Eros

Levantarse con uno, acostarse con otro

Por: | 01 de febrero de 2013

Prefiero que pase un cierto tiempo entre tener dos amantes, y no me refiero solo al de darme una buena ducha y cambiar las sábanas, sino varios días como mínimo. Sin embargo, hablando con un amigo recientemente, al ponernos al día de los proyectos, amores y aventuras, me explicaba que después de levantarse con una, tenía hasta ansiedad de acostarse con otra ¡el mismo día! Según él, esto le servía como un mecanismo de defensa, sobre todo cuando la de la mañana le gustaba mucho. Acostarse con otra enseguida era como distanciarse emocionalmente de su amante matinal.

Venus O'Hara por Yuky Lutz
Venus O'Hara por Yuky Lutz


Yo en cambio tras levantarme con uno, suelo recordar el último polvo mas que estar pensando en el siguiente. Sin embargo, nunca digas nunca porque a veces las cosas pasan de manera inesperada y los encuentros sexuales no siempre se pueden predecir ni planificar. Les cuento.


Una vez, hice una excepción a mi propia norma. Era una tarde de primavera de mi época universitaria y había empezado el día en la cama de un amigo con derecho y recuerdo el camino a casa perfectamente. Estaba feliz y relajada a pesar de haber dormido dos horas como mucho. Solo pensaba en llegar y tirarme en mi cama y ver la tele basura durante toda la tarde... y mis tesis retrasadas, las dejaría sin tocar durante un día más.

Sin embargo, cuando llegué a la residencia universitaria, encontré un post-it pegado en la puerta de mi habitación, diciéndome que mi ex-novio había llamado y que estaba en la ciudad y había dejado un teléfono. Se me paró el corazón. No era un ex cualquiera, sino mi primer amante además del amor de mi vida. Vivíamos en ciudades distintas y al ser la época pre-Facebook, habíamos perdido el contacto por completo durante varios meses después de separarnos. A pesar de su ausencia en mi vida, todavía era capaz de revolcar mi deseo y mis emociones.

Cogí el post-it con la mano temblando y busque unas monedas y le llamé en seguida. Estaba nerviosa esperando escuchar su voz. Fue una conversación corta con un solo objetivo; el de quedar para tomar una copa esa misma noche, ya que se iría el día siguiente. Nada más colgar, fui corriendo al cuarto de baño para darme una buena ducha, pensando en lo que me pondría. Di las gracias al destino por haber tenido sexo fuera de casa la noche antes, así por lo menos no tenía que cambiar las sábanas o ir corriendo a buscar envoltorios de condones perdidos entre las sábanas, porque no había tiempo.

Estaba físicamente agotada, pero la ansiedad por ver a mi primer novio me llenó el cuerpo de adrenalina. Llegue al pub nerviosa mientras le buscaba entre la multitud. Y luego le vi, sentado en la barra esperándome, y como me temía, nada mas verle, me di cuenta de que todos los otros hombres del bar de repente me parecían invisibles. Y Dios, ¡cuanto le deseaba!

Venus O'Hara by Yuky Lutz
Venus O'Hara por Yuky Lutz


La noche empezó de manera incomoda, pero después de una hora y un par de copas, la conversación ya fluía y era cada más más obvio como acabaría. Cuando le besaba y le tocaba, no podía evitar comparar la experiencia con la de mi amante matinal.  Era como estar dentro de una nube de nostalgia, llena de emoción por la relación intensa que habíamos vivido y el deseo innegable que todavía había entre nosotros.

A pesar de esto, me daba morbo saber que había empezado el día en la cama de otro, supongo que era porque cuando estuvimos juntos, había sido mi único amante y ahora no era el caso. Sobre todo cuando me confesó que no había estado con nadie desde que nos separamos. “¡Si supieras!”, pensaba yo.

Desde entonces no he vuelto a levantarme con uno y acostarme con otro, pero al contrario de mi amigo, si vuelvo a hacerlo, ya sé que será porque el de la noche me importa mucho, mucho, mucho más.

Y tú, ¿alguna vez te has levantado con uno y acostado con otro?

Hay 59 Comentarios

Hoy en día esta práctica es muy habitual... llegará un momento en que casarse sea algo que se hace "porque todos los hacen" y no por amor.

No me creo nada de lo que cuentas...no es nada verosímil que te hayan ocurrido tantas cosas rocambolescas. No sé cómo alguien se las puede tragar.

¿No eres demasiado leísta, Venus O'Hara?
Convendría que revisases tus pasadas lecciones de castellano, para tratar de eliminar esta fea y vulgar mala costumbre.
Atentamente.

Una vez dominada la península y nuestras colonias en Sudamérica, España declara la guerra a Canada para proteger a nuestros aliados ingleses.
En clave interna, el partido comunista lucha por no perder su posición hegemónica.
Tu país necesita tu ayuda en un nuevo juego de estrategia militar, economía y política online. Registrate gratis en [ http://cut07.tk/b36 ] desde tu navegador.

Muy bueno, me encanta. Sobre todo el final. Pienso igual que tú. Levantarse con uno y acostarse con otro muy de seguido, creo que no demostrarían más que un cúmulo de experiencias sexuales vacías..... las cuales no me van.

Me ha ocurrido en más de una ocasión, creo que se debe a la condición de "single", tienes varios amigos/ amantes y de repente se juntan todos en un espacio corto de tiempo. ¿Es indecoroso? Quizá no es muy agradable pensar que por tu cuerpo en menos de 24h han pasado varias personas, al contrario si que me gusta pensar que he visto a mi chico después de X. Comparto plenamente la opinión del amigo de Venus, si alguien me gusta mucho si que intento olvidarlo en brazos de otro. http://vivelsexo.wordpress.com/2012/10/23/noche-buena-y-4/

Sentir por un hombre amor, acostarse con él pero no tenerle de forma continuada por la razón que sea, a veces propicia que la puerta quede abierta para otro, al que se le puede tener cariño, pero no deja de ser un follamigo, suplente del verdadero deseo de tener al otro.


Es una situación difícil, porque crea conflicto. También provoca emoción pues es como estar en la cuerda floja, haciendo equilibrios. Y eso genera adrenalina.


Creo que no se puede mantener mucho tiempo, pues los sentimientos pesan más que el deseo sexual. El deseo se puede perfectamente sentir por los dos, y si no hay compromisos y enganches con el follamigo, pues es una manera de liberar tensiones, pero si se enamora de ti, ya la cosa cambia.


Este tipo de relaciones forman parte del caprichoso mundo del amor correspondido o no. Querer a uno y desearlo muchísimo y no poder tenerlo cuando se quiera o necesite, y a cambio buscar una alternativa que palíe un poco este amor no correspondido al 100%.

Si fueras mi amante no te cambiaría por nada ni por nadie...

http://elmejorhumorinteligente.blogspot.com/

Me ha pasado alguna vez el acostarme con dos mujeres el mismo día y tampoco es algo que me guste. No sé explicarlo bien. No es que sean remordimientos ni nada parecido, pero creo que si lo hubiese hecho sólo con una me hubiera quedado mejor cuerpo. Tampoco es que me parezca que es algo que esté mal. Simplemente, no va conmigo. Lo que tu cuentas es otra cosa. Eso es más bonito, yo firmo por una ración de lo mismo. Seguro que no sólo se te borraron todos los hombres del bar, sino también con el que estuviste antes.

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

Sobre el blog

Ni enciclopedia ni consultorio sexual al uso. He aquí un rincón erótico festivo dedicado a las relaciones y la atracción entre seres humanos, esa faceta que nos hace la vida más placentera, tierna, amorosa, plena… Un blog coral, con cinco autoras de todo origen y condición, que apuesta por el juego, la provocación, lo sensual y el sexo como acto libre, adulto, compartido, real o ficticio, siempre divertido... Eso sí, si tu mirada no es amplia y tolerante, mejor no te detengas aquí. Coordina Analía Iglesias. No sólo se admiten firmas invitadas, sino que son deseadas.

Sobre las autoras

Anne Cé. Nació en el sur austral (Argentina), en un tiempo beatle y en un país con altísima densidad de psicoanalistas y jugadores de fútbol. Periodista, quizá incluso a su pesar, narra lo que se le ponga delante. Y narra, y narra. Un día descubrió que el simple roce de una clavícula le erizaba la piel y entonces comprendió por qué le gusta tanto abrazar a un hombre.

Esther Porta. Segoviana, fue becaria en el mítico Tentaciones y allí hizo de todo hasta que sus conocimientos de sexo la convirtieron en Beatriz Sanz. Y gracias a ella, publicó artículos semanales de sexo, dos libros y fue reclutada como sexperta guionista del programa de Canal +: 'Sex Pópuli'. Cuando casi se le había olvidado (lo de escribir de sexo...) se mete a bloguera. Y aquí está, con tantas ganas de sexo (del uno y del otro) como siempre...

Venus O'Hara, de Reino Unido, con raíces irlandesas. Modelo fetish, actriz y escritora. Licenciada en Ciencias Políticas y Francés, reside en Barcelona, ha sido columnista sexual en varias revistas, tiene su propio blog de fetichismo y es creadora de 'No sabes con quien duermes', un confesionario para personas que llevan una doble vida. Publicó su primer libro junto a Erika Lust, 'Deséame como si me odiaras', en 2010.

Tatiana Escobar, de Venezuela (1976), ha escrito ensayos y poesía en español. Traductora y editora, en 2004 abrió en Madrid junto a sus socios la primera boutique erótica de España, La Juguetería Erotic Toys, para no tener que vivir de la literatura. Desde entonces vive del sexo. Y escribe, a veces, para sus amigos.

. Madrileña. Soñó con escribir y pronto descubrió una vía: el periodismo. Pero como tampoco valía narrar sobre cualquier cosa, eligió suerte y remató la faena con un posgrado en Sexología. Ha trabajado en suplementos de salud y medios especializados. Con la práctica ha acabado por darle un toque más sensual a sus letras. Y con ellas sueña en escribir, ahora, un libro.

Ilustracion
Venus O'Hara, Anne Cé y Silvia C. Carpallo, según 'Mi Petit Madrid'.

Nuevo libro

El orgasmo de mi vida. Si ya no sueñas con príncipes azules, locos por pedirte en matrimonio, ni esperas que aparezca un millonario atormentado pero diestro en amores, con una Visa en una mano y un látigo en la otra, este libro es para ti. Porque El orgasmo de mi vida habla de eso, de mujeres realistas, lúcidas, independientes y eróticamente vivas, capaces de combinar esa cotidianidad que todas conocemos, con sus pasiones más salvajes. Ellas son las protagonistas de los relatos, sin guionistas que les digan lo que tienen que hacer, pero sobre todo, son las compositoras, directoras e intérpretes de los orgasmos más armoniosos de sus vidas.

Lux eróticaLux erótica. "Escribir sobre sexo era la propuesta y me sentí estimulada. Después de tantos años como periodista cultural y con mucha vida hecha en torno a la información y a la actualidad, tenía ganas de ponerle carne a la crónica. Porque nuestra más genuina actualidad como personas pasa por el relato del erotismo. Porque de atracción y de relaciones hablamos todo el tiempo en este tiempo occidental con ciertas libertades individuales garantizadas y rebosante de espíritu lúdico pero también algo desafectado y con nuevos descompromisos adquiridos...". Anne Cé.

Inglés para pervertidosInglés para pervertidos."Se dice que la mejor manera de aprender un idioma es a través del sexo con un extranjero. Pero ¿qué haces si estás en la cama y no sabes qué decirle? Con Inglés para pervertidos puedes aprender todas las palabras y expresiones que siempre has deseado saber, desde lo más elemental al sexo más salvaje. El libro cuenta con ocho capítulos centrados en las partes del cuerpo, la cama, el LGBT, las compras sexis, el lado oscuro, el porno, el chat y la salud sexual. Cada capítulo contiene vocabulario, gramática y unos ejercicios muy originales que no encontrarás en ningún otro libro. Aprende todo lo que tu "English teacher" no se atrevería a enseñarte nunca. Y... si te cansas de estudiar, el libro incluye un montón de fotos mias para distraerte". Venus O'Hara.

TWITTER

Nuestros autores en Twitter

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal