Eros

Sexo, culpa, muñecos y cintas de Lucía Puenzo

Por: | 13 de octubre de 2013

Esta semana se ha estrenado, en España, Wakolda/ El médico alemán, la tercera película de Lucía Puenzo, una directora argentina que lleva apellido de cine de buena calidad (es la hija de Luis Puenzo). Un cine mainstream sí, pero al que siempre vale la pena prestarle atención.

Puenzo también es escritora y, de hecho, este filme se basa en una atrevida novela suya, inspirada libremente en la estancia y huída de Joseph Mengele, el genetista nazi, en y desde Argentina.

Nino pez
Imagen de 'El niño pez' (2009), de Lucía Puenzo.

Su obra es inquietante, perturbadora. Ella es una creadora elegante, dedicada a lo que no es fácil de definir ni de explicar. Desde su primera película, XXY, donde abordaba sin peros la intersexualidad, me pregunto si habrá en ella un impulso personal, un conflicto propio o cercano... de dónde viene su disfrute casi de laboratorio con lo que se sale de la norma, su microscopio apuntando a lo que no tiene formas convencionales ni late con calor, sino que hace frío, siempre hace frío. Siempre en el abismo del sexo, asomándose al erotismo lastimado por alambres de espino de clase (El niño pez), y allí también la fascinación y el resentimiento juntos contra el europeo; el dilema moral frente al poder y el asco que trae la carne, el cromosoma, el instinto; lo puro y lo mestizo, si es que existen; la desgracia. "Sangre y honor", como el lema nazi en el cuchillo del médico de lo puro.

Hay un corazón que bombea a cuerda en el pecho de porcelana helada de una de las muñecas de Wakolda. Eso siento frente al cine de Lucía: el corazón no se entibia, me falta emoción, ternura, se me ponen ojos de muñeca (de vidrio y sin lágrimas) frente a la hazaña de la agente del Mosad en Bariloche, anno 1960 (año de la captura de Adolf Eichmann en Buenos Aires), y eso que muchos argentinos de mi generación hemos tenido roce cercano con los sobrevivientes y admiradores de la causa nazi refugiados en la Argentina en tiempos del general Perón. Muchos acaban de morir o todavía están allí, hoy anno 2013, o están allí sus hijos devotos, en pueblos símil alpinos, celebrando cada Oktoberfest.

No hay inocencia en los personajes de Puenzo, ni siquiera en los inocentes. Tampoco dulzura. Ni en Lilith, la niña con problemas de crecimiento (gélida es la escena de su iniciación sexual) ni en su embobada madre embarazada (Natalia Oreiro).

  

Tráiler de 'Wakolda/ El médico alemán' (2012), con Alex Brendemühl, Natalia Oreiro, Diego Peretti y Elena Roger.

Nunca faltan los muñecos.

¿Hay algo más perturbador que una muñeca desarmada, descuartizada, con las órbitas oculares huecas? Las muñecas dejan claro que hay niños cerca y en las películas de Puenzo seguro que están en peligro. Por cierto, dicen que el primer negocio de Joseph Mengele en Buenos Aires fue una juguetería (y que al principio se sintió tan impune que hasta figuraba en una guía de teléfonos con su nombre y apellido verdaderos).

Pero a Puenzo le interesa Mengele (magníficamente interpretado por el catalán Alex Brendemühl) en su etapa patagónica. Los escenarios de Puenzo siempre están fuera de la gran ciudad y auguran lo tenebroso, en contrapunto con la ensoñación de un paisaje (la Patagonia, esta vez; antes fueron el lago paraguayo o el muelle sobre el mar).

XXY intersexual
'XXY' (2007) o la intersexualidad.

Y sus niñas, las protagonistas de sus filmes, andan a menudo por ahí, en el monte, entre los pinos con cofres de nazis enterrados o en galpones mugrientos, solas o con extraños. Nos asusta. Esos paseos por el riesgo son menos denuncia que efecto, como los dibujitos de fetos mellizos en el cuaderno de Mengele. Más bien un empujón simbólico para que nadie nunca crea que está a salvo en este mundo que, a simple vista, parece inventariado, seguro, ordenado.

Mengele_Brendemühl_wakolda
Alex Brendemühl es Joseph Mengele en 'Wakolda/El médico alemán'.

Narradora muy eficiente (no importa la verosimilitud de lo que nos cuenta, todo funciona), aunque a veces se pone solemne, grave pero no conmovedora. A considerar, sí: sus interesantes preguntas abiertas sobre el amor y el deseo; está también la explotación dramática de nuestra sexualidad culpógena. Y aquí me cuesta su mirada sobre la sexualidad porque parece que nos propusiera espiar con aprensión desde un lugar donde nadie nos mancha. ¿El sexo desencadena tragedia?

Puenzo se asoma a la sexualidad violentada y retacea afectividad. A los espectadores, sin embargo, siempre nos espera la salvación (en el cine y en la vida). Se encienden las luces y los ojos de muñeca se nos humedecen de nuevo. Respiramos, latimos, volvemos a desear... y nos manchamos.

 

Hay 12 Comentarios

Me ha despertado la curiosidad de ver alguna pelicula de Lucía Pozuelo, a ver si me llevo alguna sorpresa luego.

El sexo sin amor y con desconocidas es mas morboso , excitante y deshinibido .

Por lo que dices, Lucía Puenzo no parece tener una visión muy positiva de la sexualidad. Volvemos al tópico de Hollywood de siempre: el acto sexual se paga con una desgracia que les ocurre a los participantes. El sexo y su castigo. Es mucho más difícil presentar la sexo en su dimensiones más humanas y positivas.

Yo no sé si sus pelis son buenas o malas, pero el otro día la vi a ella en la tele y debo decir que Lucía Puenzo está requetebuena.
Para los que piensen que soy un machista incorrecto: ¿esto no es un blog sobre sexo y erotismo? Pues entonces?

Ayer vi la película. Junto con Hanna Arent es de lo mejor que he visto en los últimos tiempos. Coincido en parte que si nos dejamos llevar solo por las imagenes, Menguele parece un "investigador" eso sí un poco frío. Pero cuando casi al final experimenta con los bebés entendemos que tipo de personaje era " el médico de Austwich". Como lectora de libros de historia, me sorprende la cantidad de "amigos" que tuvieron tanto Eischman, como Menguele, y decenas de nazis más para diluirse en el espacio y vivir comodamente en Sudamerica . La fotografía es magnifica y la ambientación optima. Creo que poco o nada tiene que hacer en los oscars "La gran familia española"

La verdad que me han dado ganas de ver la peli. ¿Vosotros qué opináis, son más primiscuos los hombres o las mujeres?: http://xurl.es/v5xe8

La pelicula es magnifica, aunque no comparto en absoluto "nuestra sexualidad culpogena" o "Se asoma a la sexualidad violentada".. El retrato de Mengele es el de un ser frío, calculador, carente de afectos que sólo busca perpetuar su ego dejando su impronta en los experimentos macabros que realiza con los gemelos. Lo demás que leo en la semblaza de la pelicula me parece irreal e incluso absurdo. Unas muñecas rotas, miles de piernas, brazos o incluso la muñeca mecanica, lo asocio más a los experimentos que realizó en Austwich, pero esta vez con personas y no con juguetes
Seguro que se lleva el oscar.

Interesante, me la apunto. Recuerdo la inquietante Los niños del Brasil con Gregory Peck, aunque si como dice Fernando endulzan a Mengele perderá puntos. http://goo.gl/TkYLN

Ayer vimos la película en Barcelona. Lo mejor la actuación de Natalia Oreiro. Lo increible es la "dulcificación" del personaje de Mengele, un asesino cruel, un depravado, al que se lo presenta casi, como un benefactor de la humanidad. Algún sentimiento filo-nazi debe rondar por la cabeza de la directora quien debería cuidar el argumento, como cuida los paisajes helados de la Patagonia argentina.

Pues hacer este tipo de ejercicio te deja preparado http://youtu.be/GPbrQdFoAiM

Interesante sinopsis de la película. Sin duda alguna la iré a ver.

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

Sobre el blog

Ni enciclopedia ni consultorio sexual al uso. He aquí un rincón erótico festivo dedicado a las relaciones y la atracción entre seres humanos, esa faceta que nos hace la vida más placentera, tierna, amorosa, plena… Un blog coral, con cinco autoras de todo origen y condición, que apuesta por el juego, la provocación, lo sensual y el sexo como acto libre, adulto, compartido, real o ficticio, siempre divertido... Eso sí, si tu mirada no es amplia y tolerante, mejor no te detengas aquí. Coordina Analía Iglesias. No sólo se admiten firmas invitadas, sino que son deseadas.

Sobre las autoras

Anne Cé. Nació en el sur austral (Argentina), en un tiempo beatle y en un país con altísima densidad de psicoanalistas y jugadores de fútbol. Periodista, quizá incluso a su pesar, narra lo que se le ponga delante. Y narra, y narra. Un día descubrió que el simple roce de una clavícula le erizaba la piel y entonces comprendió por qué le gusta tanto abrazar a un hombre.

Esther Porta. Segoviana, fue becaria en el mítico Tentaciones y allí hizo de todo hasta que sus conocimientos de sexo la convirtieron en Beatriz Sanz. Y gracias a ella, publicó artículos semanales de sexo, dos libros y fue reclutada como sexperta guionista del programa de Canal +: 'Sex Pópuli'. Cuando casi se le había olvidado (lo de escribir de sexo...) se mete a bloguera. Y aquí está, con tantas ganas de sexo (del uno y del otro) como siempre...

Venus O'Hara, de Reino Unido, con raíces irlandesas. Modelo fetish, actriz y escritora. Licenciada en Ciencias Políticas y Francés, reside en Barcelona, ha sido columnista sexual en varias revistas, tiene su propio blog de fetichismo y es creadora de 'No sabes con quien duermes', un confesionario para personas que llevan una doble vida. Publicó su primer libro junto a Erika Lust, 'Deséame como si me odiaras', en 2010.

Tatiana Escobar, de Venezuela (1976), ha escrito ensayos y poesía en español. Traductora y editora, en 2004 abrió en Madrid junto a sus socios la primera boutique erótica de España, La Juguetería Erotic Toys, para no tener que vivir de la literatura. Desde entonces vive del sexo. Y escribe, a veces, para sus amigos.

. Madrileña. Soñó con escribir y pronto descubrió una vía: el periodismo. Pero como tampoco valía narrar sobre cualquier cosa, eligió suerte y remató la faena con un posgrado en Sexología. Ha trabajado en suplementos de salud y medios especializados. Con la práctica ha acabado por darle un toque más sensual a sus letras. Y con ellas sueña en escribir, ahora, un libro.

Ilustracion
Venus O'Hara, Anne Cé y Silvia C. Carpallo, según 'Mi Petit Madrid'.

Nuevo libro

El orgasmo de mi vida. Si ya no sueñas con príncipes azules, locos por pedirte en matrimonio, ni esperas que aparezca un millonario atormentado pero diestro en amores, con una Visa en una mano y un látigo en la otra, este libro es para ti. Porque El orgasmo de mi vida habla de eso, de mujeres realistas, lúcidas, independientes y eróticamente vivas, capaces de combinar esa cotidianidad que todas conocemos, con sus pasiones más salvajes. Ellas son las protagonistas de los relatos, sin guionistas que les digan lo que tienen que hacer, pero sobre todo, son las compositoras, directoras e intérpretes de los orgasmos más armoniosos de sus vidas.

Lux eróticaLux erótica. "Escribir sobre sexo era la propuesta y me sentí estimulada. Después de tantos años como periodista cultural y con mucha vida hecha en torno a la información y a la actualidad, tenía ganas de ponerle carne a la crónica. Porque nuestra más genuina actualidad como personas pasa por el relato del erotismo. Porque de atracción y de relaciones hablamos todo el tiempo en este tiempo occidental con ciertas libertades individuales garantizadas y rebosante de espíritu lúdico pero también algo desafectado y con nuevos descompromisos adquiridos...". Anne Cé.

Inglés para pervertidosInglés para pervertidos."Se dice que la mejor manera de aprender un idioma es a través del sexo con un extranjero. Pero ¿qué haces si estás en la cama y no sabes qué decirle? Con Inglés para pervertidos puedes aprender todas las palabras y expresiones que siempre has deseado saber, desde lo más elemental al sexo más salvaje. El libro cuenta con ocho capítulos centrados en las partes del cuerpo, la cama, el LGBT, las compras sexis, el lado oscuro, el porno, el chat y la salud sexual. Cada capítulo contiene vocabulario, gramática y unos ejercicios muy originales que no encontrarás en ningún otro libro. Aprende todo lo que tu "English teacher" no se atrevería a enseñarte nunca. Y... si te cansas de estudiar, el libro incluye un montón de fotos mias para distraerte". Venus O'Hara.

TWITTER

Nuestros autores en Twitter

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal