Eros

No a los machos alfa, sí a gozar junto a los 'nuevos hombres'

Por: | 05 de septiembre de 2013

Por Coral Herrera Gómez*

Amo a los nuevos hombres. Me encantó el post de Rubén García Sánchez de hace unas semanas, que hablaba, en este mismo espacio, sobre ellos, y no me puedo resistir a contarles sobre mi fascinación. Yo supe de su existencia haciendo mi tesis doctoral: primero los descubrí en los libros, después los encontré en blogs y webs, en foros y redes sociales, y los sigo hoy cual fan enamorada.

Office-636_Getty Images
¿Y si ella toma la iniciativa y lo acuesta sobre su escritorio para hacerle lo que a los dos les place? (Getty Images)

No sé si esta nueva pasión es, en realidad, una extensión de mi complejo de Edipo, porque mi padre es un nuevo hombre. Mi madre se iba a la fábrica y mi padre, como era escritor, nos cuidaba a mi hermana y a mí. Él es un hombre de esos que cocina y lava platos, que cambia pañales y baña a los nietos, que va a la compra y hace lavadoras. Disfrutó mucho de la crianza de sus hijas, y nos educó para que fuésemos mujeres independientes y trabajadoras. De ahí mi amor hacia este padre tan hermoso, a la par que feminista. Los demás padres me parecieron siempre muy patriarcales comparados con el mío.

Creo que por este complejo de Edipo, el día que conocí a mi compañero me puso tan cachonda darme cuenta de que era un hombre nuevo también. Y al conocerle mejor me enamoré perdidamente. Mi chico es de esos hombres que no tienen problemas con su masculinidad, así que no tiene que estar todo el tiempo demostrando lo macho que es. Para mí es un lujo compartir la vida con este tipo de hombres porque se puede hablar estupendamente, ya que no tienen complejos de inferioridad que les empujen a machacarte para que no brilles, no se creen que eres de su propiedad, no te celan mientras cortejan a otras, no te mienten sin necesidad, no dependen de ti porque estén contigo, y lo están hasta que dejen de estarlo. Es decir, no se sienten "condenados" a estar contigo: son libres para quedarse a tu lado.

Los nuevos hombres tienen muchas otras ventajas, porque son más autónomos, se trabajan las emociones, se comunican mejor. No necesitan criadas y por eso no "ayudan" en casa, sino que asumen su responsabilidad total sobre las tareas domésticas y disfrutan de su paternidad. Para mí son tan atractivos porque no sufren tanto como los hombres tradicionales, son más creativos en la construcción de su identidad, y viven su masculinidad con más libertad y alegría. Supongo que es porque no se sienten tan presionados para mostrar su virilidad continuamente, como les sucede a los varones patriarcales.

Yo lo recomiendo mucho a mis amigas y amigos que se busquen hombres nuevos y se alejen de los machos alfa o de los romántico-atormentados, pero creen que los mitifico y que son tan pocos que ni existen. El día que me llamaron para participar en el Congreso de Masculinidades en Barcelona, el año pasado, me sentí muy afortunada por poder conocer a algunos en persona. Llamé a mis amigos y amigas solteras para contarles que iba a conocer a cientos de nuevos hombres, pero pensaron que iba a un congreso lleno de frikis queer. Así que fui sola al paraíso.

Salí de la burbuja barcelonesa de mujeres y hombres igualitarios creyendo que otras formas de ser, de estar y de relacionarse son posibles. Pude conocer de cerca todo el inmenso trabajo que están haciendo para desmontar la virilidad patriarcal, para transformar y mejorar sus relaciones con las compañeras, para reivindicar su derecho a disfrutar la paternidad, para luchar por los derechos de las mujeres y las niñas...

Malefeminist
'Igualdad de oportunidades: los hombres también pueden ser feministas', vía sexyfeminist.com

Son pocos aún, a menudo trabajan aislados, sin el apoyo de otros grupos feministas, pero están abriéndose camino. Estoy convencida, desde que viví aquel romance académico-festivo con los hombres igualitarios, de que no se puede empoderar a las mujeres sin trabajar con los hombres, y de que tenemos que hacerlo juntos, para poder acabar con la eterna batalla de género que divide a la humanidad en dos grupos.

La noche que nos despedimos, estuvimos hablando de estas y otras utopías románticas. Muchos me hablaron de su deseo de enamorarse de mujeres como ellos, despatriarcalizadas: "Yo sé que hay muchas nuevas mujeres, esas que no se frustran porque no somos el príncipe azul, que no huyen cuando lloramos, que nos aman tal y como somos, que no nos sienten enemigos, que saben disfrutar de la vida y del amor. ¡Brindemos para que se multipliquen y pueblen toda la faz de la Tierra, y brindemos por el amor igualitario!".

How-I-Met-Your-Mother-how-i-met-your-mother
Un macho alfa (o la voluntad de serlo: Barney/Neil Patrick) y dos 'hombres nuevos' (Ted/Josh Radnor y Marshall/Jason Segel) entre los personajes de la popular serie 'Cómo conocí a vuestra madre'.

Alzamos nuestras copas esperanzados, mientras me reía pensando en las utopías que se crean en los congresos a la hora de los tragos: por la mañana, deconstruyendo unos mitos y, por la noche, creando otros. Hay ratos en que pienso que estamos en el buen camino para despatriarcalizarnos todos juntos, para transformar los patrones sobre los que construimos nuestra identidad y nuestras relaciones, para poder querernos mejor. Otros días pienso que nos quedan siglos para poder liberarnos de las opresiones (ellos y nosotras) y reinventar las estructuras afectivas, sexuales y emocionales sobre las que tejemos nuestras relaciones.

Men-feminism
'Ey, chica: vamos a destrozar el patriarcado', vía urbanromanceonline.com.

Aunque queda mucho trabajo por hacer, creo que tiene sentido ir hablando de esta utopía romántica igualitaria porque supone una alegre reivindicación de la diversidad en la construcción de nuestras identidades y de nuestros afectos, y porque supone también honrar el derecho universal a querernos como nos plazca. Se me ocurre, además, que podemos aprovechar esto de ponernos a pensar en construir relaciones sanas y bonitas para aprender a disfrutar más de la vida y del amor.

¿Ustedes qué piensan?, ¿puede haber feeling entre un nuevo hombre y una nueva mujer, o sería demasiada la armonía?, ¿creen que estamos realmente preparadas para renunciar al tratamiento de reinas poderosas (y ellos, a ocupar el lugar de reyes absolutos) en las relaciones amorosas?, ¿tiene sentido pensar en esta utopía cuando tenemos aún inserto el patriarcado en vena, atravesando nuestro deseo y recorriendo nuestras emociones?

 

(*) Escritora y comunicadora española residente en Costa Rica. Doctora en Humanidades y Comunicación Audiovisual, con énfasis en Teoría de Género. Bloguera 'queer', su sitio es El rincón de Haika.

Hay 364 Comentarios

Se aprecia el reconocimiento que podemos llegar a tener, después de tanto tiempo algunas personas, que en un conflicto permanente sobre ese patriarcado, no solo nos hemos visto perjudicados por la incomodidad de lo "razonablemente" aprendido y encima que por ser lo que somos; "hombres en contexto patriarcal" quedar encasillados por el resto de las personas (generalmente mujeres). Es cuestión de encontrar el compromiso por lo que es bueno para todos y como aliciente ver lo que no se quiere ser, y esto se aprende. No hay que ser joven, ni viejo y si lo eres... mejor que ser un espíritu carente y desgraciado encarcelado no solo en la ignorancia, si no formando parte de una mayoría que presagia el dominio de lo convencional, tradicional y engañoso de lo que debe ser "normal".
Nuevos seres humanos y consientes.
Un saludo

¿Y qué es una bloguera queer?

Muy rápido me parece que te han dado la residencia a ti en Costa Rica,…¡uhmm!

Menuda gilipollez de articulo

firmado un hombre de toda la vida

Me parece a mi que la bloguera no sabe lo que es un macho alfa, ya que lo confunde con un hombre machista. A ver, un macho alfa es aquel hombre que hace mojar las bragas de casi todas las féminas, porque es alto, moreno, de brazos fuertes, con dinero o con un buen trabajo.

¿Puede la bloguera decirnos si su pareja es como yo he dicho? Si es así, BINGO, está con un alfa.

Congreso de Masculinidades? De verdad hubo un Congreso de Masculinidades? El mundo se está volviendo idiota.

Venga a darle vueltas y más vueltas. De verdad no os aburrís de hablar siempre de lo mismo? Qué pesadez, por favor..

Este artículo estaría mucho mejor en "El Mundo Today"... Es una sucesión (aburrida) de pedanterías y memeces

Repito comentario porque antes se ha borrado buena parte.

Coral, no dudo de tu buena intención y la idea de despatriarcalizarnos juntos me gusta, siempre que se tenga en cuenta que el patriarcado ha tenido unas consecuencias mucho más profundas y negativas en las mujeres primero, y básicamente en cualquier persona no blanca masculina heterosexual sobre la que se ha proyectado la estructura de poder patriarcal.
Mi problema con tu artículo es este tonito rancio que le encanta a la clase bien-izquierdosa-lo-justo, de que ya está todo apañao salvo alguna cosa, parafraseando a mi colega Mariano. Podría empezar a citarte cosas, pero como el texto lo has escrito tú, te lo resumo: parece que haya que darle un premio a estos señores por no ser unos machistas de mierda como sus contemporáneos y antecesores. Lo de que nosecuál de ellos te dijo que quería encontrar mujeres despatriarcalizadas ya me ha dejado muerta. En los libros de dibujos que tiene mi sobrina de un año, las niñas salen jugando con tazas y pasteles y los niños con herramientas y balones de fútbol. Despatriarcalizado aquí no está ni Mario Vaquerizo.
En proceso de despatriarcalización no te digo que no, pero es un esfuerzo consciente que se ejerce día a día. No le vale decir "yo soy feminista" y ya tirar p'alante, no funciona así la cosa, como ya demostraron en su día otras célebres frases como "yo no tengo nada en contra de los gays" o "tengo un amigo negro". Me parece muy bien que tus amigos frieguen platos y besen a otros tíos en la boca, pero en el momento en que tienen que proclamar que esto no afecta a su masculinidad, ahí está el problema.
No digo que no sea un alivio existencial ver que cada vez hay un porcentaje pequeño pero creciente de señores que se pispan del gran privilegio que tienen respecto a otros sectores de la población por el hecho de tener pene, y que activamente tratan de revertir este proceso. Ahora, esto de celebrarles aquí como si por ser, sencillamente, gente decente se merecieran un premio y todo nuestro amor, pues ya me dirás.
Mi conclusión es que si las mujeres ya tenemos que estar en guardia continua para que las mierdas internalizadas del patriarcado no se nos coman, los tíos ya ni te cuento. Me da igual que todos tus colegas fueran criados en una comuna de lesbianas hippies. El patriarcado no te lo quitas de encima como unos zapatos que ya no te van. Y mucho menos, y esto es ya lo que me ha jorobado de tu artículo profundamente, se debe ensalzar a estos señores.
¿Celebrar que la sociedad está cambiando de mentalidad? Pues yo lo veo un poco pronto, pero tampoco quiero ahogarte la fiesta. ¿Hacer un artículo sobre lo guay que es que haya tíos que no crean que la mujer tenga que quedarse en casa a fregar platos? Pues eso sí que no, querida.
La realidad es que ellos siguen estando en la cima del mundo y les han subido en helicóptero, y a nosotras todavía nos queda un rato, vamos a pie y encima desde arriba nos tiran piedras. Si un grupito ha dejado de tirar piedras y ha optado por gritarnos ánimos porque no ven tan mal que compartamos cima, pues me parece estupendo, pero el mérito se lo doy a las que están trepando la montaña, que son las que están sudando la gota gorda.

Coral, no dudo de tu buena intención y la idea de despatriarcalizarnos juntos me gusta, siempre que se tenga en cuenta que el patriarcado ha tenido unas consecuencias mucho más profundas y negativas en las mujeres primero, y básicamente en cualquier persona no blanca masculina heterosexual sobre la que se ha proyectado la estructura de poder patriarcal, que son las que están sudando la gota gorda.

Se trata no tanto de patriarcado/matriarcado como de un reparto de funciones para una vida común diaria lo más cómoda posible. El asunto estriba en luchar contra el egoismo y el acomodamiento: cuanto esta dispuesto en poner de su parte cada uno de los miembros de la pareja para que el otro no acabe agotado. Y de que de una vez tenemos que creernos que estamos con nuestra pareja porque de verdad queremos y que no existen dependencias que puedan dar lugar a una dominación o chantaje (dinero, hijos, trabajo) que desemboqué en ese patriarcado/matriarcado.

no se si es que vivo en un lugar muy lejano del de la autora o que las culturas son realmente diferentes entre nosotras, pero a dia de hoy he encontrado muchos mas 'hombres modernos' como dice ella que alfas, puede que sea por diferencia de edad también, pero en mi entorno y generación veo mas compañerismo en el amor o relaciones que no superposicion de un genero sobre el otro, igualdad en casi todos los casos, y no solo igualdad, sino también reparticion de los deberes en casa, como pareja etc.. y sin mirar que una cosa la haga uno u otro por ser hombre o mujer.... nose, creo que habla de forma un poco desmesurada, parece que a los nuevos hombres tienes q buscarlos casi por conjuro, sinceramente, creo que estas nuevas generaciones están mucho mas cerca de esas igualdad de lo que transmite el articulo, no es raro encontrar ya mujeres independientes que deciden por ellas y direccionan su vida por donde ellas quieren, ni hombres que (segun ella esto un alfa no lo haria) buscan una compañera en la que apoyarse y con la que compartir su vida de forma igualitaria

mundo, asi siempre has sído y asi siempre serás.

me gusta que a 3.792 personas+ una les guste este artículo

Estoy harto de la estupidez humana.

Pues si! claro que existe la posibilidad de relación e interacción entre hombres nuevos y nuevas mujeres. A mi me pasa lo mismo que a ti, cuando digo a mis amigas que realmente solo quiero salir con alguien que no tenga complejos paternalista y que no le importe quien de los dos limpia la casa mientras el otro cocina, o quien le abre la puerta a quien, me miran como si estuviera desquiciada. Pero yo sé que en algún lugar hay hombres nuevos, me los encuentro muy raras veces y siempre les hago saber que no están locos y que cada vez somos más los "nuev@s". Muy buen artículo!

Pues en Costa Rica lo primero que habrás hecho es perder tu dignidad, ojalá sirva de algo tu trabajo y tengas suerte…

Para llegar hasta esta "utopía" social las mujeres tendrían que trabajar mucho mucho mucho en su talón de aquiles: CELOS. El mito del hombre dominante no es más que un mito, las mujeres lo son también, e incluso más, sólo que no intentan imponer sino que manipulan emocionalmente y la libertad entre individuos comienza por las emociones. Como hombre no puedo tener pareja y que ella cree que está pasando un casting cada vez que hablas con otra mujer de forma amistosa. La mujer se NIEGA a aceptar esta debilidad propiamente femenina y mientras ellas no miren a la cara a sus traumas e inseguridades no conseguirán que el hombre mire sus propios defectos también.

Aun hoy en día la gente creerá que los hombres somos "machos" por patriarcalidad y las mujeres son "sumisas" por el mismo motivo cuando ni se han planteado siquiera que tanto nosotros como ellas somos así desde los orígenes de los tiempos por la carga genética ancestral que llevamos dentro y contra lo que se afanan ansiosamente en combatir las "nuevas mujeres" que tan solo quieren convertirse en hombres (para lo que quieren) y seguir siendo mujeres (para lo que quieren también)

Las mujeres sóis las que tenéis que evolucionar, y MUCHO. Muchísimas os habéis quedado en el pretty woman: no dar ni golpe, el tío guapo y forrado de pasta, y follar solamente cuando vosotras tengáis ganas. Y éso, siento decirlo, solamente es una película que aparte únicamente narra 1 o 2 semanas de vida.
Empezad a madurar porque solamente pedís chorradas y váis más de sobradas que un político.

Brillante artículo. Pero algo me preocupa después de leerlo. Lo cierto es que ya ha venido a mi cabeza esta duda otras veces. ¿Cómo enfrentarnos a la palabra "romanticismo"? Obviamente, las cosas y las palabras no son la misma entidad. He aquí el problema. Es una palabra que vale tanto para desarrollar un futuro posible de relaciones de pareja y familiares democráticas; para evocar el amor puro y confluyente... como para rememorar ese romanticismo-atormentado de la primera modernidad. Por un lado desarrollamos una aversión al término pero por otro seguimos soñando con él aunque por supuesto en términos muy diferentes al que la solución "romántica" ha dado a lo femenino en la primera modernidad. Un dilema...

Las mujeres siempre buscarán un macho alfa por el aspecto sexual y se aburrirán del hombre nuevo pues al final lo verán como su buen amigo.

Para mi la base está en aceptar lo increíblemente hermoso que es alguien te quiera libremente. Yo soy libre de marcharme cuando quiera de su lado, pero si vuelvo cada día es porque ansío hacerlo. Creo que él no lo vive exactamente así, le educaron para ser Macho Alfa y en buena parte lo es, pero trabaja para evolucionar día a día porque asumir ese papel supone arrastrar muchas frustraciones.

El artíulo: Fascinante, en la forma y el conetenido. Sugerente para poder reflexionar y debatir con gente interesante...
Gracias Coral

joé, crudo, patético. Tengo otro artículo que lo es más todavía: http://www.jotdown.es/2012/03/gonzalo-vazquez-el-drama-tardoadolescente/
Exagerado y un poco coñazo, pero para mi que esa es la tendencia...

...como una abeja reina. La colmena es una sociedad matriarcal.

Gracias, Extra. Tal vez, debí referirme a la línea matrilineal de descendencia, como sucedió con los bereberes hasta época casi reciente, y no al matriarcado, que es lo que existe actualmente en mi pueblo, con su alcaldesa al frente, concejalas y directoras generales de todo y para todo, más dos o tres concejales que ejercen de hijos ejemplares de esta lideresa carismática especializada en vaciar las arcas públicas a lo largo de unos cuantos años, con la sola y exclusiva finalidad de crear clientelas para perpetuarse.

Aún hay mucho camino por recorrer, los hombres machitos quieren tener a las mujeres siempre a su servicio.

Esto assunto és muy contraditório. He tenido un papá muy moderno en los 70, que cocinava, cambiava pañales, etc. Me casé con un hombre muy, muy inteligente, nada machista, pero muy perezoço con cuestiones domesticas. Trabajo muchas horas/ dia y Soy mamá de 2 hijos hombres. Sé que soy yo la major responsable para que ellos no sean machistas. De hecho, los dos saben cocinar, planchar, etc y sus novias no saben ni hacen nada. Pêro yo nunca he cambiado un pneumático en mi vida. Tampoco tomo la decision de revisar el coche. Llamo hijos y marido. Entonces, en este aspecto, soy machista y Crudo tiene razón.

Hola, sí, mi hombre también es un nuevo hombre, y no puedo dejar de agradecérselo a él y a su matriarcal familia de origen (sisi, matriarcal) que han logrado criar a dos hijos que ya no viven en el patriarcado (mi cuñado también es un nuevo hombre).
Hemos estado años hablando de que las mujeres habíamos evolucionado, y de que a los hombres les venian grandes esas mujeres trabajadoras, autónomas, sensibles, sin miedo de expresar sus sentimientos, mujeres, al fin y al cabo, con cierto equilibrio "masculino- femenino" en su ser. Y ahora estos nuevos hombres, también mas equilibrados. Siento que se nos abre una vez más un espacio para el desarrollo, el poder aceptar que se puede compartir todo entre hombres y mujeres, que las mujeres venimos, de un tiempo acá, ocupando muchos roles, y ocurre que a algunas se le haya subido a la cabeza y no dejan espacios a sus hombres. Quiero decir, que ya no hace falta que seamos "papá y mamá", podemos empezar a relajar-nos ser mujer y ceder espacios a estos nuevos hombres.

Lo de las tareas domésticas sí que es pura educación. Mis padres trabajaban y tuvieron dos cabezones, así que mi hermano y yo tuvimos que arrimar el hombro en casa desde enanos. Y como nosotros, todos los niños del vecindario y del colegio cuyos padres eran también autónomos. A algunos de esos amigos de infancia les sigo la pista, y todos se ocupan de su casa, hasta los chapados a la antigua casados con marujas. Eso es lo que te enseñan de pequeñito, sin ninguna duda. Nunca es tarde para aprender, y a algún compañero de piso en mi juventud tuve que enseñarle a hostias a no ser guarro y a limpiar, pero yo creo que ese volvió a las andadas, así que pobre de la que lo pillara.

El otro día una mujer posteó el siguiente artículo en FB que recibió entusiastas halagos femeninos: http://www.viralnova.com/20-marriage-tips/#.UiQTP6yYNg0.facebook Si tuviese que resumirlo, lo haría así: Una mujer quiere que el hombre lo haga todo por ella y que no le moleste con sus miserias. Como dice Jose, tú decides. ¿Quieres convertirte en ese hombre? Yo no.

Y donde está la “Nueva Mujer”, porque la mayoría que conozco está totalmente esclavizada por el Matriarcado.

Wikipez:
Creo que la abolición del Patriarcado no significa la instauración del Matriarcado (esa forma de razonar sería la propia del Patriarcado). Pienso que la abolición del Patriarcado debería traer una cultura igualitaria y libre. Yo personalmente no tengo ningún conocimiento sobre culturas matriarcales. Que yo sepa, los antropólogos (desde que existe esta ciencia) no han conocido ninguna. Si existió en la Prehistoria, no se sabe, pero lo que no había es Patriarcado: éste aparece en el Neolítico, con la agricultura, la ganadería y la propiedad privada. Es un proceso gradual. Y los roles que atribuyes a la Prehistoria no son necesariamente patriarcales. Yo creo que el problema no es la división de roles, si no la dominación de un sexo por el otro, y la imposición de roles por una parte.

¿Existe un ser más hipócrita que la mujer?...prefiero no saberlo. Todas dicen que quieren un hombre romántico, que las escuche, las cuide y bla, bla, bla. Pero en cuanto se cruza en su camino, un hombre atlético, viril y dominante, caen a sus pies. Además caen de rodillas, no sé si me explico ;) Si el susodicho además tiene mucho dinero, se las tiene que quitar de encima, literalmente.

Digressing: Una situación que me ha pasado con todas las mujeres con las que he estado viviendo: No les apetece comer fruta en alguna situación, entonces yo pelo la fruta, la corto en trozos y se la doy. Entonces sí que comen fruta. Eso no pasa con los hombres. Yo creo que una mujer valora a un hombre que le dé todo hecho a su gusto, pero no hay tantos hombres que quieran esta obviedad. De ahí adelante, pues hay de todo. Unas mujeres prefieren un tipo de hombre y otras otro y otras tenían una idea pero la cambiaron y otras todavía no saben ni lo que quieren. Vamos, como nosotros.

Hablemos claro, El nuevo hombre=maricón de playa

El machismo es una forma de dominación tanto para nosotros como para las mujeres. La cuestión fundamental no es a que género se pertenece sino si se acepta o no la dominación. Por ejemplo, muchas madres dominantes se ocupan muy mucho de hacer todas las labores domésticas a su retoño, evitando minuciosamente no solo que no las aprendan sino que ni siquiera se les ocurra la idea de que puedan hacerlo. ¿Que se consigue con esto? Que se hagan dependientes, que toleren las injerencias de mamá en su vida. Hay otro aspecto de carácter más general: toda la gente que se cree que tiene algún privilegio lo defiende a muerte y aguanta todo lo que haga falta por mantener ese privilegio aunque sea absolutamente ilusorio y funcione como gancho para que trague con muchas más cosas. Por poner un ejemplo, la Mafia siciliana basó sus orígenes en una sociedad completamente estratificada, en que nadie estaba nivelado, todo el mundo o por encima o por debajo. De ese modo, es imposible unirse contra cualquier enemigo común.

Estoy de acuerdo con el artículo, aunque siempre me da un poco de miedo etiquetar a las personas, ya sea para un lado o para otro. Porque al final es una cuestión de uniformar... y todos tenemos algo propio y algo en común. No creo que estos 'nuevos hombres' (concepto que no me gusta para definirlos, como ya dije en el artículo de Rubén) sean cosa de ahora ni una moda en alza. Mi padre también es así, mi abuelo también era así... cada uno con sus salvedades. Mi chico es así, aunque reconozco que ahora veo que mi ex no lo era... en fin... es muy difícil encajar completamente en una descripción. Lo que sí sé es que este tipo de hombres son más comunes de lo que nos creemos (y ni mucho menos tanto como debería).
Un abrazo Coral.
http://www.laplumadepandora.com/

Insisten las femilistas con esto de los nuevos hombres, pero al final, todas vais con los malotes

Pues a mi las que me gustan son las mujeres que están en contra del feminismo como el Círculo Atenea http://circuloatenea.wordpress.com/, ese feminismo de los 60 que financió Rockefeller para separar a las mujeres de sus hijos y poder manipularles y al mismo tiempo aumentar la base impositiva por incluirlas en el mercado laboral.

Las mujeres prefieren los machos VISA, no los ALFA.

Aquí todo el mundo confunde la terminología, patriarcado con machismo, etc. Si alguien está en condiciones de poner un ejemplo de sociedad matriarcal en la historia de Europa que por favor lo diga, porque reconozco mi ignorancia (a ser posible, que sea una cultura posterior a la inventada, pero muy bonita e idealizada, prehistoria mediterránea de Robert Graves). Durante la prehistoria, según los teóricos, en las sociedades matriarcales el hombre desempeñaba las mismas funciones que ahora se confunden como propias del patriarcado: era el que cazaba y el que defiendía a la comunidad, familia, clan o tribu, aunque la jefatura-sucesión y control de la religión-magia quedase en manos de las mujeres (probablemente a partir de la invención de la agricultura).

Hay mucha gente con teorías sobre el macho y la hembra de nuestra especie. Las basan en su investigación personal sobre los individuos que conocen y sobre las tendencias generales de la sociedad. El problema es que los individuos que podemos estudiar, son masivamente patriarcales, lo cual es normal por haber sido criados en una cultural patriarcal. Y los que estudiamos al Homo Sapiens, también. De ese estudio, no podemos sacar conclusiones generales sobre la biología del Homo Sapiens. Para sacar alguna utilidad a este estudio, primero hay que hacer consciente el propio patriarcado, contrarrestar la influencia cultural recibida durante la infancia, así como las neurosis adquiridas en el trato con nuestros padres. A partir de esa consciencia, se puede volver a estudiar lo observado, con mucha mayor libertad y objetividad.

No es que se cambien los roles de hombres y mujeres,básicamente es educación.La educación es poder,la educación no nos hace ser primitivos toda la vida,(excepto a Gallardón).No hay hombres ni mujeres nuevas del siglo XXI,hay personas mejor educadas que lamentablemente volveremos a nuestros principios y otra vez a volver a luchar,porque como tampoco se puede uno forma a día de hoy..,en fin.

Síguenos:twitter: @laboutiquedeseo.
Un saludo a todos.

Oh, This is a big shit! A good Man must have a BBG ( billeteria bien gorda). This is enough!

Sí, sí, mucho "no a los machos alfa" y lo que quieras, pero luego aparece un chulopiscinas con un coche de gama alta y se las lleva de calle...

Apuestas Juegos Olímpicos 2020. Cuotas ¿Madrid 2020 favorita?
http://www.warrantsyquinielas.com/2013/07/apuestas-juegos-olimpicos-2020-cuotas.html

me ha encantado el artículo, por alegre y esperanzador. Solo una precisión en los términos, más por afán preciosista que por inexactitud. Yo me considero una insumisa, una desobediente o una mujer independiente, nueva. el patriarcado jamás me colonizó la cabeza. El patriarcado está en la cabeza de hombres y mujeres que jamás se han parado a pensar lo que hay de verdad en las ideas que han heredado.No hay que despatriarcalizar -neologismo feo donde los haya- hay que dejar de ser sumisos al patriarcado.
Estoy convencida de que en la frase "no se puede empoderar a las mujeres sin trabajar con los hombres," has dado en el clavo. no es posible una nueva mujer sin un nuevo hombre.
Los únicos hombres nuevos que conozco son más jóvenes que yo y parece que da corte irse con hombres más jóvenes, pero...No soporto la continua homofobia de los varones sumisos al patriarcado, su continuo ninguneo de mis realizaciones profesionales, su misoginia rayana en la psicopatía por la cual para no dar un palo en las tareas del hogar suscriben un discurso, el patriarcal, que le cuesta la vida a tantas mujeres. No soporto la continua presuposición de que la vida de una mujer vale menos que la de un hombre.
Enhorabuena, Coral, 'cause you worth it

Pues para mi también podemos decir que hoy día hay "una nueva mujer": http://xurl.es/6crh7

El artículo es muy bueno. Los hombres tienen que hacer su propia revolución, pero las mujeres tenemos que ir a su lado. Mucha parte de la continuidad del patriarcado está en las manos de la mujer. Sólo la educación, la que se hace dentro del hogar, conseguirá que hombres y mujeres evolucionen hacia, lo que para mí, es natural. Haciendo una "encuesta" durante una comida familiar, caímos en la cuenta de que aún nosotras educábamos a nuestros hijos de diferente manera, según sean hijos o hijas. Todas habíamos hablado con nuestras hijas sobre los peligros de las agresiones sexuales cotidianas (tocamientos en transportes públicos, volver de noche sola a casa, etc) pero ninguna lo habíamos hablado con los chicos. Inbluso los varones adultos alucinaron, cuando nos oyeron contar, que a todas, sin excepción, en la adolescencia, algún varón, nos había hecho sentir sucias e incómodas, eso cómo mínimo. Hay que hablar dentro del seno de la familia, de estas y otras cosas con uno y otro sexo. Sólo visibilizando las situaciones en las que el machismo está presente, conseguiremos que cada vez haya más "nuevos hombres" y "nuevas mujeres". Gracias por tu artículo, lo compartiré para que otros reflexionen sobre cosas que todos deberíamos tener claro.

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

Sobre el blog

Ni enciclopedia ni consultorio sexual al uso. He aquí un rincón erótico festivo dedicado a las relaciones y la atracción entre seres humanos, esa faceta que nos hace la vida más placentera, tierna, amorosa, plena… Un blog coral, con cinco autoras de todo origen y condición, que apuesta por el juego, la provocación, lo sensual y el sexo como acto libre, adulto, compartido, real o ficticio, siempre divertido... Eso sí, si tu mirada no es amplia y tolerante, mejor no te detengas aquí. Coordina Analía Iglesias. No sólo se admiten firmas invitadas, sino que son deseadas.

Sobre las autoras

Anne Cé. Nació en el sur austral (Argentina), en un tiempo beatle y en un país con altísima densidad de psicoanalistas y jugadores de fútbol. Periodista, quizá incluso a su pesar, narra lo que se le ponga delante. Y narra, y narra. Un día descubrió que el simple roce de una clavícula le erizaba la piel y entonces comprendió por qué le gusta tanto abrazar a un hombre.

Esther Porta. Segoviana, fue becaria en el mítico Tentaciones y allí hizo de todo hasta que sus conocimientos de sexo la convirtieron en Beatriz Sanz. Y gracias a ella, publicó artículos semanales de sexo, dos libros y fue reclutada como sexperta guionista del programa de Canal +: 'Sex Pópuli'. Cuando casi se le había olvidado (lo de escribir de sexo...) se mete a bloguera. Y aquí está, con tantas ganas de sexo (del uno y del otro) como siempre...

Venus O'Hara, de Reino Unido, con raíces irlandesas. Modelo fetish, actriz y escritora. Licenciada en Ciencias Políticas y Francés, reside en Barcelona, ha sido columnista sexual en varias revistas, tiene su propio blog de fetichismo y es creadora de 'No sabes con quien duermes', un confesionario para personas que llevan una doble vida. Publicó su primer libro junto a Erika Lust, 'Deséame como si me odiaras', en 2010.

Tatiana Escobar, de Venezuela (1976), ha escrito ensayos y poesía en español. Traductora y editora, en 2004 abrió en Madrid junto a sus socios la primera boutique erótica de España, La Juguetería Erotic Toys, para no tener que vivir de la literatura. Desde entonces vive del sexo. Y escribe, a veces, para sus amigos.

. Madrileña. Soñó con escribir y pronto descubrió una vía: el periodismo. Pero como tampoco valía narrar sobre cualquier cosa, eligió suerte y remató la faena con un posgrado en Sexología. Ha trabajado en suplementos de salud y medios especializados. Con la práctica ha acabado por darle un toque más sensual a sus letras. Y con ellas sueña en escribir, ahora, un libro.

Ilustracion
Venus O'Hara, Anne Cé y Silvia C. Carpallo, según 'Mi Petit Madrid'.

Nuevo libro

El orgasmo de mi vida. Si ya no sueñas con príncipes azules, locos por pedirte en matrimonio, ni esperas que aparezca un millonario atormentado pero diestro en amores, con una Visa en una mano y un látigo en la otra, este libro es para ti. Porque El orgasmo de mi vida habla de eso, de mujeres realistas, lúcidas, independientes y eróticamente vivas, capaces de combinar esa cotidianidad que todas conocemos, con sus pasiones más salvajes. Ellas son las protagonistas de los relatos, sin guionistas que les digan lo que tienen que hacer, pero sobre todo, son las compositoras, directoras e intérpretes de los orgasmos más armoniosos de sus vidas.

Lux eróticaLux erótica. "Escribir sobre sexo era la propuesta y me sentí estimulada. Después de tantos años como periodista cultural y con mucha vida hecha en torno a la información y a la actualidad, tenía ganas de ponerle carne a la crónica. Porque nuestra más genuina actualidad como personas pasa por el relato del erotismo. Porque de atracción y de relaciones hablamos todo el tiempo en este tiempo occidental con ciertas libertades individuales garantizadas y rebosante de espíritu lúdico pero también algo desafectado y con nuevos descompromisos adquiridos...". Anne Cé.

Inglés para pervertidosInglés para pervertidos."Se dice que la mejor manera de aprender un idioma es a través del sexo con un extranjero. Pero ¿qué haces si estás en la cama y no sabes qué decirle? Con Inglés para pervertidos puedes aprender todas las palabras y expresiones que siempre has deseado saber, desde lo más elemental al sexo más salvaje. El libro cuenta con ocho capítulos centrados en las partes del cuerpo, la cama, el LGBT, las compras sexis, el lado oscuro, el porno, el chat y la salud sexual. Cada capítulo contiene vocabulario, gramática y unos ejercicios muy originales que no encontrarás en ningún otro libro. Aprende todo lo que tu "English teacher" no se atrevería a enseñarte nunca. Y... si te cansas de estudiar, el libro incluye un montón de fotos mias para distraerte". Venus O'Hara.

TWITTER

Nuestros autores en Twitter

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal