Eros

Porno lésbico para hombres heterosexuales

Por: | 21 de octubre de 2013

Si tuviera que escoger mi género preferido de porno, diría "lésbico", a pesar de que no soy consumidora de porno y tampoco soy lesbiana.

Al buscar lesbian porn en google y encontrar más de 47 millones resultados, pensaba que me sobrarían clips e imágenes para disfrutar pero ojeándolos, encuentro muy poco, o casi nada, que satisfaga mis propios deseos sáficos.

Venus O'Hara por Lourdes Ribas
Venus O'Hara por Lourdes Ribas. Imagen del libro 'Inglés para pervertidos'.

'Porno lésbico' no es lo mismo que 'porno para lesbianas' o 'porno para mujeres bisexuales'. El 'porno lésbico' está indiscutiblemente enfocado a un espectador masculino, por la obsesión con las tomas ginecológicas, las actrices operadisimas y las uñas falsas que parecen garras, algo que, en mi opinión, siempre es un gran No para el sexo entre mujeres. Sin olvidar el énfasis excesivo en juguetes, dildos y arnés.

No es que esté en contra utilizar juguetes con las mujeres pero, personalmente, si quiero ver penetración en la pantalla, prefiero que sea con un pene verdadero. Además, la penetración no lo es todo. Según mi experiencia, la oferta no tiene nada que ver con la realidad del sexo entre dos mujeres. Pero, por supuesto, el hecho de que el porno no retrata cómo es el sexo en la vida real no es ninguna novedad.

Mi película ideal tendría una chica andrógina y otra femenina, ambas con cuerpos naturales. Tendría que parecer que lo están disfrutando de verdad, en lugar de hacer una performance para un público masculino. Si existe algo así, todavía no lo he descubierto, y si alguien conoce algo así, agradecería una recomendación.

Mis escenas favoritas de la intimidad sexual entre las mujeres no provienen de una película porno en absoluto. En The L Word, una serie de televisión estadounidense que detallaba la vida emocional y sexual de un grupo de mujeres, las escenas de amor son muy excitantes. Esto se debía a la química obvia entre las actrices de gran talento. Había tensión sexual, desnudez, y sexo convincente y – a pesar de saber que aquello es ficción- fue una sorpresa descubrir que la gran mayoría de las actrices eran heterosexuales.

The L Word
Shane y Carmen de 'The L Word'.

Hablando con los hombres sobre este asunto, algunos me dijeron que no disfrutaban el porno lésbico simplemente porque no podían identificarse con la escena por la falta de presencia masculina en el escenario, mientras que para otros era todo lo contrario porque era fácil imaginar que las mujeres estaban haciendo un show solo para ellos.

Por supuesto, las escenas o películas pornográficas con sexo entre dos mujeres no son exclusivamente un producto para atraer a hombres heterosexuales o a mujeres lesbianas o bisexuales. De hecho, hay muchas mujeres heterosexuales a las que les gusta este género, puesto que se dramatiza una de las fantasías femeninas mas populares: la de estar con otra mujer.

Curiosamente, una amiga lesbiana, que es una gran consumidora de pornografía, me contó que le costaba mucho relacionarse con dos mujeres femeninas juntas y que le disgustaba el sobreuso de dildos. A la hora de buscar pornografía en la red, asegura tener preferencia por el porno hetero, ya que percibe que la actrices son más auténticas y están más involucradas en las escenas.


 

Trailer oficial de 'Tensión sexual: Violetas'.

Según dice Celina Koekenbier de Magles, una revista para mujeres lesbianas y bisexuales: "es muy difícil encontrar una película porno que nos haga sentir identificadas con las protagonistas y las circunstancias. Por otro lado, en general, las mujeres no somos grandes consumidoras del porno lo que hace que se produzcan menos películas dirigidas a nosotras que al público masculino. En general, a las mujeres les gusta poder usar un poco de imaginación y no ver todo tan explícitamente. La intensidad, las emociones, las fantasías son muy importantes para la mujer. Eso no quiere decir que el sexo entre lesbianas no pueda ser duro, pero en general no llegan a este tipo de sexo desde el minuto uno como suele pasar en las películas porno. Nosotras recomendamos películas eróticas como Tensión Sexual: Violetas, Habitación en Roma, I Can't Think Straight, Elena Undone, The World Unseen y las películas de Erika Lust".

Y para ti, ¿cuál es el género de porno preferido? ¿Te gusta el porno lésbico?

Hay 38 Comentarios

Me encanta ver a lesbianas comiéndose entre ellas. No sé lo que es, pero como hombre si que siento una fuerte atracción sexual por estas mujeres del porno.

En mi opinión el sexo es sexo, no importa la etiquetas que le pongas, gay, heterosexual, lésbico. Cada cual tiene sus gustos, incluso en un momento dado te puede apetecer probar y experimentar algo nuevo, ya sea porno lésbico, gay, bisexual, porno casero, trios, orgías, masajes eróticos, bdsm. Lo mejor es disfrutarlo sin autocensurarse.

No es que esté en contra utilizar juguetes con las mujeres pero, personalmente, si quiero ver penetración en la pantalla, prefiero que sea con un pene verdadero. Además, la penetración no lo es todo.

http://avideosxxx.com/porno/categorias/videos/z/27/1/Lesbianas.html

Sin duda es distinto al contacto entre hombre y mujer u entre dos hombres. La energía de dos mujeres siempre conectarán y fluirán de forma distinta a como puede fluir entre una pareja hombre-mujer, o por suouesto un trio. Las polaridades energéticas a de la mujer es contraria y complementaria a la del hombre, es por eso que hay quien defiende que a nivel de energía sexual, la conexión entre personas del mismo sexo no es equilibrada. Aunque cada vez hay más expertos/as que argumentan que si se conoce bien el tantra y como trabajar para sanar a través de él, no importa el género de quien lo practique.

Dicho esto, que es un tema más interno, y sabiendo que el porno es más visual y busca estimular la sexualidad más externa, creo que hay momentos para todo y el porno lésbico puede ser lo más excitante del mundo dependiendo del momento en que estés y la escena que veas. Siempre que se perciba "feeling" entre las actrices.
Un Abrazo

Sin duda es distinto al contacto entre hombre y mujer u entre dos hombres. La energía de dos mujeres siempre conectarán y fluirán de forma distinta a como puede fluir entre una pareja hombre-mujer, o por suouesto un trio. Las polaridades energéticas a de la mujer es contraria y complementaria a la del hombre, es por eso que hay quien defiende que a nivel de energía sexual, la conexión entre personas del mismo sexo no es equilibrada. Aunque cada vez hay más expertos/as que argumentan que si se conoce bien el tantra y como trabajar para sanar a través de él, no importa el género de quien lo practique.

Dicho esto, que es un tema más interno, y sabiendo que el porno es más visual y busca estimular la sexualidad más externa, creo que hay momentos para todo y el porno lésbico puede ser lo más excitante del mundo dependiendo del momento en que estés y la escena que veas. Siempre que se perciba "feeling" entre las actrices.
Un Abrazo

El sexo lésbico es un espectáculo, se puede ver siendo hetero o no y excitarte igual

Venus creo que lo más acertado de tu provocativo artículo es que aclaras que para la mujer el porno lésbico - o inclusive el hetero, creo yo - no tiene el grado de intensidad que puede tener para algunos hombres. A mi la pornografía no me pone para nada. Y es en lo de porno donde fracasa esta empresa. Porque como bien dices el atractivo de lesbianismo se manifiesta en muchas chicas que son heterosexuales. La película Chloe de Liam Neeson y Julianne Moore - versión norteamericana de la francesa Natalie X tiene un poder erótico sensacional. La mujer sospecha que el marido la engaña y contrata a una prostituta para tentar al marido y determinar si él es capaz. La prostituta (Amando Seyfried) se enamora de la mujer, y la seduce con los relatos falsos de su supuesto rollo con el marido. La esposa comienza a vivir en esos relatos la lujuria que faltaba en su relación con el marido. Y comienza a desear a la prostituta. Esta sutilmente eleva a la Julianne a la cima de la pasión que se desata en una escena encendida en que las dos tienen un coito lesbiano potente, explosivo. Nada porno, todo sensual y sexual, las dos mujeres desenfrenadas. Este tema tiene mucho voltaje. Durante una larga relación mi pareja, que no era lesbiana (al menos me decía) si se excitaba en escenas lesbianas en el cine. Eso me estimulaba a mi, y comenzó así un capitulo entre nosotros que estaba separado de nuestra relación habitual. Comenzó con el Ultimo Emperador, donde las dos concubinas de Puyi, el último emperador de China, se gustaban más entre ellas que con Puyi. Eso puso a mi ex a mil. Esa noche quemamos la cama. Buscamos más pelis de ese género, de un lesbianismo delicado y erótico. Cambió nuestra vida sexual. En una ocasión fuimos invitados a una cena en que la anfitriona era lesbiana y sentó a mii pareja junto a ella, y a mi a su otro lado. Comenzó a seducir a mi pareja y a tocarla por abajo de la mesa. Mi pareja se puso. Eso me excitó muchísimo. La anfitriona se viró a mi y me dijo que se llevaba a mi mujer a su habitación. Cuando volvieron me devolvió a mi mujer pero no antes de darme un beso en a boca y decirme que mi vida cambiaría para siempre. Y fue así. Esa noche cambiamos las sábanas dos veces. Ella siempre me decía que sólo disfrutaba de la mujer porque sabía lo mucho que me calentaba. Pero yo creo que había descubierto algo nuevo. Por varios años llevó a nuestra cama los relatos de la sesiones de masaje con su masajista mujer, que comenzaron a ser cada vez más sexuales. Esos relatos eróticos matizaban nuestro sexo y se reflejaban en su relación con la masajista, que llego a ser abiertamente sexual. Y eso se convirtió en el centro de nuestro sexo. Al punto que hacía las citas con la masajista a fin del día para poder llegar a la casa y meternos en la cama y relatarme con todo detalle su sesión de masaje con Julia. Nunca me dio celos, pienso yo porque Julia no tenía pene, y no podía invadir mi predio. Llegó al punto que yo le inventaba nuevas escenas para que las montara con Julia. La masajista llegó a saber del triángulo, algo que aumentó el morbo para todos, ya que mi mujer compartía con ella nuestras andanzas. Llegamos a hablar de juntarnos los tres pero decidimos que lo que nos ponía era exactamente lo que teníamos. Y así seguimos un tiempo maravilloso, juntos pero no revueltos. Como ves esto no es nada porno. Pero para mi fue insuperable.

A mí particularmente me encanta ver a dos mujeres practicando sexo, es una de mis grandes fantasías, por eso me encanta el porno lésbico

Cada cual se ha de ganar las garrofas como puede y Dios le da a entender, primero porque la vida está muy cara, y segundo con la crisis galopante que tenemos, es más fácil montar un número para estrechos que doblar el lomo durante ocho horas o más.
Ganando menos.
Menos de la mitad se entiende, en las sesiones de Lesbos.
Y es que con cualquier cosa se entretienen.
Pagando y todo a toca teja, que es un chollo.
Estos tíos cortos.
Retros.
Que con la juventud sobrada, se acabó el negocio, porque de eso tienen a mansalva sin reconcomías, a pelo en las fiestas particulares.
Cada fin de semana.

Tambien el sado masoquismo atrae su público sino vean como se hace dinero con las 50 sombras de GREY

http://ernesto-consultoria.blogspot.com/2012/09/fifty-shades-of-grey-e-l-james.html

Completamente cierto, el porno lésbico está hecho para hombres y, por cierto, con absoluta falta de buen gusto y realidad.
http://www.laplumadepandora.com

Yo solo creo que hay cine bueno ó malo; erótico, pornográfico ó lo que sea. Lo que hace que una peli tenga "efectos" sobre el espectador es que sepa transmitirlos.
La pena es que haya que ver tanto, para que tan poco tenga tanto efecto.

Me encanta el porno lésbico, no hay mejor cosa que ver a dos tias dandose el lote mientras lo estás viendo.

Sí pienso que a los tíos les va el porno sea del género que sea, lo qué no comprendo es porqué se piensa que a las mujeres no nos gusta el porno, esa idea errónea al igual qué pensar que no podemos follar con un tío sólo por tener ganas, o qué no podemos follar con quién nos dé la real gana sin tener que dar explicaciones, cuando se deje de pensar que los hombres qué follan mucho son unos machitos y las mujeres qué follan mucho son unas putas, tal vez ahí se pueda cambiar la mentalidad, todos tenemos las mismas ganas de sexo, las mismas ganas de divertirnos, las mismas ganas de curiosear, ver y disfrutar el porno. Saludos. Anne Rodriguez

En su novela "Las edades de Lulú" (llevada al cine), Almudena Grandes revela algo que quizás sea el secreto de muchas mujeres: la atracción de ellas por el porno gay. Es natural, tiene el doble atractivo de ver dos cuerpos masculinos bien hechos, y el del morbo de un tipo de sexo muy directo y agresivo. En mi novela "Voy a romperte en pedacitos" pongo algunas escenas de sexo entre mujeres, pero no llego a esas escenas hasta el tercer libro de la trilogía. Creo que la acción es del tipo que describe Venus: se llega a hacer el amor de una forma emotiva y natural, los cuerpos de las mujeres son normales y no suele haber juguetes sexuales. Claro que también hay algo sadomasoquismo, que es el tema central de la novela.
https://www.amazon.es/dp/B00FCJ06YO

A mi me encantaría hacer porno lésbico contigo, Venus, me das mucho morbo. Si te apetece, envíame mail. Te dejo mi foto: http://xurl.es/bcpng

Yawn....

Pues a mi no me pone. Recuerdo que cuando veía mis primeras pelis porno, me gustaba porque se veían dos (o más) mujeres en bolas al mismo tiempo. Con el paso del tiempo visioné muchas mujeres desnudas y disfruté en persona de la compañía de unas cuantas, y ahora si veo una peli guarra y sale una escena lésbica, no me llama nada y la paso sin verla. Para ponerme cachondo tiene que salir un tío (o más). Creo que Kingsley dijo, grosso modo, que no existe el heterosexual puro, que todos tenemos algo de homosexual, y a veces pienso que mi parte homo está ahí: me gusta ver mujeres follando con hombres, ni mujeres entre ellas, ni sólo hombres y tampoco me van los trans. Respecto al porno que me gusta actualmente, sin duda es el “girl next door”… original que es uno ; )

Si te gusta de verdad el porno lésbico, puedes dar un vistazo por abbywinters.com, allí encontraras modelos mas naturales y con mas intensidad y emoción en las escenas, sin uñas falsas, y casi ninguna con silicona, mas bien lo contrario, con su punto de barriguita y celulitis.
Ya me dirás.
Un saludo

Nunca he visto una peli porno, sólo las hago.

A coisa mais bonita de se ver são duas mulheres na cama. Dois homens é sem-vergonhice e viadagem, mas duas mulheres,ai meu Deus!

Erika Lust malo es porno malo lo del lesbico las buenas son girlfriends americanas

Vaya, no podía faltar la mención de la pesada de Erika Lust

El porno lésbico que comentas que te gustaría ver, existe y yo soy el primer fan, está todo en la red. Para empezar busca escenas de Malena Morgan, o el canal Clubpink en pornhub....y luego me cuentas...

Me gusta mucho cuando una mujer muy blanca hace el amor con una mujer muy negra. Es muy bonito de mirar te calienta mucho , claro lo mas bonito seria jugar con ellas ..

El Sado-Masoquismo Lesbico entre dos lesbianas entre dós mujeres es fantástico de mirar me excita mucho .

Lo que hay que hacer para rellenar,...a los tíos les va el porno sea del género que sea.

Exacto, a los hombres les gusta mucho ver a lesbianas por el hecho de cumplir una de sus mayores fantasías: hacer un trío. Lo que yo noto en líneas generales es que les falta es que sea más delicado, más pausado,… es una experiencia para compartir, los juguetes eróticos son un buen complemento: http://goo.gl/LReWTk

Has mirado en abbywinters, Venus?

Me gusta el porno lésbico, en especial si está protagonizado por actrices que me fascinan y con experiencia, como las series de Madelaine St. Michaels, Veronica Avluv, Tori Black, Esperanza Gomez o Julia Ann, mujeres que despiertan mucho morbo, mucho deseo y disfrutan lo que hacen. El elemento narrativo es necesario, como seguir tebeos pero con superheroínas: qué hará Tori esta vez? cómo la seducirá Madelaine? se cansará Verónica? podrá con Esperanza? El ingrediente que jamás puede faltar es el goce. Después de ver ellas cómo disfrutan, gracias a nuestras células espejo, los hombres aprendemos a acariciar cada vez mejor a una mujer (o a dos mujeres) y llevarlas al placer.

Muy ricas las escenas lesbicas, el único fallo de una de estas es no estar invitado :)

yo prefiero el estilismo fino de Playboy, mujeres guapas pero sin sexo explícito... me pone muuuuuucho más, como Nikki Leigh

http://goo.gl/0tqb6v

Pues yo soy lesbiana y a mi me encanta el porno lésbico. Debo ser una "guarrona", pero me pone a mil, aunque es cierto que sería mejor si no fuera tan explícito desde un inicio porque gusta más poco a poco. Mi sueño erótico es hacérmelo con: http://xurl.es/27krh

Yo soy más fan de temas mixtos, pero bueno, pa pasar el rato también vale... aunque si no veo alguna polla, no me va
Raquel http://goo.gl/4IlhfM

Yo soy más fan de temas mixtos, pero bueno, pa pasar el rato también vale... aunque si no veo alguna polla, no me va

Raquel goo.gl/4IlhfM

Tonterías, si no eres homosexual lo que te gusta es ver una pareja hetero practicar sexo. Es así y punto.

http://adf.ly/4hVPL

Existe una escena que casi todos los hombre, si no todos, desean con ahínco y es ver a dos o tres mujeres desnudas como dispuestas a entregarse. Es una fantasía que muchos nunca podrán llevar a cabo y eso lo hace aún más apetecible, ese sueño de estar a solas con más de una mujer, que es a lo que estamos acostumbrados. Creo que ahí radica el éxito del porno lésbico, pero ojo, que esté bien hecho y sea créible. Porque algunos dejan mucho que desear.
http://interesproductivo.blogspot.com.es/

El porno lésbico es una de las mayores fantasias de los hombres hetereos. Les encanta la sensualidad y la delicadeza que hay en las escenas lésbicas, les pone a 100.

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

Sobre el blog

Ni enciclopedia ni consultorio sexual al uso. He aquí un rincón erótico festivo dedicado a las relaciones y la atracción entre seres humanos, esa faceta que nos hace la vida más placentera, tierna, amorosa, plena… Un blog coral, con cinco autoras de todo origen y condición, que apuesta por el juego, la provocación, lo sensual y el sexo como acto libre, adulto, compartido, real o ficticio, siempre divertido... Eso sí, si tu mirada no es amplia y tolerante, mejor no te detengas aquí. Coordina Analía Iglesias. No sólo se admiten firmas invitadas, sino que son deseadas.

Sobre las autoras

Anne Cé. Nació en el sur austral (Argentina), en un tiempo beatle y en un país con altísima densidad de psicoanalistas y jugadores de fútbol. Periodista, quizá incluso a su pesar, narra lo que se le ponga delante. Y narra, y narra. Un día descubrió que el simple roce de una clavícula le erizaba la piel y entonces comprendió por qué le gusta tanto abrazar a un hombre.

Esther Porta. Segoviana, fue becaria en el mítico Tentaciones y allí hizo de todo hasta que sus conocimientos de sexo la convirtieron en Beatriz Sanz. Y gracias a ella, publicó artículos semanales de sexo, dos libros y fue reclutada como sexperta guionista del programa de Canal +: 'Sex Pópuli'. Cuando casi se le había olvidado (lo de escribir de sexo...) se mete a bloguera. Y aquí está, con tantas ganas de sexo (del uno y del otro) como siempre...

Venus O'Hara, de Reino Unido, con raíces irlandesas. Modelo fetish, actriz y escritora. Licenciada en Ciencias Políticas y Francés, reside en Barcelona, ha sido columnista sexual en varias revistas, tiene su propio blog de fetichismo y es creadora de 'No sabes con quien duermes', un confesionario para personas que llevan una doble vida. Publicó su primer libro junto a Erika Lust, 'Deséame como si me odiaras', en 2010.

Tatiana Escobar, de Venezuela (1976), ha escrito ensayos y poesía en español. Traductora y editora, en 2004 abrió en Madrid junto a sus socios la primera boutique erótica de España, La Juguetería Erotic Toys, para no tener que vivir de la literatura. Desde entonces vive del sexo. Y escribe, a veces, para sus amigos.

. Madrileña. Soñó con escribir y pronto descubrió una vía: el periodismo. Pero como tampoco valía narrar sobre cualquier cosa, eligió suerte y remató la faena con un posgrado en Sexología. Ha trabajado en suplementos de salud y medios especializados. Con la práctica ha acabado por darle un toque más sensual a sus letras. Y con ellas sueña en escribir, ahora, un libro.

Ilustracion
Venus O'Hara, Anne Cé y Silvia C. Carpallo, según 'Mi Petit Madrid'.

Nuevo libro

El orgasmo de mi vida. Si ya no sueñas con príncipes azules, locos por pedirte en matrimonio, ni esperas que aparezca un millonario atormentado pero diestro en amores, con una Visa en una mano y un látigo en la otra, este libro es para ti. Porque El orgasmo de mi vida habla de eso, de mujeres realistas, lúcidas, independientes y eróticamente vivas, capaces de combinar esa cotidianidad que todas conocemos, con sus pasiones más salvajes. Ellas son las protagonistas de los relatos, sin guionistas que les digan lo que tienen que hacer, pero sobre todo, son las compositoras, directoras e intérpretes de los orgasmos más armoniosos de sus vidas.

Lux eróticaLux erótica. "Escribir sobre sexo era la propuesta y me sentí estimulada. Después de tantos años como periodista cultural y con mucha vida hecha en torno a la información y a la actualidad, tenía ganas de ponerle carne a la crónica. Porque nuestra más genuina actualidad como personas pasa por el relato del erotismo. Porque de atracción y de relaciones hablamos todo el tiempo en este tiempo occidental con ciertas libertades individuales garantizadas y rebosante de espíritu lúdico pero también algo desafectado y con nuevos descompromisos adquiridos...". Anne Cé.

Inglés para pervertidosInglés para pervertidos."Se dice que la mejor manera de aprender un idioma es a través del sexo con un extranjero. Pero ¿qué haces si estás en la cama y no sabes qué decirle? Con Inglés para pervertidos puedes aprender todas las palabras y expresiones que siempre has deseado saber, desde lo más elemental al sexo más salvaje. El libro cuenta con ocho capítulos centrados en las partes del cuerpo, la cama, el LGBT, las compras sexis, el lado oscuro, el porno, el chat y la salud sexual. Cada capítulo contiene vocabulario, gramática y unos ejercicios muy originales que no encontrarás en ningún otro libro. Aprende todo lo que tu "English teacher" no se atrevería a enseñarte nunca. Y... si te cansas de estudiar, el libro incluye un montón de fotos mias para distraerte". Venus O'Hara.

TWITTER

Nuestros autores en Twitter

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal