Eros

Probando penes falsos

Por: | 17 de septiembre de 2012

Normalmente, cuando quiero hacer realidad una fantasía sexual no me faltan candidatos. Sin embargo, cuando ésta consistió en probar el pegging, curiosamente, no encontré ningún hombre dispuesto a participar.

No obstante, yo, tozuda, no caí en el desánimo. Sentía curiosidad por el sexo con arnés; siempre me había intrigado por el mero hecho de poder escoger el tamaño, la textura, el diseño, etcétera, y lo más importante es que siempre el pene está duro. "Deben ser fantásticos", pensaba... Incluso me intrigaba usar uno con otra mujer, aunque en ese caso se trataría de una dinámica distinta, ya que no solo lo llevaría yo, sino que ¡también lo recibiría!

Venus O'Hara por Lourdes Ribas
Venus O'Hara por Lourdes Ribas

Por suerte, tengo una amiga que comparte mi curiosidad y decidimos probar uno juntas. Nos íbamos a ver durante la boda de otra amiga común en Londres y, naturalmente, pensábamos aprovechar la ocasión para probar penes falsos. Por fin.

Al hacer el check-in en el hotel, me sentí confundida cuando la recepcionista nos informó que “nuestros paquetes habían llegado”, antes de entregarnos cuatro cajas. Mi amiga me sonrió y me di cuenta de que se trataba de los arneses... Los había pedido por Internet para hacer la entrega en el hotel directamente... y así ir directas al grano. La garantía de una estancia inolvidable.

Sabía que mi amiga también era curiosa, como dije, pero, ¡no esperaba probar cuatro la primera vez! Sentí ansiedad porque los paquetes parecían bastante grandes. Luego, esa noche, en la habitación, descubrí que venían en tres tamaños, grande, enorme e imposible.

Uno era como un vibrador rabbit con esas orejitas que tanto me gustan. Otro, realista, de color carne, bien completo, hasta con venas. Otro era transparente y eyaculaba después de llenar sus 'testículos' con lubricante y el último se trataba de un arnés doble.

 
Venus O'Hara por Lourdes ribas 2
Venus O'Hara por Lourdes Ribas

Pusimos una toalla mojada debajo de la puerta, antes de atacar el mini-bar y fumar. ¡Montamos una auténtica fiesta privada! Hablamos sobre nuestra amiga, la novia que se casaba el día siguiente y se iba a comprometer a un solo pene para toda la vida cuando nosotras ¡teníamos cuatro para entretenernos la noche entera antes de la ceremonia!

Cuando llegó el gran momento de la prueba, nos turnamos a la hora de llevar los arneses. Cuando yo recibía, era consciente de que sentía todo el placer y al principio costaba mucho encontrar una postura cómoda para las dos. En cambio, cuando lo llevaba yo, no sentí nada placentero, solo incomodidad por las correas. En este momento me di cuenta de cuanto esfuerzo supone el acto sexual para un hombre. No sé como lo hacen, pero me alegro mucho de que así sea, sinceramente.

No hace falta decir que resultó una noche increíble, pero a las seis de la mañana el encargado del hotel estaba golpeando la puerta de nuestra habitación. Mi amiga desnuda corrió a agarrar la toalla bajo la puerta, pero ya era demasiado tarde, él ya había abierto. Y entró si mas. No me preguntén por qué y qué es lo que imaginaba encontrarse. Yo me escondí bajo las sábanas y esperaba que no ocurriera nada serio. Desafortunadamente, no todo el mundo lo había pasado tan bien como nosotras. Al parecer mantuvimos despiertos a la mitad del hotel con nuestros gemidos. Se habían recibido varias quejas, dijo.

Las pruebas de nuestra party de penes falsos eran evidentes, ya que todos estaban a la vista. El encargado no sabía hacia donde mirar y se mostró incómodo seguramente al darse cuenta de que había sido un tremendo error abrir la puerta sin avisar.

Venus O'Hara por Lourdes Ribas 3
Venus O'Hara por Lourdes Ribas

Tuve de nuevo oportunidad de llevar un arnés durante esta sesión de fotos. Fue extraño vestirlo sin “usarlo”. Nunca había entendido la envidia del pene hasta ese momento. Me encantaba sentir como se movía y como me rozaba el muslo a cada paso. Lo más extraño fue el momento de saludar a una amiga de la fotógrafa, ya que mientras le daba dos besos tuve que ir con cuidado de que no se rozase con mi "miembro". Curiosamente, no me sentí masculina en absoluto. Tener un pene me hacía sentir femenina y poderosa, y volví a pensar en mi fantasía incumplida de pegging...

Sigo sin realizarla, pero por lo menos ahora me siento más preparada para cuando se presente la ocasión. Sin embargo, en cuanto a recibir penes falsos, por mucha variedad que haya, texturas, tamaños, funciones, etcétera, he llegado a la conclusión que ¡no hay nada, nada, nada como uno real!

Hay 63 Comentarios

Hay que disfrutar de ambos, sin prejuicios, sin ideas preconcebidas. Dejar que nos sorprendan, que nos asusten, que nos conmuevan y, sobre todo, que nos den placer.

Un saludo
Josefina Blanco
Prima de riesgo

Yo me dejo ...:)

Yo y muchisimos tios hetros estamos deseando una tia que nos encule bien pero las tias son una panda de estrechas que no les gusta ni que les follen ni follar ellas ni na e na , no me extraña que la prostitucion vaya a mas , el sexo sin amor es mas morboso , excitante y deshinibido .

Vaya trolas O'hara..Ademas de ser ficción no es ni excitante...Quien se cree que no te haya salido ningun voluntario cuando todos los foros bdsm estan llenos de sumisos deseando ser enculados por una mujer...?

Por si os interesa una historia ambigua sobre amores y desamores, con un final poco previsible, pero creible
http://www.lee-gratis.com/index2.php?option=com_docman&task=doc_view&gid=204&Itemid=30

No me creo ná.

A inventar cosas más creibles.

Sí, ya.
Qué realista...

por favor un arnes de esos para txitxilo que lo pide a gritos
http://www.youtube.com/watch?v=Dd8ZU-y6a_Y

¡Seis líneas, 6!, para relatar la experiencia, desde "Cuando llegó el gran momento" hasta "sinceramente". De sinceramente nada, monada; no hay contenido porque no hubo experiencia. "costaba mucho encontrar una postura cómoda para las dos. En cambio, cuando lo llevaba yo, no sentí nada placentero, solo incomodidad por las correas." ¿Y en estas condiciones pretendes que nos creamos que "mantuvimos despiertos a la mitad del hotel con nuestros gemidos"? Esto por no hablar de que el encargado había entrado como Pedro por su casa en una habitación en la que, supuestamente, había una frenética actividad sexual... Venus, txata, tómate algo, mujer, dile al encargado ése que lo cargue en mi cuenta, que yo te invito.

Un poco fantasioso ¿No?. Hay que rellenar y se inventan las historias, es la sensación que da, lo siento, pero es la impresión que me da, aunque todo es subjetivo en ésta vida.
saludos y que los "disfrute".

Con cada uno de ello, se siente de forma diferente, por lo que hay que disfrutar del sexo tanto de pene real como vibrador, ya que es muy importante para que no se vuelva rutinario.
www.ocioliberal.com

Un vibrador no puede trnsmitir las mismas sensaciones que un pene, pero tampoco un pene puede conseguir las sensaciones de un buen vibrador. Hay que disfrutar de ambos.

Carla
www.lasbolaschinas.com

asdfewgdfgdfagdfgd

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

Sobre el blog

Ni enciclopedia ni consultorio sexual al uso. He aquí un rincón erótico festivo dedicado a las relaciones y la atracción entre seres humanos, esa faceta que nos hace la vida más placentera, tierna, amorosa, plena… Un blog coral, con cinco autoras de todo origen y condición, que apuesta por el juego, la provocación, lo sensual y el sexo como acto libre, adulto, compartido, real o ficticio, siempre divertido... Eso sí, si tu mirada no es amplia y tolerante, mejor no te detengas aquí. Coordina Analía Iglesias. No sólo se admiten firmas invitadas, sino que son deseadas.

Sobre las autoras

Anne Cé. Nació en el sur austral (Argentina), en un tiempo beatle y en un país con altísima densidad de psicoanalistas y jugadores de fútbol. Periodista, quizá incluso a su pesar, narra lo que se le ponga delante. Y narra, y narra. Un día descubrió que el simple roce de una clavícula le erizaba la piel y entonces comprendió por qué le gusta tanto abrazar a un hombre.

Esther Porta. Segoviana, fue becaria en el mítico Tentaciones y allí hizo de todo hasta que sus conocimientos de sexo la convirtieron en Beatriz Sanz. Y gracias a ella, publicó artículos semanales de sexo, dos libros y fue reclutada como sexperta guionista del programa de Canal +: 'Sex Pópuli'. Cuando casi se le había olvidado (lo de escribir de sexo...) se mete a bloguera. Y aquí está, con tantas ganas de sexo (del uno y del otro) como siempre...

Venus O'Hara, de Reino Unido, con raíces irlandesas. Modelo fetish, actriz y escritora. Licenciada en Ciencias Políticas y Francés, reside en Barcelona, ha sido columnista sexual en varias revistas, tiene su propio blog de fetichismo y es creadora de 'No sabes con quien duermes', un confesionario para personas que llevan una doble vida. Publicó su primer libro junto a Erika Lust, 'Deséame como si me odiaras', en 2010.

Tatiana Escobar, de Venezuela (1976), ha escrito ensayos y poesía en español. Traductora y editora, en 2004 abrió en Madrid junto a sus socios la primera boutique erótica de España, La Juguetería Erotic Toys, para no tener que vivir de la literatura. Desde entonces vive del sexo. Y escribe, a veces, para sus amigos.

. Madrileña. Soñó con escribir y pronto descubrió una vía: el periodismo. Pero como tampoco valía narrar sobre cualquier cosa, eligió suerte y remató la faena con un posgrado en Sexología. Ha trabajado en suplementos de salud y medios especializados. Con la práctica ha acabado por darle un toque más sensual a sus letras. Y con ellas sueña en escribir, ahora, un libro.

Ilustracion
Venus O'Hara, Anne Cé y Silvia C. Carpallo, según 'Mi Petit Madrid'.

Nuevo libro

El orgasmo de mi vida. Si ya no sueñas con príncipes azules, locos por pedirte en matrimonio, ni esperas que aparezca un millonario atormentado pero diestro en amores, con una Visa en una mano y un látigo en la otra, este libro es para ti. Porque El orgasmo de mi vida habla de eso, de mujeres realistas, lúcidas, independientes y eróticamente vivas, capaces de combinar esa cotidianidad que todas conocemos, con sus pasiones más salvajes. Ellas son las protagonistas de los relatos, sin guionistas que les digan lo que tienen que hacer, pero sobre todo, son las compositoras, directoras e intérpretes de los orgasmos más armoniosos de sus vidas.

Lux eróticaLux erótica. "Escribir sobre sexo era la propuesta y me sentí estimulada. Después de tantos años como periodista cultural y con mucha vida hecha en torno a la información y a la actualidad, tenía ganas de ponerle carne a la crónica. Porque nuestra más genuina actualidad como personas pasa por el relato del erotismo. Porque de atracción y de relaciones hablamos todo el tiempo en este tiempo occidental con ciertas libertades individuales garantizadas y rebosante de espíritu lúdico pero también algo desafectado y con nuevos descompromisos adquiridos...". Anne Cé.

Inglés para pervertidosInglés para pervertidos."Se dice que la mejor manera de aprender un idioma es a través del sexo con un extranjero. Pero ¿qué haces si estás en la cama y no sabes qué decirle? Con Inglés para pervertidos puedes aprender todas las palabras y expresiones que siempre has deseado saber, desde lo más elemental al sexo más salvaje. El libro cuenta con ocho capítulos centrados en las partes del cuerpo, la cama, el LGBT, las compras sexis, el lado oscuro, el porno, el chat y la salud sexual. Cada capítulo contiene vocabulario, gramática y unos ejercicios muy originales que no encontrarás en ningún otro libro. Aprende todo lo que tu "English teacher" no se atrevería a enseñarte nunca. Y... si te cansas de estudiar, el libro incluye un montón de fotos mias para distraerte". Venus O'Hara.

TWITTER

Nuestros autores en Twitter

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal