Eros

Cuando las chicas nos hacemos los ratones (II parte): los hoteles

Por: | 25 de agosto de 2014

Estoy en un hotel. Es una siesta de verano, de esas de ventilador y sopor. Soy la 'maja' de Goya, desnuda sobre una manta cubrecamas amarilla a rombos en relieve y todos los 'ratones' vienen hacia mí. Son ratones figurados, los ratones con que los argentinos bautizamos la fantasía sexual (desmenuzamos y toqueteamos, ampliamenteel tema aquí). 

Una siesta húmeda de mar y recordando otras untuosidades, de hotel. Evocación del amor hacia el personal que nos atiende, una variante del sexo en hoteles que describió Venus O'Hara, hace algunas semanas, en este mismo espacio.

Trepan ahora por mi cuerpo los ratones del amor furtivo con el personal del hotel. Deseo untuoso y algún ratón que se convierte en príncipe, a ratos, en la madrugada. 

  

Ratones

 

Ilustración de Pablo Miláns.

No necesariamente de verano, estos amores de hotel tienen el encanto de la metáfora. Huésped de ti. ¿O de mí? 

¿Quién es huésped de quién?

Tuve un novio que me decía: "cuando estás dentro de mí...". Y yo que hasta entonces pensaba que la cosa era al revés, empecé a imaginar que en esa fusión, él sentía que yo estaba en su cuerpo. Entonces, huéspedes ambos. 

Veo al chico de aquel hostel lejano que me esperaba todos los dìas con el mate de yerba nueva, muy amarga. Apoyar los labios, ambos. Cuánto deseo. Volví a tomar mate por él: me ha durado para siempre el ratón de cada mañana viéndolo poner el agua al fuego. Evoco su dulzura y su boca, hoy, en cada mate que me preparo a solas.

La siesta provoca otras imágenes. Siesta provocadora. Me estremezco con la idea de la noche secreta en el techo, lejos del confort de las suites y cerca de las estrellas de algún norte, acariciando un cuerpo que he visto sudar a lo largo de un largo día de trabajo físico, en todos los frentes. Lo lamo entre trastos arrumbados en el último rincón pobre de un hotel cualquiera, de cualquier lugar del mundo. Lamo y amo.

¿Quién es amo de quién?

 

Hay 17 Comentarios

Buenos son los ratones de hotel, que se alimentan de cuerpos de paso, y tienen la buena costumbre, de dejar poca huella. http://donsexy.com

Hostal de carretera en Colloto. orgía de despedida con mi novia, 28 años más joven que yo. Acabé en el hospital de A. Al otro día cogí el avión.

Me duele todavia de pensar en lo del gato que ha comentado Jose ....


http://elbuhonero.es/historias-de-infidelidad.html

A mí lo que más me ha gustado, sin duda, es la ILUSTRACIÓN!

jajaja. Lo del apellido judío es para que una amiga común que lee esto sepa quién fue. Aunque si lo pienso dos veces, me da a mi que las chicas se lo cuentan todo y ya habré sido la risión. Sí que puede sonar un poco mal, no lo había visto así.

Ups, será el sopor veraniego o la pereza de volver de las vacaciones pero... entre tanto ratón, mate, hotel no me he enterado de nada!

José: Y si no hubiese tenido apellido judío habrías recordado igual aquel polvo? O sospechas que la gatita era un ortodoxo que te quería castigar por cogerte a una judía? Qué importancia tiene el apellido? O es que tu inconsciente supone que son unas transgresoras? Y ya que Anne C. nació en Argentina y tiene bastante lenguaje sicoanalítico (Y conocimientos) he ahí un buen tema para una entrada en el blog.

Voy a contar una chorrada que sólo me interesa a mi seguro, pero es una anécdota de las mejores que tengo en mi memoria. Hace muchísimo me fui con una amiga argentina con apellido judío que andaba en España a ganarnos un dinero recogiendo fruta en Lérida. Ella tenía dinero por su familia, así que no le hacía falta. Entonces no lo entendía. Era y es una gran amiga. Pasó lo que tenía que pasar. A la vuelta, en autoestop, ella ya se cansó y quiso que durmiésemos en un hotel. De camioneros, pero un hotel. Traíamos una gatita que adoptamos allí. Un demonio. Pues andábamos liados y la gatita me vio aquello tan danzante y cuando ya estábamos como una moto no se le ocurre otra cosa que dar un salto con las uñas abiertas encima de mi pene erecto. Adiós muy buenas. Vaya manera de sangrar. Ahí se acabó el polvo que realmente poco más que lo empezamos. ¡Qué dolor! Y encima me lo mordió, pero eso entonces no lo sentí aunque al día siguiente es lo que más me dolía. Ahí me explicó lo que es "ratonear", por hacer una gracia por no poder hacer otra cosa. Yo recuerdo eso, con el tiempo, como uno de los mejores polvos de mi vida, quizá porque ahora me hace gracia, y a ella también. Ahora andamos cada uno con nuestras familias pero no hemos perdido el contacto y creo que ese desastre fue hermoso, como lo es para mi desde entonces la expresión "ratones".

¡Cautivador! ¡Bravo!

Os paso un nuevo relato mío que deseo que os guste: http://sonrrise.blogspot.com.es/2014/08/un-ano-mas-o-menos-relato.html

Me recordaste otra expresión muy común en Argentina: rizar el rizo. A tus ratones les encanta rizar el rizo. Te recomiendo salir del hotel, buscarle alimento a esos ratones y luego sí escribir la columna. Ala!

¡qué soso!
¡si parece un cuento para niños!
¿de verdad no sabes qué esconde el lado oscuro de la pasión?
¿de verdad no sabes dónde acechan la sangre y la muerte?
Pues muy cerca de nuestro deseo:
http://www.contraelamor.com/2014/05/contralove-films-presenta-el-ex-nunca.html?zx=bd112609a92fe271

El hotel es la muerte del no residente, el viaje a ninguna parte de un hogar repetido y sin alma.

http://casaquerida.com/2014/08/26/disquisiciones-veraniegas-iv/

Los hoteles tienen mucho morbo, yo tambi´ne voy de hotelito de vez en cuando.
http://viciosillos.com/

A mi también me ponen mucho los hoteles. Suelo ligar en el comedor y acabamos en la habitación. Soy casada y las reuniones de trabajo en los hoteles son la mejor excusa. Además me encanta el sexo con comida, como podeis ver: http://goo.gl/Kw5Fdz

Es cierto que los hoteles tienen algo que atraen, inician el líbido con mucha facilidad. Es raro la vez que no entro en un hotel y no acabo montandomelo con alguien, incluso me ha pasado en una reunión de trabajo ja, ja

http://elbuhonero.es/infieles-en-la-red.html

Interesante!. Te atrapa el relato desde la simpleza.

El verdadero amo es la sangría. Que nos ponemos pedal de sangría con que, como estamos dentro del hotel mismo donde comemos, nos pasamos y la siesta con el calor y el tintorro, se convierte en la versión cochina del flautista de Hamelín.
Si bebes, no conduzcas. Vete a un hotel y pegate una siesta, y si vienen ratones, a gozar a tope.

Publicar un comentario

Si tienes una cuenta en TypePad o TypeKey, por favor Inicia sesión.

Sobre el blog

Ni enciclopedia ni consultorio sexual al uso. He aquí un rincón erótico festivo dedicado a las relaciones y la atracción entre seres humanos, esa faceta que nos hace la vida más placentera, tierna, amorosa, plena… Un blog coral, con cinco autoras de todo origen y condición, que apuesta por el juego, la provocación, lo sensual y el sexo como acto libre, adulto, compartido, real o ficticio, siempre divertido... Eso sí, si tu mirada no es amplia y tolerante, mejor no te detengas aquí. Coordina Analía Iglesias. No sólo se admiten firmas invitadas, sino que son deseadas.

Sobre las autoras

Anne Cé. Nació en el sur austral (Argentina), en un tiempo beatle y en un país con altísima densidad de psicoanalistas y jugadores de fútbol. Periodista, quizá incluso a su pesar, narra lo que se le ponga delante. Y narra, y narra. Un día descubrió que el simple roce de una clavícula le erizaba la piel y entonces comprendió por qué le gusta tanto abrazar a un hombre.

Esther Porta. Segoviana, fue becaria en el mítico Tentaciones y allí hizo de todo hasta que sus conocimientos de sexo la convirtieron en Beatriz Sanz. Y gracias a ella, publicó artículos semanales de sexo, dos libros y fue reclutada como sexperta guionista del programa de Canal +: 'Sex Pópuli'. Cuando casi se le había olvidado (lo de escribir de sexo...) se mete a bloguera. Y aquí está, con tantas ganas de sexo (del uno y del otro) como siempre...

Venus O'Hara, de Reino Unido, con raíces irlandesas. Modelo fetish, actriz y escritora. Licenciada en Ciencias Políticas y Francés, reside en Barcelona, ha sido columnista sexual en varias revistas, tiene su propio blog de fetichismo y es creadora de 'No sabes con quien duermes', un confesionario para personas que llevan una doble vida. Publicó su primer libro junto a Erika Lust, 'Deséame como si me odiaras', en 2010.

Tatiana Escobar, de Venezuela (1976), ha escrito ensayos y poesía en español. Traductora y editora, en 2004 abrió en Madrid junto a sus socios la primera boutique erótica de España, La Juguetería Erotic Toys, para no tener que vivir de la literatura. Desde entonces vive del sexo. Y escribe, a veces, para sus amigos.

. Madrileña. Soñó con escribir y pronto descubrió una vía: el periodismo. Pero como tampoco valía narrar sobre cualquier cosa, eligió suerte y remató la faena con un posgrado en Sexología. Ha trabajado en suplementos de salud y medios especializados. Con la práctica ha acabado por darle un toque más sensual a sus letras. Y con ellas sueña en escribir, ahora, un libro.

Ilustracion
Venus O'Hara, Anne Cé y Silvia C. Carpallo, según 'Mi Petit Madrid'.

Nuevo libro

El orgasmo de mi vida. Si ya no sueñas con príncipes azules, locos por pedirte en matrimonio, ni esperas que aparezca un millonario atormentado pero diestro en amores, con una Visa en una mano y un látigo en la otra, este libro es para ti. Porque El orgasmo de mi vida habla de eso, de mujeres realistas, lúcidas, independientes y eróticamente vivas, capaces de combinar esa cotidianidad que todas conocemos, con sus pasiones más salvajes. Ellas son las protagonistas de los relatos, sin guionistas que les digan lo que tienen que hacer, pero sobre todo, son las compositoras, directoras e intérpretes de los orgasmos más armoniosos de sus vidas.

Lux eróticaLux erótica. "Escribir sobre sexo era la propuesta y me sentí estimulada. Después de tantos años como periodista cultural y con mucha vida hecha en torno a la información y a la actualidad, tenía ganas de ponerle carne a la crónica. Porque nuestra más genuina actualidad como personas pasa por el relato del erotismo. Porque de atracción y de relaciones hablamos todo el tiempo en este tiempo occidental con ciertas libertades individuales garantizadas y rebosante de espíritu lúdico pero también algo desafectado y con nuevos descompromisos adquiridos...". Anne Cé.

Inglés para pervertidosInglés para pervertidos."Se dice que la mejor manera de aprender un idioma es a través del sexo con un extranjero. Pero ¿qué haces si estás en la cama y no sabes qué decirle? Con Inglés para pervertidos puedes aprender todas las palabras y expresiones que siempre has deseado saber, desde lo más elemental al sexo más salvaje. El libro cuenta con ocho capítulos centrados en las partes del cuerpo, la cama, el LGBT, las compras sexis, el lado oscuro, el porno, el chat y la salud sexual. Cada capítulo contiene vocabulario, gramática y unos ejercicios muy originales que no encontrarás en ningún otro libro. Aprende todo lo que tu "English teacher" no se atrevería a enseñarte nunca. Y... si te cansas de estudiar, el libro incluye un montón de fotos mias para distraerte". Venus O'Hara.

TWITTER

Nuestros autores en Twitter

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal