Eros

Amapola y espejo, el incesto según el poeta Georg Trakl

Por: | 25 de agosto de 2012

Autor invitado: Luis Luna

Un niño mira de cerca el sexo de su hermana, alimentando en secreto al animal que acabará devorándole. Con esa imagen comienza la novela Hiere, zarza negra, de Claude Luis Combet, quien narra una parte de la existencia del genial poeta austríaco Georg Trakl (1887-1914), cuya obra tenemos la fortuna de apreciar gracias a la traducción de Reina Palazón para la editorial Trotta.

 

Farrolas
Fotografia de Farrolas en el blog portugués alt blog


Adentrarse en los textos del austríaco es, como dijo Rilke, sentirse “conmovido, asombrado, vislumbrado, perplejo...”. Se trata, pues, de un ejercicio deseable, si entendemos los textos poéticos como una oportunidad para el ascenso y el ocaso el propio lector. Se trata, entonces, de recuperar la posibilidad de catarsis frente a un artefacto literario del calibre de las composiciones expresionistas del poeta.

 

Esta catarsis viene provocada por la reinterpretación literaria de una de las vidas más atormentadas de la literatura universal. Efectivamente, Trakl se adentra en numerosos abismos antes de suicidarse, en 1914, con solo 27 años: drogadicción, alcoholismo, incesto. Así lo describe su gran amigo Von Ficker: “Siempre se le hacía difícil arreglárselas con el mundo exterior, al tiempo que iba ahondándose cada vez más en el manantial de su creación poética... Bebedor y drogadicto empedernido, jamás le abandonaba su porte noble, de un temple espiritual fuera de lo común; no hay hombre que haya podido verle jamás tambalearse siquiera, o ponerse impertinente cuando bebía, si bien, a horas avanzadas de la noche, su forma de hablar, por lo demás tan delicada y como rondando siempre un mutismo inefable, se endurecía a menudo con el vino de una manera peculiar y, entonces, podía aguzarse en una malicia relampagueante. Pero, por debajo, solía sufrir él más que aquéllos sobre cuyas cabezas descargaba como un rayo la daga de sus palabras en el corro enmudecido, pues en tales momentos parecía de una veracidad tal que le partiera auténticamente el corazón. Por lo demás era un hombre callado, ensimismado, pero en modo alguno reservado; al contrario, sabía hacerse entender, era bondadoso y humano como el que más con gente sencilla y franca de cualquier clase social, de la más alta a la más baja, con que tuvieran el corazón "en su sitio", en particular con los niños. Bienes apenas le quedaban, tener libros siempre le pareció superfluo, y acabó ‘liquidando’ por lo que le dieran todo su Dostoievski, al que veneraba fervientemente... Entonces estalló la guerra, y Trakl tuvo que ir al frente en su antiguo puesto de farmacéutico militar con un hospital volante. A Galitzia. Al principio aquello pareció romper el hielo y arrancarle a su pesadumbre. Pero luego, tras la retirada de Grodeck, recibí desde el hospital de plaza de Cracovia, adonde se le había llevado para observación por su estado psíquico, un par de cartas suyas que sonaban como llamadas de socorro de su alma".

Esa fragilidad, la lucidez que destacan quienes le conocieron choca desde el primer momento con la despiadada manera de construcción social que tienen las ciudades para el poeta. De ese sentimiento nace la culpa, culpa de ser y de sentir lo que siente por su hermana, con quien ha compartido juegos infantiles y se ha iniciado en la pubertad.

Comienza así una perversión como estructura vital que pueda sostener un edificio que él considera enfermo desde sus raíces. El castigo, la evasión y el horror surgen ante sus ojos sin descanso en un mundo que camina hacia una confrontación mundial. Y sin embargo sus obras se adentran en un simbolismo que deja apenas traslucir su tortura interior. Una ojeada rápida podría arrojar el saldo de un poeta lamentándose, como dijo Rilke, ante un “mundo imperfecto”, con una nostalgia exacerbada hacia el mundo ideal de la niñez. Veamos un texto representativo:

A diario llega el sol amarillo sobre el cerro.

Es hermoso el bosque, la bestia oscura,

el hombre que caza o que apacienta.

De rojo asoma el pez en el verde de la alberca.

Bajo el cielo redondel

boga leve el pescador en su barca azulada.

Sin prisa va a sazón el racimo, viene el grano.

Al caer callado el día,

bien y mal ya están dispuestos.

Al entrar la noche,

leve alza el caminante el peso de sus párpados;

de la oscura garganta el sol despunta.

Y sin embargo, la sombra de la pasión que siente por su hermana, adicta como él a las drogas, divorciada rápidamente de su marido y lastimada por un aborto, se alarga sobre él, fascinándole y destruyéndole a un tiempo. Sus poemas se tiñen entonces del niño nonato y de la figura promisoria de la amada. Eros y thánatos de la mano, manejando los hilos de una bestia frágil, demasiado frágil, si se nos permite parafrasear a Nietzsche. Para contemplarlo es pertinente que terminemos con sus versos, asomarnos a esa ventana cuyo lenguaje, en palabras de Wittgenstein, “deslumbra”:

Silenciosa va a dar al lindero del bosque
 una bestia oscura;

en el cerro acaba quedo el viento de la tarde,

enmudece en su queja el mirlo,

y blandas flautas del otoño

callan entre los juncos.

En una negra nube

navegas ebrio de amapolas

la alberca de la noche, 
el cielo de los astros.

Aún resuena la voz de luna de la hermana
en la noche del alma.

Hay 5 Comentarios

Desde la infancia nos educan a amar a nuestros familiares de una modo asexual y siempre considerando que entre familiares es una aberración, pero si son mayores de edad y los dos están de acuerdo, pues adelante.

Muy buen tema para divulgar en los medios masivos.
Delicado la forma en que se maneja.

Me hubiera gustado conocer el lado de la historia visto por su hermana. ¿Quien manejaba y quien era manejado?

Carla
www.lasbolaschinas.com

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

Sobre el blog

Ni enciclopedia ni consultorio sexual al uso. He aquí un rincón erótico festivo dedicado a las relaciones y la atracción entre seres humanos, esa faceta que nos hace la vida más placentera, tierna, amorosa, plena… Un blog coral, con cinco autoras de todo origen y condición, que apuesta por el juego, la provocación, lo sensual y el sexo como acto libre, adulto, compartido, real o ficticio, siempre divertido... Eso sí, si tu mirada no es amplia y tolerante, mejor no te detengas aquí. Coordina Analía Iglesias. No sólo se admiten firmas invitadas, sino que son deseadas.

Sobre las autoras

Anne Cé. Nació en el sur austral (Argentina), en un tiempo beatle y en un país con altísima densidad de psicoanalistas y jugadores de fútbol. Periodista, quizá incluso a su pesar, narra lo que se le ponga delante. Y narra, y narra. Un día descubrió que el simple roce de una clavícula le erizaba la piel y entonces comprendió por qué le gusta tanto abrazar a un hombre.

Esther Porta. Segoviana, fue becaria en el mítico Tentaciones y allí hizo de todo hasta que sus conocimientos de sexo la convirtieron en Beatriz Sanz. Y gracias a ella, publicó artículos semanales de sexo, dos libros y fue reclutada como sexperta guionista del programa de Canal +: 'Sex Pópuli'. Cuando casi se le había olvidado (lo de escribir de sexo...) se mete a bloguera. Y aquí está, con tantas ganas de sexo (del uno y del otro) como siempre...

Venus O'Hara, de Reino Unido, con raíces irlandesas. Modelo fetish, actriz y escritora. Licenciada en Ciencias Políticas y Francés, reside en Barcelona, ha sido columnista sexual en varias revistas, tiene su propio blog de fetichismo y es creadora de 'No sabes con quien duermes', un confesionario para personas que llevan una doble vida. Publicó su primer libro junto a Erika Lust, 'Deséame como si me odiaras', en 2010.

Tatiana Escobar, de Venezuela (1976), ha escrito ensayos y poesía en español. Traductora y editora, en 2004 abrió en Madrid junto a sus socios la primera boutique erótica de España, La Juguetería Erotic Toys, para no tener que vivir de la literatura. Desde entonces vive del sexo. Y escribe, a veces, para sus amigos.

. Madrileña. Soñó con escribir y pronto descubrió una vía: el periodismo. Pero como tampoco valía narrar sobre cualquier cosa, eligió suerte y remató la faena con un posgrado en Sexología. Ha trabajado en suplementos de salud y medios especializados. Con la práctica ha acabado por darle un toque más sensual a sus letras. Y con ellas sueña en escribir, ahora, un libro.

Ilustracion
Venus O'Hara, Anne Cé y Silvia C. Carpallo, según 'Mi Petit Madrid'.

Nuevo libro

El orgasmo de mi vida. Si ya no sueñas con príncipes azules, locos por pedirte en matrimonio, ni esperas que aparezca un millonario atormentado pero diestro en amores, con una Visa en una mano y un látigo en la otra, este libro es para ti. Porque El orgasmo de mi vida habla de eso, de mujeres realistas, lúcidas, independientes y eróticamente vivas, capaces de combinar esa cotidianidad que todas conocemos, con sus pasiones más salvajes. Ellas son las protagonistas de los relatos, sin guionistas que les digan lo que tienen que hacer, pero sobre todo, son las compositoras, directoras e intérpretes de los orgasmos más armoniosos de sus vidas.

Lux eróticaLux erótica. "Escribir sobre sexo era la propuesta y me sentí estimulada. Después de tantos años como periodista cultural y con mucha vida hecha en torno a la información y a la actualidad, tenía ganas de ponerle carne a la crónica. Porque nuestra más genuina actualidad como personas pasa por el relato del erotismo. Porque de atracción y de relaciones hablamos todo el tiempo en este tiempo occidental con ciertas libertades individuales garantizadas y rebosante de espíritu lúdico pero también algo desafectado y con nuevos descompromisos adquiridos...". Anne Cé.

Inglés para pervertidosInglés para pervertidos."Se dice que la mejor manera de aprender un idioma es a través del sexo con un extranjero. Pero ¿qué haces si estás en la cama y no sabes qué decirle? Con Inglés para pervertidos puedes aprender todas las palabras y expresiones que siempre has deseado saber, desde lo más elemental al sexo más salvaje. El libro cuenta con ocho capítulos centrados en las partes del cuerpo, la cama, el LGBT, las compras sexis, el lado oscuro, el porno, el chat y la salud sexual. Cada capítulo contiene vocabulario, gramática y unos ejercicios muy originales que no encontrarás en ningún otro libro. Aprende todo lo que tu "English teacher" no se atrevería a enseñarte nunca. Y... si te cansas de estudiar, el libro incluye un montón de fotos mias para distraerte". Venus O'Hara.

TWITTER

Nuestros autores en Twitter

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal