Eros

¿Dónde hemos dejado nuestra promiscuidad?

Por: | 10 de agosto de 2012

Según pasan los años, hay una imagen erótica (¿pornográfica?) que no puedo ahuyentar de mi cabeza: es la de una grotesca competencia en la que una mujer, abiertas las piernas en alto, recibe a una fila de hombres que la penetran sucesivamente hasta acabar (o correrse, en castizo). Esto debe de haber ocurrido a finales de los noventa, en el apogeo de los reality-shows, con los canales de TV, sobre todo los anglosajones, poniendo a prueba el estómago de los televidentes con concursos capaces de generar una buena ración de escándalo, algunos directamente escatológicos.

En aquella cola que se parecía a la del banco, los asistentes de la sonriente dama (entre los que se encontraba su propio marido y mánager) procuraban que los señores llegaran a su turno bien excitados (para no perder tiempo) e iban haciendo ingresar al siguiente. Así, hasta alcanzar las más de cien personas, que era el récord que tenía que batir la señora (ciertamente, en un tiempo estipulado) para llevarse el premio del certamen televisivo de la colorinche televisión alemana.

A veces me pregunto en qué habrá consistido la relación erótica de ese matrimonio, con la mujer exhausta por tanto acceso ajeno y empellón anónimo. Sin duda, sexo de feria llevado al paroxismo.

Caligula3
Fotograma de 'Calígula' (1979) de Tinto Bras, con guión de Gore Vidal y el protagónico de Malcolm MacDowell.

Sin embargo, hoy quiero hablar del mucho sexo sentido con diferentes partenaires, quizá algo competitivo, pero como consecuencia del resultado y no del deseo previo (abundante y recurrente).

Vamos, pues, con las ganas y las palabras, porque a pesar del bienaventurado deseo, de la venerable libido y del saludable impulso, qué mal que suena la palabra promiscuidad. Cuán pecaminosa se nos presenta, cuando en realidad alude a la “mezcla” o la “confusión” y, en su segunda acepción, a la “convivencia con personas de distinto sexo” (según la RAE).

Se me antoja otra de las pesadas cruces con las que hay que cargar en estos tiempos de miedos infundidos en todos los frentes: a la incertidumbre económica, a los caprichos políticos, a Merkel, a Draghi, a las primas riesgosas, a las tentaciones, a las ganas de sexo, al sexo, al mucho sexo, a la demasiada variedad. Todo ‘con moderación’ es el mandato que, al parecer, solo cumplen unos ciudadanos obedientes que no van a recibir recompensa.

 

Entrevista a Gore Vidal, en la que cuenta cómo surgió la idea de sugerir una relación equívoca entre Messala y Ben Hur, sin que Charlton Heston lo supiera, en la mítica película de William Wyler.

Por eso, en este post, quiero rendir tributo a un desobediente como Gore Vidal, el escritor norteamericano que fue el azote del imperio, desde las propias vísceras del imperio, y que acaba de morir, a los 86 años. Y remarco lo de los 86 años, porque Gore Vidal disfrutó largamente de la vida, de la protesta política y del sexo en su infinita diversidad. Porque el pecado lo hizo peleón y longevo.

Gore Vidal reconoció que con 25 años ya había mantenido más de mil encuentros sexuales con hombres y mujeres.

Gore Vidal, que tuvo una relación homosexual de más de medio siglo (y que dijo que el secreto para sostenerla había sido la ausencia de sexo), fue el factótum de aquel vínculo equívoco (homoerótico pero nunca puesto en palabras) de Ben Hur con Messala, en la mítica cinta de William Wyler (de 1959). Dicen que Charlton Heston se irritó muchísimo cuando se enteró de la trama tácita del filme épico que él interpretó como un buen macho sin dobleces. Gore Vidal es el responsable también del guión de Calígula (1979), ya un clásico del erotismo que nos dejó otras imágenes inolvidables firmadas por Tinto Brass.

 
Escenas de 'Calígula', la película de Tinto Brass.

Acerca del amor variado, recordemos que alguna vez nos referimos en este mismo blog a las teorías antropológicas que sostienen que, tanto en hombres como en mujeres, la promiscuidad ha sido una conducta adaptativa y que el orgasmo múltiple femenino estaría estrechamente ligado a la posibilidad (y necesidad evolutiva) de que las mujeres mantuvieran sexo con varios hombres a la vez, algo que   refuerza el libro En el principio era el sexo de Jack Ryan y Cacilda Jetha. 

En el principio fueron el multiorgasmo y la variedad, en una y otra dirección. Y entre emperadores, sátiros, célibes y mujeres insatisfechas con ‘histeria’, llegamos a nuestro tiempo, pleno de mandamientos morales y convenciones, amenazas de castigos divinos y otros infiernos. Pero el deseo suele ser desobediente y si no somos necios, y siempre que le prestemos debida atención a nuestras sensaciones, podemos gozar en un sentido amplio.

 

La regla de no llamar por tres días después de una cita, según Barney, en la serie 'Cómo conocí a vuestra madre'.

Sentido amplio que incluye el humor sobre la promiscuidad: cómo no reírles las gracias a personajes de ficción más o menos actuales como Samantha en la serie Sexo en Nueva York o Barney en Cómo conocí a vuestra madre. Ellos son la contracara de los mil miedos. De muestra, uno de los capítulos de la teleserie de los amigos neoyorkinos herederos de Friends, en el que el treintañero de éxito llega orgulloso a las 200 relaciones. Aunque... quizá para no herir demasiado la moral del televidente medio, los guionistas le hacen decir: “¿y ahora qué?”.

Ya se sabe, el final con perdices es la marca de fábrica del entretenimiento made in USA (y de nuestros santos libros de instrucciones).

Hay 13 Comentarios

Mujeres si quereis SEXO EN BARCELONA ,, Benir a buscarme ami he ja ja y lo tendreis por delante y por detras y lo tendreis en los Bosques y rios de Barcelona he tengo 50 años quiero mujeres hasta 75 años he Hos atare si hos gustan las emociones fuertes Ami me gustan Coños y sobacos afeitados al cero .Tambien mujeres me paguen or hacerlas disfrutar hacerlas mis sumosas esclavas he

Tiempo de verano, tiempo para hacer realidad las fantasías.

Carla
www.lasbolaschinas.com.

"Ese sonido, el desaforado grito y la cegadora luz fue todo simultáneo y terriblemente aterrador, pero pasajero...; el problema vino después, cuando se aparecieron"... Lee el último POST de CUENTOS AL LADO DEL CAMINO, haz clic en: http://cuentosx1000.blogspot.com

Gracias Aljavi, me has recordado la única serie que me grabé y además, tuve el gran honor de saludar a su autor Robert Graves (RIP) en Mallorca, ya que su hija Lucia fue amiga mía. Yo Claudio no la dejeis de volver a ver, intemporal. ¿Promiscuidad? ¿Se refiere al proverbio; en la cantidad esta el gusto? ¿O...?

Pues yo la promiscuidad la sigo viendo mucho en esta sociedad sexualizada. Yo soy de las que me modero y orgullosa estoy de ello y no porque me lo digan, sino porque no me da la gana de ser una promiscua. Allá cada uno con su vida, qué más dará lo que sea uno u otro.

SI AL AMOR LIBRE WWW.GLAMOURBABEZ.COM

Yo esque siempre me han gustado mucho las mujeres mayores que yo , y claro cuando lo sabian ciertas señoras Hacian todo lo posible ara que fuera a su casa ajudarlas con algo ellas solo querian follar El verano somos mas INFIELES , Todos ponemos con mas facilidad los cuernos a nuestras parejas

Pues nada como un poco de ejercicio aeróbico al aire libre para mejorar la sexualidad
Salud y pedal
http://bicicleta-electrica.blogspot.com/

En tiempos de miseria nos venden sexo, que sale gratis. Yo se donde deje la mia (mi promiscuidad) y supongo que los demás tambien. No hay nada más coñazo que las fantasias sexuales de otros. Y no hay cosa más estimulante para el ego que rechazar las ofertas en lugar de aceptarlas.

En tiempos de miseria nos venden sexo, que sale gratis. Yo se donde deje la mia (mi promiscuidad) y supongo que los demás tambien. No hay nada más coñazo que las fantasias sexuales de otros. Y no hay cosa más estimulante para el ego que rechazar las ofertas en lugar de aceptarlas.

Esa escena comentada me recuerda la serie YO CLAUDIO, donde Mesalina hace igual compitiendo con la prostituta mas reconocida de Roma.....

¡Eso mismo me pregunto yo!
¡Con el buen humor y mejor cuerpo que se nos queda después de mojar!

Realmente interesante!

Totalmente recomendable!

Publicar un comentario

Si tienes una cuenta en TypePad o TypeKey, por favor Inicia sesión.

Sobre el blog

Ni enciclopedia ni consultorio sexual al uso. He aquí un rincón erótico festivo dedicado a las relaciones y la atracción entre seres humanos, esa faceta que nos hace la vida más placentera, tierna, amorosa, plena… Un blog coral, con cinco autoras de todo origen y condición, que apuesta por el juego, la provocación, lo sensual y el sexo como acto libre, adulto, compartido, real o ficticio, siempre divertido... Eso sí, si tu mirada no es amplia y tolerante, mejor no te detengas aquí. Coordina Analía Iglesias. No sólo se admiten firmas invitadas, sino que son deseadas.

Sobre las autoras

Anne Cé. Nació en el sur austral (Argentina), en un tiempo beatle y en un país con altísima densidad de psicoanalistas y jugadores de fútbol. Periodista, quizá incluso a su pesar, narra lo que se le ponga delante. Y narra, y narra. Un día descubrió que el simple roce de una clavícula le erizaba la piel y entonces comprendió por qué le gusta tanto abrazar a un hombre.

Esther Porta. Segoviana, fue becaria en el mítico Tentaciones y allí hizo de todo hasta que sus conocimientos de sexo la convirtieron en Beatriz Sanz. Y gracias a ella, publicó artículos semanales de sexo, dos libros y fue reclutada como sexperta guionista del programa de Canal +: 'Sex Pópuli'. Cuando casi se le había olvidado (lo de escribir de sexo...) se mete a bloguera. Y aquí está, con tantas ganas de sexo (del uno y del otro) como siempre...

Venus O'Hara, de Reino Unido, con raíces irlandesas. Modelo fetish, actriz y escritora. Licenciada en Ciencias Políticas y Francés, reside en Barcelona, ha sido columnista sexual en varias revistas, tiene su propio blog de fetichismo y es creadora de 'No sabes con quien duermes', un confesionario para personas que llevan una doble vida. Publicó su primer libro junto a Erika Lust, 'Deséame como si me odiaras', en 2010.

Tatiana Escobar, de Venezuela (1976), ha escrito ensayos y poesía en español. Traductora y editora, en 2004 abrió en Madrid junto a sus socios la primera boutique erótica de España, La Juguetería Erotic Toys, para no tener que vivir de la literatura. Desde entonces vive del sexo. Y escribe, a veces, para sus amigos.

. Madrileña. Soñó con escribir y pronto descubrió una vía: el periodismo. Pero como tampoco valía narrar sobre cualquier cosa, eligió suerte y remató la faena con un posgrado en Sexología. Ha trabajado en suplementos de salud y medios especializados. Con la práctica ha acabado por darle un toque más sensual a sus letras. Y con ellas sueña en escribir, ahora, un libro.

Ilustracion
Venus O'Hara, Anne Cé y Silvia C. Carpallo, según 'Mi Petit Madrid'.

Nuevo libro

El orgasmo de mi vida. Si ya no sueñas con príncipes azules, locos por pedirte en matrimonio, ni esperas que aparezca un millonario atormentado pero diestro en amores, con una Visa en una mano y un látigo en la otra, este libro es para ti. Porque El orgasmo de mi vida habla de eso, de mujeres realistas, lúcidas, independientes y eróticamente vivas, capaces de combinar esa cotidianidad que todas conocemos, con sus pasiones más salvajes. Ellas son las protagonistas de los relatos, sin guionistas que les digan lo que tienen que hacer, pero sobre todo, son las compositoras, directoras e intérpretes de los orgasmos más armoniosos de sus vidas.

Lux eróticaLux erótica. "Escribir sobre sexo era la propuesta y me sentí estimulada. Después de tantos años como periodista cultural y con mucha vida hecha en torno a la información y a la actualidad, tenía ganas de ponerle carne a la crónica. Porque nuestra más genuina actualidad como personas pasa por el relato del erotismo. Porque de atracción y de relaciones hablamos todo el tiempo en este tiempo occidental con ciertas libertades individuales garantizadas y rebosante de espíritu lúdico pero también algo desafectado y con nuevos descompromisos adquiridos...". Anne Cé.

Inglés para pervertidosInglés para pervertidos."Se dice que la mejor manera de aprender un idioma es a través del sexo con un extranjero. Pero ¿qué haces si estás en la cama y no sabes qué decirle? Con Inglés para pervertidos puedes aprender todas las palabras y expresiones que siempre has deseado saber, desde lo más elemental al sexo más salvaje. El libro cuenta con ocho capítulos centrados en las partes del cuerpo, la cama, el LGBT, las compras sexis, el lado oscuro, el porno, el chat y la salud sexual. Cada capítulo contiene vocabulario, gramática y unos ejercicios muy originales que no encontrarás en ningún otro libro. Aprende todo lo que tu "English teacher" no se atrevería a enseñarte nunca. Y... si te cansas de estudiar, el libro incluye un montón de fotos mias para distraerte". Venus O'Hara.

TWITTER

Nuestros autores en Twitter

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal