Eros

El miedo a bajarse los pantalones

Por: | 04 de abril de 2014

Odio la percepción de que tener vagina requiere un cuidado especial desde la idea de los productos de higiene íntima para mujeres hasta las revisiones ginecológicas anuales. Estoy a favor de las revisiones, ya que, como bien dicen, la prevención es la mejor cura pero, me pregunto: ¿no estaría bien que los hombres se hicieran una revisión anual también?

La situación de bajarse los pantalones para un médico no es tan común entre los hombres. En mi entorno, conozco a más de uno con este miedo, tanto que han pasado toda la vida padeciendo una fimosis grave con masturbaciones dolorosas, y un complejo que ha resultado en una vida sexual y emocional inexistente. Me da una pena enorme, sobre todo cuando la solución es tan sencilla.

Venus O'Hara
Venus O'Hara



Recientemente me escribió Pepe*, uno de mis seguidores de treinta años, para decirme que debido a motivos médicos iba a abstenerse de mirar mis selfies de los buenos días, durante un mes, puesto que se acababa de hacer la circuncisión. Le propuse una entrevista seis semanas después de la intervención para que me contara sobre su experiencia, con la esperanza de que quizás pueda servir como inspiración para otros hombres que padecen fimosis para solucionarlo de una vez, en lugar de seguir sufriendo, y esto es lo que me contó:

B.E. ¿Por qué decidiste hacerte la circuncisión?

P. Para quitarme un complejo y por motivos médicos.

B.E. ¿Tuviste miedo de ir al médico la primera vez?

P. El momento de ir al urólogo no fue el problema, más problemático fue convencerme primero que que debía hacerlo. Porque la sanidad tal como funciona aquí, te vas un día y te ve el médico de cabecera, le dices: "quiero operarme de fimosis". Ni te mira y te deriva y luego te dan hora para que vayas al cirujano. Y el día que vi al cirujano, aparte de que ya me habían dado la cita como tres meses antes, supongo que ya estaba concienciado y no fue tan problemático. Es lo que te digo: el cirujano le quitó mucho hierro, era muy cercano, me ayudó mucho. Y me dio cita para la intervención.

B.E. ¿Cuánto tiempo tuviste que esperar?

P. Fui un miércoles al urólogo y me querían operar el jueves de la semana siguiente, muy rápido: ¡aluciné!

B.E. ¿Cómo te tuviste que preparar?

P. Pregunté si me tenia que depilar o afeitar… y el médico me dijo que no. Una hora antes de la intervención, me tomé un calmante. Me desnudé y me quedé esperando en bóxer y de ahí a quirofano, y empezó el proceso. La peor parte fue la de la anestesia local: son pinchazos en la zona, y obviamente duele bastante. Después me estiré, me sacaron las gafas y me pusieron una cortina al nivel del pecho para que yo no pudiera ver. Me quedé mirando hacia arriba y empezó a llegar un olor a barbacoa... de quemado...y vi humo.

La foto (6)
Imagen del libro recién salido del horno que firman la ilustradora Caroline Selmes y la publicista Laura Torné, 'Muerte a los hombres malos', publicado por Lunwerg. Ellas son las 'mujeres despechadas' que sacan (y secan) los trapitos al sol. 

B.E. ¿Fue con láser?

P. Fue con un bisturí láser y fue muy rápido. La operación no llega a los diez minutos. Le pregunté al médico: "¿ya hemos empezado?". Me contestó que ya hacía cinco minutos que estaban en ello. Y no me enteré de nada. Me pusieron quince puntos. Me sorprendió: para tanto puntos no tenia yo espacio... También me pusieron una gasa por varios días.

B.E. ¿Y para orinar?

P. Lo haces a través del vendaje por una punta que te dejan en la gasa. La gasa tiene varias capas y, al sacarme el vendaje, unos puntos se habían quedado enganchados en la gasa y…para quitarlo, ¡un drama!

B.E. ¿Y para ducharte?

P. Dicen que los primeros días, ni que lo pienses. Has de estar de reposo absoluto, no te puedes ni tocar. A partir del tercer día te puedes duchar. Pero has de ir con cuidado por los puntos. Cuando lo vi por primera vez me impresionó mucho porque estaba rojo e inflamado. Después del tercer día empiezas con el tema de las curas, y a partir de la primera semana los puntos empiezan a caerse solos, pero para mí, tardó un poquito más. Dicen que es mejor tenerlo al aire para que cicatrice más rápidamente.

B.E. ¿Cuánto tiempo estuviste de baja?

P. Unas tres semanas.

B.E. ¿Qué cambio has notado ahora?

P. Al principio era complicado porque estaba muy sensible: el roce con la ropa interior por ejemplo es bastante doloroso. y el tema de la masturbación es diferente; es extraño.

B.E. ¿Has tenido de cambiar de técnica?

P. ¡Sí! es extraño, todavía estoy en ello. Y ya van casi seis semanas: las primeras cuatro semanas no tenía necesidad, pero a partir de la quinta, todo el día andaba excitado como un adolescente.

B.E. ¿Consideras que ahora tienes más seguridad sexual?

P. Bueno, es la idea. Supongo que sí, estoy trabajando en ello.

B.E. ¿Qué consejo darías a alguien que padece de fimosis?

P. ¡Que se opere! Vale la pena: en mi caso, me ha quitado un peso de encima.

Hay 15 Comentarios

¿Qué los hombres no nos hacemos revisiones médicas anuales? Pues yo me las llevo haciendo desde que puedo, pero no por la próstata o temas relacionados con el sexo, sino por el corazón, las arterias, la nutrición, el cáncer, etc. Vamos, es de cajón. La prevención es una de las razones por la que la esperanza de vida ha aumentado tanto últimamente.

¿Miedo al examen de próstata? Ahora ya no hace falta que el médico te meta el dedito. Hay diagnósticos por análisis de sangre mucho más eficaces. De todas maneras, yo nunca he tenido miedo ni a bajarme los pantalones ni a que me metan el dedo.

¿La fimosis requiere una circuncisión completa? ¡Y yo que pensaba que con darle un cortecito al prepucio era suficiente! No entiendo esa manía con querer circuncidar a todos. Si creyera en Freud diría que muchos se empeñan en castrar simbólicamente a todos los machos que les pueden hacer la competencia.

La verdad que da un poco de apuro operar, sobre todo cuando tienes cierta edad, pero reconozco que no debería ser así.
http://www.i-love-sexy.com

Buscar "fimosis" en el DRAE, mirar en la columna de la derecha la palabra"finanza", le pusieron la definición de "fianza". Se me bajaron las bragas.

Los pantalones se nos caen cuando nos despiden del trabajo, o nos rebajan el salario, o nos obligan a trabajar los sábados por el mismo precio.
O nos ofrecen hacer un trabajo sucio, o se nos obliga a contar lo que dicen o hacen los compañeros o las compañeras para así poderles fastidiar.
Los calzones se nos caen cuando perdemos la vergüenza de ser personas dignas y decentes.
Perdemos los calzones cuando dejamos de pensar por nosotros mismos como personas.
Con cerebro.

Que alguien te introduzca algo contra tu voluntad en tu cuerpo no es agradable. El hombre tiene su "ano" muy mitificado y se olvida a veces, por el miedo de que le guste mas que otra cosa, que el placer no tiene límites y que quizás, algo que te niegas por "ese pudor absurdo" de creerte disfrutador absoluto de un tacto rectal, no es tan malo sino la puerta a un goce superior.

No hay que tener miedo a nada. Todo hay que probarlo, al menos para sentir que hemos vivido o que estamos vivos.

Un relato erótico de los míos para disfrutar plenamente del placer visual de ver el goce de otros: http://sonrrise.blogspot.com.es/2013/11/el-profesor-de-matematicas-relato.html

La circuncisión en la infancia evita problemas y no genera ninguno.

Juas juas juas. Vaya tontería. Ayer llamé a mi padre, que estuvo en el urólogo por problemas con la próstata. Me dijo que le metieron el dedo "por el ano". ¡Qué coño ano! "Será por el culo", le dije yo, porque sé como habla (y jamás le he oído nada malsonante, que conste, no como yo). Y me dijo que así, con ano, parece que queda menos humillante. Pero me lo decía de pitorreo riéndose y por hacer el chiste. Con 80 años yo creo que la gente no está para tonterías y está más que curada de espanto de todo. Así que al mocito que le dé vergüenza que le vean las vergüenzas, que se vaya preparando, que en la vejez el cuerpo va fallando y con mala suerte es posible que tengamos que depender de otros hasta para cosas casi indignas, y esto va también para ellas.
De momento yo estoy encerrado en casa con un esguince, así que me ha entretenido esto un ratillo. Gracias.

Es cierto que la consulta de los hombres es menos habitual, pero no quiere decir que no exista. Por otro lado, estamos tan entregados a las costumbres culturales que sí esta dice que debamos actuar de esta o de aquella manera, es como actuamos siempre.
http://goo.gl/9xEvg6

Sabian ustedes que mujeres casadas con hombres sin prepucio tienen una acentuada diminuicion de casos de cancer de colo de útero?

Qué fijación con igualarlo todo. Como el varón desde su más tierna infancia no tiene por qué acudir a "ginecólogo" alguno que controle médicamenmte sus sexo, mientras matenga unas relacciones seguras y con gente de fiar, pués hay que concienciarle que como ellas estan odias, pues todos odios.!!! La inmensa y generalizada mayoria de ETS nacen, crecen, se reproducen y se propagan por el mismo sexo, ese como dicen en "Two men & a half" que tiene problemas de fontanería. Para colmo, cuando ya deja de ser útil para lo que biologicamente fué concebido ... de nuevo al varón hay que colocarle una "menopausia" inexistente para compensar, cuando puede seguir reproduciendose tan buenamente. Mi hijo cada vez que sale el anuncio de marras, lo traslada a pasiva "Papá, a ti también te pica ahi abajo ... ya sabes." "A mi y a todos. Pero desde que salió Lavo el can, acabé con las polillas y me va de miedo la colilla." Éste feminisno, está alcanzando unos niveles pá no echar ni gota.

Para la mayoría de los hombres hacer una visita al médico en la que tengan que bajarse los pantalones es un tema delicado. Creo que sería una buena iniciativa una campaña de concienciación sobre la salud sexual en los hombres.

Está claro que a las mujeres nos resulta más común, las visitas ginecológicas deben ser anuales y de normal se cumplen. Estamos concientizadas, ellos no. Si huyen al bajarse los pantalones por delante, ni me quiero imaginar cuando le deben revisar la prostata. Por cierto, muy importante para evitar el cáncer de próstata y recomendable a partir de los 50 años.

Curiosa cosa.... A mí me operaron de chiquitito de ésto y dejó de dolerme tanto el tema cuando iba al WC, y hasta hoy. Y desde luego ahora, con 65, iría yo mismo, derecho. Tolerancia cero con el dolor, hombre. Curiosos problemas los de algunos. A nadie -bueno, a casi nadie, digamos- le gusta bajarse los pantalones delante de un médico, pero en la vida hay papeles para representar que no son del todo del gusto de uno. Pero entre ese traguillo y pasarlo mal cada vez que vas a mear o te empalmas.... Venga, hombre.

La verdad es que sí, cuando a un hombre le hablan de bajarse los pantalones, cualquiera sabe lo que puede pasar... Lo mismo se los quitan sobre la marcha que no se los quitan ni a tiros.
https://sorprendeatupareja.es/store/index.php

Que obsesión con la circuncisión en esta web! Hay métodos alternativos y otros tipos de problemas que solucionan los urólogos!

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

Sobre el blog

Ni enciclopedia ni consultorio sexual al uso. He aquí un rincón erótico festivo dedicado a las relaciones y la atracción entre seres humanos, esa faceta que nos hace la vida más placentera, tierna, amorosa, plena… Un blog coral, con cinco autoras de todo origen y condición, que apuesta por el juego, la provocación, lo sensual y el sexo como acto libre, adulto, compartido, real o ficticio, siempre divertido... Eso sí, si tu mirada no es amplia y tolerante, mejor no te detengas aquí. Coordina Analía Iglesias. No sólo se admiten firmas invitadas, sino que son deseadas.

Sobre las autoras

Anne Cé. Nació en el sur austral (Argentina), en un tiempo beatle y en un país con altísima densidad de psicoanalistas y jugadores de fútbol. Periodista, quizá incluso a su pesar, narra lo que se le ponga delante. Y narra, y narra. Un día descubrió que el simple roce de una clavícula le erizaba la piel y entonces comprendió por qué le gusta tanto abrazar a un hombre.

Esther Porta. Segoviana, fue becaria en el mítico Tentaciones y allí hizo de todo hasta que sus conocimientos de sexo la convirtieron en Beatriz Sanz. Y gracias a ella, publicó artículos semanales de sexo, dos libros y fue reclutada como sexperta guionista del programa de Canal +: 'Sex Pópuli'. Cuando casi se le había olvidado (lo de escribir de sexo...) se mete a bloguera. Y aquí está, con tantas ganas de sexo (del uno y del otro) como siempre...

Venus O'Hara, de Reino Unido, con raíces irlandesas. Modelo fetish, actriz y escritora. Licenciada en Ciencias Políticas y Francés, reside en Barcelona, ha sido columnista sexual en varias revistas, tiene su propio blog de fetichismo y es creadora de 'No sabes con quien duermes', un confesionario para personas que llevan una doble vida. Publicó su primer libro junto a Erika Lust, 'Deséame como si me odiaras', en 2010.

Tatiana Escobar, de Venezuela (1976), ha escrito ensayos y poesía en español. Traductora y editora, en 2004 abrió en Madrid junto a sus socios la primera boutique erótica de España, La Juguetería Erotic Toys, para no tener que vivir de la literatura. Desde entonces vive del sexo. Y escribe, a veces, para sus amigos.

. Madrileña. Soñó con escribir y pronto descubrió una vía: el periodismo. Pero como tampoco valía narrar sobre cualquier cosa, eligió suerte y remató la faena con un posgrado en Sexología. Ha trabajado en suplementos de salud y medios especializados. Con la práctica ha acabado por darle un toque más sensual a sus letras. Y con ellas sueña en escribir, ahora, un libro.

Ilustracion
Venus O'Hara, Anne Cé y Silvia C. Carpallo, según 'Mi Petit Madrid'.

Nuevo libro

El orgasmo de mi vida. Si ya no sueñas con príncipes azules, locos por pedirte en matrimonio, ni esperas que aparezca un millonario atormentado pero diestro en amores, con una Visa en una mano y un látigo en la otra, este libro es para ti. Porque El orgasmo de mi vida habla de eso, de mujeres realistas, lúcidas, independientes y eróticamente vivas, capaces de combinar esa cotidianidad que todas conocemos, con sus pasiones más salvajes. Ellas son las protagonistas de los relatos, sin guionistas que les digan lo que tienen que hacer, pero sobre todo, son las compositoras, directoras e intérpretes de los orgasmos más armoniosos de sus vidas.

Lux eróticaLux erótica. "Escribir sobre sexo era la propuesta y me sentí estimulada. Después de tantos años como periodista cultural y con mucha vida hecha en torno a la información y a la actualidad, tenía ganas de ponerle carne a la crónica. Porque nuestra más genuina actualidad como personas pasa por el relato del erotismo. Porque de atracción y de relaciones hablamos todo el tiempo en este tiempo occidental con ciertas libertades individuales garantizadas y rebosante de espíritu lúdico pero también algo desafectado y con nuevos descompromisos adquiridos...". Anne Cé.

Inglés para pervertidosInglés para pervertidos."Se dice que la mejor manera de aprender un idioma es a través del sexo con un extranjero. Pero ¿qué haces si estás en la cama y no sabes qué decirle? Con Inglés para pervertidos puedes aprender todas las palabras y expresiones que siempre has deseado saber, desde lo más elemental al sexo más salvaje. El libro cuenta con ocho capítulos centrados en las partes del cuerpo, la cama, el LGBT, las compras sexis, el lado oscuro, el porno, el chat y la salud sexual. Cada capítulo contiene vocabulario, gramática y unos ejercicios muy originales que no encontrarás en ningún otro libro. Aprende todo lo que tu "English teacher" no se atrevería a enseñarte nunca. Y... si te cansas de estudiar, el libro incluye un montón de fotos mias para distraerte". Venus O'Hara.

TWITTER

Nuestros autores en Twitter

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal