Eros

Casados que no se resignan

Por: | 25 de enero de 2013

Días atrás, Venus O'Hara preguntaba aquí a los lectores cuánta infidelidad eran capaces de tolerar a su pareja. La verdad es que el amor es cosa tan compleja que a mí nunca me ha gustado hablar de infidelidad (soy de las que sostienen que fiel tiene que ser uno a sus propios sentires). A lo que sí me gustaría referirme hoy, a partir de tan sugerente entrada de mi compañera, es a algunos hombres que, como dice Venus, quieren vivir como solteros sin serlo.

Alexandrovich

La obra es de Viktor Alexandrovich Lyapkalo (Komi, Rusia, 1956), vía vi.sualize.us

En pos de la ecuanimidad, he de decir que también las hay casadas que buscan aventuras extramatrimoniales sin ninguna intención de separarse, pero hoy hablaremos de ellos: ellos, los que se inscriben en páginas de contactos para sex-chatear por las noches, cuando la esposa se duerme, o que buscan amigas para que los acompañen en el hotel del sitio que han viajado por trabajo; ellos, los que saben que nunca tendrán coraje para dotar de otro rumbo a su existencia y, sin embargo, no aguantan más la rutina matrimonial sin extras de emoción.

 Recopilemos, pues.

Antes de la diatriba, deseo salvar de este recorrido (poco apto para cobardicas) a los verdaderos amores que se dan fuera de las fronteras matrimoniales o de la pareja estable. Por ejemplo, a mis veintipocos años viví una historia indiscutiblemente romántica con un chico que acababa de casarse. Nos conocíamos del ambiente universitario y estuvimos un año entero gustándonos, sin intentar nada, hasta que un día empezamos hablándolo, a propuesta mía, y terminamos besándonos.

De ahí en más, nuestra relación se hizo de mediodías furiosos en mi casa, algunos paseos furtivos (siempre de día) y miles de lágrimas y rupturas pasajeras por su imposibilidad, su sentimiento de culpa y su disyuntiva entre la decisión de seguir con su mujer y la tremenda atracción y el cariño que nos unían. Creo que de esos amores interrumpidos por la parte debida de la vida está hecha buena parte de nuestra legítima experiencia emocional y muchas de nuestras asignaturas pendientes.

 

'Una pistola en cada mano', la entretenida película de Cesc Gay, da algunas pistas sobre la sensibilidad masculina en territorio amoroso. Excelentes las actuaciones y diálogos como para sentirse parte de la acción. 

Pero esta vez queremos dedicarnos a esa cierta especulación sentimental. Por caso, un señor de cuarenta y tantos me decía una vez que él no pensaba "arruinarse" con un divorcio. Hablaba de finanzas, claro, jamás de otra cosa. Hablaba sin pudor de lo insostenible que se había tornado la convivencia con la mujer con quien compartía un chalet y tres hijos en una urbanización en las afueras. Otro de unos cincuenta y largos aseguraba que ni se le cruzaba por la cabeza abordar el conflicto que supone una separación, sobre todo de la familia de su mujer, a la que le debía tanto, y de la que ya formaba parte (también había cuentas que no cerraban, por cierto).

En aquellos casos, sus exploraciones amorosas incluían el contacto real con otras mujeres, incluso vacaciones y salidas románticas con la "otra" y hasta relaciones sostenidas, al menos hasta los típicos ultimátums de amantes (en forma de retahílas de e-mails, sms o whattapps) o hasta el abrupto final que sigue al espionaje de la "legal" (que puede incluir hackeo de correo electrónico, revisión exhaustiva de números marcados desde el teléfono, inspección de facturas de móviles y/o supervisión policíaca del perfil de Facebook).

En otros casos, que quizá sean los que se cuentan a puñados, se trata de buscar un entretenimiento virtual, vía internet o teléfono, que ayude a soportar el cotidiano gris conyugal. Por ejemplo, sé de un galán cibernético, casado en segundas nupcias y padre, que no llega a los 40, cuya especialidad son las sesiones con webcam a partir de las 9 o 10 de la noche. Un día le pregunté por su mujer y me dijo que se acostaba temprano. Pero, "¿es panadera?", le pregunté, un poco incrédula frente al hecho de que una señora joven se acueste, a diario, a las 9 de la noche. Y a partir de entonces, él mismo bromeaba a menudo con aquello de "la panadera", sin plantearse jamás la posibilidad de dejarla, por cierto, aseverando que ya sabía todo lo que se perdía con un divorcio, porque ya lo había vivido y se había prometido no volver a padecerlo.

 

Hay mundos y mundos en materia de caprichos amatorios. 'El capital' de Costa Gavras se asoma a un día en la vida de un grupo de ejecutivos financieros. En ese contexto bastante salvaje, una 'top model' puede llegar a pedir un millón de euros por un ratito de compañía.

Y yo, en su/s lugar/es, vuelvo a hacerme preguntas:

¿Cómo o cuándo dejamos de disfrutar de las sobremesas de la cena de manera tan flagrante, en vez de aprovechar que los niños duermen para cultivar, justamente, la vida de pareja?

¿Qué es lo que nos lleva a conformarnos con algo que nos provoca tantas insatisfacciones?

¿No será que estamos deseando que nos descubran en una aventura para no tener que tomar la decisión, en frío?

¿Cuánto dinero equivaldrá a la infelicidad de la única vida que tenemos, o la única que conocemos, por ahora?

¿O es que ninguna de las esgrimidas razones económicas o familiares puede explicar esta necesidad de quedarse y salirse a la vez?

¿Reparan algo de todo este dolor las amantes? 

Por cierto, ¿estamos conectados ya por Twitter? Mi cuenta: @AnneeCE 

 

 

Hay 127 Comentarios

he vivido una relacion muy intensa con un compañero de trabajo estando ambos casados, los sentimientos han sido sinceros, y por ninguna de las dos partes habia una mala relación con nuestras parejas, puedo decir por experiencia que esas cosas pasan , sencillamente puedes llegar a querer a dos personas a la vez, pero el sentimiento de culpa es enorme por el daño que sabes puedes causar, me llego a afectar hasta físicamente, he sido yo la que he puesto fin a la relación , perdura la amistad pero a veces en nuestros encuentros como amigos existe algo muy fuerte que me cuesta controlar.

Normalmente, cuando tienes una buena vida sexual en casa, no necesitas buscar más en la calle. Pero las mujeres deberían saber, que si ellas pierden el interés por el sexo, eso no quiere decir que sus parejas lo hayan hecho. Y los hombres también deben tenerlo en cuenta. Agua que no has de beber, déjala correr...

Ludovica, eres usted una nena de 13 años?

Cuanta listilla que se cree en posicion de decirles a los demás lo que deben hacer con su vida. Vosotras qué sabéis de lo que para un hombre con hijos y una posición cómoda supone divorciarse? Pues supone traumas, sufrimiento de los hijos, dificultades para verlos en muchos casos, perdidas radicales de poder adquisitivo... a las que ven muy facil "sepárate", yo les digo "métete en TU VIDA" y dejanos en paz.

Claro que la busca de aventuras existe, tanto entre hombres como entre mujeres. En el hall de un hotel se ven muchas, pero que muchas cosas Por si queréis disfrutar un rato leyendo sobre sueños , anhelos e infidelidades... y que cada uno saque sus propias conclusioneshttp://www.lee-gratis.com/index2.php?option=com_docman&task=doc_view&gid=128&Itemid=30

La palabra principal es hastìo. Te puedes aburrir de amar, tu puedes aburrir del sexo en pareja, te puedes aburrir de las obligaciones de la convivencia, cosas que siempre pasan desapercibidas en otra persona que no conoces, y con la que no te imganas casado, solo disfrutando de los bellos momentos que ya habias pasado ya antes, con tu pareja, mujer o marido...

Este hastìo en mi opinion lo puede llegar a provocar, la sensacion de seguridad, que te da la pareja, dar las cosas por contado, verse seguro de un sentimiento, es a veces el principio del fin del mismo.

La culpabilidad es simple cobardia, al confronto de ser descubierto....y muchos prefieren contarlo porque saben que serà descubierto, o simplemente el miedo a serlo.

Existen casos especiales en los que te puedes incluso enamorar de alguien diferente a tu pareja, pero no nos enganhemos, todo, incluso el enamoramiento desaparece, y queda siempre lo mismo.

Es nuetra cultura de la continua insatisfaccion, que como en todos los hambitos que nos afectan, siempre querremos mas o mas diverso o mejor, a veces sin analizar si realmente es mejor o diverso.

Solo el carinho que te da el tiempo es verdadero, las demàs sensaciones son siempre pasajeras, pero es cierta la imposibilidad de darse cuenta de eso, si uno no arriesga a mover los sentimientos de un lado a otro de la pared.

Yo soy casado, y cierto es que todavia hoy deseo a tantas en tantos momentos, pero se por experiencias anteriores que es todo una sensacion ficticia.

Antes, fui infiel a una novia que tenia, de mas de 10 anhos, no una vez, varias, y jamas he tenido sensacion REAL(marco real porque es importante) de culpabilidad, solo la ultima vez, cuando sabia que mi relacion estaba al final, y posiblemente seria descubierto....y saber de su decepcion me dolia.

Queremos todo, lo que podemos y lo que no podemos tener, es nuestra cultura y nuestro modo de vida, y tan solo reeducando con la experiencia negativa de las consecuencias producidas, algunos, llegamos a entender hasta donde merece la pena, el quererlo todo.


recien acabo de escribir sobre este polemico tema un articulo en el que abordo tres puntos con los cuales y a mi punto de vista son importantes, son ciertos y son simplemente de la vida real, un hombre estara sexualmente adicto a una mujer

http://www.comohacerleelamoraunhombre.guia-salud.com/tres-secretos-para-volver-loco-a-un-hombre-en-la-cama

...para que los acompañen en el hotel del sitio que han viajado por trabajo.

ole tu...

Creo en el compromiso y uno de ellos puede ser la fidelidad (para mí, personalmente lo es). No creo que mi matrimonio sobreviviese la infidelidad y creo que mi marido lo ve de la misma forma. Él tiene que viajar con cierta frecuencia y yo confío en él. Si un día él me demuestra que me equivoqué, con toda probabilidad se terminará la relación porque no creo que pudiese superarlo y confiar de nuevo en él. Creo que en esta vida hay que ser claro y poner las cartas sobre la mesa. Nadie se merece ser engañado.

A mí me asombra que en 2013 todavía nos planteemos estas idioteces. Si una persona prefiere estar con otras que ya no son su pareja, quedarse ahí engañando es sencillamente repulsivo, en primer lugar para el estafador en cuestión. Es patético. Sepárate y sé feliz, mamarracho. ¿Te quedas ahí por cuatro euros? ¿por cincuenta mil? qué vida de mierda, chico. ¿Por tus hijos? ya no cuela. Los puedes ver y querer igual. ¿Te quedas por los cuidados que te brindan cuando te agarras una gripe? penoso por decir poco. ¿POr la piscina de la casa?. Sinceramente, es demencial. Sé feliz, vive libre, háztelo con quien quieras, disfruta de la única vida que tienes, hombre. Y deja que tu pareja sea feliz también. Respeta la vida de quien te ha querido, déjale que sea libre también, pedazo de egoísta. Y esto lo aplico a ellos y a ellas, porque aunque haya gente que no se entera o que lee poco, hace mucho tiempo ya que se ha visto de la necesidad (matemáticamente mayor, dice la ciencia) de la mujer, de engañar a su pareja. Organizado, organízate mejor y búscate un documental donde lo explican y detallan, anda, que estás muy desfasado. Ánimo a todos y no os quedéis en una cárcel en este mundo tan grande y variado, no tiene ni pies ni cabeza, (si ya no estáis enamorados, claro). En realidad, lo único a tener en cuenta es la vasopresina en los hombres y la oxitocina en las mujeres, eso es lo que condiciona la fidelidad. Todo lo demás son ruindades varias y gente bastante limitadica y miserable.

A mí me asombra que en 2013 todavía nos planteemos estas idioteces. Si una persona prefiere estar con otras que ya no son su pareja, quedarse ahí engañando es sencillamente repulsivo, en primer lugar para el estafador en cuestión. Es patético. Sepárate y sé feliz, mamarracho. ¿Te quedas ahí por cuatro euros? ¿por cincuenta mil? qué vida de mierda, chico. ¿Por tus hijos? ya no cuela. Los puedes ver y querer igual. ¿Te quedas por los cuidados que te brindan cuando te agarras una gripe? penoso por decir poco. ¿POr la piscina de la casa?. Sinceramente, es demencial. Sé feliz, vive libre, háztelo con quien quieras, disfruta de la única vida que tienes, hombre. Y deja que tu pareja sea feliz también. Respeta la vida de quien te ha querido, déjale que sea libre también, pedazo de egoísta. Y esto lo aplico a ellos y a ellas, porque aunque haya gente que no se entera o que lee poco, hace mucho tiempo ya que se ha visto de la necesidad (matemáticamente mayor, dice la ciencia) de la mujer, de engañar a su pareja. Organizado, organízate mejor y búscate un documental donde lo explican y detallan, anda, que estás muy desfasado. Ánimo a todos y no os quedéis en una cárcel en este mundo tan grande y variado, no tiene ni pies ni cabeza, (si ya no estáis enamorados, claro). En realidad, lo único a tener en cuenta es la vasopresina en los hombres y la oxitocina en las mujeres, eso es lo que condiciona la fidelidad. Todo lo demás son ruindades varias y gente bastante limitadica y miserable.

Fui la amante de un hombre casado por un año y terminé cortando yo, no por un ultimatum o porque lo quisiera solo para mí, sino que él se enfadaba y era muy celoso. Eso era algo que no podía aguantar, él podía estar con su mujer pero yo no podía estar con mis amigos o pasarmelo bien. Parecía que quería que estuviera disponible cada vez que a él le iba bien. Se que él no era feliz con ella (cortaron al cabo de un año) pero no creo que nadie deba estar con una persona por la que no sientes nada.
Yo fui la otra, y me prometí que no volvería a serlo y creo que las parejas deberían ser más sinceras. Yo he tenido relaciones abiertas y es mucho mejor que saber que te han engañado con otro/a.

¡Ah! Y es cierto, también hay muchas mujeres que viven lo mismo. Estoy deseando leer la parte de ellas.
http://www.laplumadepandora.com/

La verdad es que este es un tema en auge completamente. No quiere decir que antes no existiesen estas situaciones, pero se analizaban y hablaban mucho menos (o nada). Eran tabú. Ahora se reflexionan y plantean, se ponen las cartas encima de la mesa y eso es genial. Pero también da un poco de miedo darse cuenta de que tanta gente vive las mismas experiencias, sobre todo, cuando piensas que ya no sólo eres tú el que puede tener un desliz, sino que también puedes estar al otro lado... no me cansaría de leer opiniones sobre esto.

Hace un par de años descubrí que despues de 25 años mi marido tenía una aventura, mas que descubrirlo a mi marido le faltó tiempo para contármelo. Se sentía tan culpable que le quemaba por dentro y necesitaba contarmelo ,llevaba un mes con ella y llorando me pidio que le ayudara a salir de ese embrollo. Estvimos 6 meses separados y pedi el divorcio , a partir del 2º mes me solicitaba llorando que le perdonara . Al final le perdoné . Me dijo que despues del 2º mes se dio cuenta de que no tenia enamoramiento ni emoción y que realmente estaba empezando a conocerla dia a dia con todo el entorno que tenia . Creo que las aventuras funcionan porque son aventuras ,cuando dejan de serlo y se convierten en algo permanente te dás cuenta de que lo que tenias era mejor y despues se convierten en una 2ªparte igual o mas rutinaria que la primera con el agravante de que tardarias otros 20 años en conocer bien a la otra persona y eso ya lo llevas de ventaja con la primera

Pues yo debo decir que conmigo han intentado acostarse mas mujeres casadas que solteras. De hecho, creo que casi todas las parejas que conozco, la mujer ha sido infiel en algun momento.. lo ves, intentan acostarse contigo, o tu novia te cuenta que sus amigas le pusieron los cuernos...
Asi que no creais que es solo cosa de tios..

Por otra parte, debo decir que lo realmente importante es el repeto mutuo.. si no te respetas por muy fiel que seas es una mala relaccion.. si te respetas, y tu pareja tiene una aventura en un momento determinado, aunque duele, hay que intentar entenderlo.. creedme, a todo el mundo le han puesto los cuernos, aunque creais que a vosotros no..
Pero hay cosas peores..

Creer en la fidelidad a estas alturas de la película es como creer en la religión- que nadie se me ofenda, es una opinión. Los hombres tendemos hacia el innoble arte de la infidelidad, menos veces de las que quisiéramos, pero muchas más de las que debiéramos. Las mujeres, que nunca he creído en vuestra inocencia sois por descontado, mucho más discretas en vuestros actos. Me ha gustado el término que utilizas de “especulación sentimental” : al especulación es un término que significa jugar con un producto para aumentar su valor y después obtener de él una mayor rentabilidad. Ojala sea así el amor, lo malo es que a mayor valor que se la da producto más posibilidades de que el golpe sea mayor.
El amor hay que alimentarlo, es lo esencial. Aquí no descubro nada pero sí que contribuyo a la reafirmación de que no hay parejas que se rompan si se quieren, Pueden separarse pero nunca dejar ese amor, nunca serán libres de corazón. En los ejemplos de películas, en la de las pistolas que he visto por cierto y creo que está muy bien explicada. Queda manifestado nuestro reparo a la hora de hablar entre nosotros y contarnos nuestras interioridades, nuestras dudas, nuestros miedos, pero sí que creo que todo lo que no sale se enquista. Debemos aprender eso de vosotras.

Es triste que haya tantas y tantas parejas que hacen el paripé y buscan válvulas de escape fuera, pero no se plantean qué les ha llevado a estar ahí.


La presión social sigue teniendo importancia, y cuando una pareja no tiene la base lo suficiente firme cuando se forma, es probable que si alguno de los dos es valiente para romper, lo haga. Si no, se quedan como están, pero buscando fuera lo que no tienen en casa.


Dos personas aferradas a la nada, por dinero, por comodidad, por evitar otros problemas.

El sexo es un aliciente muy difícil de rechazar, pero en realidad creo que es el miedo a estar sólo o a sentirse sólo lo que hace que se busquen aventuras. Hay gente que no soporta la soledad, con uno mismo.


Es un medio para tapar esa soledad que no se quiere ver. Es como comprar compasivamente. Sólo es un placer un rato. Después se vuelve a la realidad.

Los celos también pululan por los genes. Me pregunto qué serán.. a un nivel más profundo. Todo está en la materia

Yo estoy casado y con niños, estoy feliz con ellos pero ella ha perdido las ganas de sexo. Como yo no soy de piedra una de dos, o me busco mis rollos extramatrimoniales ya sea en viaje de negocios o con una amante en paralelo, o me separo de una vida que por lo demas me gusta. Y si veo a alguien por segunda vez siempre soy completamente sincero en cuanto a mi vida personal. Si una mujer se decide a estar con un hombre casado sera porque asi lo ha escogido.

Odio las mentiras, y más dentro de una relación de pareja. Si mi chico de forma "inocente" se conecta por las noches a buscar este tipo de entretenimiento...lo siento pero ahí se queda, que busque su amor en la red¡¡

Cuestión complicada ciertamente... Evidentemente habrá muchos que no esten ya enamorados de sus esposas o como bien explicas por cuestiones económicas o estatus social no pueden/quieren divorciarse. Pero en muchas otras ocasiones es cuestión de deseo y magia que se lleva en compañía de otra persona. En mi caso, mi amante me aporta muchísimas cosas pero no veo una vida juntos porque somos demasiado diferentes y en momentos puntuales funcionamos a la perfección. ¿Curan algo los amantes? Sin duda. :) http://vivelsexo.wordpress.com/2012/12/07/codigo-deontologico-entre-amantes/

El macho de Homo Sapiens está programado genéticamente para fecundar a todas las hembras que pueda para preservar su legado genético.

La hembra está programada para conseguir el mejor macho que pueda y retenerlo para que le ayude a sacar adelante a la prole.

¿Cómo se pueden conjugar estas dos tendencias contradictorias? Con las costumbres sociales y con la religión.

La religión cada vez aprieta menos y las costumbres sociales se están relajando mucho en los últimos años.

El resultado es que "la cabra tira al monte" y ahora hay menos frenos a los impulsos de la naturaleza.

Las canas al aire de las personas casadas o arrejuntadas son un valor en alza :)

Una vez dominada la península y nuestras colonias en Sudamérica, España declara la guerra a Canada para proteger a nuestros aliados ingleses.
En clave interna, el partido comunista lucha por no perder su posición hegemónica.
Tu país necesita tu ayuda en un nuevo juego de estrategia militar, economía y política online. Registrate gratis en [ http://bit.ly/UqObyi ] desde tu navegador.

Tú misma te das la respuesta, al contar tu experiencia con un hombre casado (recién casado!!!!!!!!!!!!!!). Ah, no, que lo tuyo era distinto... era algo especial.
C´est la vie

Por mi edad (tengo 26) y el ambiente en que me muevo todavía no me he encontrado con muchos hombres casados que intenten tener una relación conmigo. Pero si es increíble la cantidad de chicos en pareja que a pesar de ello se comportan como solteros: “Hola, me llamo Pepe soy podólogo y tengo novia, ¿me dejas que te meta mano y te de cuatro besos con pestazo a whisky?”
Imagino que hay de todo, habrá los que les guste jugar a 2 bandas, los que necesiten una excusa para romper otra relación o simplemente los que se creen demasiado hombres para una sola dama. En cualquier caso siempre que implique mentir a la pareja, en mi opinión on pone en my buen lugar la calidad moral del sujeto.

Justo hable de ello en un post os invito a leerlo http://diariodeunacleptomana.blogspot.com.es/2012/11/ser-fiel-o-no-serlo-esa-es-la-cuestion.html

Es un problema sin solución, como el de Oriente Medio. No hay nada más importante que no mentir a tu pareja, y no hay nada más importante que variar de pareja; y los dos impulsos tienen la misma fuerza y son igualmente justificables, al menos desde la perspectiva occidental, que no vamos a cambiar a estas alturas. Tuve una querida y era muy feliz (yo). Tanto, que fue ella quien tuvo que cortar. Y sin embargo, o a la vez, ¡cuántos remordimientos, cuánto sentimiento de traición por mi parte! ¿Reparan algo las amantes? En mi caso, no. Ninguna tarde de intenso placer me curó (ni me curará) del sentimiento (¿o conocimiento?) de haber hecho mal. Ésta es mi experiencia, ahí la dejo, buenos días a todos y gracias por el blog.

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

Sobre el blog

Ni enciclopedia ni consultorio sexual al uso. He aquí un rincón erótico festivo dedicado a las relaciones y la atracción entre seres humanos, esa faceta que nos hace la vida más placentera, tierna, amorosa, plena… Un blog coral, con cinco autoras de todo origen y condición, que apuesta por el juego, la provocación, lo sensual y el sexo como acto libre, adulto, compartido, real o ficticio, siempre divertido... Eso sí, si tu mirada no es amplia y tolerante, mejor no te detengas aquí. Coordina Analía Iglesias. No sólo se admiten firmas invitadas, sino que son deseadas.

Sobre las autoras

Anne Cé. Nació en el sur austral (Argentina), en un tiempo beatle y en un país con altísima densidad de psicoanalistas y jugadores de fútbol. Periodista, quizá incluso a su pesar, narra lo que se le ponga delante. Y narra, y narra. Un día descubrió que el simple roce de una clavícula le erizaba la piel y entonces comprendió por qué le gusta tanto abrazar a un hombre.

Esther Porta. Segoviana, fue becaria en el mítico Tentaciones y allí hizo de todo hasta que sus conocimientos de sexo la convirtieron en Beatriz Sanz. Y gracias a ella, publicó artículos semanales de sexo, dos libros y fue reclutada como sexperta guionista del programa de Canal +: 'Sex Pópuli'. Cuando casi se le había olvidado (lo de escribir de sexo...) se mete a bloguera. Y aquí está, con tantas ganas de sexo (del uno y del otro) como siempre...

Venus O'Hara, de Reino Unido, con raíces irlandesas. Modelo fetish, actriz y escritora. Licenciada en Ciencias Políticas y Francés, reside en Barcelona, ha sido columnista sexual en varias revistas, tiene su propio blog de fetichismo y es creadora de 'No sabes con quien duermes', un confesionario para personas que llevan una doble vida. Publicó su primer libro junto a Erika Lust, 'Deséame como si me odiaras', en 2010.

Tatiana Escobar, de Venezuela (1976), ha escrito ensayos y poesía en español. Traductora y editora, en 2004 abrió en Madrid junto a sus socios la primera boutique erótica de España, La Juguetería Erotic Toys, para no tener que vivir de la literatura. Desde entonces vive del sexo. Y escribe, a veces, para sus amigos.

. Madrileña. Soñó con escribir y pronto descubrió una vía: el periodismo. Pero como tampoco valía narrar sobre cualquier cosa, eligió suerte y remató la faena con un posgrado en Sexología. Ha trabajado en suplementos de salud y medios especializados. Con la práctica ha acabado por darle un toque más sensual a sus letras. Y con ellas sueña en escribir, ahora, un libro.

Ilustracion
Venus O'Hara, Anne Cé y Silvia C. Carpallo, según 'Mi Petit Madrid'.

Nuevo libro

El orgasmo de mi vida. Si ya no sueñas con príncipes azules, locos por pedirte en matrimonio, ni esperas que aparezca un millonario atormentado pero diestro en amores, con una Visa en una mano y un látigo en la otra, este libro es para ti. Porque El orgasmo de mi vida habla de eso, de mujeres realistas, lúcidas, independientes y eróticamente vivas, capaces de combinar esa cotidianidad que todas conocemos, con sus pasiones más salvajes. Ellas son las protagonistas de los relatos, sin guionistas que les digan lo que tienen que hacer, pero sobre todo, son las compositoras, directoras e intérpretes de los orgasmos más armoniosos de sus vidas.

Lux eróticaLux erótica. "Escribir sobre sexo era la propuesta y me sentí estimulada. Después de tantos años como periodista cultural y con mucha vida hecha en torno a la información y a la actualidad, tenía ganas de ponerle carne a la crónica. Porque nuestra más genuina actualidad como personas pasa por el relato del erotismo. Porque de atracción y de relaciones hablamos todo el tiempo en este tiempo occidental con ciertas libertades individuales garantizadas y rebosante de espíritu lúdico pero también algo desafectado y con nuevos descompromisos adquiridos...". Anne Cé.

Inglés para pervertidosInglés para pervertidos."Se dice que la mejor manera de aprender un idioma es a través del sexo con un extranjero. Pero ¿qué haces si estás en la cama y no sabes qué decirle? Con Inglés para pervertidos puedes aprender todas las palabras y expresiones que siempre has deseado saber, desde lo más elemental al sexo más salvaje. El libro cuenta con ocho capítulos centrados en las partes del cuerpo, la cama, el LGBT, las compras sexis, el lado oscuro, el porno, el chat y la salud sexual. Cada capítulo contiene vocabulario, gramática y unos ejercicios muy originales que no encontrarás en ningún otro libro. Aprende todo lo que tu "English teacher" no se atrevería a enseñarte nunca. Y... si te cansas de estudiar, el libro incluye un montón de fotos mias para distraerte". Venus O'Hara.

TWITTER

Nuestros autores en Twitter

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal