Eros

Días rojos: en el amor nos deslizamos

Por: | 21 de febrero de 2014

"A mí no me importa", me dijo un hermoso compañero, una mañana, después de una noche de reencuentro, cuando le dije que me acababa de venir la regla. "¿A ti te molesta?", preguntó. "Claro que no", le dije, apenas. Pero no solo es que no me importa sino que cada vez me gusta más la sensación de hacer el amor en los primeros días de la menstruación.

  Irene_diaz

Irene Díaz.

Sin embargo, como nadie debe imponerle nada a nadie, siempre aviso y pregunto, por las dudas. La verdad, jamás sentí rechazo frente al tema, ni con ni sin pareja estable.

Cat_irene_diaz

Irene Díaz.

Y espero que los/as lectores/as tampoco sientan 'asco': entiendo que tocar un tema tan ligado a lo fisiológico puede parecer vulgar, pero hay más de una razón que nos induce a mojarnos (o enchastrarnos, como decimos gráficamente los argentinos). No solo es natural que las mujeres sangremos cada tres o cuatro semanas, sino que todavía hay que defender a algunas chicas, especialmente las muy jóvenes, a las que todavía suelen hacerles sentir "sucias" o "impuras" durante su periodo menstrual.

Nada hay bello en el sexo seco.

Bed_irene_diaz

Irene Díaz.

De primera mano. Una adolescente española me contó hace poco que su novio, el mismo con el que unos meses antes había perdido la virginidad, la amenazó un día cuando, después de haber planeado un fin de semana romántico juntos, ella le advirtió que quizá le viniera la regla. Al parecer, aún nacen hombres que tienen que familiarizarse con la cuestión, buscar alternativas o renunciar al sexo, sin culpabilizar a su pareja.

Viva_la_menstruacion_by_patheticpat

By patheticpat.

Después de oir aquella historia, que me pareció fuera de época y lugar, recordé las recomendaciones y del Antiguo Testamento sobre los fluidos y la necesidad de evitar contactos con ellos, pero tanto si estos provienen de los hombres como de las mujeres. Estos consejos levíticos han ido siendo recogidos y reescritos hacia la evitación de la mujer menstruante, a la espera de su 'purificación', pero la verdad es que si uno se detiene un instante en los textos originales, las advertencias y fatalidades no son del calibre que luego han difundido sus intérpretes y vigías.

Más allá de la Biblia, el Talmud y el Corán (por cierto, vale la pena saborear algunas de las historias sensuales del profeta), el deseo ocurre aquí y ahora, y si habitualmente es difícil poner una valla, mucho más complicado es resistirse precisamente en las horas en que empieza la curva ascendente de libido en la mujer, hacia la ovulación.

Como he confesado ya, en las primeras horas rojas mi deseo aumenta, y como la turgencia de los pechos llega a su máxima expresión, todo se pone un poco más a flor de piel, digamos... Incluso he comprobado esto que dicen algunos ginecólogos: los dolores menstruales pueden aliviarse con una buena sesión de sexo. En cuanto a la prevención de las ETS, cada uno ya sabe tomar sus medidas, ¿no?.

 

Tráiler de 'Fuck for forest'.

En el marco de la última edición del Festival de La Boca Erótica se estrenó una película-manifiesto ecoporno llamada Fuck for forest. En el filme hay una escena erótica que nadie olvidará, en la que uno de los protagonistas exhibe su deleite con los fluidos mientras su novia menstrúa. A raíz de tan explícita puesta en escena, un amigo argentino recordó a alguien que se llama a sí mismo 'Draculín', mientras hace elocuentes gestos que dan cuenta de lo que disfruta del cunnilingus en días rojos.

Todo muy hippie, sí, pero sin llegar a estas fronteras anegadas que suelen cultivar los amantes de la vida natural, podemos disfrutar de casi todo, y más, por el maravilloso efecto de las paredes mojadas y resbaladizas de nuestros genitales. Al respecto, consulté a otro amigo, que me confirmó que esa sensación de gozosa humedad que percibimos de este lado, las chicas, también es un marco de recepción incomparable para ellos. Además, me dijo que él ha notado que el nivel de excitación femenino suele ser superior al normal.

La foto (3)

El amor embadurna.

Algo de esta hambre de sexo debemos de transmitir de un modo no consciente, le comenté, porque una vez, de visita en casa de amigos, me pasó que un gato muy arisco estuvo toda la noche restregándose en mí y maullando, el día 1 de mi periodo; los dueños no daban crédito a la actitud del gato, habituamente remiso a estar cerca de la gente.

Así, los días rojos: desprendemos deseo, olores, más ganas, humedad, sangre. Nada hay bello en el sexo seco. Secos somos ásperos, raspamos. Mojadas nos deslizamos. El amor embadurna.

 

 

Bonus track, en femenino:

Valgame dios

  

Hasta el 15 de marzo, podéis enviar vuestros relatos a este concurso. Aquí, las bases

Hay 29 Comentarios

Desde luego no creo que hacer el amor uno de esos días tenga algún problema, es más incluso ayuda.
http://www.i-love-sexy.com

Descubre las nuevas copas menstruales en http://www.intimamente.es

A mí hay algo que no me mola (me sería más cómodo que no estuviera) pero reconozco que me da mucho morbo saber que a pesar de que esté con la regla él esté tan deseoso que le da igual. Es como contrapuesto, pero me da morbo que me necesite tanto que hasta eso no le suponga problema alguno.

Y por supuesto, con higiene siempre. Duchita antes y después.
:)

No tiene ningún problema hacer el amor durante la menstruación, siempre que se mantenga una mínima higiene personal por las dos partes. Hace falta señalar que lo que sale durante la regla no es sangre, son los trocitos del endometrio que se desintegra. Lavarse bien el pene después es lo mínimo. Usar condón puede ser recomendable.

¡Ni satanización de la menstruación pecadora ni glorificación del sexo gorrinero!
Nuestra cultura sexual es todavía tan dependiente de la reproducción que sólo sabemos liberarnos mediante esas apoteosis genitales que es la aceptación de todo lo entrepernero como si fuera alta cocina. ¿Para cuándo la acnefilia, o la quistefilia, o la costrafilia, o la compresofilia, o las bolas chinas con chorros rojos?
http://www.contraelamor.com/2013/07/propuesta-erotica-i-designificacion-ii.html?zx=e952adc2d4e9611c
La menstruación no es el súmmum del coito, sino una circunstancia que transforma las condiciones del erotismo y que pueden, una vez desarrolladas, indistintamente acercar o alejar del coito.
No nos empeñemos en follar. Empeñémonos en entender.

@Anne: Es una pena que no hayas sabido captar la ironía de mi comentario pero no pasa nada, te lo aclaro. Verás, todo se resume básicamente a eso de que “cuando la entrega es total, nada, ni la sangre debe ser un obstáculo para un acto sexual placentero y pasional”. Es decir: Si alguien pone un “pero” al tema de la sangre, su entrega jamás será total. Vaya... Entonces yo me pregunto... ¿Y por qué vamos a limitar la “entrega total” a la sangre? ¿Por qué no incluir las heces, la ingestión de semen, el sexo anal, la lluvia dorada? ¿No estás diciendo que “nada” debe ser un obstáculo? Podría coger tu frase en cualquiera de estos casos y soltar lo mismo que tú. “Cuando la entrega es total, nada, ni que te meen encima debe ser un obstáculo para un acto sexual placentero y pasional”. Aquí la única que está faltando al respeto y a la educación eres tú cuando estás pontificando que aquellos a quienes no les agrada el sexo con sangre – o con ingestión de semen, o con orina, o con heces, porque de verdad que no veo demasiada diferencia – no se entregan totalmente. Yo, personalmente, no tengo problemas ni con la sangre, ni con el semen, ni con la orina, pero no creo que mi entrega sea más “total” que aquellos que por razones todas ellas respetables no proceden como yo. Porque tu planteamiento está diciendo, por ejemplo, a todas aquellas mujeres que sienten asco al ingerir semen, que no se están entregando totalmente en el sexo. Me parece un poco fuerte... Y en ese sentido iba mi respuesta.

Un mundo el tomator. Mi primera novia, Conchi, se ponía fatal con la regla, le bajaba muchísimo la tensión y algunas veces tenía que ir al hospital. La segunda se ponía muy burra cuando le venía la regla, y alguna otra he conocido así. Con una no estábamos como para pensar en la líbido y con otras había que hincharse a bechamel. Entre medias hay de todo. A mi con algunas me sale algo de sarpullido cuando están sangrando, pero con otras no. Chicos: lavadse bien después o usad condón, que las carga el diablo.

En algunas ocasiones comenta por aquí una caterva de estultos, que no sé si sería mejor omitir mi comentario o escribir la respuesta con la máxima educación, por qué mi pregunta es: ¿Qué tiene que ver la sangre y las heces? (Anne ni la sangre ni las heces ¿no?….) …que a mí por la razón que sea no me guste la sangre (he visto demasiada sangre a lo largo de mi vida) no fundamenta nada en base a mis gustos sexuales, sexo anal, sexo oral, sexo tántrico etcétera y no es aquí dónde yo expondré mis gustos, esos los comparto con mis parejas y hasta ahora no me ha ido nada mal ya que mis parejas han durado años y no siempre he vivido con esas personas, alguna razón debe existir si quieren estar conmigo y disfrutar lo mismo que yo esos encuentros. También diré que por mi educación con mis exparejas (en la mayoría de los casos) mantengo una buena relación, cordial de amistad sin que exista nada más (agua pasada no mueve molino) por lo menos en mi caso, les deseo lo mejor, lejos de mí y lo más importante les deseo felicidad, ya que si un día los amé o sentí algo especial por esas parejas, una vez que todo se terminó y pasaron todas las etapas de rabia, duelo, dolor, ira, asimilación etcétera, después para mí sólo queda lo bueno que existió en la relación o en los encuentros con esas personas. Lo que pienso con sinceridad es que en el mundo falta educación y sobre todo falta respeto y que ser vulgar es fácil lo difícil es ser respetuoso y tener educación, y debería prevalecer la máxima de qué aquello que no quieres que te hagan a ti, no se lo hagas tú a los demás, tal vez las cosas irían mucho mejor si ese fuera el camino, y la educación fuese algo primordial en la vida de cada individuo. Saludos!! Anne Rodriguez

Hoy en día, con inventos como los Soft Tampons, mantener relaciones sexuales en los días de regla ya no es un problema.
Desde que empecé a usarlos los prefiero mil veces más que los tampones tradicionales.
http://www.orgasmix.es/higiene-intima/14868-tampones-3-unid.html

La alternativa ecológica para los días de menstruación existe, además que con ella puedes mantener relaciones sexuales sin problema alguno. Este modelo es el primero desechable del mundo y que recoge el flujo en vez de absorverlo como los tampones tradicionales. La mayoría de las mujeres encuestadas consideran que su calidad de vida durante la menstruación ha mejorado considerablemente al utilizar la SoftCup®: http://goo.gl/Vmf0yF

Jamás he entendido que a un hombre pueda repugnarle la sangre menstrual, y jamás he entendido que una mujer se sienta sucia porque tiene la menstruación, ni qué problema hay para joder en "esos días"; y si no lo he entendido nunca, ya a estas alturas... En cuanto a neuras de contaminación por fluidos -de ellas o nuestros- estoy intentando quitarme de neuras en general, gracias.

He practicado sexo en "días colorados", y está claro que como los hombres comprobamos que estáis más intensas, más proactivas, más volcánicas en lo que a lo carnal se refiere. Incluso he vivido aquello de aliviar el dolor con una penetración suave y placentera. MI novia de entonces decía que eran las veces que más disfrutaba en el sexo, de hecho en nuestra última época, sólo me dejaba a follar en esos días....Por descontado que fue el final de la relación..

Yo puedo presumir de practicar muchas técnicas sexuales, pero nunca lo he hecho teniendo la regla, no me parece muy higiénico.
Pero bueno, a lo mejor un mes de estos me aventuro a probar a ver qué tal se da

“A mi no me importa” pero no hace tanto que pensaba de otra manera. De soltero, incluso casado pero sin hijos, no se dió apenas la situación. Las chicas que conocí no estaban por el tema en esos momentos, quizá se reprimían, quién sabe. Alguna vez pasó que la regla bajó mientras lo hacíamos. Recuerdo una vez que entre acoplamientos y caricias, le miré las tetas y estaban manchadas de algo rojo, me miré la mano y la tenía llena de sangre, la miré a los ojos embobado, sin comprender aún y me dijo “me ha bajado...” un tanto avergonzada, la besé, nos besamos y seguimos follando la mar de bien. Reconozco que al acabar, el resultado cromático me impactó. Prefería hacerlo sin la regla, por supuesto.
Ahora, no me importa. Si el calentón es correspondido, bienvenido sea, demasiadas preocupaciones en la cabeza como para perderse un buen momento de cariño y goce por una simple menstruación. Ojo, tampoco suele pasar, pero sí más que antes. Eso sí, de tocar las tetas nada, que a ella le duelen en esos momentos.
PD. Igual para un argentino decir “enchastrarse” es gráfico, pero a mi no me dice nada ¿?... ché qué corto que sós :)

Los días rojos son los mejores días... para ver la tele. Allá cada cual con sus filias, allá cada cual con sus reparos. A mí como hombre, lo único que sé es que me desmotivan, prefiero a la mujer sin vida de cuarto de baño, salvo en la bañera. Culpabilidad, o sentimientos transferidos de suciedad e impureza, me parecen torpezas de siglos pasados.

@Erica: Efectivamente, la educación parece que hace estragos. No te lo creerás, pero a día de hoy todavía hay mujeres que no se tragan el semen de sus parejas o a las que no agrada el sexo anal...

@Anne, ni la sangre ni las heces, ¿no?

Un tema muy interesante, diré por mi parte que no me gusta tener relaciones cuando tengo la regla, pero tampoco haría un drama si mi pareja deseara un encuentro esos días, de todas formas uno de mis chicos la semana de la regla procuraba estar muy ocupado para casi ni vernos y eso sí que hacía que me sintiera fatal, sucia y rechazada sin una causa justificada, pues la ducha es un lugar ideal para esos días, así que todavía existen muchos chicos que la regla no la aceptan porque la contemplación de la sangre les repugna, estaría bien para ellos que visualizaran la película "El imperio de los sentidos" ahí sí existe una escena que podría dejarlos perplejos y seguro que más de uno no volvería a probar una galleta, lo que representa esa película es que cuando una entrega es total, nada, ni la sangre debe ser un obstáculo para el acto sexual placentero y pasional. Saludos!! Anne Rodriguez

Disfruta del sexo con o sin la regla. Pero bueno, si los dos están de acuerdo, todo vale. Que hay que disfrutar a tope del sexo y siempre que le apetezca a uno!!
http://sorprendeatupareja.es/store/index.php?id_product=19&controller=product&id_lang=1

Yo también soy de las que en los días rojos me sube la líbido, pero me da cosa hacerlo. No por mi pareja, que no le importa demasiado, sino por el tema higiénico (manchar las sábanas, el olor...)
Para los que aún no lo conozcan, hay un nuevo tipo de tampones que son como una esponjita con los que puedes hacer el amor y hace que el asunto sea mucho más limpio. http://goo.gl/YirNFH

Espero que os sirvan tanto como a mi.

Con la sangre sólo hay que evitar el sexo oral, pero todo lo demás se puede hacer y yo hasta disfruto más. ¿Algún hombre se atrevería a decirme que no por tener la regla después de ver esto?: http://xurl.es/16b6y

He tenido amantes (pareja o no) que no les ha importado pero me temo que también los he encontrado con cara de asco total al mencionar el tema. Una pena que el tipo de educación nos condiciones tanto y en tantas cosas.

Pues hay de todo. Habrá gente a la que le ponga el sexo con menstruación y otros u otras a las que no les guste por diferentes motivos.
De todos modos, con higiene y algo de previsión, no debería existir problemas para disfrutar del sexo.
Y desde luego pensar en la menstruación como algo sucio, es algo que no tiene sentido ya que es naturaleza.

Me falta un detallito de nada en el texto. Y es que ahora hay duchas. Quiero decir que después de "chapotear" la gente se puede duchar, pero hace unos años ó dependiendo del lugar no.
Quiero decir, que estamos por suerte rodeados de higiene por aquí pero esto es lo raro. En el mundo inmenso hay otros lugares y épocas donde lo limpio era no ensuciar.
Si; ya se que no es "sucio" pero después de que uno se lava¿no?

Como bien dices no hay nada más bello que el amor
http://www.lolatoys.com/es/we-vibe-4.html

Yo reconozco que he tenido encuentros en esas circustancias.... ja, ja, alguno sin saberlo y otros simplemente preparandonos para ese encuentro ;-)

http://porlajeta.es/anuncios-del-mundo/2460-demasiado-erotico-para-la-super-bowl.html

Lo cierto es que es habitual escuchar "puerta cerrada" o "ese camino está cerrado". No siempre se puede encontrar a alguien que acceda al acto sexual en el momento de la mestruación, me figuro que es por miedo al rechazo o por puro pudor.
http://goo.gl/NqQcLT

Seguro que los protagonistas del cuento "Como casi todos los viernes" no los importa los días rojos.
http://loscuentostontos.blogspot.com.es/2012/12/11-como-casi-todos-los-viernes.html#cuento11

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

Sobre el blog

Ni enciclopedia ni consultorio sexual al uso. He aquí un rincón erótico festivo dedicado a las relaciones y la atracción entre seres humanos, esa faceta que nos hace la vida más placentera, tierna, amorosa, plena… Un blog coral, con cinco autoras de todo origen y condición, que apuesta por el juego, la provocación, lo sensual y el sexo como acto libre, adulto, compartido, real o ficticio, siempre divertido... Eso sí, si tu mirada no es amplia y tolerante, mejor no te detengas aquí. Coordina Analía Iglesias. No sólo se admiten firmas invitadas, sino que son deseadas.

Sobre las autoras

Anne Cé. Nació en el sur austral (Argentina), en un tiempo beatle y en un país con altísima densidad de psicoanalistas y jugadores de fútbol. Periodista, quizá incluso a su pesar, narra lo que se le ponga delante. Y narra, y narra. Un día descubrió que el simple roce de una clavícula le erizaba la piel y entonces comprendió por qué le gusta tanto abrazar a un hombre.

Esther Porta. Segoviana, fue becaria en el mítico Tentaciones y allí hizo de todo hasta que sus conocimientos de sexo la convirtieron en Beatriz Sanz. Y gracias a ella, publicó artículos semanales de sexo, dos libros y fue reclutada como sexperta guionista del programa de Canal +: 'Sex Pópuli'. Cuando casi se le había olvidado (lo de escribir de sexo...) se mete a bloguera. Y aquí está, con tantas ganas de sexo (del uno y del otro) como siempre...

Venus O'Hara, de Reino Unido, con raíces irlandesas. Modelo fetish, actriz y escritora. Licenciada en Ciencias Políticas y Francés, reside en Barcelona, ha sido columnista sexual en varias revistas, tiene su propio blog de fetichismo y es creadora de 'No sabes con quien duermes', un confesionario para personas que llevan una doble vida. Publicó su primer libro junto a Erika Lust, 'Deséame como si me odiaras', en 2010.

Tatiana Escobar, de Venezuela (1976), ha escrito ensayos y poesía en español. Traductora y editora, en 2004 abrió en Madrid junto a sus socios la primera boutique erótica de España, La Juguetería Erotic Toys, para no tener que vivir de la literatura. Desde entonces vive del sexo. Y escribe, a veces, para sus amigos.

. Madrileña. Soñó con escribir y pronto descubrió una vía: el periodismo. Pero como tampoco valía narrar sobre cualquier cosa, eligió suerte y remató la faena con un posgrado en Sexología. Ha trabajado en suplementos de salud y medios especializados. Con la práctica ha acabado por darle un toque más sensual a sus letras. Y con ellas sueña en escribir, ahora, un libro.

Ilustracion
Venus O'Hara, Anne Cé y Silvia C. Carpallo, según 'Mi Petit Madrid'.

Nuevo libro

El orgasmo de mi vida. Si ya no sueñas con príncipes azules, locos por pedirte en matrimonio, ni esperas que aparezca un millonario atormentado pero diestro en amores, con una Visa en una mano y un látigo en la otra, este libro es para ti. Porque El orgasmo de mi vida habla de eso, de mujeres realistas, lúcidas, independientes y eróticamente vivas, capaces de combinar esa cotidianidad que todas conocemos, con sus pasiones más salvajes. Ellas son las protagonistas de los relatos, sin guionistas que les digan lo que tienen que hacer, pero sobre todo, son las compositoras, directoras e intérpretes de los orgasmos más armoniosos de sus vidas.

Lux eróticaLux erótica. "Escribir sobre sexo era la propuesta y me sentí estimulada. Después de tantos años como periodista cultural y con mucha vida hecha en torno a la información y a la actualidad, tenía ganas de ponerle carne a la crónica. Porque nuestra más genuina actualidad como personas pasa por el relato del erotismo. Porque de atracción y de relaciones hablamos todo el tiempo en este tiempo occidental con ciertas libertades individuales garantizadas y rebosante de espíritu lúdico pero también algo desafectado y con nuevos descompromisos adquiridos...". Anne Cé.

Inglés para pervertidosInglés para pervertidos."Se dice que la mejor manera de aprender un idioma es a través del sexo con un extranjero. Pero ¿qué haces si estás en la cama y no sabes qué decirle? Con Inglés para pervertidos puedes aprender todas las palabras y expresiones que siempre has deseado saber, desde lo más elemental al sexo más salvaje. El libro cuenta con ocho capítulos centrados en las partes del cuerpo, la cama, el LGBT, las compras sexis, el lado oscuro, el porno, el chat y la salud sexual. Cada capítulo contiene vocabulario, gramática y unos ejercicios muy originales que no encontrarás en ningún otro libro. Aprende todo lo que tu "English teacher" no se atrevería a enseñarte nunca. Y... si te cansas de estudiar, el libro incluye un montón de fotos mias para distraerte". Venus O'Hara.

TWITTER

Nuestros autores en Twitter

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal