Eros

Los 'sin sexo': placer sí, esfuerzo no

Por: | 19 de abril de 2015

Nos gusta obtener placer, pero nos da pereza tener que hacer algún esfuerzo para conseguirlo. Nos hemos acostumbrado a que todo sea fácil, incluso el sexo. Hemos llegado al punto en que el cortejo o, incluso, el ejercicio físico que supone una relación sexual con otra persona se nos antojan excesos.

Placersinesfuerzo

Jorge Dueñas Villamiel para Eros.

Esta idea es la que me vino a la mente después de ver el documental 'El imperio de los sin sexo', en el que narran cómo en Japón son muchos los matrimonios que deciden abstenerse de tener vida sexual precisamente por eso, por el esfuerzo que requiere. Tras la presión laboral, llegar a casa y pensar en satisfacer a la pareja, sobre todo en el caso de los hombres, supone una presión añadida, que deciden que puede ser eliminada. A tal punto llegan algunas situaciones como para recurrir a la inseminación artificial para tener descendencia, con tal de eludir la relación sexual, como si de una extraña distopía futurista se tratase. No renuncian, sin embargo, a su sexualidad: la industria del sexo va en aumento. Y es que la juguetería erótica, la pornografía o los locales donde alquilar una cabina para pasarse unas horas en solitario dedicados al autoerotismo son un negocio en auge. Si bien ellas también recurren más a la juguetería para satisfacer sus necesidades, por norma general, son las que más padecen síntomas de depresión, por la pérdida de una parte tan importante de sus vidas, que más allá del orgasmo, se centra en el contacto con el otro.

Si bien tendemos a pensar que esta es una idea que proviene de una cultura muy diferente a la nuestra, lo cierto es que los 'sin sexo' ya son una tendencia que se está dando en EE.UU y poco a poco, también en Europa. En España, los afectados ya empiezan a llegar a las consultas de los psicólogos y sexólogos.

La idea de la búsqueda de placer en solitario del hombre no es novedosa. Para saber adónde vamos debemos tener en cuenta de dónde venimos. No descubrimos nada si enunciamos que el placer ha sido históricamente una cuestión masculina. En el matrimonio, el sexo ha tenido un objetivo más centrado en la reproducción, y fuera del mismo, en la prostitución: el hecho de pagar por un servicio, eximía  al hombre de preocuparse por la satisfacción sexual de sus eventuales compañeras de cama.

Pero la mujer despertó, descubrió y exigió. Cambiaron las normas. El placer dejó de ser una cosa de hombres y el clítoris se volvió el abanderado de una revolución en la que la mujer exigió mucha más atención.

El sexo dejó de ser algo fácil. Había que trabajárselo. Y ya no hablo ni siquiera de trabajar por obtenerlo, sino de esforzarse en que este resultase placentero. El orgasmo femenino se convirtió en todo un reto. Todo ello aderezado por una presión ya no sólo personal, sino sobre todo social, en la que medios de comunicación, publicidad, cine, etcétera inculcan cada día 'cómo debe de ser el amante ideal'.

La cantidad y la calidad de nuestras relaciones ya vienen impuestas de afuera. Así, cada día nos llegan mensajes sobre qué posturas debemos probar, qué experiencias BDSM debemos intentar o qué expectativas cabría esperar.

¿Cómo no tener por un momento la sensación de pánico, la necesidad de huir hacia otro lado? La cuestión a plantear es si no nos estaremos dirigiendo hacia el lado equivocado. Las nuevas tecnologías abren nuevas posibilidades tanto en la forma de relacionarse como al propio encuentro en sí, pero quizás deberíamos aprovechar estas herramientas para reencontrarnos, y no para alejarnos e individualizarnos. Quizás esté bien huir de la presión y del 'deber ser', pero no que para ello realicemos el viaje de nuestro propio placer siempre en solitario. Quizás podamos buscar una nueva forma de conectar, interactuar y reencontrar el placer, acompañados.

Es cierto que una relación, emocional o sexual, supone un esfuerzo, pero la recompensa que se obtiene de la misma no se encontrará nunca en una cabina para visualizar porno. Porque el sexo no es sólo la liberación y la autosatisfacción del orgasmo, que también, sino que es la mezcla de todo eso con las caricias, las miradas, los susurros, el abrazo y el calor del otro. Estamos olvidando la importancia del contacto físico en nuestras vidas, de sentirnos. Y es que si está bien dedicarnos nuestra propia parcela de placer en solitario, y no olvidar que nuestra sexualidad es nuestra, tampoco hay que olvidar el placer que se obtiene cuando la compartimos.

Hay 29 Comentarios

En un zoologico esta un chimpance en una jaula. Llega a verlo una pareja joven,poco tiempo de casados. El chimpance se fija inmediatamente en la joven que viste en forma provocadora, se le queda mirando y comienza a brincar en la jaula, tanto que abre la puerta y comienza a perseguir a la joven. En un momento le pide a su marido que hacer a lo que el responde; dime lo que a mi me dices, que estas cansada, que te duele la espalda, que te llego la regla,,.... etc... etc.

Lo que se comenta aqui es cierto aunque no parezca. Por ejemplo en Japon el indice de natalidad es vagisimo debido a la falta de sexo entre las personas de este pais lo que origina que la poblacion envejezca mas sin nacimiento de nuevos niños debido a la cultura del "yo solo"

Coincido que hay nuevas posibilidades para mejorar nuestras relaciones y aprovechar a reencontrarnos y no perder la magia y el placer de los momentos intimos. Atrévete a probar en seduci2.com

La monotonía de las relaciones lleva muchas veces al "no sexo" por eso lo mejor es aprender neuvas técnicas de sexo para poder sorprender a tu pareja.
http://tecnicasdsexo.blogspot.com.es/

La monotonía y el día a día van rebajando las expectativas de las parejas por eso se acaban acostumbrando a estar juntos sin sexo, nosotros recomendamos aprender nuevas técnicas de sexo y revivir la pareja.
Técnicas de sexo http://tecnicasdsexo.blogspot.com.es/

Creo que estamos evolucionando al vago sexual o mejor dicho al simple espectador de lo sexual. Ya no hay interés por entrar dentro de la escena pornográfica si no contemplar desde fuera la follada. Este es uno de los motivos por el que aumenta, cada día más, el número de cornudos consentidores y proactivos.
Soy Alberto Toro del blog www.corneador2011.blogspot.com

Os homens também sabem amar, sabem dizer que amam.
https://www.youtube.com/watch?v=m4-0-6_ApYQ

Unos visitantes coreanos relacionados con la enseñanza dijeron de España que habían encontrado a los chicos y a las chicas de los colegios contentos y felices.
Se supone que a diferencia de lo han podido ver en otros países visitados.
Con el sexo pasa otro tanto, al tratarse de dos personas que conviven y se completan en la vida.
Saltando de la juventud a la madurez, y después a la vejez.
Perdida la ilusión, y sin nada que ofrecer a parte de la mecánica forma de hacer el amor.
Sin cariño ni ternura que dar o recibir.
Sin afecto.
Pasada la exuberancia de la juventud, y resuelta la necesidad de la procreación, las personas absorbidas por el círculo vicioso del consumo y la productividad mercantil e inhumana.
Pierden todos los deseos y las ganas de ser normales.
Como una planta mustia.
Se nos seca la libido, la sonrisa y el afecto.
Quedándonos solo en gente educada y acartonada como zombis que no saben relacionarse.
Ni ser naturales.
Naturales de naturaleza, como el resto de los seres vivos que nos rodean, que viven antes que trafican con la vida.
Aplicando la inteligencia.
A lo que somos antes que nada, personas.


Si el sexo requiere esfuerzo mal asunto, o también puede ser que se este pasando por una etapa de stress, las cosas están difíciles y los problemas se llevan a la cama. Pero lo de esfuerzo ninguno. Más presión??. También para follar!!!. No se si se me entiende?.

A Sorrise, cada uno és responsable por tu orgasmo, tienes un poco de razón. Pero, hasta una paja és mejor , se una mujer (o otro hombre) está cerca de ti y te manosea tambien. Mujeres y hombres pueden hacer mejor la vida sexual de su pareja. esto llama generosidad

Algunas noches, cuando me meto en la cama y me acomodo entre las sábanas, noto el culo desnudo de mi mujer y me pongo a cien. Calentito, suave, redondito, me entran ganas de follármela, pero bien follada. Mientras le acaricio las posaderas, le comento lo que me gustaría hacerle. Quizá esa noche ella me cuente que le apetece subirse encima de mi, metérsela y cabalgarme hasta correrse. Nos ponemos cachondos, pero estamos demasiados cansados. El curro, los niños, la compra, la cena, la casa... parece que hemos invertido demasiada energía en esas tareas como para echar el polvo que tenemos en mente. Pero eso no es problema si queremos pasar un rato placentero antes de dormir, existe una posibilidad que no supone demasiado gasto energético: el toqueteo. Preferiblemente desnudos, bien cerquita, empezamos con un abrazo piel contra piel. Nos besamos, no hace falta pasarse de intensidad, el roce de labios se disfruta igualmente. Me encanta oler el nacimiento de su pelo y estrujarle las nalgas. Ella gusta de masajearme las pelotas. El juego puede acabar así, sin que pase nada más, pero también puede seguir, incluso hasta el coito, aunque eso es excepcional cuando estamos tan cansados. Normalmente nos masturbamos, puede ser que ella me la pele y yo le haga un dedo, o que cada uno se dedique a su propio sexo. A veces seguimos contándonos el polvo que echaríamos, otras veces sólo nos escuchamos respirar. Hay veces en que la excitación parece no tener fin y nos corremos como dos benditos. Otras veces es ella la que se corre ella o soy yo. En ocasiones, disfrutamos del momento sin llegar al orgasmo. Lo importante es manifestar el deseo, y pasar un rato íntimo y placentero con la pareja. No es necesario el coito, ni el sexo oral, ni siquiera la masturbación, se trata de cultivar la intimidad y el deseo. Así, sabemos que cuando llegue el momento en el que nuestros cuerpos estén descansados, follaremos, nos chuparemos y el festival de fluídos será de órdago. Las relaciones de pareja son complicadas. Nosotros hemos pasado ya varias etapas y hemos aprendido que las presiones de ser el súper macho y la gran folladora no llevan a ninguna parte. Llevan a mirar a otro lado y decir “no tengo ganas” cuando piensas que no podrás hacer que tu pareja se corra como “es debido”. Y no sólo es una cuestión de energía o apetencia, pues ambas vienen moduladas por todo lo que podamos tener rondando en la cabeza, y aunque se engloban muy bien en la excusa “ ‘toy cansao, no m’apetece”, eso no es del todo cierto. Si podemos separar nuestras tribulaciones de los momentos íntimos, tendremos mucho ganado. Ese es, en mi opinión, el gran esfuerzo que hay que hacer, porque acariciase tumbados, besarse, incluso lamer un pezón, sin pretensiones de pasar a más, eso cuesta muy poco trabajo y es la mejor inversión para poder disfrutar de una gozosa vida sexual.

Una cosa es que la industria del sexo crezca, y otra distinta es que ese aumento se produzca por la cada vez más habitual carencia de relaciones sexuales dentro de los "matrimonios". Son dos fenómenos distintos... y poco o nada tienen que ver.
Lo que sí es cierto, es que el ser humano tiende a permanecer en estados de baja energía... por lo que toda actividad que requiera un mínimo esfuerzo, por muy placentera que pueda resultar, se desecha por sistema... incluido el sexo.
En fin, son tiempos de nini... y de nada nada.

Una cosa es que la industria del sexo crezca, y otra distinta es que ese aumento se produzca por la cada vez más habitual carencia de relaciones sexuales dentro de los "matrimonios". Son dos fenómenos distintos... y poco o nada tienen que ver.

Lo que sí es cierto, es que el ser humano tiende a permanecer en estados de baja energía... por lo que toda actividad que requiera un mínimo esfuerzo, por muy placentera que pueda resultar, se desecha por sistema... incluido el sexo.

En fin, son tiempos de nini... y de nada.

Querida sorrise, si una mujer muere sin haber tenido un orgasmo, el culpa SUYA. Y solo suya. Estamos hablando de personas adultas, ¿no? Y no me hables de educación. Ni la educación, ni los castigos, ni las amenazas del infierno, ni la posibilidad de ceguera han impedido que los hombres se la machaquen como mandriles. Como decía Ernesto Sevilla, "cuando me pongan gafas, paro". No, querida, el hombre no tiene culpa ninguna en la falta de orgasmos de la mujer. El hombre no es responsable de la sexualidad de la mujer. La mujer nunca se ha preocupado especialmente del placer masculino, tumbándose y dejándose hacer. Y el hombre se ha apañado bastante decentemente. Te sugiero que, como mujer, te responsabilices de lo que es tuyo sin delegar en otros que bastante tienen con ocuparse de lo suyo.

Sorrise, como? Con todos os mis respectos, pero el que tu escribes és basicamente "meterla y sacarla". No? Que tengas una buena noche.

Muy bueno el articulo y algunos comentarios. El hombre es hombre, no porque se someta a la sexualidad femenina, sino porque ha descubierta que esta, refiriéndome a la sexualidad, le ha eclipsado incluso en virilidad. Antes, cuando todo se callaba, había mujeres que se morían si saber que era un orgasmo. Más de una mujer de edad avanzada, que encontró ya en los albores de su vida, otro hombre para no estar sola, aprendió muchas cosas tanto de ella como mujer como de su propia sexualidad. ¿Por qué? Simplemente porque la habían educado para tumbarse y dejarse hacer (como lo de las putas más o menos pero con anillo de por medio). Ahora no. Con el tiempo había aprendido y no porque lo hubiera pedido sino porque otro hombre, mas entregado, mas diestro y por supuesto, mucho menos egoísta que sólo piensa en el yo y su pene, la había hecho mirarse a un espejo, verse, amarse y gozarse. ¡Eso es una relación! Tardía pero sin lugar a dudas, una relación. Cuesta asumir esta palabra, no me cabe duda, pero para vivir en sociedad, las relaciones humana, aunque no gusten, hasta son necesarias incluso para existir.

Os paso un nuevo relato escrito por mí. Deseo que os guste:http://sonrrise.blogspot.com.es/2015/04/tras-la-pared-relato.html

Lo que pasa, querida Silvia, es que el hombre es dueño de su sexualidad y de su placer desde siempre. La mujer, ahora que se dice "liberada", ¿que camino ha tomado? El de pretender hacer dueño al hombre de la sexualidad de ella. "Dame placer", es la actitud de la mujer. "Porque yo lo valgo". Pues no, chata. Tu sexo es tuyo. Cuida tu de el. No recuerdo que hombre atractivo y adinerado, que podia tener cualquier mujer que desease, era preguntado por su sorprendente aficion a las prostitutas. "No les pago para que me den sexo. Les pago para que despues se vayan". Es una pena que con vuestras inacabables exigencias, nos hayais apartado tanto de vosotras.

que decir, no es tanto de convencer o no a una mujer, si no que la mayoria son estrechas o quieren un pitufo (un principe azul), pero la verdad, la maroma es lo mejor, lo que pasa es que a veces, quieres cambiar de pareja, eso es todo

Un gran artículo que pone la lupa sobre un problema que cada día se instala en las camas de muchas parejas. El estrés, las obligaciones, el cansancio y las distracciones hace que se opte por el camino fácil de no gastar energía en lo más importante: el aspecto sexual con nuestra pareja.
El uso de juguetes eróticos es un buen aliciente para activar el deseo sexual y volver a recuperar las ganas.

Cuando veo cosas como esta es cuando me doy cuenta de que la iglesia católica tiene razón: todo esto está mal.
A final de cuantas se trata de una sociedad sin amor. Amarse mucho sigue siendo una norma básica, empezando con la parte sexual

Para ter um contato fisico é preciso ter quimica.
Sim, a química entre 2 pessoas é o primeiro fator que fará com que uma mulher ao final de muitas etapas
tenha uma relaçāo sexual
Con un hombre o con otra mujer.
A quimica se percebe com a proximidade, com o cheiro, com o olhar
e com o escutar a outra pessoa.
Já com os homens a situaçāo é diferente: todos se pudessem partiriam direto para uma relaçāo sexual.
Pene dentro de la vagina.
Porque veem uma vagina ao olhar para uma mulher.
Sem quimica, sem preliminares,
Solo para dasahorgarse.
Mas ainda existem uma minoria de homens
los mejores hombres
a que los gustan los olores y las preliminares.
Son hombres que tienen inteligencia sexual
E ainda existem outros que no les gustan
los besos, las caricias,
Mas para conseguir seu intento fingem que gostam.
E gastam uns minutos dando prazer a parceira
No son egoistas, tambien tienen inteligencia sexual
E por fim, existe a espiritualidade
Que aproxima duas pessoas
Porque nosotros somos algo más que animales.
Hombres y mujeres.

La verdad que si da pereza tener que estar "comiéndole la oreja" a una mujer para poder follar. Lo más fácil, práctico y barato es irse de putas. Además te cepillas una tía que te la ligas sin pagar y encima te hace cosas como esta: http://goo.gl/vrnzym

Obviamente a las mujeres no les interesa ningun contacto fisico, sino no se explica porque no hacen caridad sexual y se nos pasa la vida siendo virgos porque jamas te roban ni un simple beso. Espero que con el tiempo llegue momento que que podamos vivir en un planeta lejos de las hembras, en un lugar donde el hombre virgen sea valorado y apreciado para el contacto fisico

hemos llegado a un punto en que todo tiene que ser fácil de conseguir, sin ningún esfuerzo. Lejos quedan los momentos de buscar, de ligar, de sentirte atraída por un hombre y que él busque la manera de llevarte a la cama. Ahora todo se reduce a una pregunta directa, a preguntar si quieres sexo. Aunque ése sea el objetivo final, siempre se agradecen unos preliminares

Centrado en el hombre. Este artículo no habla de todas aquellas mujeres que deciden dejar de tener relaciones sexuales. Son muchas más y es uno de los motivos históricos de la existencia de la prostitución.

Quise decir "habría", no "abría"... No soporto las faltas de ortografía, pero a veces se me escapa alguna. ¡Qué horror!

También abría que hablar de todas esas críticas al cointocentrismo que pretenden convertir al follar en algo malo. En esta pequeña historia busco reírme un poco de las nueva modas de los juguetes sexuales y la masturbación de lujo:
"Sexo de alta tecnología".
http://sexocienciaespiritu.blogspot.com/2014/12/sexo-de-alta-tecnologia.html

Este articulo es muy bien. Las relaciones de parejas están siendo muy conflictivas, por la falta de asumir responsabilidades. La mala fe en lo económico, el no respeto a las reglas de cortesía. Las infidelidades sexuales, las enfermedades de transmisión sexual. En fin de la única manera que uno puedes estar libre sin que lo infecten con una enfermedad como el sida es con auto-masaje erótico. Para uno no sentirse depresivo tiene buscar en que invertir el tiempo, pertenecer a una institución caritativa, visitar a sus familiares, a sus amigos, visitar museos, parques, practicar deportes. Estudiar, Ingles, estar en las redes sociales. Ejemplo el que se acuesta cansado no se deprime.

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

Sobre el blog

Ni enciclopedia ni consultorio sexual al uso. He aquí un rincón erótico festivo dedicado a las relaciones y la atracción entre seres humanos, esa faceta que nos hace la vida más placentera, tierna, amorosa, plena… Un blog coral, con cinco autoras de todo origen y condición, que apuesta por el juego, la provocación, lo sensual y el sexo como acto libre, adulto, compartido, real o ficticio, siempre divertido... Eso sí, si tu mirada no es amplia y tolerante, mejor no te detengas aquí. Coordina Analía Iglesias. No sólo se admiten firmas invitadas, sino que son deseadas.

Sobre las autoras

Anne Cé. Nació en el sur austral (Argentina), en un tiempo beatle y en un país con altísima densidad de psicoanalistas y jugadores de fútbol. Periodista, quizá incluso a su pesar, narra lo que se le ponga delante. Y narra, y narra. Un día descubrió que el simple roce de una clavícula le erizaba la piel y entonces comprendió por qué le gusta tanto abrazar a un hombre.

Esther Porta. Segoviana, fue becaria en el mítico Tentaciones y allí hizo de todo hasta que sus conocimientos de sexo la convirtieron en Beatriz Sanz. Y gracias a ella, publicó artículos semanales de sexo, dos libros y fue reclutada como sexperta guionista del programa de Canal +: 'Sex Pópuli'. Cuando casi se le había olvidado (lo de escribir de sexo...) se mete a bloguera. Y aquí está, con tantas ganas de sexo (del uno y del otro) como siempre...

Venus O'Hara, de Reino Unido, con raíces irlandesas. Modelo fetish, actriz y escritora. Licenciada en Ciencias Políticas y Francés, reside en Barcelona, ha sido columnista sexual en varias revistas, tiene su propio blog de fetichismo y es creadora de 'No sabes con quien duermes', un confesionario para personas que llevan una doble vida. Publicó su primer libro junto a Erika Lust, 'Deséame como si me odiaras', en 2010.

Tatiana Escobar, de Venezuela (1976), ha escrito ensayos y poesía en español. Traductora y editora, en 2004 abrió en Madrid junto a sus socios la primera boutique erótica de España, La Juguetería Erotic Toys, para no tener que vivir de la literatura. Desde entonces vive del sexo. Y escribe, a veces, para sus amigos.

. Madrileña. Soñó con escribir y pronto descubrió una vía: el periodismo. Pero como tampoco valía narrar sobre cualquier cosa, eligió suerte y remató la faena con un posgrado en Sexología. Ha trabajado en suplementos de salud y medios especializados. Con la práctica ha acabado por darle un toque más sensual a sus letras. Y con ellas sueña en escribir, ahora, un libro.

Ilustracion
Venus O'Hara, Anne Cé y Silvia C. Carpallo, según 'Mi Petit Madrid'.

Nuevo libro

El orgasmo de mi vida. Si ya no sueñas con príncipes azules, locos por pedirte en matrimonio, ni esperas que aparezca un millonario atormentado pero diestro en amores, con una Visa en una mano y un látigo en la otra, este libro es para ti. Porque El orgasmo de mi vida habla de eso, de mujeres realistas, lúcidas, independientes y eróticamente vivas, capaces de combinar esa cotidianidad que todas conocemos, con sus pasiones más salvajes. Ellas son las protagonistas de los relatos, sin guionistas que les digan lo que tienen que hacer, pero sobre todo, son las compositoras, directoras e intérpretes de los orgasmos más armoniosos de sus vidas.

Lux eróticaLux erótica. "Escribir sobre sexo era la propuesta y me sentí estimulada. Después de tantos años como periodista cultural y con mucha vida hecha en torno a la información y a la actualidad, tenía ganas de ponerle carne a la crónica. Porque nuestra más genuina actualidad como personas pasa por el relato del erotismo. Porque de atracción y de relaciones hablamos todo el tiempo en este tiempo occidental con ciertas libertades individuales garantizadas y rebosante de espíritu lúdico pero también algo desafectado y con nuevos descompromisos adquiridos...". Anne Cé.

Inglés para pervertidosInglés para pervertidos."Se dice que la mejor manera de aprender un idioma es a través del sexo con un extranjero. Pero ¿qué haces si estás en la cama y no sabes qué decirle? Con Inglés para pervertidos puedes aprender todas las palabras y expresiones que siempre has deseado saber, desde lo más elemental al sexo más salvaje. El libro cuenta con ocho capítulos centrados en las partes del cuerpo, la cama, el LGBT, las compras sexis, el lado oscuro, el porno, el chat y la salud sexual. Cada capítulo contiene vocabulario, gramática y unos ejercicios muy originales que no encontrarás en ningún otro libro. Aprende todo lo que tu "English teacher" no se atrevería a enseñarte nunca. Y... si te cansas de estudiar, el libro incluye un montón de fotos mias para distraerte". Venus O'Hara.

TWITTER

Nuestros autores en Twitter

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal