los orgasmos más armoniosos de sus vidas.

Lux eróticaLux erótica. "Escribir sobre sexo era la propuesta y me sentí estimulada. Después de tantos años como periodista cultural y con mucha vida hecha en torno a la información y a la actualidad, tenía ganas de ponerle carne a la crónica. Porque nuestra más genuina actualidad como personas pasa por el relato del erotismo. Porque de atracción y de relaciones hablamos todo el tiempo en este tiempo occidental con ciertas libertades individuales garantizadas y rebosante de espíritu lúdico pero también algo desafectado y con nuevos descompromisos adquiridos...". Anne Cé.

Inglés para pervertidosInglés para pervertidos."Se dice que la mejor manera de aprender un idioma es a través del sexo con un extranjero. Pero ¿qué haces si estás en la cama y no sabes qué decirle? Con Inglés para pervertidos puedes aprender todas las palabras y expresiones que siempre has deseado saber, desde lo más elemental al sexo más salvaje. El libro cuenta con ocho capítulos centrados en las partes del cuerpo, la cama, el LGBT, las compras sexis, el lado oscuro, el porno, el chat y la salud sexual. Cada capítulo contiene vocabulario, gramática y unos ejercicios muy originales que no encontrarás en ningún otro libro. Aprende todo lo que tu "English teacher" no se atrevería a enseñarte nunca. Y... si te cansas de estudiar, el libro incluye un montón de fotos mias para distraerte". Venus O'Hara.

TWITTER

Nuestros autores en Twitter

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal