Eros

¿Tienes condones?

Por: | 11 de julio de 2012

Según mi experiencia, los condones son como los cigarrillos: cada hombre tiene su marca preferida. Su preferencia puede depender de la comodidad, sensibilidad o simplemente porque una marca específica nunca le ha fallado. Las mujeres también tienen sus marcas favoritas, en cuanto a cigarrillos y condones.

Cuando estudiaba en la universidad, nos daban condones gratis. Podíamos ir al centro médico y pedir tantos como quisiéramos. Además, disponían de varias marcas. Sólo me di cuenta de lo afortunado de esa situación cuando vine a España y tocaba comprarlos. La verdad es que no sabía que eran tan caros. Como solución, obligaba a mis novios a comprarlos.

 

Venus O'Hara by Guy Moberly
Venus O'Hara por Guy Moberly

Hubo momentos en los que tuve que adquirirlos yo misma, pero en estos casos siempre procuraba ir a un sitio donde podía coger el paquete y disimularlo entre otros artículos de la compra, sin tener que pedirlo en el mostrador. Al principio, fue por vergüenza por mi acentou inglés; temía que no me comprendieran y que tendría que gritarlo mientras una cola formaba detrás de mi. Suena paranoico, pero un día, mi peor pesadilla se hizo realidad.


Hace unos años un amigo alemán de la universidad vino a Barcelona durante un fin de semana. No nos habíamos visto durante años y la verdad es que me hubiera gustado haber utilizado algún condón de aquellos gratis con él cuando estudiábamos juntos. Sin embargo estábamos los dos en otras relaciones y  nunca sucedió nada. Cuando me invitó a cenar un sábado por la noche en la playa para ponernos al día después de años, no dudé en aceptar su invitación.

Pasamos toda la cena recordando y riéndonos de los viejos tiempos mientras bebíamos vino. Acabamos la noche nadando en el mar y besándonos bajo la luna. La atracción era más fuerte que durante nuestra época universitaria y esta vez sin los obstáculos de terceros. Era obvio que antes de volver a Alemania, llegar a la conclusión inevitable solo sería cuestión de tiempo. Después de esperar tanto, quería que todo saliera perfecto y decidí que sería mejor quedar el día siguiente, ya que no quería hacerlo bajo los efectos del alcohol.

El día siguiente, vino a mi piso y antes de decir “Hello”, ya estábamos besándonos en el recibidor. Cuando llegamos a mi cama, no tardamos nada en desnudarnos y llegó al punto en que no podía esperar más. “¿Tienes condones?”, le pregunté. Negó con la cabeza. Me quedé de piedra, no podía creer que no hubiera venido equipado. Estaba decepcionada pero luego recordé que tenía dos condones en mi neceser. Fui a buscarlos con prisa y le pasé el primero. Después de romper el envoltorio, trató de deslizar el condón pero no bajaba. A pesar de sus esfuerzos, y los míos, no había manera y de repente el preservativo rebotó contra la pared. Le pasé el segundo pero exactamente ocurrió lo mismo.

Los dos sabíamos que la única opción era vestirnos e ir a la farmacia. Ya que se iría al día siguiente, estábamos perdiendo un valioso tiempo orgásmico. En el camino le pregunté si no le importaba que yo le esperara fuera mientras él compraba. Me miró con sorpresa y me recordó que él no hablaba castellano por lo tanto, era yo quien tendría que pedir los condones. Y no sólo esto, también tendrían que ser de tamaño XL porque si no volverían a rebotar contra la pared. Esto iba de mal en peor.

Allí estábamos esperando en la cola con las caras rojas y el pelo despeinado. Yo estaba nerviosa e incómoda, pasmada ante la gente pidiendo de todo, desde paracetamol hasta tiritas. Mientras esperaba mi turno, intentaba analizar el por qué me sentía así. Ya no tenía tanta vergüenza de mi acentou. Esta vez era más por el hecho de tener que pedir talla XL para una persona que encima estaba presente.

“Un paquete de condones XL, por favor”, dije cuando finalmente me acerqué al mostrador. La dependienta sonrió y nos miró a mi amigo a mí. Mantener la seriedad fue una auténtica tortura. Para colmo de males, los condones XL estaban en una estantería detrás del mostrador y resultó que la dependienta no los alcanzaba. Tuvo que pedir ayuda a un compañero para cogerlos y al instante toda la farmacia estaba al corriente de nuestra compra.

Cuando volvimos a casa, entre las caricias y besos, no paramos de reír sobre todo lo que habíamos sufrido en la farmacia. Mientras le tocaba, de repente me dijo “Sorry, Sorry...”. Estaba confundida, ¿es que no le gustaba mi técnica? Pero justo en ese momento me dí cuenta de que sí, si le gustaba, y mucho, porque se corrió antes incluso de sacar el preservativo de su funda. No había tiempo para seguir, tuvimos que despedirnos y cuando se fue se llevó el paquete de condones XL consigo. Suponía que más adelante, inevitablemente los utilizaría con otra, después de todo lo que había sufrido yo para conseguirlos...

Afortunadamente, desde entonces he superado mi miedo a comprarlos, tanto que vuelvo a tener una selección parecida a la que tenía cuando era estudiante. Anatómicos, texturados, extra finos, con sabores, los tengo todos. Así cualquier amante puede escoger su favorito. Para mí, lo único que importa es que la persona que lo lleve puesto, además sea mi hombre favorito.

¿Y vosotros, tenéis una marca preferida de preservativos?

Hay 28 Comentarios

En CondonesMix.com están muy baratos: http://www.condonesmix.com

De los blog mas interesantes que he visto, lo suelo visitar con frecuencia
Sigue asi!!!

Los durex son lo mejor.

Tienda erotica online con envíos rápidos, seguros y discretos.
Venta de vibradores, bolas chinas, anillos vibradores, libros eróticos y muchos más juguetes sexuales.

Compruébalo en:

www.eroticashoponline.com

Para los que creíamos que ya no se podía inventar nada nuevo en materia de condones:

http://www.eltocador.com/productos/salud-sexual/condones/condones-loops

Para mi los durex easy on son lo mas comodo y facil de poner.

pagina de cosas de sexo http://www.isexshop.net

No tengo, lo mismo que no puedo viajar en el metro porque: solo tengo a mi alcance máquinas automaticas y no sé manejarlas. Ni que decir tiene que en cuanto una mujer se etenra de mis limitaciones, por más que trato de ocultarlas, no quiere saber nada de nada. En cuanto a la calidad, todos me parecen pésimos y que se rompen con solo soplar un poco.

durex

pues a mi me encanta comprar condones y, más aún, usarlos. BENDITA VERGüENZA Y BENDITO PLACER!!!

Desde que descubri los de la marca sueca Rfsu no quiero otros!!!
Altamente recomendados

siempre le puedes bailar la papaya al de la farmacia como txitxilo
http://www.youtube.com/watch?v=Dd8ZU-y6a_Y

“…Sólo esa vez, excentrado (…), vejó a la Maga en una larga noche de la que poco hablaron luego… la dobló y la usó como a una adolescente, la conoció y le exigió las servidumbres de la más triste puta, la magnificó a constelación, la tuvo entre los brazos oliendo a sangre, le hizo beber el semen que corre por la boca como el desafío al Logos, le chupó la sombra del vientre y de la grupa y se la alzó hasta la cara para untarla de sí misma en esa última operación de conocimiento que sólo el hombre puede dar a la mujer, la exasperó con la piel y pelo y baba y quejas, la vació hasta lo último de su fuerza magnífica, la tiró contra una almohada y una sábana y la sintió llorar de felicidad contra su cara que un nuevo cigarrillo devolvía a la noche del cuarto y del hotel...” (Rayuela, de J. Cortázar)

lee el post completo en el blog: http://cuentosx1000.blogspot.com

eso de los sabores es otro negocio mas, en fin es un tema un poco personal y bueno que cada uno haga lo que vea conveniente, lo importante es llegar a Amar.

Saludos

Recuerdo un día en que mi abuelo, viendo que ya entraba en una determinada edad, me llamó a parte para legarme su más preciado tesoro:
http://elbaronrojo.net/wp-content/uploads/2008/12/condones-de-ganchillo.jpg
Estos, me dijo, se los hizo mi abuela con todo el amor del mundo para hacer más placenteras las visitas que de novios realizaba. Tras cada uso, mi abuela los lavaba y los tendía.
Bien es verdad que también, a veces, fueron sorprendidos y tuvo que salir a escape montado en esta moto, que también me regaló:
http://lh6.ggpht.com/_yv1e5YUot1E/St0GMJ6ElQI/AAAAAAAAcNQ/Ylsef_1MEDo/theresa_honeywell_2_thumb.jpg
Grandes personas, mis abuelos.

Recuerdo un día en que mi abuelo, viendo que ya entraba en una determinada edad, me llamó a parte para legarme su más preciado tesoro:
http://elbaronrojo.net/wp-content/uploads/2008/12/condones-de-ganchillo.jpg
Estos, me dijo, se los hizo mi abuela con todo el amor del mundo para hacer más placenteras las visitas que de novios realizaba. Tras cada uso, mi abuela los lavaba y los tendía.
Bien es verdad que también, a veces, fueron sorprendidos y tuvo que salir a escape montado en esta moto, que también me regaló:
http://lh6.ggpht.com/_yv1e5YUot1E/St0GMJ6ElQI/AAAAAAAAcNQ/Ylsef_1MEDo/theresa_honeywell_2_thumb.jpg
Grandes personas, mis abuelos.

Recuerdo un día en que mi abuelo, viendo que ya entraba en una determinada edad, me llamó a parte para legarme su más preciado tesoro:
http://elbaronrojo.net/wp-content/uploads/2008/12/condones-de-ganchillo.jpg
Estos, me dijo, se los hizo mi abuela con todo el amor del mundo para hacer más placenteras las visitas que de novios realizaba. Tras cada uso, mi abuela los lavaba y los tendía.
Bien es verdad que también, a veces, fueron sorprendidos y tuvo que salir a escape montado en esta moto, que también me regaló:
http://lh6.ggpht.com/_yv1e5YUot1E/St0GMJ6ElQI/AAAAAAAAcNQ/Ylsef_1MEDo/theresa_honeywell_2_thumb.jpg
Grandes personas, mis abuelos.

No soy tan exigente, total lo mejor del condon no es el embase sino lo que protege.

Pues...la última vez que tuve que comprar condones decidí ir con mis amigas para hacer del momento algo divertido.

Me he sentido muy identificada con tu entrada porque también tuve que comprar XL y en efecto, estaban en la parte más escondida de la estantería, así que el dependiente tuvo que desmontar todo para dármelos. Además había oferta 2x1, así que mi otra amiga se compró un lubricante y a la tercera le dieron un regalo. Así que aunque toda la farmacia se enteró de lo que compramos, no fue nada vergonzoso. Creo que pasó más vergüenza el farmacéutico escuchando nuestros comentarios picantes que nosotras.

Comprar condones es lo más natural del mundo, y si son XL mejor, para dar envidia ;)

Aquí uno que ha tenido siempre esos problemas, por mi tallaje XXL

Desde que llegaron a los centros comerciales, por suerte, se acabaron las escenitas en las farmacias jejejje

Buena entrada

Tú no llegaste a usarlo y a éstos se les olvidó. ¡Qué inconscientes! Menos la que la cosa salió bien, por suerte. Pero es importante ir bien pertrechado.

y por qué en la universidad??? qué hace que sea ese lugar mejor que otros??? sólo lo hacen los universitarios??? por qué no en los institutos de Formación Profesional, seguimos como siempre...sin cambiar los prejuicios...

And what about condoms for sizes S ou XS ? These are more commons than XL! You did even mention this size in the post

Pues claro. tengo dos, uno para la tarde y otro para la noche que los uso, los lavo con lejía y medduran desde 1954 en que los compré en el puesto de una mujer de aqullas que vendían tabacoeal lado de "El Biombo Chino" en la Gran Vía de Madrid cunado aun se podía pasear sin la gentuza que hay hoy. Y no he necesitado más.
En "Los Sótanos", donde una vez me arerglaron una muela y comprba artículos de broma, puros explsivos y así, también vendían algo, pero eso ha deasparecido..

Pues yo reconozco que soy fiel a la marca Durex, al menos cuando los compro yo. Si los pone el chico, pues me es indiferente. Estoy de acuerdo con Sheldon en que me gusta comprarlos extrafinos.
Desde luego que, aquí en España, también deberían poner condones gratis en algún lugar (la universidad sería un sitio idóneo).
http://plumadepandora.blogspot.com.es/

Pues los hay XL, Mysize de 49, de 51, de 56, XXL... será por tamaños... Y de sabores, texturas y demás... Mis preferidos? de sabor a vainilla :DDDDD
www.elrincondelena.com

Hola Sheldon al parecer somos pocos los habituales de esta sección, por lo demàs ha sido muy divertida no en el aspecto sexual sino mas bien en el costumbrista.Yo como la camisa uso el mediano y como no me lo pongo en la boca, me es indiferente el sabor.

Da igual la marca, siempre que sean extra finos.

Publicar un comentario

Si tienes una cuenta en TypePad o TypeKey, por favor Inicia sesión.

Sobre el blog

Ni enciclopedia ni consultorio sexual al uso. He aquí un rincón erótico festivo dedicado a las relaciones y la atracción entre seres humanos, esa faceta que nos hace la vida más placentera, tierna, amorosa, plena… Un blog coral, con cinco autoras de todo origen y condición, que apuesta por el juego, la provocación, lo sensual y el sexo como acto libre, adulto, compartido, real o ficticio, siempre divertido... Eso sí, si tu mirada no es amplia y tolerante, mejor no te detengas aquí. Coordina Analía Iglesias. No sólo se admiten firmas invitadas, sino que son deseadas.

Sobre las autoras

Anne Cé. Nació en el sur austral (Argentina), en un tiempo beatle y en un país con altísima densidad de psicoanalistas y jugadores de fútbol. Periodista, quizá incluso a su pesar, narra lo que se le ponga delante. Y narra, y narra. Un día descubrió que el simple roce de una clavícula le erizaba la piel y entonces comprendió por qué le gusta tanto abrazar a un hombre.

Esther Porta. Segoviana, fue becaria en el mítico Tentaciones y allí hizo de todo hasta que sus conocimientos de sexo la convirtieron en Beatriz Sanz. Y gracias a ella, publicó artículos semanales de sexo, dos libros y fue reclutada como sexperta guionista del programa de Canal +: 'Sex Pópuli'. Cuando casi se le había olvidado (lo de escribir de sexo...) se mete a bloguera. Y aquí está, con tantas ganas de sexo (del uno y del otro) como siempre...

Venus O'Hara, de Reino Unido, con raíces irlandesas. Modelo fetish, actriz y escritora. Licenciada en Ciencias Políticas y Francés, reside en Barcelona, ha sido columnista sexual en varias revistas, tiene su propio blog de fetichismo y es creadora de 'No sabes con quien duermes', un confesionario para personas que llevan una doble vida. Publicó su primer libro junto a Erika Lust, 'Deséame como si me odiaras', en 2010.

Tatiana Escobar, de Venezuela (1976), ha escrito ensayos y poesía en español. Traductora y editora, en 2004 abrió en Madrid junto a sus socios la primera boutique erótica de España, La Juguetería Erotic Toys, para no tener que vivir de la literatura. Desde entonces vive del sexo. Y escribe, a veces, para sus amigos.

. Madrileña. Soñó con escribir y pronto descubrió una vía: el periodismo. Pero como tampoco valía narrar sobre cualquier cosa, eligió suerte y remató la faena con un posgrado en Sexología. Ha trabajado en suplementos de salud y medios especializados. Con la práctica ha acabado por darle un toque más sensual a sus letras. Y con ellas sueña en escribir, ahora, un libro.

Ilustracion
Venus O'Hara, Anne Cé y Silvia C. Carpallo, según 'Mi Petit Madrid'.

Nuevo libro

El orgasmo de mi vida. Si ya no sueñas con príncipes azules, locos por pedirte en matrimonio, ni esperas que aparezca un millonario atormentado pero diestro en amores, con una Visa en una mano y un látigo en la otra, este libro es para ti. Porque El orgasmo de mi vida habla de eso, de mujeres realistas, lúcidas, independientes y eróticamente vivas, capaces de combinar esa cotidianidad que todas conocemos, con sus pasiones más salvajes. Ellas son las protagonistas de los relatos, sin guionistas que les digan lo que tienen que hacer, pero sobre todo, son las compositoras, directoras e intérpretes de los orgasmos más armoniosos de sus vidas.

Lux eróticaLux erótica. "Escribir sobre sexo era la propuesta y me sentí estimulada. Después de tantos años como periodista cultural y con mucha vida hecha en torno a la información y a la actualidad, tenía ganas de ponerle carne a la crónica. Porque nuestra más genuina actualidad como personas pasa por el relato del erotismo. Porque de atracción y de relaciones hablamos todo el tiempo en este tiempo occidental con ciertas libertades individuales garantizadas y rebosante de espíritu lúdico pero también algo desafectado y con nuevos descompromisos adquiridos...". Anne Cé.

Inglés para pervertidosInglés para pervertidos."Se dice que la mejor manera de aprender un idioma es a través del sexo con un extranjero. Pero ¿qué haces si estás en la cama y no sabes qué decirle? Con Inglés para pervertidos puedes aprender todas las palabras y expresiones que siempre has deseado saber, desde lo más elemental al sexo más salvaje. El libro cuenta con ocho capítulos centrados en las partes del cuerpo, la cama, el LGBT, las compras sexis, el lado oscuro, el porno, el chat y la salud sexual. Cada capítulo contiene vocabulario, gramática y unos ejercicios muy originales que no encontrarás en ningún otro libro. Aprende todo lo que tu "English teacher" no se atrevería a enseñarte nunca. Y... si te cansas de estudiar, el libro incluye un montón de fotos mias para distraerte". Venus O'Hara.

TWITTER

Nuestros autores en Twitter

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal