Eros

Sexo de otras partes...

Por: | 16 de julio de 2012

de otras partes del cuerpo (o del alma). Aquí, en Alaska o en los vaivenes de la gran muralla china, hay un erotismo alejado de lo genital, inesperado, desconocido, sorprendente. Por supuesto, sé que no hay novedad alguna en el postulado: la única novedad ocurrirá con cada descubrimiento individual de sensaciones que activen zonas y pliegues desconocidos de nuestra sensibilidad.

Lamas 02

Ilustración de Leandro Lamas.

Unas noches atrás, muy pero muy tarde (más bien, de madrugada), escuché que en el canal de TV Divinity anunciaban un reality show llamado Inspectores del sexo. No seré yo quien recomiende sentarse frente a la tele, pero a veces ocurre que, a segundos de encender el aparatejo para vaya a saber qué, se topa uno sin querer con una de estas cosas ‘raras’ y se engancha, por curiosidad, morbo o para escribir este post.

 

Oreja

Orejas, cuellos, las otras zonas erógenas vía Vida Sana de Colombia.com.

Así fue como tragué (no sé si llegué a digerir) un capítulo completo de la serie británica que ha causado algún revuelo porque muestra explícitamente el devenir y los conflictos íntimos de parejas reales con ganas de exhibirse frente a los dos presentadores (o coachs) y, por cierto, frente a los varios millones de personas que serán sometidas a los rigores televisivos de aquí a la eternidad, y hasta en el último rincón del planeta.

 
'Inspectores del sexo': fragmento del capítulo de los muchos juguetes y la poca ternura.

La pareja que se exponía a los inspectores del sexo en esta ocasión planteaba una falta de entusiasmo generalizado, tanto en el sexo como para seguir compartiendo la vida. Ella decía ser más experimentada en asuntos del corazón y él parecía su devoto admirador, siempre agradecido por los favores que su pareja pudiera brindarle.

Lo que se veía a través de las cámaras indiscretas era que la chica mandoneaba todo el día, incluso a la hora del sexo, y regañaba a su chico si la técnica no era la que ella le había indicado. Comentaba ella, con hastío, que hacía meses que no tenía un orgasmo, a pesar de mantener sesiones eróticas plenas de juguetes con bastante frecuencia: él le ajustaba el corset con demasiado detalle y ella se aburría, por ejemplo.

 
'Inspectores del sexo': fragmento del capítulo del “nunca tuve un orgasmo contigo ni con nadie, siempre los fingí”.

Para hacer breve el cuentito: los terapeutas/inspectores llegaban a la conclusión de que lo que había perdido esta pareja tan puesta en mercadería hot era la ternura, el contacto piel con piel y cara a cara; en fin, que ambos (pero sobre todo, ella) se estaban ahogando en artificios plásticos y juegos de roles (que casi siempre llevaban a la penetración sin contacto visual), sin dejar espacio al placer de tocarse sin vibradores ni al reconocerse despacio olvidándose de los clímax estentóreos.

El tratamiento que les recomendaron incluía sesiones de caricias mirándose a los ojos o tocándose dedo por dedo de las manos,  bañarse juntos, reírse, no penetrarse por (al menos) dos semanas y, lo más importante, acatar la prohibición de no echar mano de ningún juguete erótico durante un buen tiempo.

Más allá del rigor (o la falta del mismo) y la desconfianza que dan este tipo de shows, pensé en las veces que nos sorprendemos con ciertas caricias que nos erotizan de un modo inolvidable, tanto como para apuntarlas y reseñarlas. Por ejemplo, con un beso profundo en las axilas o con un masaje de sienes en el momento en que toda la tensión parece estar en los genitales... O con una caricia muy firme de todas las circunvoluciones de la oreja, con unos dedos fuertes desplazándose por cada uno de nuestros pliegues inexplorados (sin hablar de las lenguas que desatan todos los nudos de recato).

Y es que hay surcos muy distantes de las hendiduras pélvicas que conectan directamente con el placer y, por fortuna, alguna vez serán descubiertos o se nos revelarán.

Una fortuna de la que gozamos, justamente, las mujeres heterosexuales de esta época de nuevas masculinidades. Pienso esto mientras repaso un clásico del cine, La Strada (1956) de Federico Fellini, y sufro junto con Gelsomina/Giulietta Massina el viril desprecio de aquel Zampanó que interpretó el gigante Anthony Quinn.

 
Tráiler de la inolvidable película de Federico Fellini, La Strada, con Anthony Quinn y Giulietta Massina.

Como contrapartida de este sexo a cachetadas, acabo con algo que a mí me parece muy erotizante y es que el otro se ocupe de mi alimento (durante un ratito, claro): mejor si me preparan algo, lo que sea, y me dicen: "come". Supongo que la nutrición es algo que tiene que ver con la ternura del cuidado primario. Y si me dan un par de bocados en la boca, bueno, eso es cósmico… me eriza tanto como cuando me rozan el antebrazo.

¿Otros rincones eróticos?

Hay 28 Comentarios

Muy buenooooo!!!!!!!!!!!!

Las palabras.

¿Te acuerdas, M. del roce de la nariz?

tienes que visitar este lugar. vaginalubricada.wordpress.com

Tienda erotica online con envíos rápidos, seguros y discretos.
Venta de vibradores, bolas chinas, anillos vibradores, libros eróticos y muchos más juguetes sexuales.

Compruébalo en:

www.eroticashoponline.com

Puede que algo te recuerde a alguien y entonces un calambre recorra toda la columna vértebra y termine con el cuerpo erizado . Eso es creo estar enamorada .

El arte de combinar un masaje con caricias es de los mejores preliminares que podemos poner en práctica. Un poco de aceite corporal y paciencia...
http://sexo-gratis.tumblr.com

Salud.

De otras partes:El Poder. Siempre me he resistido a creer que Hitler fuese un tipo tan anormal sexualmente como dicen ingleses y americanos. Y bueno, pues vi un curioso documental oculto hasta ahora, en gran parte filmado por la propia Eva Braun que se nota era un chica bastante tontita, con poco mundo y muhco más joven que Hitler, pero se retrata desnuda -que no estaba pero nada mal la tal Eva y pues que Hitler sabía lo que escogía- y sale cómo Hitler había tenido relaciones antes con mujeres importantes porque eso sí, para el , El Poder estaba muy por encima del amor. Pero vamos, el tema no le era desconocido. en absoluto. y seguramente tuvo que hacer mas de lo que suponemos porque los banqueros e industriales que lo elevaron a la cima todos estaban casados.

y la mayoría de opiniones coinciden en concebir al partenaire sexual como si de un mero instrumento musical se tratara al que se le pueden sacar sonidos insospechados si se toca una tecla o la otra.
No coincido. Entrega, complicidad, espíritu y alma son fundamentales para un sexo de calidad.

“Es sobre la noche que he tratado de describirle, la noche en el hotel Canterbury, cuando, después de nuestra serie de experimentos, los dos dimos por fin con la correcta combinación química. ¿Cómo podríamos haberlo conseguido, tal vez se pregunte usted, como también yo me lo pregunto, si John era una rana y no un príncipe?
Permítame que le diga cómo veo esa noche fundamental. Como le he dicho, estaba dolida, confusa y preocupadísima. John vio o supuso lo que me ocurría y por una vez me abrió su corazón, aquel corazón que normalmente tenía envuelto en una coraza. Con los corazones abiertos, el suyo y el mío, nos corrimos al mismo tiempo. Para él, esa primera apertura del corazón pudo y debió suponer un cambio radical. Pudo haber marcado el inicio de una nueva vida juntos. Pero ¿qué sucedió en realidad? John se despertó en plena noche y me vio durmiendo a su lado, sin duda con una expresión de paz en la cara, incluso de dicha, una dicha que no se puede alcanzar en este mundo. Me vio, me vio tal y como yo era en aquel momento, sintió miedo y se apresuró de nuevo a atar la coraza alrededor de su corazón, esta vez con cadenas y un candado doble, y salió a hurtadillas en la oscuridad.”
.
J. M. Coetzee. Verano.
.
Abrir los corazones, se dice, pues el orgasmo sólo es memorable con los corazones abiertos, entregados al otro.

Todo rincón puede ser erótico si se llega a comprender la forma de excitarlo.
http://plumadepandora.blogspot.com.es/

No hay nada como el punto G. Por favor practiquelo con su pareja.

Saludos

Una pluma y caricias es suficiente atrezo.

Saludos.

El placer, la sensualidad y todo lo relacionado con el sexo es un campo de minas, que se pueden ir descubriendo poco a poco o dejar oculto... las personas somos un universo cambiante, sólo un poco de empeño y cambiamos cada dia, cada hora y cada recoveco es un mundo nuevo...
www.elrincondelena.com

Bueno, el método de los terapeutas debe ser eficacísimo. ¡Dos semanas sólo tocándose y cualquiera echaría chispas hasta por las orejas!

Los susurros en el oido sin que la boca llegue a tocar la oreja y la piel note el calor de los labios y sus movimientos al hablar.

Habla por ti, Trucos para ligar. En mi caso, que la mujer se abalance sobre mi pene, me enfría más que calienta ...
Y no se trata de que me sienta avasallado porque sea ella quien tome la iniciativa, no, también me gusta, sino porque aprecio mas otras cosas ... y en eso estoy completamente de acuerdo con lo que dice Pablo (el erotismo está entre las dos orejas ...).
Una conversación agradable, estimulante, cómplice, en la que se percibe el deseo, seguida, más que de caricias, de intimo contacto, piel con piel, seguido de una buena comida de boca, lenta, húmeda, tomándola por la nuca ... eso es lo que me pone a mí.
Ya metidos en harina (hasta los codos ...), que me muerdan los pezones hasta el límite del dolor, que en ese momento se vuelve indiscernible del placer, hace que mi miembro adquiera ese punto, en que brilla ... ;-)
Pero a lo peor es cosa de la edad y estoy confundido ...
D_S, O->

Sigo creyendo en el amor como entidad superior,que cuando se mezcla con el sexo,éste último asciende de nivel.Veo el sexo como algo más vanal,que debería tener menos secretismo,y no debería guardarse tanto para la intimidad en pareja.
No creo en los almuerzos- reuniones,porque cuando se come se come,y cuando se habla se ha de prestar toda la atención en la expresión.No me gusta leer en el baño porque dejo de disfrutar de ese maravilloso momento.Nunca escucho música de fondo por el mismo motivo y no me gusta mezclar la comida con el sexo porque me encanta comer.El sexo con amor es bonito pero dosificándolo...
Que le voy a hacer .Soy un hombre básico ...

http://diego-msica.blogspot.com.es/2012/05/yo-no-termino-de-entender-el-porque-hay.html

A las tías les pone todo tipo de carantoñas. Su sexualidad es compleja y todo está conectado; les eriza la piel que les toques los brazos, que trepes por las piernas, o que enredes desde la espalda hasta el cuello.
Lamentablemente; la sexualidad de los hombres empieza y termina en nuestro rabo. Si nos lo tocan, hay tema; y si no, pues no.

lo sagaz de una buena relacion de pareja, especialmente en matrimonnio es la frecuencia. si te gusta la jalea, no te comeras toda al mismo tiempo porque...lo cierto en cuanto a las relaciones amorosas afectivas es la frecuencia, el distanciamiento, pero por morbo, pensariamos que si frecuentamos las relaciones todo va de lo mejor, lo que todos han experimentado es lo contrario. principalmente la mujer no estan obstentosa en estos asuntos, y por motivos de cercania, el hombre podria llegar a pensar que es que su pareja esta sufriendo un enfriamiento en su afectividad, lo que no es cierto. lo que sucede es totalmente normal para el organismo, lo que sucede es que muchas veces como machos queremos una relacion costumbrismo mas que por que realmente la estemos necesitando. lo que realmente es cierto, que entre mas distanciamiento hay una mayor sensacion, la frecuencia, es como el culantro, poquito para que no empache y aun habria mas que decir, la verdad, de la parte espiritual, lo emocional, y la fatiga del dia, son factores a tomar en cuenta, para alcanzar una madurez en la relacion intima y una comprension de pareja. el toqueteo es parte pero no siempre funciona, cuando se presentan estos aspectos mencionados. saludos.

exelnte para mi vean cosas de sexop online
www.isexshop.net cosas de sexo
wwww.isexshop.net

Para mi un beso puede llegar a ser lo más excitante pero un roce en el momento adecuado en la nuca puede ser explosivo...

las caricias en la espalda me ponen a mil. Cara interna de muslos cuando ya vamos mas jugados.

EL EROTISMO ESTA ENTRE LAS DOS OREJAS Y NO ENTRE LAS DOS PIERNAS.

Momentos vampiros, con mordiscos en el cuello, eso y que me chupen detrás de las orejas, a mi me derriten... http://historiasen3d.blogspot.com.es/2012/04/el-erotismo-de-una-chocolatina.html

Olvidar la importancia de los sentidos es algo muy arraigado en esta sociedad tan inmediata y fugaz. A mí, personalmente, el hecho de que me toquen la espalda y la parte interna de los muslos me pone verdaderamente perrísima.

Somos asiduos he Sheldon,ha ha ha

La infravalorada espalda y los hombros. Estar boca abajo y que tu chica te acaricie la espalda con los pechos mola. Y los mordiscos en los hombros también, llegado a cierto nivel de calentón.

lo importante es buscarlas como txitxilo
http://www.youtube.com/watch?v=Dd8ZU-y6a_Y

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

Sobre el blog

Ni enciclopedia ni consultorio sexual al uso. He aquí un rincón erótico festivo dedicado a las relaciones y la atracción entre seres humanos, esa faceta que nos hace la vida más placentera, tierna, amorosa, plena… Un blog coral, con cinco autoras de todo origen y condición, que apuesta por el juego, la provocación, lo sensual y el sexo como acto libre, adulto, compartido, real o ficticio, siempre divertido... Eso sí, si tu mirada no es amplia y tolerante, mejor no te detengas aquí. Coordina Analía Iglesias. No sólo se admiten firmas invitadas, sino que son deseadas.

Sobre las autoras

Anne Cé. Nació en el sur austral (Argentina), en un tiempo beatle y en un país con altísima densidad de psicoanalistas y jugadores de fútbol. Periodista, quizá incluso a su pesar, narra lo que se le ponga delante. Y narra, y narra. Un día descubrió que el simple roce de una clavícula le erizaba la piel y entonces comprendió por qué le gusta tanto abrazar a un hombre.

Esther Porta. Segoviana, fue becaria en el mítico Tentaciones y allí hizo de todo hasta que sus conocimientos de sexo la convirtieron en Beatriz Sanz. Y gracias a ella, publicó artículos semanales de sexo, dos libros y fue reclutada como sexperta guionista del programa de Canal +: 'Sex Pópuli'. Cuando casi se le había olvidado (lo de escribir de sexo...) se mete a bloguera. Y aquí está, con tantas ganas de sexo (del uno y del otro) como siempre...

Venus O'Hara, de Reino Unido, con raíces irlandesas. Modelo fetish, actriz y escritora. Licenciada en Ciencias Políticas y Francés, reside en Barcelona, ha sido columnista sexual en varias revistas, tiene su propio blog de fetichismo y es creadora de 'No sabes con quien duermes', un confesionario para personas que llevan una doble vida. Publicó su primer libro junto a Erika Lust, 'Deséame como si me odiaras', en 2010.

Tatiana Escobar, de Venezuela (1976), ha escrito ensayos y poesía en español. Traductora y editora, en 2004 abrió en Madrid junto a sus socios la primera boutique erótica de España, La Juguetería Erotic Toys, para no tener que vivir de la literatura. Desde entonces vive del sexo. Y escribe, a veces, para sus amigos.

. Madrileña. Soñó con escribir y pronto descubrió una vía: el periodismo. Pero como tampoco valía narrar sobre cualquier cosa, eligió suerte y remató la faena con un posgrado en Sexología. Ha trabajado en suplementos de salud y medios especializados. Con la práctica ha acabado por darle un toque más sensual a sus letras. Y con ellas sueña en escribir, ahora, un libro.

Ilustracion
Venus O'Hara, Anne Cé y Silvia C. Carpallo, según 'Mi Petit Madrid'.

Nuevo libro

El orgasmo de mi vida. Si ya no sueñas con príncipes azules, locos por pedirte en matrimonio, ni esperas que aparezca un millonario atormentado pero diestro en amores, con una Visa en una mano y un látigo en la otra, este libro es para ti. Porque El orgasmo de mi vida habla de eso, de mujeres realistas, lúcidas, independientes y eróticamente vivas, capaces de combinar esa cotidianidad que todas conocemos, con sus pasiones más salvajes. Ellas son las protagonistas de los relatos, sin guionistas que les digan lo que tienen que hacer, pero sobre todo, son las compositoras, directoras e intérpretes de los orgasmos más armoniosos de sus vidas.

Lux eróticaLux erótica. "Escribir sobre sexo era la propuesta y me sentí estimulada. Después de tantos años como periodista cultural y con mucha vida hecha en torno a la información y a la actualidad, tenía ganas de ponerle carne a la crónica. Porque nuestra más genuina actualidad como personas pasa por el relato del erotismo. Porque de atracción y de relaciones hablamos todo el tiempo en este tiempo occidental con ciertas libertades individuales garantizadas y rebosante de espíritu lúdico pero también algo desafectado y con nuevos descompromisos adquiridos...". Anne Cé.

Inglés para pervertidosInglés para pervertidos."Se dice que la mejor manera de aprender un idioma es a través del sexo con un extranjero. Pero ¿qué haces si estás en la cama y no sabes qué decirle? Con Inglés para pervertidos puedes aprender todas las palabras y expresiones que siempre has deseado saber, desde lo más elemental al sexo más salvaje. El libro cuenta con ocho capítulos centrados en las partes del cuerpo, la cama, el LGBT, las compras sexis, el lado oscuro, el porno, el chat y la salud sexual. Cada capítulo contiene vocabulario, gramática y unos ejercicios muy originales que no encontrarás en ningún otro libro. Aprende todo lo que tu "English teacher" no se atrevería a enseñarte nunca. Y... si te cansas de estudiar, el libro incluye un montón de fotos mias para distraerte". Venus O'Hara.

TWITTER

Nuestros autores en Twitter

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal