Eros

Erotizar la vida o cómo tener sexo sin tocarse

Por: | 15 de diciembre de 2014

Por Iñaki Lajud(*)

¿Cuál es el mejor momento del día para practicar sexo? "Cualquiera", diría un sexólogo erotofílico. "Depende de la persona", diría el cauto.

Sí, por supuesto. Ambas son correctas, pero sospecho que quien navega por esta página busca llevarse, además, un consejo práctico, algún dato que le haga crecer en sabiduría sexual.

Leandro lamas

Leandro Lamas.

La primera respuesta tiene dos connotaciones importantes. Una tiene que ver con el deseo sexual, ya que tal y como el fuego alimenta el fuego, el deseo llama al deseo. Cuantas más veces se practiquen las artes amatorias, de manera placentera y satisfactoria, más ganas tendremos de repetir la experiencia. Es puro condicionamiento clásico al estilo del perro de Pavlov, con el papel añadido que juegan nuestras hormonas en la libido y la descarga de oxcitocina en nuestra sensación de íntima felicidad con la pareja.

La segunda implicación de practicar el sexo en cualquier momento tiene que ver con la globalidad de nuestras relaciones. Nos estamos acostumbrando demasiado a llevar el centro del placer al centro de nuestro cuerpo. Los genitales ocupan un lugar primordial en nuestra búsqueda de placer, no hay quien lo niegue, pero se vuelve un placer un tanto limitado si solo encontramos placer ahí.

La alternativa es erotizar la vida: que cualquier momento sea picante a través de una mirada, un contacto furtivo, una relación sexual dejada a medias para continuar por la noche... si sabemos jugar con la imaginación, todo lo que hagamos con nuestra pareja puede ser sexo, más o menos intenso.

Obviamente, todo depende de la persona, y de la pareja, y de la edad, y de... todo influye. Por eso cada uno/a debe responsabilizarse de su propio placer, y buscar qué fórmula le funciona mejor.

Pero si se me permite generalizar, y con la intención de dar una respuesta concisa: en mi experiencia me he encontrado con que muchas parejas están más receptivas al sexo por la mañana, al despertar. Tal vez ha sido el interés social por esconder y oscurecer todo lo relacionado con la intimidad el responsable de difundir la noción del sexo como actividad nocturna; pero al despertar de un sueño reparador, y aun solo semiconscientes, es fácil buscar la caricia gatuna que encienda la chispa animal; más todavía si hemos tenido algún sueño erótico.

La mañana es un buen momento para desplegar fantasías. Y especialmente para los hombres, que además de contar con alguna que otra erección a lo largo de la noche, la presión en la vejiga de la orina acumulada lleva a encontrarse muchas mañanas con una semierección esperando a que la estimulen más. Con acercarse un poco más, con frotarse un poco más, con dejarse llevar un poco más...

Suma y sigue. En sexología nos enseñan que la primera fase de la respuesta sexual humana es el deseo, sin él no pueden existir el resto de fases. Pero, además, yo añado que para que haya deseo debe existir predisposición al sexo, una auténtica apertura mental para compartir nuestra intimidad con otra persona. Y si no es a lo largo del día, que por lo menos sea después de estar con nuestra pareja compartiendo la cama, y el oxígeno, a lo largo de toda la noche. 

 

*Terapeuta sexual y de pareja en Madrid.

Hay 18 Comentarios

Con respeto a lo que se dice por ahi de que tener sexo por la mañana es mas placentero, tengo que decir que estoy muy deacuerdo, es mas creo que es el momento idoneo ya que si se duerme bien en las noches, el cuerpo está relajado y con toda la dispocion para las artes amatorias aunque a cualquier hora del dia se puede hacer

El momento del día es lo de menos.Lo que hay que crear es un ambiente picante para que las relaciones no lleguen a ser monótonas.Discurran amantes,háganlo ya, no tengan pudor,diviértanse como niños, sed creativos.
@laboutiqueeseo.

todo para el sexo en http://www.laovejanegrasexshop.com mas de 7.000 artículos a unos precios irresistibles

oye, pues me gustan las tangas, las medias, los tacones y la laca de uñas de la modelo de este blog, voy a ver si los consigo y llamaré a una agencia de modelos a ver si me contratan aunque esté un poquito entradita en años, total como no se me va a ver la cara, ¡ que más dá !!!

seguiré leyendo a mi padre para no tener malos pensamientos y asi de paso me cultivo porque escribe muy bien

mi imaginación vuela, vuela, vuela.....

Con las tías todo es mentira. Nos las venden como puritanas, pero son muy promiscuas, si les cambias de tío cada día se ponen como motos http://goo.gl/H0uhaz

lo malo es cuando en un apareja uno este mas predispuesto por la noche y otro por la mañana... esperemos que se puedan ver al mediodia...

En Malicieux apostamos por el placer como estilo de vida, y "placer" en el sentido más amplio de la palabra. Todo aquello que sea susceptible de proporcionar placer a nuestro día a día... ¡es bienvenido!
http://www.malicieux.es

"Para que haya deseo debe existir predisposición al sexo". MAGNÍFICO ARTÍCULO. Comparto al 100% todo lo que se dice y cómo se dice. Especialmente lo de sacar el placer del centro de nuestro cuerpo y aplicarlo a la vida. Enhorabuena.
http://www.laplumadepandora.com

A media tarde a ser posible, es cuando más me gusta tener sexo. Es cierto que hay niveles de excitación que se pueden llegar a considerar sexo, pero no veo mejor camino para obtener el climax que mediante el coito

El deseo en el ADN, el deseo en AIRE, el deseo en lo que separa el pensamiento de la acción.
Últimamente "frecuento" mucho el tema de la excitación presencial pero no táctil. Sólo tengo una duda. Esa excitación es válida mientras no se cruce la barrera del contacto. Considero que a lo que te refieres es operativo con aquella persona en la que exista aquello de "tensión sexual", pero ¿ y si se cruza la barrera? ya está montada.
Aunque también comprendo el tema de la excitación con la pareja, el juego, previo. La provocación como mayor estimulante.

Totalmente de acuerdo con el resto de comentaristas, cada cual es como es.
Pero por la mañana, se produce un aumento en las hormonas sexuales que aumentan el deseo.
Y evidentemente, la teoría de más sexo tienes, más sexo deseas, es una realidad palpable, de que nos acostumbramos rápido a lo bueno, jejeje.
Muy buen artículo.

Nuestra vidas ya está súper erotizada porque nos pasamos el día entero cachondos! XD
http://www.viciosillos.com

También depende mucho del momento de la vida en que estés. Es fácil tener sexo espontáneo cuando se empieza la convivencia. Después, cuando pasan los años, aumentan el estrés y las obligaciones, disminuye el deseo, y las cosas cambian radicalmente. Es asombroso el número de parejas en sus 40 y 50 que han dejado de practicar el sexo. Un problema importante son los hijos. Muchas mujeres se guían, más o menos conscientemente, por el principio "las mamás ni hacen el amor". En particular les resulta muy incómodo hacer el amor si el niño está en casa. En nuestro caso, lo que acabó por funcionar muy bien es el sexo por cita: poner una hora un día a la semana para el sexo. A partir de ahí, se pone el marcha el mecanismo que mencionas y el sexo trae más sexo. Pero si no se hace un esfuerzo consciente, se pierde el deseo y la relación de pareja se degrada como consecuencia.

El "mejor" no se; si acaso el mas fácil, por lo menos desde el punto de vista del machote. Uno se despierta ya con erección y la pareja al lado...fácil. ¿Pero y el resto del día?¿Desperdiciado porque ya nos hemos quedado a gusto?. Personalmente prefiero currarme mas tiempo un buen casquete, con todos sus "accesorios" que un aquí te pillo aquí te mato de primera hora. A no ser claro, que el ciclo xesual haya empezado precisamente en la noche anterior. Siempre contando con los gustos de la otra parte, por supuesto.

Muy interesante, he aprendido mucho y lo pondré en práctica cuanto antes

Como bien dices, la mejor hora del día para tener sexo dependerá de la persona y de la situación en la que se encuentre.

Publicar un comentario

Si tienes una cuenta en TypePad o TypeKey, por favor Inicia sesión.

Sobre el blog

Ni enciclopedia ni consultorio sexual al uso. He aquí un rincón erótico festivo dedicado a las relaciones y la atracción entre seres humanos, esa faceta que nos hace la vida más placentera, tierna, amorosa, plena… Un blog coral, con cinco autoras de todo origen y condición, que apuesta por el juego, la provocación, lo sensual y el sexo como acto libre, adulto, compartido, real o ficticio, siempre divertido... Eso sí, si tu mirada no es amplia y tolerante, mejor no te detengas aquí. Coordina Analía Iglesias. No sólo se admiten firmas invitadas, sino que son deseadas.

Sobre las autoras

Anne Cé. Nació en el sur austral (Argentina), en un tiempo beatle y en un país con altísima densidad de psicoanalistas y jugadores de fútbol. Periodista, quizá incluso a su pesar, narra lo que se le ponga delante. Y narra, y narra. Un día descubrió que el simple roce de una clavícula le erizaba la piel y entonces comprendió por qué le gusta tanto abrazar a un hombre.

Esther Porta. Segoviana, fue becaria en el mítico Tentaciones y allí hizo de todo hasta que sus conocimientos de sexo la convirtieron en Beatriz Sanz. Y gracias a ella, publicó artículos semanales de sexo, dos libros y fue reclutada como sexperta guionista del programa de Canal +: 'Sex Pópuli'. Cuando casi se le había olvidado (lo de escribir de sexo...) se mete a bloguera. Y aquí está, con tantas ganas de sexo (del uno y del otro) como siempre...

Venus O'Hara, de Reino Unido, con raíces irlandesas. Modelo fetish, actriz y escritora. Licenciada en Ciencias Políticas y Francés, reside en Barcelona, ha sido columnista sexual en varias revistas, tiene su propio blog de fetichismo y es creadora de 'No sabes con quien duermes', un confesionario para personas que llevan una doble vida. Publicó su primer libro junto a Erika Lust, 'Deséame como si me odiaras', en 2010.

Tatiana Escobar, de Venezuela (1976), ha escrito ensayos y poesía en español. Traductora y editora, en 2004 abrió en Madrid junto a sus socios la primera boutique erótica de España, La Juguetería Erotic Toys, para no tener que vivir de la literatura. Desde entonces vive del sexo. Y escribe, a veces, para sus amigos.

. Madrileña. Soñó con escribir y pronto descubrió una vía: el periodismo. Pero como tampoco valía narrar sobre cualquier cosa, eligió suerte y remató la faena con un posgrado en Sexología. Ha trabajado en suplementos de salud y medios especializados. Con la práctica ha acabado por darle un toque más sensual a sus letras. Y con ellas sueña en escribir, ahora, un libro.

Ilustracion
Venus O'Hara, Anne Cé y Silvia C. Carpallo, según 'Mi Petit Madrid'.

Nuevo libro

El orgasmo de mi vida. Si ya no sueñas con príncipes azules, locos por pedirte en matrimonio, ni esperas que aparezca un millonario atormentado pero diestro en amores, con una Visa en una mano y un látigo en la otra, este libro es para ti. Porque El orgasmo de mi vida habla de eso, de mujeres realistas, lúcidas, independientes y eróticamente vivas, capaces de combinar esa cotidianidad que todas conocemos, con sus pasiones más salvajes. Ellas son las protagonistas de los relatos, sin guionistas que les digan lo que tienen que hacer, pero sobre todo, son las compositoras, directoras e intérpretes de los orgasmos más armoniosos de sus vidas.

Lux eróticaLux erótica. "Escribir sobre sexo era la propuesta y me sentí estimulada. Después de tantos años como periodista cultural y con mucha vida hecha en torno a la información y a la actualidad, tenía ganas de ponerle carne a la crónica. Porque nuestra más genuina actualidad como personas pasa por el relato del erotismo. Porque de atracción y de relaciones hablamos todo el tiempo en este tiempo occidental con ciertas libertades individuales garantizadas y rebosante de espíritu lúdico pero también algo desafectado y con nuevos descompromisos adquiridos...". Anne Cé.

Inglés para pervertidosInglés para pervertidos."Se dice que la mejor manera de aprender un idioma es a través del sexo con un extranjero. Pero ¿qué haces si estás en la cama y no sabes qué decirle? Con Inglés para pervertidos puedes aprender todas las palabras y expresiones que siempre has deseado saber, desde lo más elemental al sexo más salvaje. El libro cuenta con ocho capítulos centrados en las partes del cuerpo, la cama, el LGBT, las compras sexis, el lado oscuro, el porno, el chat y la salud sexual. Cada capítulo contiene vocabulario, gramática y unos ejercicios muy originales que no encontrarás en ningún otro libro. Aprende todo lo que tu "English teacher" no se atrevería a enseñarte nunca. Y... si te cansas de estudiar, el libro incluye un montón de fotos mias para distraerte". Venus O'Hara.

TWITTER

Nuestros autores en Twitter

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal