Eros

¿Un affaire es señal de que todo va mal en la pareja?

Por: | 20 de noviembre de 2013

Si todo ha sido puesto en cuestión ya en territorios de amor, orientación sexual, paternidad y poliamor, ¿por qué es tan difícil poner en duda la monogamia?, se pregunta la experta Esther Perel en uno de sus interesantes artículos, que se puede consultar, completo, aquí.

Días atrás, Venus sugería, en este mismo espacio, que "los únicos infieles que realmente se sienten culpables son los que ven sus aventuras como algo malo, pero a la vez sienten una atracción intensa hacia otra persona".

Mirror

Getty Images.

Y en eso llegó la última de Woody Allen, Blue Jasmine, que se anuncia como el drama de la denuncia de los desfalcos de los chicos de la bolsa neoyorkina, pero que se alza, ante todo, sobre la piedra de la necedad y la locura de celos de una esposa engañada (entre comillas), interpretada por Cate Blanchett. La traición tiene la cara de Alec Baldwin y el cuerpo de un dandy con casa en Los Hamptons, que además de los líos de Manhattan, se permite enamorarse en París. 

Es cierto que esta vez Woody Allen cose con puntada gruesa este guión dramático sobre cómo cambian las relaciones, los umbrales de tolerancia y las ganas de mirar hacia otro lado cuando la cuenta bancaria se queda en rojo y los ricos se ponen el uniforme de presidiarios. Sin embargo, la película vale por el retrato de esa mujer (magnífica Blanchett) que creyó haber nacido con 'buenos genes' y merecerse una vida de placeres mundanos y displicencia, hasta que un paso en falso, quizá el suyo propio, tiñe esa existencia con la luz cálida de un vestidito pastel y de un mantel color nácar de 'azul oscuro casi negro' (en este caso, el del Pacífico en la Bahía de San Francisco). 

Blue jasmine

Jasmine/Blanchett y Hal/Baldwin, un matrimonio como los que 'dibuja' Woody Allen

"Hacía el amor como nadie", evoca Jasmine cuando todo se ha derrumbado, frente a una indiferente pasajera del vuelo que la lleva de Park Avenue al sofá de su hermana, en San Francisco. Nadie sabrá nunca si es verdad que esos recuerdos del hombre que la complacía como nadie tienen algo que ver con la realidad o son fruto de su memoria creadora (todas hemos probado con fantasías un poco edulcoradas, alguna vez).

Como sea, la mujer del corrupto habla sola o tiene que entablar diálogos prosaicos con los amigos mecánicos de su hermana (por cierto, una gran disfrutadora de las relaciones eróticas). Apenas le queda a Jasmine la idealización infinita de aquellas sábanas caras pagadas con dinero ajeno... o buscarse un nuevo marido.

Este es Woody Allen, a vueltas con la monogamia.

¿Por qué es intocable la monogamia?, se pregunta Esther Perel, la terapeuta norteamericana que suele dar con la cuestión indicada.

¿Hay respuesta? En su sitio web, Perel plantea cuestiones realmente peliagudas, de esas que nos hacen discutir acaloradamente en una sobremesa con amigos o en la barra del bar. Y todo porque hay temas que nos duelen, que nos sacan la cascarita de alguna herida sentimental y queremos taparla rápido, de nuevo, con argumentos.

 

Tráiler de 'Blue Jasmine' de Woody Allen, con Cate Blanchett y Alec Baldwin. 

Insiste Perel en que hoy todo está puesto en cuestión y todo es aceptado o aceptable: parejas del mismo sexo, transgénero, padres solteros, etcétera, etcétera, pero la monogamia no se toca. Y propone un ejercicio: imaginarnos a una mujer que se ha casado seis veces en su vida, o sea que está divorciada cinco veces. E imaginarnos, a continuación, a otra mujer que ha estado casada durante cincuenta años y tiene un amante cada diez años. ¿Quién será la que se lleve un juicio más severo?

La experta cuestiona la idea de que tener un affaire sea señal de que algo va mal en la pareja. Y sostiene que una aventura no es consecuencia directa de nada, simplemente sucede y no le ofrecemos resistencia. Hay veces en que esas aventurillas dan en el blanco. En ocasiones, nos propulsan "más allá de nuestras fronteras". Es natural, la sed de vida provoca encuentros. El disparador son nuestras ganas de vivir, respirar, tener esperanzas. El empujón que da el deseo erótico, afirma Perel, nos lleva más allá de lo ordinario.

Así, nosotros nos preguntamos, con ella: ¿quién no quiere echar un vistazo un poco más allá alguna vez? La intensidad de los debates que el tema provoca en EE.UU. y en otros países occidentales ilustra "la paradójica tensión entre dos estimables ideales americanos: la libertad y la responsabilidad individual", en palabras de Perel. Tensión que se expresa en una travesía sin salida entre el derecho a la felicidad y el sentido de la obligación y el compromiso.

 

Acerca del secreto del deseo en una pareja de larga duración habla Esther Perel. 

La terapeuta recuerda las discusiones en torno al affaire Clinton y los escritos del sociólogo Robert Bellah, que le permitieron ver claro que, en el marco de nuestra ideología moderna sobre el amor y el matrimonio, un principio fundamental es que se trata de una empresa de libre elección. Aunque las bodas y las ceremonias de compromiso sean eventos públicos, la pareja es un asunto privado y (en la actualidad y en Occidente) una expresión espontánea de libertad interior, profundamente personal y voluntaria.

Esta idea de la responsabilidad individual va unida a la noción de que, entonces, lo que nos toca es ejercer el control sobre nosotros mismos y sobre todo lo que suceda en nuestra vida. Ciertamente, Perel está poniendo en cuestión la gran noción de la responsabilidad, para concluir en que un lío es una señal de debilidad, una muestra de un carácter "con imperfecciones". Dicho esto, claro está, con todas las reservas y la ironía del caso, porque ¿quién tiene o quién quiere una vida sin 'imperfecciones'?.

Hay 47 Comentarios

Supongo que tener un affaire es suficiente para demostrar que la otra persona no te interesa como para mantener un compromiso... que tampoco es tan dificil controlarse, ¿no?

Yo solo dire, que si me fui fuera del matrimonio a buscar sexo, es porque dentro no lo encontre, Ni tampoco encontre que me hicieran sentir una mujer completa. fuera lo hice, lo senti. ¿quien me puede asegurar que si lo hubiera encontrado el sexo que queria y necesitaba no me hubiera ido fuera a buscarlo? Imposible de saber.

Al final es todo muy sencillo. Por instinto a todos nos apetece tener sexo con otros (sobre todo si son atractivos). Y por instinto nos apetece que nuestra pareja sólo tenga sexo con nosotros. La ética y el querer realmente a la otra persona hace el resto y nos convierte en una cosa u otra.

Y no hay más.

Mi opinion es sencilla, si hay affaire es que la cosa no cuadra.

Otra cosa seria que fuese cosa de dos ó consentido y sabido, pero si una de las partes no lo sabe...

http://vapeo.zz.mu

Sometimes Affairs can help couples to find back to each other but usually I think it is better to stay faithful. Thanks for the videos.

Depende de la pareja, nada es blanco o negro, pero para la mayoría de las parejas, un affaire sí es indicativo de que algo falla entre ellos... http://www.isomus.com

Ya es navidad en elpatito.es

El tema lleva aparejada toda una enciclopedia sobre el ser humano en dos o tres versiones, con las respectivas ampliaciones referidas a hijos, trabajo, años, enfermedad, deterioro, cansancio, aburrimiento, desengaño, evolución personal, tercera persona, lo que nunca existió, porvenir, futuro, presente y incompatibilidad.
O desprecio, y final.
No siempre feliz, pero si por casualidad se da en ambos dos una pizca mínimos, y existe un buen principio, a veces se aguanta la convivencia hasta que se llega a una etapa de convicción.
De que nada puede haber fuera que sea mejor, que lo que después de una vida de lucha se tiene al lado.
Alguien que está ahí en las risas y en los llantos, dándonos la mano, el alma y un beso.
A pie firme y hasta el final.
Entonces hablamos no de avaricias y ambiciones ni despechos ni de engaños.
Ni de tríos o de cuatros.
Hablamos de verdad, de aguante, de sacrificio, de lucha, de perdón, de comprensión, de ir juntos en lo bueno y en lo malo, de reconocernos imperfectos.
De volver al lado después del berrinche.
Eso es distinto.
Eso es cariño, respeto, afecto del bueno.
Un tesoro, que se gana desde el apego la verdad y el respeto eso también lo llaman amor.
Alguna gente.
Se da en la vida, lo vemos a veces a nuestro alrededor en las miradas cargadas de años, con el mismo brillo.
Se nota en la sonrisa plácida.
Sin prisas y sin ansia.
Se siente en el ambiente.


Yo creo que depende mucho de cada pareja y de cada situación.
http://www.despedidasbig.com

Muy de acuerdo con Napoleón. Lo que hace de la infidelidad un delito es el secretismo, la traición, el engaño. Mejor vivir y pactar una vida en pareja abierta, es decir, se conceden libertades sexuales MUTUAMENTE, sin secretos y de MUTUO acuerdo.

Sobre la cuestión que nos pone más arriba, sin duda alguna, mejor juicio se lleva la mujer que se ha divorciado 5 veces, dado que demuestra honradez y claridad en sus relaciones. Cuando una relación ha llegado a su fin y no queda ningún resquicio de atracción es mejor hacer un corte limpio que engañar a la pareja y engañarse a si mismo.

La monogamia se mantiene a base de una serie de mitos que hemos asimilado tan profundamente que pocos llegan a cuestionarlos. Los podéis leer en muchos de los comentarios a este artículo.

-“La infidelidad es la rotura de un compromiso, una traición.” Sí, pero ese compromiso no se asume libremente porque la sociedad no admite la pareja sin exclusividad sexual. Si quieres acceder al amor tienes que acepar a la fuerza la monogamia.
-“La infidelidad hace daño a la persona a la que queremos.” Sí, pero el daño no viene sólo del que es infiel, sino de unas normas culturales que imponen los celos como obligación, que humillan a la persona a la que se sido “infiel”: “te han puesto los cuernos”.
-“El que es infiel es débil de carácter, no tiene la fortaleza necesaria para resistir las tentaciones.” ¿Y nadie se da cuenta del tufillo a moralina católica que tienen estas afirmaciones? No se es débil si se elige conscientemente lo que se quiere hacer. Al contrario, el elegir la libertad sexual sobre las convenciones sociales requiere una gran fortaleza de carácter, sobre todo en las mujeres, a la que se avergüenza y humilla continuamente si quieren ser libres sexualmente.

Por supuesto, lo mejor es ser honesto y, si se quiere libertad sexual, practicar la pareja abierta o el poliamor (que no es lo mismo que la promiscuidad). Pero, seamos realistas, esa es una opción que no está al alcance de todos.

El contexto cambia tras haber firmado el pacto (a veces por el hecho mismo de haberlo firmado).

¿Qué hacer entonces?

Que la gente se líe con quien quiera, eso sí, previamente pactado, osea, que de antemano se sepan las 'condiciones de la relación', si habrá o no 'otras personas', porque si se hace a escondidas, eso es traición, y es lo peor que puede hacer una persona, traicionar.

No nigo que sea necesariamente, pero el engaño no es bueno normalmente

http://www.elbuhonero.es

La monogamia es un arma de destrucción masiva.
La infidelidad también.

Como arma de destrucción, ¿lo preferible es lo segundo o lo primero?

Supongo que tiene más que ver con la educación y las experiencias previas que con otra cosa.

Pues yo afirmaría que si nos dijeran que nuestra pareja nunca se va a enterar, todos tendríamos affaires. ¿Alguien sería capaza de resistirse a tener un affaire después de ver esto?: http://xurl.es/2s50l

Naturalmente que un affaire no tiene por qué ser señal de una mala relación. Igual que aceptar un soborno o una comisión ilegal tampoco es señal de tener problemas económicos. Así que acierta Perel: Un lío es un fracaso personal. Sin reserva y sin ironía. La pregunta final del artículo trata de justificar lo injustificable.

Creo que la infidelidad es un delito. Si no puedes comprometerte no lo hagas. La mentira saja el dolor de la piel y nos hunde en la tristeza. Ama de la forma que sepas, pero si no es para siempre no lo prometas.
Un saludo.

Uff, Chiara, Amparo, Ignacio y Luísa, ustedes han salvado (salvo?) el post de hoy con la inteligência de vuestros comentários. Que tema más repetitivo y aburrido!

Entre las religiones con sus rollos y los gobiernos que les gusta tener a los borreguitos en parejitas y a ser posibles casadas pues se lllego a esta farsa de la monogamia sexual que en realidad no la cumple ni el gato por lo menos entre hombres salvo que no tengan un duro o estén enfermos .

El sexo sin amor y con desconocidas es mil veces mas morboso , excitante y deshinibido .

Lo malo de las infidelidades no es cometerlas, sino contarlas o ser imprudentes y dejarse sorprender. Los cuernos no duelen, lo que puede doler es enterarse uno que los tiene. Lo de declarar una infidelidad a la pareja no me parece un acto de sinceridad, sino de exhibicionismo y de falta de respeto. Hay que saber nadar y guardar las ropas. Yo por si acaso cuando mi mujer sale sin mi compañía, a su vuelta no pregunto.

Lo que debemos hacer es ser honestos. Hay que ver el grado de implicaciòn del affaire y cuanto esto constituye una traiciòn. En mi opionion es el engaño que hiere màs que el resto.

Bueno estará muy de moda tener sexo sin amor, pero aún habemos personas jóvenes que sin eso, nanai, y no, no somos nada mojigatas en la cama, pero... tenemos esa exigencia. Yo jamas he sido infiel estando enamorada, si el amor se acaba es posible, pero sino, no. Ahora eso ya va en cada uno, como vea la vida.

Somos infieles porque está en nuestra naturaleza. Antes de las sociedades agrícolas y ganaderas el ser humano se integraba en grupos pequeños, alrededor de ciento cincuenta miembros, en los que no se producía un control de los recursos por parte de nadie y había una gran libertad sexual. El rol de las mujeres en estos grupos era similar al de los hombres ya que tenían acceso directo a la comida, sabían defenderse de los animales y tenían conocimientos acerca de cómo combatir la enfermedad. En estas sociedades la comida, el cuidado de los miembros débiles del grupo y las parejas sexuales eran compartidas por todos los miembros. http://www.elefectobellido.com/2012/10/sociedades-agricolas-y-conducta-sexual.html

Esto es complicado: el placer del sexo te embadurna a veces hasta la médula, una experiencia de vez en cuando no debe empañar las relaciones de pareja... el problema es que la confesión puede acabar con todo. Una tiene derecho a sus intimidades, a sus secretos. No todo tiene porque ser dicho.

No es nuevo que el ser humano no es monógamo. En realidad, la monogamia es rara en la naturaleza. La monogamia es un valor cultural que tampoco está presente de manera mayoritaria en las culturas humanas, aunque sí en la nuestra. Puede considerarse un concepto plenamente cultural, igual que el rechazo a comer cerdo o a tomar vino. Las pestes porcinas pueden explicar lo del cerdo, los problemas que causa el alcohol, lo del vino. Y la cantidad de mujeres abandonadas con sus hijos, lo de la monogamia. En culturas en las que se han encontrado otras soluciones al tema de la custodia de los hijos, lo de la monogamia (entendida como aquello de hasta que la muerte nos separe) no existe como imposición ética, moral o legal.

El problema moral de la infidelidad no reside en la monogamia, sino en el concepto mismo de “amor”. Con la monogamia puesta en duda y el amor aún sacralizado, trasladamos sus vicios a todos nuestros modelos alternativos, ya se llamen “pareja abierta”, “follamiguismo”, “poliamor” o “soltería”.
El nuevo modelo debe construirse desde la renuncia al amor:
http://www.contraelamor.com/2013/11/somos-1000.html?zx=7c7e45b5a6c4c4cf
Por si los celos se convierten en un obstáculo:
http://www.contraelamor.com/search/label/B%C3%81SICOS.%20celos
Para seguir de cerca este modelo:
https://www.facebook.com/pages/contra-el-amor/273735992637904?ref=hl

Cuando entran en juego los sentimientos y el compromiso con la pareja es complicado. Por ello mi pareja solo me permite "engañarle con mi Baby Rabbit: http://goo.gl/UrjkF8

Justo ayer fui al cine a ver Blue Jasmine, tenía muchas ganas precisamente por las críticas que había leído, porque la verdad es que las últimas pelis de Woody Allen me decepcionaron un poco (y mira que soy fan). Con Blue Jasmine me he 'reconciliado'. Una historia digna de ver y de reflexionar, en la que Cate Blanchett hace un papelón impresionante.
No sé si diría que 'la monogamia no se toca'. Creo precisamente que estamos llegando a banalizar tanto la infidelidad que nos estamos olvidando de que, independientemente de que seamos seres sexuales, debemos tener más en cuenta los sentimientos de nuestras parejas y, sobre todo, aprender a ser más honestos. A veces, las infidelidades que tan alegre e inocentemente cometemos, arruinan la vida de persona a la que supuestamente amamos o hemos amado alguna vez.
http://www.laplumadepandora.com

Ay, que cansaaaaaaaaaancio!

Estoy bastante de acuerdo con el post de Alejandro y creo que es cuestión de sentimientos y no de sexo, el respeto hacia tu pareja. Cuando de verdad tienes admiración por tu pareja no necesitas salir fuera para buscar lo que tienes en casa, sea de mejor o peor calidad.
Saludos.

Estoy de acuerdo con Linda y Maria, en la mayoria de los casos que se busca una relación complementaria, se busca por sexo; que no tiene que ser necesariamente mejor del que se tiene, sino diferente. Saludos,

Mejora tu vida sexual con tu pareja o con quien quieras
http://www.intimamente.es

Después de años relacionado con productos para adultos, lo que más nos ha llamado la atención son los PRODUCTOS PREDILECTOS QUE COMPRAN LAS MUJERES QUE ECHAN O QUIEREN ECHAR UNA CANITA AL AIRE. No sé por que será... se admiten comentarios...

Son estos.... http://www.sorprendeatupareja.es/epages/ec4151.sf/es_ES/?ObjectPath=/Shops/ec4151/Categories/Producto_erotico_para_sorprender/Lenceria

la verdad es que la INFIDELIDAD es un tema espinoso de verdad. Nosotros hicimos años atrás una encuesta de quien compraba más productos eróticos, si las parejas estables o las personas que tenían una relación ajena a su matrimonio, y nos dio que las personas FIELES son las que más se gastan dinero en juguetes eróticos, cremas de masaje, aceites... Será por seguir manteniendo la llama viva!!. Los productos de la eterna felicidad los llamamos nosotros.
Lo puedes ver en http://www.sorprendeatupareja.es/epages/ec4151.sf/es_ES/?ObjectPath=/Shops/ec4151/Categories/Producto_erotico_para_sorprender/Afrodisiacos

Siempre y cuando tener un affaire con otra persona no implique entrar en el terreno de los sentimientos, no creo que sea malo, simplemente buscar más placer que el que te dé tu pareja.

Tener un affaire no es malo, a mí me gusta tener relaciones con otros hombres y por eso no creo que le esté faltando al respeto a mi pareja, simplemente busco sexo diferente con otras personas, nada más...

La monogamia, es un compromiso de fidelidad y respeto con nuestra pareja estable. Además, si existe amor, lo normal es que no te apetezca estar con nadie diferente a tu pareja (que también es, o debe ser amante).
Ahora bien, si es consentido, pues adelante con los relaciones fuera de la pareja, es muy respetable ya que ambos lo aceptan, pero cuando no es así, se está mintiendo a nuestra compañera o compañero.

Contestando al título, que poco o nada tiene que ver con el texto, si la infidelidad no es mutuamente consentida, es que algo va o irá mal.

www.felizyrelajado.com

No tendrían ningún affaire con nadie aunque reconozco que estás chicas me ponen muy caliente http://t.co/aHnlN8DkeL

No necesariamente. Mis reglas no tienen demasiado que ver con los valores éticos heredados de nuestra cultura religiosa.
http://elmejorhumorinteligente.blogspot.com

Hay una posibilidad que no teneis en cuenta y es que se pueden amar a dos personas a la vez. Puedes tener una amante y querer a tu pareja http://xurl.es/9ik46

Dificil análisis. Pero si buscas algo fuera del matrimonio es porque te falta, y si te falta es que algo falla. No se es complicado, y sobretodo porque casi siempre los dos no tienen el mismo concepto. http://www.capitanfood.com

"La monogamia es una realidad válida sólo para quién no es capaz de vencer la monotonía de una relación", me dijo una vez una persona. Quizá fuera verdad, él más que nadie sabía la diferencia entre estar en ella o no, porque a pesar de tenerlo todo a favor, disfrutaba con las relaciones fuera del matrimonio, y de los contactos que ponían en peligro su estabilidad como pareja. Por lo tanto, entiendo que todo es cuestión de la fortaleza personal de cada uno o de cada una.
http://interesproductivo.blogspot.com.es

Todos somos imperfectos, ahora bien, si tú tienes un compromiso con tu pareja y no lo cumples, está claro que algo no funciona, y si es tan fácil que alguien más entre en esa relación significa que algo no va bien en ella, que existen carencias, muchas, que las personas que componen esa relación son caprichosas, inmaduras, etcétera, si tienes la suerte de que no averiguan que estás fallando las cosas pueden seguir su camino sin más y con esa falsa normalidad, ahora bien, si te descubren prepárate para un dramón, todo por no saber mantener tu palabra, por eso es mucho más sencillo obrar en la forma que uno es: Si tú eres responsable, podrás mantener un compromiso, si tú no lo eres lo mejor es que vivas tu vida dejando la vida de los demás por si tienen la suerte de encontrar en sus vidas una pareja qué sí se comprometa y sí cumpla la palabra dada. Es algo sencillo, tú cumples, todo irá bien, sino todo se llenará de mentiras, enfangándose y llenándose de lodo hasta que todo esté cubierto y lo más probable es que te hundas. Como personas tenemos nuestro derecho a elegir, si eliges tener pareja se deben cumplir por parte de los dos unas normas que son: respeto, confianza, compromiso, y debe existir sobre todo amor, sino es mejor no tener pareja y vivir el poliamor. Saludos!! Anne Rodriguez

Publicar un comentario

Si tienes una cuenta en TypePad o TypeKey, por favor Inicia sesión.

Sobre el blog

Ni enciclopedia ni consultorio sexual al uso. He aquí un rincón erótico festivo dedicado a las relaciones y la atracción entre seres humanos, esa faceta que nos hace la vida más placentera, tierna, amorosa, plena… Un blog coral, con cinco autoras de todo origen y condición, que apuesta por el juego, la provocación, lo sensual y el sexo como acto libre, adulto, compartido, real o ficticio, siempre divertido... Eso sí, si tu mirada no es amplia y tolerante, mejor no te detengas aquí. Coordina Analía Iglesias. No sólo se admiten firmas invitadas, sino que son deseadas.

Sobre las autoras

Anne Cé. Nació en el sur austral (Argentina), en un tiempo beatle y en un país con altísima densidad de psicoanalistas y jugadores de fútbol. Periodista, quizá incluso a su pesar, narra lo que se le ponga delante. Y narra, y narra. Un día descubrió que el simple roce de una clavícula le erizaba la piel y entonces comprendió por qué le gusta tanto abrazar a un hombre.

Esther Porta. Segoviana, fue becaria en el mítico Tentaciones y allí hizo de todo hasta que sus conocimientos de sexo la convirtieron en Beatriz Sanz. Y gracias a ella, publicó artículos semanales de sexo, dos libros y fue reclutada como sexperta guionista del programa de Canal +: 'Sex Pópuli'. Cuando casi se le había olvidado (lo de escribir de sexo...) se mete a bloguera. Y aquí está, con tantas ganas de sexo (del uno y del otro) como siempre...

Venus O'Hara, de Reino Unido, con raíces irlandesas. Modelo fetish, actriz y escritora. Licenciada en Ciencias Políticas y Francés, reside en Barcelona, ha sido columnista sexual en varias revistas, tiene su propio blog de fetichismo y es creadora de 'No sabes con quien duermes', un confesionario para personas que llevan una doble vida. Publicó su primer libro junto a Erika Lust, 'Deséame como si me odiaras', en 2010.

Tatiana Escobar, de Venezuela (1976), ha escrito ensayos y poesía en español. Traductora y editora, en 2004 abrió en Madrid junto a sus socios la primera boutique erótica de España, La Juguetería Erotic Toys, para no tener que vivir de la literatura. Desde entonces vive del sexo. Y escribe, a veces, para sus amigos.

. Madrileña. Soñó con escribir y pronto descubrió una vía: el periodismo. Pero como tampoco valía narrar sobre cualquier cosa, eligió suerte y remató la faena con un posgrado en Sexología. Ha trabajado en suplementos de salud y medios especializados. Con la práctica ha acabado por darle un toque más sensual a sus letras. Y con ellas sueña en escribir, ahora, un libro.

Ilustracion
Venus O'Hara, Anne Cé y Silvia C. Carpallo, según 'Mi Petit Madrid'.

Nuevo libro

El orgasmo de mi vida. Si ya no sueñas con príncipes azules, locos por pedirte en matrimonio, ni esperas que aparezca un millonario atormentado pero diestro en amores, con una Visa en una mano y un látigo en la otra, este libro es para ti. Porque El orgasmo de mi vida habla de eso, de mujeres realistas, lúcidas, independientes y eróticamente vivas, capaces de combinar esa cotidianidad que todas conocemos, con sus pasiones más salvajes. Ellas son las protagonistas de los relatos, sin guionistas que les digan lo que tienen que hacer, pero sobre todo, son las compositoras, directoras e intérpretes de los orgasmos más armoniosos de sus vidas.

Lux eróticaLux erótica. "Escribir sobre sexo era la propuesta y me sentí estimulada. Después de tantos años como periodista cultural y con mucha vida hecha en torno a la información y a la actualidad, tenía ganas de ponerle carne a la crónica. Porque nuestra más genuina actualidad como personas pasa por el relato del erotismo. Porque de atracción y de relaciones hablamos todo el tiempo en este tiempo occidental con ciertas libertades individuales garantizadas y rebosante de espíritu lúdico pero también algo desafectado y con nuevos descompromisos adquiridos...". Anne Cé.

Inglés para pervertidosInglés para pervertidos."Se dice que la mejor manera de aprender un idioma es a través del sexo con un extranjero. Pero ¿qué haces si estás en la cama y no sabes qué decirle? Con Inglés para pervertidos puedes aprender todas las palabras y expresiones que siempre has deseado saber, desde lo más elemental al sexo más salvaje. El libro cuenta con ocho capítulos centrados en las partes del cuerpo, la cama, el LGBT, las compras sexis, el lado oscuro, el porno, el chat y la salud sexual. Cada capítulo contiene vocabulario, gramática y unos ejercicios muy originales que no encontrarás en ningún otro libro. Aprende todo lo que tu "English teacher" no se atrevería a enseñarte nunca. Y... si te cansas de estudiar, el libro incluye un montón de fotos mias para distraerte". Venus O'Hara.

TWITTER

Nuestros autores en Twitter

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal