Eros

Conciencia o sistema operativo, da igual: inventándonos el amor

Por: | 24 de febrero de 2014

A ella, de ella, el suyo: her. Her es la película de Spike Jonze que habla de lo que sucede en torno a ella, aunque ella no exista. No es she, es her.

¿Quiere esto decir que ella/she no importa? No, de ninguna manera. Pero ella/she no tiene identidad y solo adquiere presencia como her/la (I knew her/ la conocí; I talked with her/ hablé con ella), en función de su relación con él, Theodore (Joaquin Phoenix).

Sccarlett Interfaz scarlett

Vaya presencia la de esta interface: la que le ha tocado a Theodore tiene nada menos que la voz sexy y ronca de Samantha/ Scarlett Johansson, mimándolo a través de su auricular, comprendiéndolo, alentándolo y sorprendiéndose, la voz, de la vida que él le cuenta. ¿El sueño masculino? Hmmm, como toda mujer, esta interface también tiene reclamos, no creas...

 

 

 

 

 

 

Interfaz Scarlett: no hace falta más que su voz para derretir usuarios de cualquier sistema operativo. 

Entre Shangai y L.A., una ciudad luminosa pero siempre velada por el smog, con sus habitantes portando auriculares todo el día: son/somos hombres y mujeres sobre el cable, cableados, aunque wireless, porque ya ni siquiera el cordón umbilical nos hace falta para depender de la matrix digital. Deambulan/deambulamos con bolsos con forma de laptop o tableta, cruzados o al hombro... Y con pantalones tiro alto, que parecen muros, quizá levantados para dificultar la penetración (¿un mundo sin penetración y con puros contactos virtuales es posible?).

En ese paisaje entre irreal y absolutamente cotidiano, Joaquin Phoenix interpreta a un sensible chico solo, de treinta y tantos, que no puede terminar de despegar su corazón del de la mujer con la que creció. El presente de Theodore -por cierto, un experiodista- transcurre entre la redacción de vidas prestadas (escribe cartas de amor por encargo) y el entretenimiento a solas, con videojuegos, alguna sesión de sexo por internet o una breve visita a sus amigos, tan hiperconectados como él.

El amor y la inteligencia artificial, con interfaz Scarlett, eso sí. Conciencia o sistema operativo, ¿qué más da la contraparte? Los procesos se reproducen, solamente basta una -una única- persona para desatar el recorrido de la seducción al enamoramiento, desde el primer intercambio verbal, con la primera respuesta ingeniosa (o que nos arranca una sonrisa al cabo de tanto cinismo), el primer piropo, el halago más espiritual, hasta las ganas de tocarse, decir tocarse, decir amarse y también el conflicto, el malentendido... Pero volver a pensarse, acompañarse a la distancia, informar "tengo novia" o saber que alguien te preguntará "¿cómo te fue?", al final del día.

Escuché a gente quejarse a la salida del cine. Algunos iban a ver la última del director de Cómo ser John Malkovich esperando un buen exponente de fantaciencia, una Blade Runner de romance de escritorio. Otros esperaban algún capítulo en pantalla grande que ampliara una entre las miles de historias de cada noche en Meetic o Badoo o Facebook: hombres casados o solitarios fóbicos al contacto físico que chatean con desconocidas (y viceversa) y con eso les alcanza para sostener la abulia matrimonial o laboral continuada.

Pero, no: Her es una reflexión hermosamente melancólica y verdadera sobre la pareja, no importa su formato. Y sobre el individuo y su necesidad de encajar sus bordes en otros bordes contenedores, adaptar los ajenos a nuestras salientes y concavidades... y limar los propios para encastrarse en otro cuerpo, otra conciencia, otro sistema operativo. Para no sentirse solo aun estando solo.

Joaquin

Joaquin Phoenix en 'Her' de Spike Jonze. 

Un físico teórico dijo, alguna vez, que este universo quizá fuese un holograma, que todo esto -incluidos nosotros- podíamos ser reflejos de alguna proyección lejana. Jonze juega con la idea de las tretas de la mente y el manejo de las emociones -cualquiera sea su fuente generadora- y algunos inevitables límites: ¿cómo reemplazar por píxeles o músicas una caricia suave de esas que nos erizan a ambos, por la mañana, después del sexo arrebatado, mojado, chocándose, frotándose con otro ser humano?

No tenemos respuestas, pero es cierto que los tiempos ya dan cuenta de infinidad de relaciones virtuales, con sexo a ambos lados de una pantalla, autoprocurados orgasmos vía Instagram, largas sesiones de erotismo dicho por Skype o cantado por WattsApp, autosatisfacción en primerísimos primeros planos pixelados, guitarras tocadas por teléfono y mitades heladas de muchas camas lejanas.

Her de Spike Jonze conmueve y nos envuelve en la hipnótica ciudad de los amores no correspondidos y los deseos insatisfechos, con bella música de Arcade Fire. Y moviliza, revuelve, porque no habla únicamente de soledad y vínculos cibernéticos sino (y fundamentalmente) porque construye una alegoría sobre las relaciones humanas, que tienen tanto o más de diseño y proyección individual que el vínculo hombre-máquina.

 

Tráiler de 'Her' de Spike Jonze. 

¿Acaso no nos inventamos a la otra persona cuando interactuamos con nuestras expectativas o contra nuestros fantasmas? ¿No dibujamos siluetas románticas en nuestros paisajes desolados y con ellas vestimos a otros seres?

Ilusión fallida, delete. 

¿No ha sido muchas veces el nuestro ese andar derrotado de Joaquin Phoenix cuando nos falta la ilusión amorosa o nuestra su desesperación ante la 'caída' del sistema operativo?

Ringtone de piano y aparte. 

Desinstalar.

Download (un nuevo amor se está descargando).

Ejecutar.

  

Hay 23 Comentarios

Nada como el placer del cuerpo con cuerpo. Un abrazo, una caricia, un masaje con tu pareja... Nada comparable a una relación virtual.

El cibersexo puede dar morbo, pero donde este el contacto cuerpo a cuerpo, que se quite lo demás.
http://www.i-love-sexy.com

todos los qrticulos que necesitas para disfrutar del placer del sexo en www.laovejanegrasexshop.com

José, es verdad que en LA sin coche no vas a ninguna parte. En transporte público estamos 100 años detrás de Madrid. Pero, curiosamente, hay menos smog que en Madrid. Esto se debe a la curiosa metereología de la zona: el contraste entre el calor del desierto de Mojave y el frío del agua del mar producen brisas continuas del Pacífico que limpian el aire. Algunos días el flujo del viento se invierte. Son los vientos de Santa Ana, cálidos y fuertes, que soplan desde el desierto y se llevan la contaminación al mar.

Hermes, ¿podrías vivir en LA sin un auto? Claro que hay mucho smog, aunque también es verdad que se lo han currado muchísimo y la situación ha mejorado bastante, pero vaya, que LA tiene boina de smog, y las autopistas que van a LA también tienen sus boinas. Para verlo no hay que mirar cosas límpidas por la ventana sino irse a alguna colina cercana, como Hollywood Hills- Desde allí verías lo que estás respirando. Por lo demás, peazo de voz y de todo que tiene la Johansson.

La realidad virtual sin mastubadores bien lubricados, simplemente no tiene futuro.
http://www.lolatoys.com/es/toys/masturbadores.html

Todas las mujeres deberían existir para siempre en su esencia mas pura. Todas sin excepción. En menor o mayor manera, la mujer es pecado, es lujuria, es ... todo lo que se desea y que no siempre se puede tener.

Disfrutad: http://sonrrise.blogspot.com.es/2013/12/recuerdos-confusos-relato.html

¿"Una ciudad luminosa pero siempre velada por el smog"? Miro por la ventana y veo un cielo azul límpido, los árboles cimbreándose con la brisa del Pacífico, el sol brillando deslumbrante en las fachadas de los edificios. Nada de smog. Pero bueno, ya se sabe que en las películas se trata de presentar mal a Los Ángeles, si no el mundo entero se vendría a vivir al paraíso del Sur de California donde, de acuerdo con la canción, nunca llueve (la menos, no ha llovido nada este invierno). Saludos desde West LA.

Ya no digo lo de Black Mirror porque es lo primero que se ha dicho. ¡Te clava al sofá! La tecnología muchas veces sirve para que nos relacionemos con la realidad sin tener que experimentarla.

La historia que cuenta la película parece de entrada interesante, pero tiene trampa. La inconfundible voz de Scarlett hace que inmediatamente se le ponga cara y cuerpo a la voz cibernética. Así cualquiera se queda colgado del interface... aunque la Samantha-Scarlett te llamara solo para que cambies de operador de móvil.

Cris

Lo más interesante de "Her" no es tanto la idea del sistema operativo, sino la exactitud con lo que refleja la desubicación amorosa actual, a pesar de ambientarse en un futuro no tan lejano. Esa soledad, esos vacíos, esos desencuentros..."Her" toma un pulso perfecto al momento que se está viviendo en cuanto a relaciones sentimentales http://locosdeamor.org/2014/02/24/el-amor-no-esta-en-crisis-esta-revolucionandose/

Lo más interesante de "Her" no es tanto la idea del sistema operativo, sino la exactitud con lo que refleja la desubicación amorosa actual, a pesar de ambientarse en un futuro no tan lejano. Esa soledad, esos vacíos, esos desencuentros..."Her" toma un pulso perfecto al momento que se está viviendo en cuanto a relaciones sentimentales http://locosdeamor.org/2014/02/24/el-amor-no-esta-en-crisis-esta-revolucionandose/

Todos dibujamos siluetas sentimentales y después, nos dedicamos durante años a encontrar aquellas personas que entren dentro de ese perfil horadado. Nos empeñamos en empujar, recortar, modificar, doblar y mutilar aspectos de esas persona para que encaje en ese pensamiento preestablecido . ¿ Pero somos conscientes de que quizá no exista ese perfil?

lo de Scarlett es cierto... aun con esa foto ja, ja

http://www.youtube.com/watch?v=yWZ1TkoMj0Y

Suena muy bien, no la conocía

Qué buena está Scarlett, pero os ha faltado poner su mejor foto: http://xurl.es/16b6y

Este blog parece cada vez menos eros y más quejaderos...

Yo la he visto y digo lo mismo que Alberto. Esto ya fue planteado en la segunda temporada de Black Mirror! Aún así me pareció un peliculón, y Joaquín Phoenix está inmenso. Pensar que es el mismo tipo que hizo de Cómodo en Gladiator...

Hay que sorprender a la pareja y nada mejor que jugar http://intimamente.es

Hay que sorprender a la pareja y nada mejor que unos juegos en http:/intimamente.es

Parece interesante, pero ya está empezando a salir opiniones cruzadas sobre la calidad, la realidad o si es creíble o no. Aunque, a decir verdad, todo eso se soluciona yendo a verla.
http://goo.gl/QNNWzK

No habia oido hablar de ella, pero creo que tiene buena pinta!! me apunto para la sobremesa del proximo finde si la echan en nuestros cines. Hay que aumentar el romanticismo y sorprender a la pareja, que la llama tiene que seguir viva..
A sorprender tocan!!
http://sorprendeatupareja.es/store/index.php?id_product=17&controller=product&id_lang=1

El trailer de Her me recuerda mucho al primer capítulo de la segunda temporada de Black Mirror. "Vuelvo enseguida" (Be Right Back) (Muy recomendable la serie!)
Para mas historias de amor, desamor, pasió y sexo:
http://goo.gl/0xM70h

Publicar un comentario

Si tienes una cuenta en TypePad o TypeKey, por favor Inicia sesión.

Sobre el blog

Ni enciclopedia ni consultorio sexual al uso. He aquí un rincón erótico festivo dedicado a las relaciones y la atracción entre seres humanos, esa faceta que nos hace la vida más placentera, tierna, amorosa, plena… Un blog coral, con cinco autoras de todo origen y condición, que apuesta por el juego, la provocación, lo sensual y el sexo como acto libre, adulto, compartido, real o ficticio, siempre divertido... Eso sí, si tu mirada no es amplia y tolerante, mejor no te detengas aquí. Coordina Analía Iglesias. No sólo se admiten firmas invitadas, sino que son deseadas.

Sobre las autoras

Anne Cé. Nació en el sur austral (Argentina), en un tiempo beatle y en un país con altísima densidad de psicoanalistas y jugadores de fútbol. Periodista, quizá incluso a su pesar, narra lo que se le ponga delante. Y narra, y narra. Un día descubrió que el simple roce de una clavícula le erizaba la piel y entonces comprendió por qué le gusta tanto abrazar a un hombre.

Esther Porta. Segoviana, fue becaria en el mítico Tentaciones y allí hizo de todo hasta que sus conocimientos de sexo la convirtieron en Beatriz Sanz. Y gracias a ella, publicó artículos semanales de sexo, dos libros y fue reclutada como sexperta guionista del programa de Canal +: 'Sex Pópuli'. Cuando casi se le había olvidado (lo de escribir de sexo...) se mete a bloguera. Y aquí está, con tantas ganas de sexo (del uno y del otro) como siempre...

Venus O'Hara, de Reino Unido, con raíces irlandesas. Modelo fetish, actriz y escritora. Licenciada en Ciencias Políticas y Francés, reside en Barcelona, ha sido columnista sexual en varias revistas, tiene su propio blog de fetichismo y es creadora de 'No sabes con quien duermes', un confesionario para personas que llevan una doble vida. Publicó su primer libro junto a Erika Lust, 'Deséame como si me odiaras', en 2010.

Tatiana Escobar, de Venezuela (1976), ha escrito ensayos y poesía en español. Traductora y editora, en 2004 abrió en Madrid junto a sus socios la primera boutique erótica de España, La Juguetería Erotic Toys, para no tener que vivir de la literatura. Desde entonces vive del sexo. Y escribe, a veces, para sus amigos.

. Madrileña. Soñó con escribir y pronto descubrió una vía: el periodismo. Pero como tampoco valía narrar sobre cualquier cosa, eligió suerte y remató la faena con un posgrado en Sexología. Ha trabajado en suplementos de salud y medios especializados. Con la práctica ha acabado por darle un toque más sensual a sus letras. Y con ellas sueña en escribir, ahora, un libro.

Ilustracion
Venus O'Hara, Anne Cé y Silvia C. Carpallo, según 'Mi Petit Madrid'.

Nuevo libro

El orgasmo de mi vida. Si ya no sueñas con príncipes azules, locos por pedirte en matrimonio, ni esperas que aparezca un millonario atormentado pero diestro en amores, con una Visa en una mano y un látigo en la otra, este libro es para ti. Porque El orgasmo de mi vida habla de eso, de mujeres realistas, lúcidas, independientes y eróticamente vivas, capaces de combinar esa cotidianidad que todas conocemos, con sus pasiones más salvajes. Ellas son las protagonistas de los relatos, sin guionistas que les digan lo que tienen que hacer, pero sobre todo, son las compositoras, directoras e intérpretes de los orgasmos más armoniosos de sus vidas.

Lux eróticaLux erótica. "Escribir sobre sexo era la propuesta y me sentí estimulada. Después de tantos años como periodista cultural y con mucha vida hecha en torno a la información y a la actualidad, tenía ganas de ponerle carne a la crónica. Porque nuestra más genuina actualidad como personas pasa por el relato del erotismo. Porque de atracción y de relaciones hablamos todo el tiempo en este tiempo occidental con ciertas libertades individuales garantizadas y rebosante de espíritu lúdico pero también algo desafectado y con nuevos descompromisos adquiridos...". Anne Cé.

Inglés para pervertidosInglés para pervertidos."Se dice que la mejor manera de aprender un idioma es a través del sexo con un extranjero. Pero ¿qué haces si estás en la cama y no sabes qué decirle? Con Inglés para pervertidos puedes aprender todas las palabras y expresiones que siempre has deseado saber, desde lo más elemental al sexo más salvaje. El libro cuenta con ocho capítulos centrados en las partes del cuerpo, la cama, el LGBT, las compras sexis, el lado oscuro, el porno, el chat y la salud sexual. Cada capítulo contiene vocabulario, gramática y unos ejercicios muy originales que no encontrarás en ningún otro libro. Aprende todo lo que tu "English teacher" no se atrevería a enseñarte nunca. Y... si te cansas de estudiar, el libro incluye un montón de fotos mias para distraerte". Venus O'Hara.

TWITTER

Nuestros autores en Twitter

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal