Eros

La boca como medida del deseo

Por: | 06 de noviembre de 2013

Llevamos un tiempo de bocas por aquí. Y volvemos a ellas, a toda su húmeda sensualidad, por obra y gracia de Abdellatif Kechiche, el director de La vida de Adèle, que las pone en el centro de la escena del amor, el deseo, la nutrición, la voracidad.

Bocas adèle
Sinfonía de bocas o el amor entre Emma y Adèle en un fotograma de 'La vida de Adèle'.

Bocas que hacen ruido al comer y al besar, bocas que se tiñen de tomate, que chorrean, bocas que mastican y chupan, bocas de ostra resbalando entre los labios y bocas que se quedan sin alimento y se inundan de mocos y de lágrimas. Bocas mojadas, bocas desesperadas o deseadas con desesperación.

La vida de Adèle es una sinfonía de bocas, y algún rayo de sol. También hay bocas secas y desgarro, el del desamor o las sombras en las que a veces nos quedamos, dejando de lado la propia vida en favor de la pura devoción hacia el objeto amado.

  Boca_sol

Bocas...y algún rayo de sol.

No sé si alguna vez el cine había sido tan explícita y creíblemente oral. Y lo de creíble no va por la verosimilitud de la historia o del sexo sino por lo auténtico de este homenaje a la boca. Toda la técnica de la peli de Kechiche está puesta al servicio de unos labios que contagian voluptuosidad. La luz que reverbera en los destellos de saliva; los primerísimos primeros planos de piel, poro, hendidura; cada pequeño ruidito húmedo confluye en un paisaje sonoro contagioso de carnalidad.

Creo que la boca es la medida de nuestro deseo. Al menos, del mío. Cuando alguien me gusta, me vuelve loca cada sensación intuida a partir de su boca, de su humedad, de su lengua, de sus ruidos, de la manera en que bebe, succiona, pronuncia. A propósito, recuerdo aquel pasaje de Seda, el libro de Alessandro Baricco, en que el único vínculo entre el viajero y la chica japonesa es la taza de té que comparten y en la que buscan beber los dos del mismo lado, apoyando los labios en la superficie ya humedecida por el otro. Sexy, ¿no?

Masbocas
Adèle Exarchopoulos y Léa Seydoux son las protagonistas de 'La vida de Adèle'.

Disfruté tanto de La vida de Adèle, una película a la que se le achaca la falta de síntesis en el sexo (las escenas eróticas tienen la cadencia del tiempo real), cuando luego, en la misma película, pasan varios años de la vida de las chicas de un plumazo. Coincido con Kechiche: en el sexo no hay elipsis posible. Cuando alguien nos tira desde las tripas, podemos recuperar simbólicamente cada gesto de la pasión y la pelvis vuelve a erizarse.

La tensión sexual anticipa el romance y el devoto desenfreno de Emma (Léa Seydoux) y Adèle (Adèle Exarchopoulos) y, sí, tanta piel en primer plano y en pantalla grande puede darnos algún pudor en la sala oscura, pero así nos turban el erotismo y el amor en la propia carne.

¿Si el sexo homosexual es verosímil en esta película?

Jamás le hemos pedido verosimilitud al sexo heterosexual en el cine. Creo que si hacemos una encuesta entre espectadoras, preguntándoles si ellas llegarían al clímax en las mismas posturas que los personajes femeninos de las películas, la mayoría diría que consideran imposible correrse (o 'acabar') en las posiciones cinematográficas. Claro, nuestros movimientos para alcanzar el orgasmo no dan tan bien en cámara... y probablemente dejen poca carne al descubierto porque en la vida real hay mucha más superficie de piel frotándose que 'al aire'.

 

Tráiler de la polémica película de Abdel Kechiche. 

¿De dónde surge, entonces, semejante solemnidad en los debates, en territorio gay, sobre si las escenas de sexo son realistas, híperrealistas o si las actrices son lesbianas en la vida real?

Creo que puedo generalizar al decir que los heterosexuales tenemos asumido que el cine coreografía los encuentros sexuales. Entendemos que se montan escenas hot con criterios estéticos y algún efectismo, pero no para que parezcan del todo tu cama o la mía. La ficción ciertamente puede transmitir verdad y deseo o sensaciones, pero el juego consiste en que aceptamos las reglas y nos metemos un ratito en esa cama, aunque no sea igual que la nuestra.

Si las escenas de sexo en La vida de Adèle no están coreografiadas (en las notas de producción se asegura que el director les dijo a las chicas que hicieran lo que les viniera en gana), entonces no se puede acusar a Kechiche de hacer porno lésbico para hombres... ¿o sí?

Azul
La novela gráfica en la que se inspiró Kechiche es 'El azul es un color cálido' de Julie Maroh.

Al parecer, las escenas más tórridas se rodaron con prótesis de genitales y pelucas, además de alguna membrana de silicona para separar los cuerpos, algo que no advertimos los espectadores que, si somos capaces de sacudirnos la perspicacia infinita, gozaremos con Emma y Adèle.

Fiel o no a la novela gráfica original de Julie Maroh, La vida de Adèle es la boca de Adèle, una obra de de generosidad iridiscente.

 

Hay 21 Comentarios

Habrá que ver la película para opinar sobre ella.

Ayyyyyy las bocas, si nos contaran todo lo que han hecho, lo que han dicho, o lo que han oido en su interior... jajaja
Yo te propongo, sorprende a tu boca para que sorprenda a tu pareja!! A ve rsi creamos un foro de qué hacer con la boca para sorprender y para enamorar. Seguro que tiene mucho éxito!! Mira si no, www.sorprendeatupareja.es
Tu boca y lo que no es tu boca te lo va a agradecer, a ver si nos animamos y lo contamos!

SEGÚN CÓMO BESES TE SEGUIRÉ BESANDO
Pocas cosas divierten tanto a los humanos como besarse y sin embargo, continua siendo algo misterioso y desconocido: hay culturas que piensan que el beso debe ser perseguido penalmente, otras en las que era considerado una práctica caníbal y algunas que creen que mediante un beso pueden robarnos el alma. Aún así estamos deseosos por conocer y experimentar la magia que rodea un beso. Los besos son algo adictivo, como una droga, nos gustan porque encienden nuestro cerebro y dan rienda suelta a nuestra creatividad al reducirse nuestros niveles de estrés. Pero, ¿por qué besamos? http://www.elefectobellido.com/2013/10/segun-como-me-beses-te-seguire-besando.html

Que cachonda me pondría besándome con chicas como estas. http://t.co/vnY1F3Fred

Apetece mucho la verdad después de ver el adelanto y algunos de los comentarios sobre ella. El beso lo dice todo y cuando estremece todo el cuerpo es… tan excitante: http://goo.gl/j8vLyH

Una mirada más sobre esta película genial
http://readcoolfiction.blogspot.com.es/2013/10/la-vida-de-adele.html

Amor lésbico, amor homosexual, amor heterosexual, amor apasionado o como nos gusta a nosotras, Love, toys & fun

http://goo.gl/WFlbk1

Sólo por la sensual reseña dan ganas de verla...
http://www.laplumadepandora.com

No os perdáis "La vie d'Adèle", si en V.O.
Intentar disfrutarla con la mente lo mas abierta posible (?)
Creo que, Anne Cé, has definido, muy acertadamente, una parte de las múltiples sensaciones que transmite esta película, imprescindible para las personas medianamente "sensibles" al arte cinematográfico.
Creo que es muy realista, cinematográficamente, y nada de lo que cuenta resulta superfluo o baladí.
La oralidad es uno de los principales "méritos" de esta obra, pero no queda atrás, como presenta las diferentes maneras de aceptar socialmente una opción sexual que a pesar de los avances de los últimos tiempos son socialmente mal aceptados incluso en países mas avanzados, en estos temas, como es Francia.

Muy buen artículo. Describes con belleza algo que ya había sentido cuando vi la película. Es tan voluptuosa y carnal...Y yo no recuerdo unas escenas de sexo mas reales, olorosas y pasionales que éstas. Me dá igual que sean homosexuales o heterosexuales. Solamente son 2 seres humanos encerrados en unos cuerpos lujuriosos que tiemblan de amor.

#1 vaya tela... "bocalizar", con b de burro.... .... wowww

No he visto la película, pero desde luego no hay escenas sexuales más delicadas y que exciten más, seas de la tendencia que seas, que unas bellas señoritas comiéndose a besos la boca.
Iremos a verla y opinaré con causa.

Pues me han entrado ganas de ver la peli. Me vais a llamar envidiosa, pero a mi la boca me parece muy importante, y los labios y la boca más bonita que he visto en mi vida son estos: http://xurl.es/2s50l

Habrá que verla, sugerente y atrayente...
http://adf.ly/4hVPL

Las productoras cinematográficas se van dando cuenta del mercado que puede suponer la homosexualidad. Pero de momento, estas películas se desarrollarán en Europa, en Hollywood de momento no tiene pinta que quieran desarrollar este tipo de contenidos.
http://www.inverealestate.com

Los amores homosexuales todavía están poco desarrollados en el cine. Poco a poco van apareciendo en escena, esperemos que algún día sea tan cotidiano como una escena heterosexual.
http://www.lafoliemadrid.com

No he visto todavía esta película, pero me han entrado las ganas de verla, espero hacerlo pronto!!
http://xurl.es/k2wij

Que jodío; como para hacer una mala pelicula con esos pivones. Así se las ponían al Felipe II ese. Y encima la chulada de decirles "haced lo que querais". Que lo haga con dos abuelas desdentadas a ver...

Puede que algunas escenas se hayan rodado de zonas, de roces y pasiones lésbicas, las hayan filmado con maquetas de silicona y pelucas...
Pero durante el rodaje, dentro del contexto del guión que no me digan que en más de alguna ocasión han puesto más énfasis en sus entregas pasionales.
Porque es lógico, son de carne y hueso, jóvenes, y la atracción sexual es muy fuerte.
Nada con más morbo que ver a dos mujeres entregadas al placer, y para eso no hace falta ser lesbiana.
Simplemente una aventura. Y la mujer que no lo haya probado, que lo pruebe y luego opine.
A nadie deja indiferente ver a dos mujeres frotándose entre ellas mismas el cuerpo.

Unos labios sensuales carnosos y una voz penetrante es todo lo que se necesita en un primer encuentro, el azul es el color más cálido...Saludos!!! Anne Rodriguez

Es innegable la influencia del contorno de la boca en el deseo, cuando se mira a la persona de otro sexo, en mi caso a la mujer, y se ve el contorno de su boca, el perfil de los labios, siempre despierta un deseo instatáneo. Y luego me suelo quedar esperando a que hable, y cuando veo su forma de pronunciar las palabras, la sensualidad al bocalizar, ya lo dice todo... más deseo de contactar con ella.
http://ow.ly/qxgub

Publicar un comentario

Si tienes una cuenta en TypePad o TypeKey, por favor Inicia sesión.

Sobre el blog

Ni enciclopedia ni consultorio sexual al uso. He aquí un rincón erótico festivo dedicado a las relaciones y la atracción entre seres humanos, esa faceta que nos hace la vida más placentera, tierna, amorosa, plena… Un blog coral, con cinco autoras de todo origen y condición, que apuesta por el juego, la provocación, lo sensual y el sexo como acto libre, adulto, compartido, real o ficticio, siempre divertido... Eso sí, si tu mirada no es amplia y tolerante, mejor no te detengas aquí. Coordina Analía Iglesias. No sólo se admiten firmas invitadas, sino que son deseadas.

Sobre las autoras

Anne Cé. Nació en el sur austral (Argentina), en un tiempo beatle y en un país con altísima densidad de psicoanalistas y jugadores de fútbol. Periodista, quizá incluso a su pesar, narra lo que se le ponga delante. Y narra, y narra. Un día descubrió que el simple roce de una clavícula le erizaba la piel y entonces comprendió por qué le gusta tanto abrazar a un hombre.

Esther Porta. Segoviana, fue becaria en el mítico Tentaciones y allí hizo de todo hasta que sus conocimientos de sexo la convirtieron en Beatriz Sanz. Y gracias a ella, publicó artículos semanales de sexo, dos libros y fue reclutada como sexperta guionista del programa de Canal +: 'Sex Pópuli'. Cuando casi se le había olvidado (lo de escribir de sexo...) se mete a bloguera. Y aquí está, con tantas ganas de sexo (del uno y del otro) como siempre...

Venus O'Hara, de Reino Unido, con raíces irlandesas. Modelo fetish, actriz y escritora. Licenciada en Ciencias Políticas y Francés, reside en Barcelona, ha sido columnista sexual en varias revistas, tiene su propio blog de fetichismo y es creadora de 'No sabes con quien duermes', un confesionario para personas que llevan una doble vida. Publicó su primer libro junto a Erika Lust, 'Deséame como si me odiaras', en 2010.

Tatiana Escobar, de Venezuela (1976), ha escrito ensayos y poesía en español. Traductora y editora, en 2004 abrió en Madrid junto a sus socios la primera boutique erótica de España, La Juguetería Erotic Toys, para no tener que vivir de la literatura. Desde entonces vive del sexo. Y escribe, a veces, para sus amigos.

. Madrileña. Soñó con escribir y pronto descubrió una vía: el periodismo. Pero como tampoco valía narrar sobre cualquier cosa, eligió suerte y remató la faena con un posgrado en Sexología. Ha trabajado en suplementos de salud y medios especializados. Con la práctica ha acabado por darle un toque más sensual a sus letras. Y con ellas sueña en escribir, ahora, un libro.

Ilustracion
Venus O'Hara, Anne Cé y Silvia C. Carpallo, según 'Mi Petit Madrid'.

Nuevo libro

El orgasmo de mi vida. Si ya no sueñas con príncipes azules, locos por pedirte en matrimonio, ni esperas que aparezca un millonario atormentado pero diestro en amores, con una Visa en una mano y un látigo en la otra, este libro es para ti. Porque El orgasmo de mi vida habla de eso, de mujeres realistas, lúcidas, independientes y eróticamente vivas, capaces de combinar esa cotidianidad que todas conocemos, con sus pasiones más salvajes. Ellas son las protagonistas de los relatos, sin guionistas que les digan lo que tienen que hacer, pero sobre todo, son las compositoras, directoras e intérpretes de los orgasmos más armoniosos de sus vidas.

Lux eróticaLux erótica. "Escribir sobre sexo era la propuesta y me sentí estimulada. Después de tantos años como periodista cultural y con mucha vida hecha en torno a la información y a la actualidad, tenía ganas de ponerle carne a la crónica. Porque nuestra más genuina actualidad como personas pasa por el relato del erotismo. Porque de atracción y de relaciones hablamos todo el tiempo en este tiempo occidental con ciertas libertades individuales garantizadas y rebosante de espíritu lúdico pero también algo desafectado y con nuevos descompromisos adquiridos...". Anne Cé.

Inglés para pervertidosInglés para pervertidos."Se dice que la mejor manera de aprender un idioma es a través del sexo con un extranjero. Pero ¿qué haces si estás en la cama y no sabes qué decirle? Con Inglés para pervertidos puedes aprender todas las palabras y expresiones que siempre has deseado saber, desde lo más elemental al sexo más salvaje. El libro cuenta con ocho capítulos centrados en las partes del cuerpo, la cama, el LGBT, las compras sexis, el lado oscuro, el porno, el chat y la salud sexual. Cada capítulo contiene vocabulario, gramática y unos ejercicios muy originales que no encontrarás en ningún otro libro. Aprende todo lo que tu "English teacher" no se atrevería a enseñarte nunca. Y... si te cansas de estudiar, el libro incluye un montón de fotos mias para distraerte". Venus O'Hara.

TWITTER

Nuestros autores en Twitter

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal