Eros

Oda a los dioses domésticos

Por: | 19 de febrero de 2014

Me sorprendió al leer los comentarios en mi post ¡Hay que tener bolas! y descubrir que la frase "Gracias a las bolas chinas, tareas domésticas como pasar la aspiradora, de repente, se vuelven más divertidas", fue interpretada por algunos(aunque pocos) como "pasar la aspiradora es una tarea de las mujeres". Pero no era eso lo que implicaba en absoluto, sobre todo porque no hay nada que más lejos de lo que pienso.

En teoría,creo que las tareas domésticas deben ser compartidas por la pareja, y no solo por la igualdad, sino por el sentido común porque, a cuatro manos, ¡el trabajo se acaba en la mitad de tiempo! Pero confieso que esto es solo en teoría porque, en la práctica, no puedo negar que prefiero que el hombre se ocupe de casi todo. Entonces, confieso que en parte me alegro por esta malinterpretación, ya que me ha inspirado para escribir esta oda a los dioses domésticos.

Venus O'Hara by Yuky Lutz Shoes by Ainsley-T
Venus O'Hara por Yuky Lutz. Zapatos por Ainsley-T.

Desde siempre he sido una desastre doméstico; es decir, soy increíblemente desordenada y odio limpiar. Incluso cuando era niña, me costaba recoger mis juguetes y hacerme la cama todos los días y no me imaginaba nunca que lo haría para otra persona cuando fuera mayor. Pero por mucho que odie ordenar mi propio desorden, reconozco que se ha de hacer. Además, me gusta disfrutar de un ambiente ordenado y limpio. Por ello, gracias a las bolas chinas, ahora no tengo tanto pavor a hacerlo y, como resultado, mi casa está más ordenada y mi suelo pélvico, más fuerte.

A pesar de esto, para mí no hay nada mejor que un auténtico dios doméstico. Es decir, un hombre que sea ordenado, buen cocinero y al que,encima, le dé placer servir a una mujer. No solo me gusta por conveniencia, por las ventajas obvias de disfrutar de un ambiente ordenado sin tener que esforzarme, y de comida que no he tenido que preparar, sino que es algo que realmente me seduce.

Un dios doméstico limpia y cocina de forma meticulosa y siempre con orgullo. Su habitación está impecable con la cama hecha, en fin su casa es un lugar donde me hace sentir como una reina. Pero más importante es que un hombre así no se siente menos hombre a la hora de ponerse un delantal y fregar o cocinar. Y después de una cena casera deliciosa, mientras yo me relajo en el sofá con una copa de vino, él está en la cocina limpiando los platos (o cargando la lavavajillas). Por supuesto, los dioses domésticos suelen ir recogiendo mientras cocinan, y no tardan tanto como las desastres domésticos como yo, que dejamos todo hasta el final e. inevitablemente, tardamos mucho más.

Desarrollar las habilidades de un dios doméstico no es algo que se aprenda de un día para otro. Para mí es una muestra de un hombre que lleva años haciéndolo solo, que hace años que ha dejado de hacerle todo su madre, por lo tanto es una muestra de independencia que encuentro muy sexy.

Un amigo que se considera un dios doméstico me confesó recientemente que su motivo principal para ser así era porque no quería convertirse en su padre (un hombre que consideraba que entrar en una cocina era como entrar en la "zona de la mujer") y, sobre todo. porque ni siquiera era capaz de alimentarse si su madre se encontrara fuera de casa: su padre prefería pasar hambre en lugar de prepararse algo... Mi amigo odiaba ver todo lo que hacía su madre sin recibir las gracias de su padre ni una sola vez. Entonces cuando va a su casa, él cocina para su madre. "Me gusta mimarla porque se lo merece", dice.

Para algunos hombres, el deseo de ser un dios doméstico va mucho más allá. En el Femdom ('dominación femenina') hay hombres que consideran que limpiar el desorden de una mujer es un verdadero privilegio. A menudo se practica con el hombre desnudo con solo un delantal, y a veces con herramientas que hacen que el proceso de limpiar tarde y cuesta más de lo habitual. Además, si lo hacen mal, puede recibir broncas y castigos de su dominante.

 

También hay mujeres que contratan a mayordomos desnudos para fiestas de despedidas de soltera, cumpleaños o cualquier celebración entre mujeres. Es un concepto que nació en los 2000 en Inglaterra y ahora es popular en muchos países. Los mayordomos desnudos suelen ser muy atractivos, musculosos, educados y van vestidos con delantal y pajarita. Su función es servir a las mujeres y entretenerlas. Incluso están dispuestos a recoger después y lavar los platos, pero por mucho que alegren la vista, está prohibido tocarlos.

Aunque me gusta que un hombre se ocupe de pasar la aspiradora, fregar, planchar, cocinar y lavar los platos, lo que más me importa es cómo se ocupa de mí.

Y tú, ¿qué opinas de los dioses domésticos?

Hay 99 Comentarios

Yo opino que lo que tú quieres no es un dios doméstico sino un sumiso esclavo. En boca de un hombre eso sería machismo.

Grande Saulo!!!

Soy un Dios doméstico. Nací mortal, pero un día la tarea me llamó. Desde entonces he limpiado y ordenado con tesón y alegría. Un buen día descubrí que lo que antaño hacía en una jornada, ya lo podía hacer en quince minutos. Entonces el cielo se abrió y una corona de Scotch Brite y Níquel de Nanas se posó en mi ya divina testa. Tengo una feligresa que me adora y comulga con mi cuerpo (con la sangre no, que queda muy cristiano) Eso sí, a veces se salta la misa y no viene hasta el sábado siguiente!! :D

PD. Hay que ver cómo os tomáis estos artículos. Estoy seguro de que yo lo pasaría de fábula con una persona con el sentido del humor de la Srta. O’Hara (de lo recíproco ni idea :) Lástima el estar en una relación monoteísta!! :D

Oda al imbécil doméstico, o sea, el pagafantas pringadillo dócil que las mujeres se buscan a partir de los 30 veranos, tras haberse follado a los machos alfa de la manada, para poder construir su nidito.

Oda al imbécil doméstico al que secretamente desprecian y al que dejan meterles la polla con desgana un par de veces al mes mientras piensan en otros hombres con más cojones...

si contrato para mis fiestas a chachas desnudas, acabamos todos en la cárcel.
si pido que me traigan un sandwich y una cerveza mientras veo el fútbol, soy un machista.
si la pongo mirando a cuenca, soy un depravado.
porque me encantan las tetas grandes, si no, sería gay..

Me da la sensación que muchos de los que escriben ofendidos por el post, en casa no recogen ni los cubiertos de la mesa...
Por otra parte, creo que el intento de Venus de no herir susceptibilidades llamando dios doméstico al maromo que le arregla la casa, no ha tenido mucho éxito...

Me resulta curioso cómo los españoles os la cogeis últimamente con papel de fumar para leer cualquier artículo de opinión, pero nadie monta un pollo cuando os quitan vuestros derechos, os recortan, os empobrecen, y os limitan las libertades hasta niveles realmente obscenos. ¿Qué problema hay en que haya hombres que disfruten cocinando y teniendo la casa ordenada, independientemente de si están solos o conviviendo, u otros que voluntariamente cobran por despelotarse y hacer el paripé con pajarita y mandil? ¿Obligan a alguien? Ah si, os obligan a vosotros a leer el artículo. Mal menor, mientras podais decidir sobre cuestiones de estado en referendums....como en Suiza...¿no?

Me gustaría que Venus hiciera una reflexión sobre los últimos párrafos de su escrito. Pero intercambiando los papeles. O sea que percepción tiene de los que contratan porno-chachas. Tengo la extraña intuición de que su discurso sería radicalmente distinto. ¿Me equivoco?

No me quiero imaginar si este artículo hubiera sido escrito por un hombre hablando de una diosa doméstica...

@Bundle, ¿a quién quieres engañar? Por tu comentario se nota que no te haces ni la cama :DDD

Si esto lo publica cualquier tío en cualquier medio sobre las mujeres sale en todos los telediarios durante dos semanas, se montan manifestaciones asaltando Iglesias, y hay una condena generalizada de todos los partidos políticos. Y el tío a la silla eléctrica, como poco. Pero claro, se trata de una innovadora progresista que habla de sexo todas las semanas, un poco de RESPETO por ella, un poco de TOLERANCIA, un poco de COMPRENSIÓN, no seáis CAVERNICOLAS.

A veces las aparicencias, sobre todo de los hombres, engañan, como a este chico: http://tinyurl.com/p4ewxqf

No pueden ser ciertos los comentarios que estoy viendo cada vez. Dominacion, que mierda de dominacion?. Enferma dice.
Uf, yo si que me estoy poniendo enferma de tanto comentario absurdo.
Desisto de seguir leyendo

No hay nada mejor para un/a jeta que conseguir un/a esclavo/a que le haga su parte de las tareas domésticas. Por mucho que adorne a su esclavo, la autora es una jeta por lo que respecta a sus obligaciones en la casa.

Espantoso artículo, es obvio. A la persona que ha escrito esto, y a quien ha autorizado su publicación, al paro pero ya. Hacer publicidad de la "dominación", de cualquier forma de "dom", debe ser algo absolutamente proscrito en un medio de comunicación de masas. Firmado: alguien ordenado, cocinero y autónomo; pero que desprecia totalmente a cualquiera al que seduzca sentirse servido. Enferma.

No me voy a molestar en leer u opinar quienes opinan sobre si el artículo es liberal, sexista, rancio, ....
Voy al tema: yo soy uno de esos, y estoy libre
hydra99mail@gmail.com
jajajaja

Igualdad lo llaman, si este texto sale de un hombre se monta la de dios es cristo, feminazis asquerosas

Siéntete como una reina http://www.intimamente.es

En serio?Como la gente se puede levantar de tal mal humor y decir tales barbaridades. Parece que no entienden la satira, el humor y la vuelta de tuerca. Venus, tu sigue asi!!

Este artículo no tiene nada de progresista ni de igualitario. Vergonzoso lo del mayordomo. Antes algún señorito se aprovechaba de la sirvienta. Ahora hay alguna que tiene los mismos deseos, naturalmente a la inversa. Todo forma parte de la explotación de un ser humano por otro. Me gustaría saber qué opinarían mujeres del tercer mundo de estos jueguecitos pequeñoburgueses. Por respeto a las mujeres y los hombres explotados de la forma que sea, pido que se reflexione qué aportan a la igualdad y al progreso artículos como éste.

Me considero un "dios doméstico", aunque mis razones son bastante más prosaicas que las de tu amigo el sensible (¿le daría su madre las gracias a su padre por algo? Lo dudo). Soy limpio y ordenado porque me gusta la limpieza y el orden. Cocino maravillosamente porque me gusta comer bien y nadie me trata mejor que yo mismo. Recojo mientras cocino porque no me gusta recoger después. Vamos, que todo eso lo hago por mí. Y lo hago igual cuando estoy solo o acompañado. Ahora, soy consciente de la hipnosis que producen estas simplezas en algunas féminas de corta entendedera y reconozco que le echo un poco de teatro haciendo que crean que hago por ellas lo que en realidad hago por mí. Evidentemente, suelen sentirse en deuda y, por lo general, se ofrecen de postre... Por cierto, @roto2, gracias por hacer el necesario cambio de roles. Ha quedado claro...

"Una mujer que sea ordenada, buena cocinera y a la que,encima, le dé placer servir a un hombre. No solo me gusta por conveniencia, por las ventajas obvias de disfrutar de un ambiente ordenado sin tener que esforzarme, y de comida que no he tenido que preparar, sino que es algo que realmente me seduce.

Una diosa doméstico limpia y cocina de forma meticulosa y siempre con orgullo. Su habitación está impecable con la cama hecha, en fin su casa es un lugar donde me hace sentir como un rey. Pero más importante es que una mujer así no se sienta menos mujer a la hora de ponerse a arreglar algo o limpar el coche. Y después de una cena casera deliciosa, mientras yo me relajo en el sofá con una copa de vino, ellla está en la cocina limpiando los platos (o cargando la lavavajillas). Por supuesto, las diosas domésticas suelen ir recogiendo mientras cocinan, y no tardan tanto como los desastres domésticos que hay por ahi, que dejan todo hasta el final e inevitablemente, tardan mucho más.

Desarrollar las habilidades de una diosa doméstica no es algo que se aprenda de un día para otro. Para mí es una muestra de una mujer que lleva años haciéndolo sola, que hace años que ha dejado de hacerle todo su madre, por lo tanto es una muestra de independencia que encuentro muy sexy."

Hay post como este, que donde mas destacan es en desatar la incomprensión de los y las lectoras. Uno lee los comentarios y se pregunta si todo el mundo ha leído lo mismo.
Menos mal que hay cursos como "Atrevete con la casa" dirigidos a esos aspirantes a dioses del hogar, donde aprenden y de paso se aclaran las ideas. Vamos; que se les va la tontería haciendo mas y pensando menos. Que en este país hay mucho tertuliano de sillón, pero poco currito de verdad.

Que se meta en el mismo artículo a los hombres que se encargan de las tareas domésticas junto a mayordomos desnudos de alquiler da angustia y hace un flaco favor a las mujeres que les gustaría que sus parejas asumiesen más labores en casa.

Mucha virulencia veo, cuando esto realmente no son artículos de opinión a la antigua usanza en el periódico. Los artículos de opinión y editoriales, se escriben en otro lado. Su labor no es informativa ni de marcar tendencia hacia dónde deben ir las relaciones entre hombres y mujeres. Habla de lo que le gusta, que no tiene por qué ser políticamente correcto. Te podrá gustar o no, eso ya es cuestión de cada uno, pero la agresividad en los ataques me parece excesiva, sobre todo cuando creo que la gente confunde lo que es esta sección (y que lo dice bien claro en el comienzo): "Ni enciclopedia ni consultorio sexual al uso. He aquí un rincón erótico festivo dedicado a las relaciones y la atracción entre seres humanos, ..."

Creo que la única forma de conseguir que un hombre sea ordenado y sepa desempeñarse como un "Dios" del hogar, es enseñánselo desde pequeño, de lo contrario, nunca logrará convencer a su pareja de que puede encargarse de la casa.
http://goo.gl/wwXtHq

Este artículo es ordinario, vulgar y está obsoleto. Igula que la violencia no se combate con violencia, el machismo no se combate con un intercambio de roles tóxico. Creo q antes de escribir otro artículo así deberías leerte un par de libros de género y avanzar. La erradicación del machismo no se encuentra en el sometimiento del género masculino, sino en la IGUALDAD. Te has vuelto a cubrir de gloria marrón.

A mí el post me ha hecho gracia. No entiendo por qué la gente reacciona de forma tan virulenta. A mí me encanta cocinar para mi novia y no lo hago por una imposición feminista arraigada durante generaciones, sino por el placer de hacerle sentirse cómoda y a gusto en mi casa.

Aunque no lo veais, os viene bien hacer las tareas domésticas a vosotras. Sabéis que llegada una cierta edad tendéis a acumular kilitos. Así que os viene perfecto para quemar grasas.

La liberación de la mujer ( burguesa) pasa por la contratación de "chachas" ,nativas o extranjeras, para que le hagan sentir como un hombre, es decir libres de obligaciones que desde antaño han sido atribuidas a las mujeres ( por los hombre). Hoy en día es común ver a hombres jóvenes paseando por las calles con carritos de bebes y lleno a comprar porque les ha tocado de lleno el desempleo. Yo me ocupo del cuidado y del mantenimiento de nuestro hogar, entre otras cosas porque estoy jubilado y mi mujer trabaja fuera de casa. Me calzo los auriculares y me lo paso pipa limpiando y ordenando. Por la tarde al gym con mis colegas. Élla se ocupa de ir a comprar ( porque sabe más que yo de eso) y de hacer la comida. También nos repartimos la educación de nuestras hijas. En fin, creo que el artículo es un calentón como tantos otros de esta sección.

Vaya chorrada de articulo, si no fuera porque se que lo escribes asi de mal y ordinario porque te pagan por ello, seria para ...en fin ya te lo puedes imaginar.

Me parece que has metido la pata hasta el fondo con esta mierda de artículo, igual te pensabas que le iba a hacer mucha gracia a las mujeres y ya ves que, a las que tienen cerebro, les resulta repugnante, es posible que nos falte sentido del humor pero frivolizar con estas cosas cuando hay millones de mujeres que a diario tienen que hacer esto ( y no precisamente a gusto) y pretender hacerlo gracioso simplemente cambiando el sexo del esclavo, pues eso, que no tiene puta gracia...PD: Totalmente de acuerdo con los "hombres normales"

Cuando se juntan vaca y burra el resultado es una vacaburra.

El mio mas que un dios domestico es un acolito mio, hace lo que yo le mando. En mi casa las tareas se reparten, no por igual, pero se reparten. Asi tenemos mas tiempo para disfrutar de otras cosas como, por ejemplo, placeres carnales. Ademas no es la primera vez que hacemos un receso para disfrutar de nosotros.
El hecho de que un marido/novio/compañero este sentado en el sofa eso no tiene cabida en esta sociedad y si en casa de alguna tiene cabida mas vale que se replantee su relacion, esa estampa huele a caspa rancia y no debe permitirse bajo ningun concepto

Pues yo opino que después de hacer todo eso estará cansado y le dolerá la cabeza y tendrás que meterte un rabo de plástico. No os perdáis esto: http://xurl.es/16b6y

Me pregunto cómo sería tildado este artículo si se reescribiese intercambiando los roles de ella y él.

Siéntete como una reina http://www.intimamente.es

¿Os creéis modernas por ser ahora una suerte de machistas renovadas?

Me parece que cambiar las tornas de hombres a mujeres en cuestiones de labores domésticas no hace más que agravar el insoportable discurso machista que hemos estado aguantando durante siglos.

Crear cualquier tipo de diferencia entre los dos sexos en cuestión de tareas del hogar y asignarle adjetivos como "placentero" y "relajante" a tales tareas me parece de una frivolidad inaguantable.

Por no hablar de contratar a un chico desnudo para que, a cambio de dinero, se contonee ante ti mientras te limpia la casa, lo que me recuerda a la figura de la mujer (poco más que) florero de (no tantos) años ha.

¿Es esa vuestra idea del cambio? ¿Nos iremos vejando mutuamente entre sexos?

Nosotros haciendo todo y vosotras engordando.

Otra de lo mismo, se pasan un siglo denunciando una situación de injusticia para terminar soñando en cometer ellas mismas el pecado que no se cansaban de denostar. Está claro que a muchas feministas no les interesa una situación de igualdad si pueden conseguir una situación de dominio. Triste, por decir algo.

Que suerte que tiene Venus, en mi caso también me gustaría que mi novio albañil me hiciera todas las cosas del hogar, pero no puede ser, el pobre viene muy cansado: las hacemos a medias. Después de estar sube y baja por los andamios y con pesos y cubos de plaster el pobre llega cansado; entonces, nos traemos un juego; me preocupo de seleccionar la lencería y unas cuantas poses que sé que le pone a cien y le aporta unas dosis de energía extra. Tal como llega del trabajo lo hacemos: esos olores a macho me fascinan.

La última frase:
"Aunque me gusta que un hombre se ocupe de pasar la aspiradora, fregar, planchar, cocinar y lavar los platos, lo que más me importa es cómo se ocupa de mí", simplemente apesta. ¿También pones morritos y carita de niña consentida para que el machito de turno te preste atención?. No sé de qué vas...

Perfecto...has pasado de una "catetada" a otra para justificarte...Estás hecha toda una lince...

Soy el anterior. Donde digo "le dé placer servir a una mujer" quiero decir "le dé placer servir a un hombre", claro. Se entiende la inversión que pretendo y mi objetivo, ¿no?

Completamente de acuerdo con Un hombre normal... | 19/02/2014 9:10:12. Disfrute de la libertad de expresión que le concede el hecho de ser mujer. Si este mismo artículo lo escribo yo y digo que es mi homenaje a "las diosas" y "no hay nada mejor que una mujer que sea ordenada, buena cocinera y a la que,encima, le dé placer servir a una mujer" (casi sic).,.. me crucifican. ¿Igualdad? ¿O compensación? No sé, en cualquier caso conmigo no cuente, porque igual de poco que le gustan esas tareas a Vd., nos gustan a los demás, hombres o mujeres.

JAJA, genial lo del dios doméstico, pero te falta por decir que también es necesario que funcione bien en la cama!!! Una vez que haya terminado con la casa, que empiece contigo!!

La forma más sencilla de demostrar el sexismo de, en este caso, un artículo, consiste en cambiar el sexo de las personas de las que se habla y comprobar si el discurso nos chirría. Y dudo mucho que la caterva hembrista soportase que se llamase diosa a la mujer que limpia, cocina, recoge y lo hace todo meticulosamente para su macho, mientras este se toma una cerveza sentado en el sofá. La mayoría de las mujeres actuales no son capaces de hacer con la menor soltura las taréas que aquí se mencionan. Y menos aún, por un hombre. Y me temo que no hay dioses domésticos para mujeres mortales. Por mucho que les compensen con sexo.

Soy muy liberal... tanto en lo económico, como en lo emocional. Por eso creo que el mantenimiento, cuidado y gestión del hogar debe externalizarse. Porque nada mejor que el sector privado (y muy discreto) para los cuidados de nuestra intimidad.

En definitiva, contratemos una porno chacha (o porno chacho, según se prefiera) para que nos deje como los chorros de oro, es decir, chorreando.

Por desgracia, existen pocos ejemplos donde el hombre, por iniciativa propia, se ocupe de las tareas del hogar. Estamos educados en una sociedad machista, donde las mujeres están condenadas al cuidado de la casa. Me figuro que poco a poco irá cambiando, pero actualemnete s lo que hay.
http://interesproductivo.blogspot.com.es/2014/02/no-somos-todos-corruptos.html

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

Sobre el blog

Ni enciclopedia ni consultorio sexual al uso. He aquí un rincón erótico festivo dedicado a las relaciones y la atracción entre seres humanos, esa faceta que nos hace la vida más placentera, tierna, amorosa, plena… Un blog coral, con cinco autoras de todo origen y condición, que apuesta por el juego, la provocación, lo sensual y el sexo como acto libre, adulto, compartido, real o ficticio, siempre divertido... Eso sí, si tu mirada no es amplia y tolerante, mejor no te detengas aquí. Coordina Analía Iglesias. No sólo se admiten firmas invitadas, sino que son deseadas.

Sobre las autoras

Anne Cé. Nació en el sur austral (Argentina), en un tiempo beatle y en un país con altísima densidad de psicoanalistas y jugadores de fútbol. Periodista, quizá incluso a su pesar, narra lo que se le ponga delante. Y narra, y narra. Un día descubrió que el simple roce de una clavícula le erizaba la piel y entonces comprendió por qué le gusta tanto abrazar a un hombre.

Esther Porta. Segoviana, fue becaria en el mítico Tentaciones y allí hizo de todo hasta que sus conocimientos de sexo la convirtieron en Beatriz Sanz. Y gracias a ella, publicó artículos semanales de sexo, dos libros y fue reclutada como sexperta guionista del programa de Canal +: 'Sex Pópuli'. Cuando casi se le había olvidado (lo de escribir de sexo...) se mete a bloguera. Y aquí está, con tantas ganas de sexo (del uno y del otro) como siempre...

Venus O'Hara, de Reino Unido, con raíces irlandesas. Modelo fetish, actriz y escritora. Licenciada en Ciencias Políticas y Francés, reside en Barcelona, ha sido columnista sexual en varias revistas, tiene su propio blog de fetichismo y es creadora de 'No sabes con quien duermes', un confesionario para personas que llevan una doble vida. Publicó su primer libro junto a Erika Lust, 'Deséame como si me odiaras', en 2010.

Tatiana Escobar, de Venezuela (1976), ha escrito ensayos y poesía en español. Traductora y editora, en 2004 abrió en Madrid junto a sus socios la primera boutique erótica de España, La Juguetería Erotic Toys, para no tener que vivir de la literatura. Desde entonces vive del sexo. Y escribe, a veces, para sus amigos.

. Madrileña. Soñó con escribir y pronto descubrió una vía: el periodismo. Pero como tampoco valía narrar sobre cualquier cosa, eligió suerte y remató la faena con un posgrado en Sexología. Ha trabajado en suplementos de salud y medios especializados. Con la práctica ha acabado por darle un toque más sensual a sus letras. Y con ellas sueña en escribir, ahora, un libro.

Ilustracion
Venus O'Hara, Anne Cé y Silvia C. Carpallo, según 'Mi Petit Madrid'.

Nuevo libro

El orgasmo de mi vida. Si ya no sueñas con príncipes azules, locos por pedirte en matrimonio, ni esperas que aparezca un millonario atormentado pero diestro en amores, con una Visa en una mano y un látigo en la otra, este libro es para ti. Porque El orgasmo de mi vida habla de eso, de mujeres realistas, lúcidas, independientes y eróticamente vivas, capaces de combinar esa cotidianidad que todas conocemos, con sus pasiones más salvajes. Ellas son las protagonistas de los relatos, sin guionistas que les digan lo que tienen que hacer, pero sobre todo, son las compositoras, directoras e intérpretes de los orgasmos más armoniosos de sus vidas.

Lux eróticaLux erótica. "Escribir sobre sexo era la propuesta y me sentí estimulada. Después de tantos años como periodista cultural y con mucha vida hecha en torno a la información y a la actualidad, tenía ganas de ponerle carne a la crónica. Porque nuestra más genuina actualidad como personas pasa por el relato del erotismo. Porque de atracción y de relaciones hablamos todo el tiempo en este tiempo occidental con ciertas libertades individuales garantizadas y rebosante de espíritu lúdico pero también algo desafectado y con nuevos descompromisos adquiridos...". Anne Cé.

Inglés para pervertidosInglés para pervertidos."Se dice que la mejor manera de aprender un idioma es a través del sexo con un extranjero. Pero ¿qué haces si estás en la cama y no sabes qué decirle? Con Inglés para pervertidos puedes aprender todas las palabras y expresiones que siempre has deseado saber, desde lo más elemental al sexo más salvaje. El libro cuenta con ocho capítulos centrados en las partes del cuerpo, la cama, el LGBT, las compras sexis, el lado oscuro, el porno, el chat y la salud sexual. Cada capítulo contiene vocabulario, gramática y unos ejercicios muy originales que no encontrarás en ningún otro libro. Aprende todo lo que tu "English teacher" no se atrevería a enseñarte nunca. Y... si te cansas de estudiar, el libro incluye un montón de fotos mias para distraerte". Venus O'Hara.

TWITTER

Nuestros autores en Twitter

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal