Eros

Detrás del telón: confesiones de una traductora de porno (1)

Por: | 15 de noviembre de 2012

¿Qué hay detrás de la escena del sexo? ¿Qué (nos) ocultamos para creernos por un rato el glamour de la pasión? ¿Cuánto de quehacer doméstico rutinario o de tarea de operario de línea de montaje tiene la industria de las fantasías eróticas? Y, sin embargo, cómo nos pone imaginarnos en la piel de alguna de esas partes de la cadena del sexo.

Porno-3d
Porno en 3-D, vía planetared.com.

Además de las decenas de películas que hemos visto en las que un ama de casa atareada se pasea entre la lavadora y el cuarto de los niños con un teléfono en la oreja, profiriendo suspiros y frases hot para un señor que paga por minuto de llamada, hay manos que masturban al otro lado del muro, a través de un glory hole, y  manos que teclean los subtítulos de una peli porno en el ordenador de casa. Y a casi nadie se le ocurre ponerse a pensar en los pies en chanclas o la bata desteñida y con pelotitas de nylon de la señora que trabaja 'de eso'.

A propósito de los oficios del sexo, hoy presentamos a una traductora de cine pornográfico, Ale, que en próximos posts entrará en detalles ‘domésticos’, en primera persona. Pero, a no temblar de realidad: siempre nos quedará la evasión.

Cabaret desire
'Cabaret desire', de Erika Lust: erotismo, dicen, para el gran público.

Lo de las amas de casa que atienden líneas eróticas mientras pasan la fregona no es solo cosa de película: en un rápido paseo por internet, he encontrado anuncios en los que se piden señoras con facilidad de palabra a las que se les asegura que pueden atender el teléfono desde su casa y que no habrá webcams… o sea, las pantuflas están aseguradas.

Un poco más allá, pringándose un poco más, claro, está la enorme Marianne Faithfull (señora ex novia de Mick Jagger), dando placer con sus suaves manos de ternura de sesentaytantos a hombres que introducen partes por un hueco de gloria (el glory hole) en un bar de mala muerte. Marianne es una abuela generosa, es Irina Palm (2007), personaje central de la dignidad y de una película imperdible de  Sam Garbarski.

 

Tráiler de 'Irina Palm' (2007), de Sam Garbarski, con Marianne Faithfull.

Más acá, mucho más acá, por 'amigos' de 'amigos' de Facebook, un día leo comentarios con sugerencias a un pedido de ayuda: "¿Cómo traduzco camel toe?".  Está claro que por 'pezuña de camello' los hispanohablantes no entenderemos lo mismo que los angloparlantes cuando escuchan el mentado camel toe (ver escenas de El hombre del tiempo, por ejemplo). Yo le hubiera dicho a la chica que pedía socorro público que, por aquí, en España, he escuchado hablar de algo así como los pantalones para sordos ('porque se leen los labios') para referir esa fisura que se marca en la entrepierna de las mujeres que llevan leggins, mallas o pantalones algo ajustados… Pero no se lo sugerí. Y, en cambio, le pedí que me contara algo de su oficio de subtituladora de material audiovisual.

Ella es Ale, Alejandra Tolj, la 'mina que traduce porno', según sus propias palabras de porteña con vocación traductora y anglófila. Y aunque nunca imaginó que acabaría (qué verbo), traduciendo pornografía, aquí está, haciéndolo, entre tantas otras labores (pone letritas a telenovelas, filmes, sitcomsreality-shows) que la ocupan como parte estable de un staff de subtituladores y doblajistas.

 

‘El hombre del tiempo’ (2005) de Gore Verbinski.  Aguzad los oídos: aquí, Michael Caine y Nicolas Cage hablan del ‘camel toe’, la pezuña de camello, un mote despectivo que recibe la hija del personaje de Cage, nieta del de Caine.

"A todo aquel que le cuento sobre mi trabajo, familia, amigos, novios, amigos de los novios, familia de los novios, familia de los amigos, amigos de la familia, el verdulero, el profe de Tai-chi, quien sea, lo único que recuerdan es que traduzco porno, sin importar que solo represente el diez por ciento de mi trabajo", comenta.

Y continúa: "Con algunas pequeñas variantes, todo el mundo atraviesa las mismas etapas tras la respuesta ‘sí, traduzco porno’. La primera, la incredulidad. Es muy gracioso ver las reacciones, porque, seamos honestos, nunca nadie lee lo que dicen los subtítulos de una película de amor carnal y, mucho menos, piensa que detrás de las letritas que incomodan hay una persona en pantuflas y con auriculares".

 

Otra escena de ‘El hombre del tiempo’. Padre e  hija preadolescente de compras y una visión perturbadora: la pezuña de camello.

Luego vienen los cuestionamientos con retintín, según relata Alejandra: "'¿Qué traducís? ¿Los ah, oh yeah, o los Oh, my God?'. Es evidente que nadie presta atención a la breve y concisa historia del juego previo. Sepan que hay un guionista, o al menos alguien, que se dedica a pensar la trama: la del fontanero que viene a arreglar un caño y termina destapándolo. El dentista que te arregla la muela con su torno. El ladrón que te roba el botín. Y así, un sinfín de situaciones que requieren un diálogo y, a su vez, un subtítulo."

En tercer lugar, cuenta la traductora, sobreviene la iluminación: "Entonces, sos la única persona en el mundo que mira porno por los diálogos". Y finalmente, llegamos al territorio de las fantasías: "Una vez aclaradas las dudas anteriores, todos y cada uno de los que pregunta, se pregunta, aunque no todos lo pregunten: ‘¿Te calienta mirar tanto porno?’. Obviamente, no voy a contestar. Voy a contribuir al morbo popular."

Y solo los más osados llegan al pedido directo: "'¿Tenés pelis para pasarme?' (¡El contrato de confidencialidad!)", exclama Ale.

Al cabo de las bromas, nuestra traductora aclara que quiere hablar "en serio", porque "traducir audiovisual tiene reglas, ritmos, características especiales", que ella promete ir develando en este espacio. Y adelanta material de sus próximas confesiones: "Aunque les tire abajo una fantasía quizás recién nacida: no, traducir porno no te deja cachondo; incluso, hasta aburre un poco. Tanto primer plano le quita encanto a la cosa y estar pendiente a lo que dicen los actores en el fervor de la pasión es, diría, agotador."

Esperamos tu entrada en detalles, Alejandra.

  • Nota: A los que, del otro lado del porno, quieran fantasear con la subtituladora les diré que sí, es muy guapa.

Hay 14 Comentarios

Estimado Gonzalo,
la expresión "all in" se usa en los juegos de cartas (póker) cuando te juegas todo lo que te queda. En español sería algo así como "órdago a la grande!" o "todo o nada". Claro que en inglés su sentido literal tiene un significado mucho más "penetrante"...

Qué trabajo más divertido!!!!! Saludos. Anne

Sin duda un trabajo interesante donde los haya.

Este fin de semana mi chico me ha preparado una sesion porno. Una película y un buen vino desde la cama.

Marta
www.mivibrador.es

La biografía que le hizo a Petraeus su supuesta amante se titula "All In", ¿cómo se traduciría eso en español?

La traducción literal de cameltoe es "Pezuña de camello", llamada así por la forma que deja unos pantalón ajustado. En cuanto al tema de traducir porno, no creo que en la actualidad sea algo que tenga mucha demanda, puesto que la mayoría de usuarios ha pasado de consumir el porno de pornostars en dvd al porno amateur de webs de internet.

Seline
http://selinevonnass.com

@@@★★★★La OBESIDAD empieza a BAJAR en USA★★★★ Nuevas Dietas basadas en la LIMPIEZA DEL HIGADO permiten ese resultado. Este VIDEO te explica como funciona: http://su.pr/1xuU15

En mi pueblo llevar el pantalón ahí apretado se le llama "marcar orejas"

jajaja...Un amigo me decía que era imposible no pensar en cómo hacían los actores porno para mantener la erección toda la pelicula....Respuesta: cajas y cajas de viagra..jeje
Pues también es curioso saber los entresijos de la traducción de una peli porno del chino al andalú...jejeje...
saludos

En México, "camel toe" tiene una traducción exacta: "va comiendo trapo el burro".

A las señoras que trabajan ofreciendo sexo telefónico yo me las imagino con los rulos puestos, una bata azul pasada, un chicle en la boca, las uñas rojas desgastadas, barriendo y escuchando la novela de fondo(tiene su mérito)... no pasan frío, ni calor, los clientes no las conocen y cobran por hacerlo, la verdad, es cosa de listas, aunque sinceramente no se lo que puede cobrar una señora al mes ejerciendo este trabajo. Traducir películas porno, bueno, alguien tenía que hacerlo no?? Lo que realmente me ha impresionado es el Glory Hole! O sea, que lo que todos pensamos que es un agujero para cotillear a la habitación de al lado resulta que es para meter... y que al otro lado hay alguien para sujetar... está claro que jamás volveré a acercar mis ojos a ninguna mirilla sospechosa.

Os invito a visitar mi blog: http://vibraconpasion.com/blog

A las señoras que trabajan ofreciendo sexo telefónico yo me las imagino con los rulos puestos, una bata azul pasada, un chicle en la boca, las uñas rojas desgastadas, barriendo y escuchando la novela de fondo(tiene su mérito)... no pasan frío, ni calor, los clientes no las conocen y cobran por hacerlo, la verdad, es cosa de listas, aunque sinceramente no se lo que puede cobrar una señora al mes ejerciendo este trabajo. Traducir películas porno, bueno, alguien tenía que hacerlo no?? Lo que realmente me ha impresionado es el Glory Hole! O sea, que lo que todos pensamos que es un agujero para cotillear a la habitación de al lado resulta que es para meter... y que al otro lado hay alguien para sujetar... está claro que jamás volveré a acercar mis ojos a ninguna mirilla sospechosa.

Os invito a visitar mi blog: http://vibraconpasion.com/blog

Y... ¿Vos conocés la técnica del choclo, querida? Mirá, cuando el garufa te lleve dormida en el corte y notés una protuberancia no te coloqués la pelvis al otro lado, restegate lindo al choclo porque la del otro lado es la verdadera.

Brutal!! muy buenas confesiones, esperamos nuevas entradas jeje
saludos

Publicar un comentario

Si tienes una cuenta en TypePad o TypeKey, por favor Inicia sesión.

Sobre el blog

Ni enciclopedia ni consultorio sexual al uso. He aquí un rincón erótico festivo dedicado a las relaciones y la atracción entre seres humanos, esa faceta que nos hace la vida más placentera, tierna, amorosa, plena… Un blog coral, con cinco autoras de todo origen y condición, que apuesta por el juego, la provocación, lo sensual y el sexo como acto libre, adulto, compartido, real o ficticio, siempre divertido... Eso sí, si tu mirada no es amplia y tolerante, mejor no te detengas aquí. Coordina Analía Iglesias. No sólo se admiten firmas invitadas, sino que son deseadas.

Sobre las autoras

Anne Cé. Nació en el sur austral (Argentina), en un tiempo beatle y en un país con altísima densidad de psicoanalistas y jugadores de fútbol. Periodista, quizá incluso a su pesar, narra lo que se le ponga delante. Y narra, y narra. Un día descubrió que el simple roce de una clavícula le erizaba la piel y entonces comprendió por qué le gusta tanto abrazar a un hombre.

Esther Porta. Segoviana, fue becaria en el mítico Tentaciones y allí hizo de todo hasta que sus conocimientos de sexo la convirtieron en Beatriz Sanz. Y gracias a ella, publicó artículos semanales de sexo, dos libros y fue reclutada como sexperta guionista del programa de Canal +: 'Sex Pópuli'. Cuando casi se le había olvidado (lo de escribir de sexo...) se mete a bloguera. Y aquí está, con tantas ganas de sexo (del uno y del otro) como siempre...

Venus O'Hara, de Reino Unido, con raíces irlandesas. Modelo fetish, actriz y escritora. Licenciada en Ciencias Políticas y Francés, reside en Barcelona, ha sido columnista sexual en varias revistas, tiene su propio blog de fetichismo y es creadora de 'No sabes con quien duermes', un confesionario para personas que llevan una doble vida. Publicó su primer libro junto a Erika Lust, 'Deséame como si me odiaras', en 2010.

Tatiana Escobar, de Venezuela (1976), ha escrito ensayos y poesía en español. Traductora y editora, en 2004 abrió en Madrid junto a sus socios la primera boutique erótica de España, La Juguetería Erotic Toys, para no tener que vivir de la literatura. Desde entonces vive del sexo. Y escribe, a veces, para sus amigos.

. Madrileña. Soñó con escribir y pronto descubrió una vía: el periodismo. Pero como tampoco valía narrar sobre cualquier cosa, eligió suerte y remató la faena con un posgrado en Sexología. Ha trabajado en suplementos de salud y medios especializados. Con la práctica ha acabado por darle un toque más sensual a sus letras. Y con ellas sueña en escribir, ahora, un libro.

Ilustracion
Venus O'Hara, Anne Cé y Silvia C. Carpallo, según 'Mi Petit Madrid'.

Nuevo libro

El orgasmo de mi vida. Si ya no sueñas con príncipes azules, locos por pedirte en matrimonio, ni esperas que aparezca un millonario atormentado pero diestro en amores, con una Visa en una mano y un látigo en la otra, este libro es para ti. Porque El orgasmo de mi vida habla de eso, de mujeres realistas, lúcidas, independientes y eróticamente vivas, capaces de combinar esa cotidianidad que todas conocemos, con sus pasiones más salvajes. Ellas son las protagonistas de los relatos, sin guionistas que les digan lo que tienen que hacer, pero sobre todo, son las compositoras, directoras e intérpretes de los orgasmos más armoniosos de sus vidas.

Lux eróticaLux erótica. "Escribir sobre sexo era la propuesta y me sentí estimulada. Después de tantos años como periodista cultural y con mucha vida hecha en torno a la información y a la actualidad, tenía ganas de ponerle carne a la crónica. Porque nuestra más genuina actualidad como personas pasa por el relato del erotismo. Porque de atracción y de relaciones hablamos todo el tiempo en este tiempo occidental con ciertas libertades individuales garantizadas y rebosante de espíritu lúdico pero también algo desafectado y con nuevos descompromisos adquiridos...". Anne Cé.

Inglés para pervertidosInglés para pervertidos."Se dice que la mejor manera de aprender un idioma es a través del sexo con un extranjero. Pero ¿qué haces si estás en la cama y no sabes qué decirle? Con Inglés para pervertidos puedes aprender todas las palabras y expresiones que siempre has deseado saber, desde lo más elemental al sexo más salvaje. El libro cuenta con ocho capítulos centrados en las partes del cuerpo, la cama, el LGBT, las compras sexis, el lado oscuro, el porno, el chat y la salud sexual. Cada capítulo contiene vocabulario, gramática y unos ejercicios muy originales que no encontrarás en ningún otro libro. Aprende todo lo que tu "English teacher" no se atrevería a enseñarte nunca. Y... si te cansas de estudiar, el libro incluye un montón de fotos mias para distraerte". Venus O'Hara.

TWITTER

Nuestros autores en Twitter

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal