Eros

¿Cómo será ser hombre (y amar)? (II)

Por: | 04 de enero de 2013

Nada de elementales o fáciles (de entender). ¿Quién dijo que los hombres son sencillos? La semana pasada expresé mi curiosidad sobre el amor desde el punto de vista masculino y para poner más complejidad (y belleza) al asunto, recorté palabras de escritores contemporáneos sobre el erotismo, la pareja, el amar en primera persona o en boca (y cuerpo) de sus personajes de ficción.

Thinking-of-him
'Thinking of him' ("Pensando en él") de Roy Lichtenstein.

Me quedaban muchas buenas cosas en el tintero cuando decía en voz alta ‘¿cómo será ser hombre?’ y se levantaba alguna voz disidente entre los lectores. Por eso vamos, hoy, a darles más letra con una segunda entrega de amorosos (y precavidos, desencantados, libertarios o bravos) fragmentos literarios. Puede que las citas nos dejen con más dudas sobre el relato del amor y sus formas, pero también con la certeza  sobre lo vital y poético que es sentir, aun en sus contradicciones y hasta en las cáscaras de las lastimaduras que nos deja.

2013
Desde esta perspectiva, 2013 promete ser bastante erótico, a juzgar por la foto que circula en las redes sociales y que, según dicen, fue tomada en un pueblo de Alsacia.

Y antes que nada, una recomendación sobre el amor en masculino y escritor, y con unas particularidades físicas que invalidan ciertas cosas pero nunca el deseo. Hablamos de Las sesiones, una película hermosa de Ben Lewin (actualmente en la cartelera española), basada en un pedacito de la historia de vida verdadera de Mark O'Brien, un poeta que vivió postrado tras contraer la polio. Moviendo solo los músculos de la cara, Mark intentaba descubrir el amor sensual, a los 38, con la ayuda de una terapeuta que interpreta la dignísima Helen Hunt.

"¿Qué pasa cuando dos personas conectan?", es la pregunta del filme. "Se puede quedar en amor y atracción o puedes complicarte la vida", la respuesta… una frase hecha de una rotundidad casi masculina, pero que las mujeres con una cierta experiencia ya son capaces de esbozar, no sin espasmos de sollozos e impotencia.  Esto es lo que le sucede a la terapeuta sexual de Las sesiones.

 

Tráiler de la película 'Las sesiones'  de Ben Lewin, con Helen Hunt y John Hawkes.

Así, con esta introducción llena de lágrimas femeninas, volvemos a la palabra de hombre:

Sentir sin forma, sin esfuerzo. "—Tú no lo entiendes. No sabes lo vacía que te sientes cuando eres incapaz de crear nada. / —Yo no creo que lo seas. Tengo la impresión de que puedes crear muchas cosas. / —¿Qué tipo de cosas?  /—Cosas que no tienen forma —dije. Y me miré las manos, apoyadas en las rodillas. / Ella (Shimamoto) me dedicó una larga mirada mientras sostenía inmóvil su copa. /—¿Te refieres a sentimientos? /—Claro —dije—. Todo desaparece un día u otro (…). A poco que cambien los gustos de la gente, a la mínima fluctuación económica, todo se irá al garete(…) Todo lo que tiene forma desaparece antes o después. Sin embargo, hay un tipo de sentimientos que permanece para siempre".  De Al sur de la frontera, al oeste del sol, de Haruki Murakami (Kioto, 1949).

¿Tan simple? "Está bien, era sin compromisos, como debe ser:  se ama para dejar de amar y se deja de amar para empezar a amar a otros, o para quedarse solos, por un rato, o para siempre". De La vida privada de los árboles, del escritor chileno Alejandro Zambra (Santiago, 1975).

¿O la idealización? "Juan Jesús evocaba a una mujer que solo en parte existió para él, la perfeccionaba en su imaginación para hacerse el mayor daño posible. Con todo, hubo un tiempo, diez años ya espectrales, en que vivieron juntos". De Llamadas de Ámsterdam, del mexicano Juan Villoro (México city, 1956).

La ironía como escudo. "Kikí era una joven caprichosa y liviana de la que estuve perdidamente enamorado hasta ese día de la Tour Eiffel, en el que empecé por suerte a disponer de unas primeras noticias sobre la existencia de la ironía, que es una actividad que yo creo que a veces desarrolla una prudencia egoísta que por fortuna nos inmuniza contra la exaltación sentimental. Gracias a la ironía –que nos permite eludir las desilusiones por la sencilla razón de que niega a ilusionarse– ya no me ilusiono hoy en día con ninguna Kikí". De París no se acaba nunca, de Enrique Vila-Matas (Barcelona, 1948).

Esa entrega dulce. "Si no fue ella quien bajó del caballo, ¿quién pudo ser? Aquí nadie cabalga como ella, con ese porte y esas maneras de amazona menuda. En realidad tampoco nadie toda la flauta como ella, ni nadie como ella tan hábil para realizar injertos agraciados./ Y sobre todo nadie como ella para hacer el amor, con ese abandono activo y consejero, esa entrega dulcísima, esos grititos elocuentes. ¿La habéis visto bailar? Es una pirundella, como bien dicen los italianos, una estupenda pirundella./La vi marcharse hace ya treinta años. Me dejó sus zapatos de novia, su peine de oro y un espejo de mano sutil como una concha de nácar. Tenía yo siete años, pero mi padre siempre habla de ella, siempre habla".  ‘Novia’ es un poema de Caballo en el umbral, de José Viñals (Córdoba, Argentina, 1930 – Málaga, España, 2009).

El coraje que él necesita. "Del bisabuelo había heredado una imagen pintoresca de mujeriego, más bien de inconstante, derivada –ahora comprende– de aquel episodio que la tía Draifa le ha revelado en su carta. Pero ¿acaso no era un simple reflejo de sensatez olvidar a una mujer que no se atrevía a cruzar el Atlántico y reemplazarla por otra cuyo coraje y audacia él necesitaba?" De La novia de Odessa de Edgardo Cozarinsky (Buenos Aires, 1939).

Lo inevitable es el fin. "En una jaula de grillos china/ tuvimos algún tiempo prisionera/ la fortuna. Los tomates crecían/ espléndidamente, había un montón de oro/ en la era y tú dijiste que había/ que vigilar al novio/ como a un sabio/ de noche (…) Sin embargo, luego vino lo imprevisto (…) Desde entonces nos armamos/ de paciencia, desde entonces/ cae arena del buzón/ y las plantas en sus macetas guardan silencio/ a su modo. Tragedia/ nórdica, estrategias y rodeos,/ el fin se produce siempre/ de modo inevitable. ¿Por qué se esfuerza uno/ en una empresa tan difícil? Como consuelo queda/ la desgracia de los otros,/ amarillo venenoso en el sombrero de mi amada/ que antes era tan hermoso./ Prosa del siglo pasado,/ un vestido que se enganchó/ en los abrojos, un poquito de sangre, una/ exaltación, una carta desgarrada,/ una estrellita en el uniforme y estancias/ prolongadas junto a la ventana (…)". De Del natural, de W.G. Sebald (Wertach, Alemania, 1944 – Reino Unido, 2001).

O evitar el final a fuerza de eludir todo comienzo. "Con independencia de lo que sentía por Princess, yo había pasado por un año entero de celibato riguroso, bajo supuesto de que la lujuria era la causa directa del nacimiento, que es a su vez la causa del dolor y la muerte… ‘Las mujeres bonitas son quienes abren las sepulturas’, me repetía, siempre que volvía involuntariamente la cabeza para mirar a las incomparables bellezas del México indio". De Los vagabundos del Dharma, del norteamericano Jack Kerouac (1922-1969).

Y ahora me quedo sin palabras... ¿vale la pena intentar una conclusión?

Hay 27 Comentarios

Sherazade, no te has enterado de nada, ves como en muchas ocasiones las palabras confunden, y con mucha educación encima dirás que es culpa mia por no expresarme bien en lugar de aceptar que diste por certeras hipótesis por pre-juicios que ni te atreviste a contrastar. Si las mujeres maltratadas no esperasen este "no te quiero más". y actuasen mas racionalmente y controlando sus impulsos autodestructivos que les hacen convivir con quien las maltrata " pero en el fondo te quiero " ( parole, parole.... ) otro gallo cantaria. Lo siento. Yo no necesito hablar para comunicarme

Chupigay y Josep Pages: no sean cobardes! expresses tus sentimientos a una mujer: "no te quiero más". Esto és un ato de compassion y misericordia!

Expresar Sentimientos es devilidad los sentimientos se guardan no se muestran mejor parecer malo y frio Que bueno y tonto he . Como dijo mi hermano es paz descanse mas vale ser Lobo que cordero al Lobo se le teme y respecta al cordero no . Los Sentimientos solo para los tuyos hi dentro de casa fuera frio y distante he .

El hecho de expresar los sentimientos no tiene nada que ver con el lenguaje, miles de seres vivos con emociones se comunican a traves de ellas con mayor exactitud que las palabras, pues un rubor en las mejillas, el miedo o la desesperación son mas difíciles de manipular que las palabras, así pues el mensaje es mejor. Precisamente son las mujeres las que sufren mayores trastornos de depresión e histéria según la clínica psiquiátrica, será que lo de expresar o hablar sentimientos puede aliviar en el moment, pero para nada cura. Hablar mas no significa comunicarse mejor ni entenderse si no conectas. Por esxperiencia personal, todas la mujeres que me han pegado el rollo de que no me abro precisamente eran las que me importaban un bledo y quizás en comparar lo que ellas esperaban con la realidad, estas entienden que su deseo es lo real, el equivocado o raro soy yo que no lo expreso!!! mira!! si no se expresa nada es que no hay nada a expresar. A mi a la que me vienen con ese rollo cojo y me piro

Llevas razon en todo lo que dices,te sigo habitualmente.Estamos en donde queremos estar, es decir no callarnos nada y eso choca con el silencio reprimido de los hombres. Tienen un corazon .. que no se abre

Ahora entiendo más. Probablemente por eso afirmas lo q afirmas. Ten cuidado, corres el riesgo de creer q el mundo entero es tu lugar de trabajo y no es así. Cuando el doctor sale de trabajar ha de darse cuenta de q no toda la gente está enferma, no, aunque todos los pacientes q van a su consulta sí lo estén. Salud.

Las mujeres Han sufrido el desconocimiento y falta de tacto de Los hombres, las nuevas generaciones no quieren sufrir como sus madres, Tias o hermanas, el hombre paritario se formara con recelo de no sentir el dolor de niño, de no ver llorar a su compañera y de disfrutar de su complemento y compañia

Huele a montaje, yo trabajo con mujeres maltratadas!

No creo que encuentres a nadie que te quiera como tú crees que hay que querer si tienes un concepto así de los hombres en general. Una buena inteligencia emocional consiste en entender a las personas como seres individuales, no basándose en unos prejuicios que, por mucho que estadísticamente creas ciertos, no son válidos sí o sí.
Eso es lo que me da pena de tu comentario, que estás parapetada detrás de unas afirmaciones generalizadas a partir de tu propia experiencia. Ni todos los hombres son malos, ni todas las mujeres son buenas... hay personas y personas.

salud

huele a montaje,
1- vivimos en un mundo machista, las estatisticas dan conta que hay más maltratos contra las mujeres do que de mujeres contra los hombres, esto es un fato.
2- En este momento no odio ni deprecio a nadie. Se esto se passa, hablo con clareza: "no te quiero más"
3- Una de las maneras de maltratar és con tu silencio. Hombres hacen más esto.
4- Mis ojos estan bien abertos. sé que hay hombres y mujeres muy buenos, pero insisto: nuestra sociedad és machista
5- como deberia ser una buena inteligencia emocional en este mundo machista?

Sherezade, qué pena me da tu comentario. No puedes amar con esos sentimientos q expresas. Crees q los hombres son maltratadores y no es así, la grandísima mayoría no. Tú odias y desprecias igual q esos a los q criticas. Eso no es inteligencia emocional, es una pena. Abre los ojos y verás q hay personas buenas y malas en este mundo, sea cual sea su sexo.

Mi mujer me dejó por otro; cuando éste la dejó a ella yo no me alegré nada.

El poco juicio y vulgaridad de la mujer nos hace estimar en poco el amor que hemos destinado en la vida para complacerla.De ahí que a fin de cuenta prefiramos amar otras cosas más entretenidas, como son el fútbol, jugar a los bolos, o cualquier cosa que nos haga olvidar lo que tenemos en casa.Etcétera.

Me quedo con la cita de Vila-Matas. La mejor forma de ver el amor es desde la perspectiva irónica, como una broma del "destino" (en el que no creo, por otra parte).
saludos

Humano és sentir, todo o que hablas és correcto. Pêro usted tienes tambien sentimientos de ódio, rabia, desprecio. Seria mejor hablar de ellos. Decir claramente a una mujer: "no te quiero", "no te aguanto", como hacen lá majoria de lãs mujeres. Pêro muchos hombres son cobardes: solamente silenciam, como muertos. Una no lo sabe se el está vivo o morrió. Repito, por detrás del silencio masculino existe lá intencion de maltratatar. Mujeres son lãs gran vitimas de los maltratos desde hace milênios.

Tengo la impresión de que muchas mujeres creen que la única manera de sentir es la suya y que lo demás es ocultar los sentimientos, no expresarlos... dicen que las mujeres son "más emocionales" y los hombres son "más racionales"... esa es una equivocación frecuente y una pobre idea que, no por repetirla mil veces va a ser más cierta. Como ser humano tengo muchos tipos de sentimientos, bonitos, hermosos, dolorosos, amorosos... etc. Los tengo porque vivo, otra cosa es que tenga que verbalizarlos por sistema... yo los gestiono a mi manera, los expreso como y donde quiero, a veces de una forma artística, a veces los verbalizo, los grito, los sudo, los escribo... hay muchas maneras diferetente. Gracias.

En mi caso, considero que soy abierto, no me molesta en absoluto hablar de mis sentimientos, no voy de duro por la vida, quien así funciona se pierde un entente genial, no hay como abrirse sin miedo a parecer debil y conectar con la pareja sin subterfujios vanos¿para que?

Los hombres y las mujeres pienso que sentimos de forma diferente, pues las mujeres son más emocionales que los hombres. Si a esto añadimos que los hombres no suelen expresar sus sentimientos en público, creo que está clara la diferencia de comportamiento entre hombres y mujeres en lo que al amor se refiere.

Ser hombre y amar (o odiar) és maltratar com el silencio. Esto és tan maltratador cuanto malas palabras.

Claro que aman, aunque les cueste más expresarlo, por eso quizá también es más sincero. De hecho un hombre que expresa sus sentimientos a la ligera en mi opinión no es de fiar.

Hoy en mi blog ¿SE PUEDE SER SÓLO AMIGOS? por si os atreveis a opinar!!
http://diariodeunacleptomana.blogspot.com.es/2013/01/solo-amigos.html

"Cuando la naturaleza se sirve del placer para que la vida continúe no hay que pensar sino que ésta es en su mayor parte sufrimiento". "El animal" de A.C.G.

Sentir como la idealización van de la mano desde sus inicios más iniciáticos. Sin miedo a contemplaciones los hombres que entendemos a las mujeres, o al menos ponemos la voluntad en hacerlo, consideramos que dejarnos llevar por las mareas de los sentimientos es siemrpe un peligro ero a la vez un palcer...¿ NO escalamos montañas sin necesiad? Y por qué? POr el placer del camino recorrido, no del final.
La conexión entre dos personas manifiesta una realidad. La chispa surge, pero ahora hay que mantenerla. ¿ Recuerdan aquello de la fama cuesta pero más cuesta mantenerse?
Respondiendo a Marta, aclararte que los hombres no engullimos los sentimientos, somos más esquivos, algunos, a las manifestaciones públicas. No proyectes recelos masculinos y los lances como arma destructora o te provocará tener una visión amargada de las relaciones.
Muchas mujers aún no nos comprendéis porque os preocupa más que no os comprendamos a vosotras, y al final todos tuertos

La digestión de los sentimientos, en el género masculino, funciona a otros ritmos, sin más detalle. El encaje de ambos pares de párpados y emociones cerebrales es el gran dilema de la evolución, pero bastante bien debe funcionar cuando la raza humana se expande a velocidad exponencial.

http://casaquerida.com/2013/01/03/el-pamplinas-de-pamplona/

Quizás entendamos como aman, leyendo, una breve historia con sorpresa "el día de la boda"http://www.lee-gratis.com/index2.php?option=com_docman&task=doc_view&gid=142&Itemid=30

Creo que los sentimientos son los mismos tratándose de una persona, ya sea hombre o mujer. La única diferencia es como los siente y desarrolla cada uno...

... no comentar los sentimientos les hace daño a ellos y a nosotras, asi llegamos a desconectarlos y a ignorarlos

Los hombres si tienen sentimientos,lo que pasa es que se los tragan sin digerirlos,como una comida rapida en un sitio de McDonald

Publicar un comentario

Si tienes una cuenta en TypePad o TypeKey, por favor Inicia sesión.

Sobre el blog

Ni enciclopedia ni consultorio sexual al uso. He aquí un rincón erótico festivo dedicado a las relaciones y la atracción entre seres humanos, esa faceta que nos hace la vida más placentera, tierna, amorosa, plena… Un blog coral, con cinco autoras de todo origen y condición, que apuesta por el juego, la provocación, lo sensual y el sexo como acto libre, adulto, compartido, real o ficticio, siempre divertido... Eso sí, si tu mirada no es amplia y tolerante, mejor no te detengas aquí. Coordina Analía Iglesias. No sólo se admiten firmas invitadas, sino que son deseadas.

Sobre las autoras

Anne Cé. Nació en el sur austral (Argentina), en un tiempo beatle y en un país con altísima densidad de psicoanalistas y jugadores de fútbol. Periodista, quizá incluso a su pesar, narra lo que se le ponga delante. Y narra, y narra. Un día descubrió que el simple roce de una clavícula le erizaba la piel y entonces comprendió por qué le gusta tanto abrazar a un hombre.

Esther Porta. Segoviana, fue becaria en el mítico Tentaciones y allí hizo de todo hasta que sus conocimientos de sexo la convirtieron en Beatriz Sanz. Y gracias a ella, publicó artículos semanales de sexo, dos libros y fue reclutada como sexperta guionista del programa de Canal +: 'Sex Pópuli'. Cuando casi se le había olvidado (lo de escribir de sexo...) se mete a bloguera. Y aquí está, con tantas ganas de sexo (del uno y del otro) como siempre...

Venus O'Hara, de Reino Unido, con raíces irlandesas. Modelo fetish, actriz y escritora. Licenciada en Ciencias Políticas y Francés, reside en Barcelona, ha sido columnista sexual en varias revistas, tiene su propio blog de fetichismo y es creadora de 'No sabes con quien duermes', un confesionario para personas que llevan una doble vida. Publicó su primer libro junto a Erika Lust, 'Deséame como si me odiaras', en 2010.

Tatiana Escobar, de Venezuela (1976), ha escrito ensayos y poesía en español. Traductora y editora, en 2004 abrió en Madrid junto a sus socios la primera boutique erótica de España, La Juguetería Erotic Toys, para no tener que vivir de la literatura. Desde entonces vive del sexo. Y escribe, a veces, para sus amigos.

. Madrileña. Soñó con escribir y pronto descubrió una vía: el periodismo. Pero como tampoco valía narrar sobre cualquier cosa, eligió suerte y remató la faena con un posgrado en Sexología. Ha trabajado en suplementos de salud y medios especializados. Con la práctica ha acabado por darle un toque más sensual a sus letras. Y con ellas sueña en escribir, ahora, un libro.

Ilustracion
Venus O'Hara, Anne Cé y Silvia C. Carpallo, según 'Mi Petit Madrid'.

Nuevo libro

El orgasmo de mi vida. Si ya no sueñas con príncipes azules, locos por pedirte en matrimonio, ni esperas que aparezca un millonario atormentado pero diestro en amores, con una Visa en una mano y un látigo en la otra, este libro es para ti. Porque El orgasmo de mi vida habla de eso, de mujeres realistas, lúcidas, independientes y eróticamente vivas, capaces de combinar esa cotidianidad que todas conocemos, con sus pasiones más salvajes. Ellas son las protagonistas de los relatos, sin guionistas que les digan lo que tienen que hacer, pero sobre todo, son las compositoras, directoras e intérpretes de los orgasmos más armoniosos de sus vidas.

Lux eróticaLux erótica. "Escribir sobre sexo era la propuesta y me sentí estimulada. Después de tantos años como periodista cultural y con mucha vida hecha en torno a la información y a la actualidad, tenía ganas de ponerle carne a la crónica. Porque nuestra más genuina actualidad como personas pasa por el relato del erotismo. Porque de atracción y de relaciones hablamos todo el tiempo en este tiempo occidental con ciertas libertades individuales garantizadas y rebosante de espíritu lúdico pero también algo desafectado y con nuevos descompromisos adquiridos...". Anne Cé.

Inglés para pervertidosInglés para pervertidos."Se dice que la mejor manera de aprender un idioma es a través del sexo con un extranjero. Pero ¿qué haces si estás en la cama y no sabes qué decirle? Con Inglés para pervertidos puedes aprender todas las palabras y expresiones que siempre has deseado saber, desde lo más elemental al sexo más salvaje. El libro cuenta con ocho capítulos centrados en las partes del cuerpo, la cama, el LGBT, las compras sexis, el lado oscuro, el porno, el chat y la salud sexual. Cada capítulo contiene vocabulario, gramática y unos ejercicios muy originales que no encontrarás en ningún otro libro. Aprende todo lo que tu "English teacher" no se atrevería a enseñarte nunca. Y... si te cansas de estudiar, el libro incluye un montón de fotos mias para distraerte". Venus O'Hara.

TWITTER

Nuestros autores en Twitter